Inoportunidad

Por Luis M. Alonso (29 de noviembre, 2009)

Seguramente no habría podido existir momento más inoportuno para un Barça-Real Madrid que el de este domingo en el Camp Nou. Inoportuno sobre todo para los blancos que, de acuerdo con todas las opiniones, se enfrentan a una batalla desigual en casa ajena y con los ánimos del catalanismo inflamados. No hay que olvidar que el Barça, por obra y gracia de Laporta, en parte, y por la suya obligada por las circunstancias -un equipo, una nación-, ha firmado el manifiesto con el que un sector de la sociedad catalana pretende coaccionar a los jueces del Tribunal Constitucional apelando a la dignidad de un pueblo para pasar por encima de la voluntad mayoritaria de otro, que a fin de cuentas es el mismo.

A la inoportunidad se suma en este caso la provocación ¿Cómo se le ocurre a este zafio Real Madrid presentarse en el Camp Nou como líder del campeonato y con el Estatut prendido de alfileres, ante un Barça triomfant y pletórico y una Cataluña agredida por el resto de los españoles? Lo que nos queda a los polacos es ir preparando el cesto para recoger los goles. Lo contrario sería volver a ofender.

Creo, por tanto, que el club de Concha Espina, equipo que representa «el centralismo y la omnipotencia del Estado español» frente a la dignidad de una nación lliure, debería contribuir esta vez a la convivencia y recibir otra media docena. No vaya a ser que el lunes tengamos que volver a hacernos la pregunta de por qué el Madrid que peor juega al fútbol de todos los tiempos supera por puntos al mejor Barcelona de la historia.

La batalla se presenta desigual, pero, ay, si esta vez gana el peor. Y ay, también, si pierde.

Categoría: Sol y Sombra | Comentarios(0) | noviembre 2009 |

No se pueden escribir comentarios.