Motor gripado en Tineo

Por Luis Arias

Fíjense bien: acaso Tineo sea la capital asturiana de las promesas políticas incumplidas. Fíjense bien: hace más de 4 años, se hablaba de que la autovía de la Espina tendría que llegar, como mínimo, hasta Ponferrada. Fíjense bien: Areces aseguró en multitud de ocasiones que la llamada Ciudad del Motor de Tineo sería una realidad. Fíjense bien: cada vez que Pepiño Blanco nos visita esa para dar un mazazo, en especial, hacia estas comarcas del Occidente.

¿Cómo pueden desarrollarse unas comarcas en las que se abandonaron sus obras de infraestructuras? ¿Cómo pueden desarrollarse unas comarcas en las que sus potencialidades sufren un letargo de décadas? ¿Qué político puede mirar a los ojos a un ciudadano radicado en estos pagos y pedirle el voto sin sonrojarse?

Acaban de poner ante nosotros la metáfora más explicativa de cuanto nos sucede: el motor que podría tirar del suroccidente nunca arrancará, entre otras cosas, porque ni hay ni hubo voluntad de construirlo. Aquí la que está gripada es la voluntad política.

Categoría: Bajo Narcea Comentarios(0) octubre 2011

Escribir comentario