Ensañamiento contra el profesorado

Por Luis Arias

Primero fue Maravall con sus leyes educativas y con sus invectivas contra las movilizaciones del profesorado en el curso 87-88. Luego vinieron los sindicatos, dirigidos por los desertores de la tiza que nunca se preocuparon por el deterioro de nuestras condiciones de trabajo. El PP en sus 8 años de Gobierno nada hizo por cambiar un sistema educativo desastroso, más allá de intentar de imponer que la religión fuese materia evaluable. Zapatero y su buen rollito ahondaron en las calamidades.

Y, por estos lares, desde el 99 hasta el pasado año, tuvimos como gran valedor de lo público al señor Riopedre, cuyos afanes y desvelos por la enseñanza pública producen naúseas. Y, en el momento presente, los recortes se ciernen aún más sobre el profesorado, recortes que son muy del gusto de gentes como doña Esperanza Aguirre y otros dirigentes autonómicos peperos.

Hay movilizaciones en las que los sindicaleros van a remolque. Están dispuestos a hacer bulto, pero nunca a volver a la tiza, ni siquiera para recordar su vocacional oficio.

Categoría: Enseñanza Comentarios(0) septiembre 2011

Escribir comentario