El populismo digital

Por Luis M. Alonso (13 de agosto, 2009)

El atractivo indiscutible de internet no debe confundirse con el populismo digital. Sin embargo, existe la idea de que este último pueda terminar ganando la batalla, de la misma manera que la telebasura ha acabado por imponerse en el mundo de ventajas que inicialmente ofrecía la televisión a los espectadores.

Arcadi Espada, autor de uno de los blogs más influyentes de la red, rechazó el otro día en Granada el papel de las bitácoras como parte del oficio periodístico. Como dijo, los blogs son en la mayoría de los casos expresiones de la vida íntima de las personas y de sus aficiones. En ellos caben las inquietudes culturales y políticas, y las pocas veces que se orientan al periodismo sólo ocupan la franja de la opinión. Las opiniones, decía Harry el Sucio, son como los culos, cada cual tiene uno. En internet, están al alcance de todo el mundo a coste cero, según se encargó de subrayar Miguel Ángel Aguilar, que acompañó a Espada.

No hay que confundir el periodismo que profundiza en los hechos para narrar bien una historia con la inquietud cultural o política del que se pone delante de la pantalla de un ordenador con la intención de dirigir el cotarro a su manera. Es el asalto conceptual al periódico, sin la ponderación, la selección y la jerarquía de la prensa tradicional en las noticias. Es verdad que no en todos los periódicos impresos existe una ponderación, que la selección puede ser discutible y también la jerarquía, pero la confusión hace del periodismo digital un factor peligroso que desde la inundación informativa contribuye a desinformar.

Indudablemente existen blogs de gran interés, bien escritos y mejor formulados, pero, como bien dice Espada, en España no existe un solo caso de noticia relevante en ninguno de ellos. Las noticias requieren del esfuerzo de una redacción y del dinero invertido.

La influencia, allá donde existen periódicos independientes, sigue estando donde estaba pero nada le gustaría más al poder que la dispersión.

Categoría: Sol y Sombra | Comentarios(0) | agosto 2009 |

No se pueden escribir comentarios.