¡Viva la República! (A propósito de José Maldonado)

Por Luis Arias

Aprovechando que la exposición sobre don José Maldonado tiene estos días parada y fonda en Salas, conviene recordar que el republicanismo no consiste sólo en rendir homenaje a sus prohombres y, a continuación, hacer genuflexiones ante la Monarquía; se trata de una apuesta por un Estado donde el protagonismo pertenece a una ciudadanía que no renuncia a ejercer su derecho a elegir a sus gobernantes, desde los ediles del municipio más pequeño hasta la Jefatura del Estado.

Lo mejor que se puede hacer con el legado de republicanos ejemplares como don José Maldonado es reivindicar un Estado sin privilegios hereditarios, donde la meritocracia sea algo más que una palabra, donde no pueden tener cabida privilegios de casta, donde todo tipo de caciquismo esté sepultado bajo siete llaves, donde los políticos no son más que servidores públicos al servicio de un gran proyecto de vida en común presidido por los irrenunciables y legendarios afanes de libertad, igualdad y fraternidad.

Categoría: Semblanzas y epístolas Comentarios(0) octubre 2011

Escribir comentario