Cirujana y alcaldesa

Por Luis Arias

Resultaría inadmisible la supuesta utilización del coche oficial por parte de la Alcaldesa Moriyón para trasladarse a la clínica donde ejerce como cirujana en su tiempo libre. Tampoco es de recibo que tanto la oposición como la opinión pública hayan tenido que enterarse por la prensa. Urgen rectificaciones y aclaraciones.

Sentado esto, si es verdad que dona las cantidades que por tal concepto le corresponderían a una ONG, cuesta entender que tantos políticos se rasguen las vestiduras, cuando hay ediles que por asistir a reuniones de entidades públicas cobran dinero. Bien sé que eso es legal, pero en el caso de concejales liberados que perciben sueldos generosos, la asistencia a tales reuniones debería formar parte del trabajo sin dineros extras. Pero no hay disposición a renunciar a esos privilegios, con lo que la autoridad moral de los denunciantes no puede sostenerse. Cirujana y alcaldesa. Costa y su cirujano de hierro siguen entre nosotros, aunque la mayoría de los políticos desconozcan lo que don Juan Valera llamó «libros terapéuticos».

Categoría: Opinión Comentarios(0) septiembre 2011

Escribir comentario