El equipo del momento lográ un récord

Por Luis M. Alonso (21 de diciembre, 2009)


El gran Barça de Pep Guardiola consigue de un golpe seis títulos y una leyenda urbana al ser considerado por algunos el mejor conjunto de la historia, cuando el historial de otros demuestra claramente que no es así

En el fin de semana se ha producido un hecho digno de tener en cuenta por partida doble. El Barcelona de Guardiola, el mejor equipo del momento, se ha convertido en el campeón de todo y ha hecho historia después de haber ganado seis títulos, los posibles. Para conseguirlo superó el sábado un resultado adverso contra Estudiantes de la Plata, que tuvo la victoria en sus manos a falta de dos minutos y renunció al fútbol para retenerla. Se puede hablar de este Barça como un grupo de jugadores que siempre recordaremos al haber logrado en una temporada algo que otros grandes equipos no consiguieron, en buena medida y en algunos casos, porque tampoco dispusieron de la oportunidad de hacerlo al no contar en su momento con tantas probabilidades u opciones. Posiblemente, este de Pep Guardiola, un hombre cabal para un milagro, sea el mejor Barcelona de todos los tiempos. Ahora bien, ¿le convierte eso en el mejor equipo de la historia, como se intenta hacer creer? Yo, al menos, pienso que no, ya que la historia es la narración y exposición de los acontecimientos pasados y dignos de memoria, y, en este caso, el pasado es aún insuficiente.

Al Barcelona no se le puede quitar el mérito de haberlo logrado todo a su alcance con un fútbol brillante, incapaz de superar con resultados. Pero tampoco se puede ignorar que lo que ha conseguido en un año de excelencia, como ahora dicen los cursis, no le convierte, obviamente, en el campeón de la historia, cuando la historia del fútbol ha tenido ante sí equipos que han contribuido a hacerla grande: el Real Madrid de Di Stéfano, el Inter de Helenio Herrera, el Ajax de Cruyff, el Bayern de Beckenbauer o el Milan de Sacchi, por poner cinco ejemplos europeos. En Sudamérica tienen los suyos a la hora de confrontar historiales.

El palmarés también ayuda a entender una mejor visión del mejor de todos los tiempos si se trata de la historia: para demostrarlo y con respecto a nuestro entorno inmediato, el Real Madrid tiene nueve copas de Europa en sus vitrinas; el Milan, siete; el Liverpool, cinco, y el Ajax y el Bayern Munich, cuatro. A continuación se encuentran el Manchester United y el Barcelona, con tres. También es necesario tener en cuenta que todos estos equipos y alguno más, salvo los «diablos rojos» y el Barça, lograron alzar la copa en años consecutivos. El Madrid, en cinco ocasiones; el Bayern, en cuatro; el Ajax, en tres, y el Milan, en dos, al igual que el Inter, el Benfica, el Liverpool y el Nottingham, algo que tiene que ver necesariamente con la continuidad en ofrecer éxito y, por tanto, contribuye a la historia. Yo no digo que este Barça sea incapaz de concatenar el éxito este año, el siguiente y el otro. Puede hacerlo; entonces habrá obtenido los méritos suficientes para situarse en el sitio que le corresponde.

Lo del Barcelona de ahora, ya digo, además de un récord, es algo que será recordado. No sólo por haber completado un ciclo espléndido con un «mundialito» disputado a adversarios de una categoría muy inferior, sino porque el club azulgrana ha demostrado en los últimos tiempos ser un equipo poderoso y mágico, con espléndidos futbolistas como Xavi e Iniesta, últimamente con el olfato goleador de Pedrito, y siempre contando con la Pulga. Guardiola ha sabido utilizar mejor que cualquier otro entrenador los recursos de sus jugadores para convertir a este Barça en un equipo intratable y temible. Pero un año de esplendor indiscutible no significa alcanzar la historia como el más grande de todos los tiempos. Ya me imagino la cara que estarán poniendo Di Stéfano, Sacchi y otros muchos por esta desproporción a la hora de interpretar el éxito azulgrana. Aquel Brasil de 1970 fue considerado el mejor equipo de la historia, con Gerson, Pelé, Tostao, Rivelinho y Jairzinho. Ha habido onces deslumbrantes, con alineaciones que los aficionados al fútbol nos sabíamos de memoria, algunos de ellos sin haberlos visto jugar, sólo por la leyenda: la del Gran Torino de la tragedia de Superga; los «Busby babes» del Manchester United, o la Máquina del River Plate, que ya juega también en el cielo después de la muerte días atrás del «Tomate» Muñoz. Esto del mejor equipo de fútbol de la historia no puede quedarse en la mera propaganda, o en la tontería de si uno lo dice, lo dicen los demás. La FIFA ya proclamó después de la séptima copa europea al Real Madrid como el mejor club del siglo XX, ciñéndose a los resultados y a las cinco copas de Europa consecutivas en la etapa de Di Stéfano. De manera que esto del Barcelona habrá que celebrarlo con diferente tonalidad, aunque con más motivo, ya que España cuenta ahora con la selección que mejor fútbol practica; el mejor equipo de la historia, que es Real Madrid, por su propio historial, y el fenómeno futbolístico del momento, que es este fabuloso Barça de Guardiola. En cuanto a historia, hemos conseguido el triplete, así que, tranquilos.

Categoría: Minutos de descuento | Comentarios(0) | diciembre 2009 |

No se pueden escribir comentarios.