Operación rescate

Por Luis M. Alonso (26 de septiembre, 2008)

Hay entre los periodistas y los políticos una relación tan fluida que permite que los primeros se contagien del lenguaje de los segundos con mayor frecuencia de la deseada. Es posible que también ocurra al contrario, pero eso resulta más difícil de comprobar, de la misma manera que se discute si fue antes el huevo o la gallina. Por esa vecindad en el trato, algunos periódicos se han portado generosamente con aquello de «la optimización de los recursos» y los «flecos de la negociación» para referirse a circunstancias que podrían explicarse de modo distinto sin necesidad de enredarnos tanto. O se refieren con absoluta normalidad, en los titulares, a la «tolerancia cero» o «la educación de cero a tres años», asuntos que demuestran la capacidad del ser humano para entontecerse, sin motivo que lo justifique, con las palabras.

Lo último de lo último, al menos que yo haya reparado en ello, es eso que tanto leemos de un tiempo a esta parte de «acudir al rescate» o «rescatar» a secas para referirse a cualquier tipo de cosa. Gudjohnsen es capaz de «rescatar», por ejemplo, a «un Barça mutante» como he leído estos días. Del mismo modo que Raúl, o cualquier otro, podría hacerlo en el caso del Madrid. No digamos Villa, que también ha acudido a rescatar a España en la Eurocopa, cuando el equipo nacional lo necesitó. Este esfuerzo de recuperación o liberación que tanto prolifera en los titulares de los periódicos no sólo se produce en el fútbol o en los deportes, ya que un diputado podría acudir en cualquier momento en rescate de su partido, lo mismo que Bush ha organizado la mayor operación de rescate financiero que se recuerda tras la caída en Wall Street.

Es posible que el verbo rescatar aflore con la facilidad que lo hace por culpa de vivir algo atrapados en el lenguaje. Por eso sería conveniente acudir de vez en cuando al rescate del castellano, sin que tengamos que titularlo por ahí.

Categoría: Sol y Sombra | Comentarios(0) | septiembre 2008 |

No se pueden escribir comentarios.