Josefina Aldecoa

Por Luis Arias

Depositaria de dos grandes legados, como fueron la obra de su marido y la tradición pedagógica que llevaba en los genes, la figura de Josefina Aldecoa, que acaba de fallecer el 16 de marzo, se irá agrandando con el tiempo cuando la perspectiva necesaria nos muestre la admirable envergadura de sus afanes.

Ahí está su obra, empezando por sus trabajos y días dedicados a la difusión de la obra de Ignacio Aldecoa, continuando por la fundación del Colegio Estilo concebido con planteamientos idénticos a lo que fue la venerable Institución Libre de enseñanza y concluyendo con sus libros, que en no pequeña parte plasman lo que fue el universo del magisterio español en sus mejores tiempos.

Con su muerte, hemos perdido a una de las últimas grandes figuras que supo aunar la vocación literaria y docente haciéndolas inseparables. Acercarse a su trayectoria es encontrarse de lleno con el institucionismo y la mejor literatura de posguerra, aquella que se fue fraguando en un doloroso, aunque muy fértil, exilio interior.

Categoría: Libros Comentarios(1) marzo 2011

1 Respuesta a “Josefina Aldecoa”

  1. Julia Says:

    Ese exilio interior, contemplado desde el presente, cada día me produce más admiración.

Escribir comentario