Noviembre

Por Luis Arias

Un regalo de luz y calidez tras las lluvias que llegaron con noviembre. Un regalo que podrá hacer más llevaderas las invernadas . Un regalo de color ocre en los castañedos y en la arboleda de las orillas de los ríos. Tiempo de castañas, cuando los bosques hacen su última puesta escena del año. Tiempo de seronda, con su tranquilidad, su tersura, su melancolía, su paz. Un regalo de luz que se hace esperar cada mañana hasta que la niebla le deja paso.

Es el reposo antes del letargo. Es el canto de cisne que no sólo se percibe en los paisajes, sino también en los frutos que alcanzan su mejor sazón, independizados de las ramas en las que despuntaron y vivieron su ciclo, sin mudanza en las costumbres.

Noviembre, seronda, alto en el camino, paz en esos senderos del paisaje astur en los que la buena literatura también puede y debe darse cita.

Categoría: Opinión Comentarios(3) noviembre 2010

3 Respuestas a “Noviembre”

  1. Marga Says:

    Sé que noviembre es un regalo… envenenado de melancolía, tan irresistible como arriesgado. Lo has descrito admirablemente con muy pocas palabras, pero las suficientes para reproducir esa atmósfera que también está en nosotros.

  2. Selene3000 Says:

    Buen retrato del otoño, la tador o seronda, al que tuve el placer este año de visitar y apañar castañes. Pisar follarasca y seroja y gozar del verde al ambar.
    Qué chulo. En Asturies las estaciones tienen mucho carácter, se hace sentir mucho más que en las ciudades (al menos en la ciudad que vivo yo)

  3. Jablaca Says:

    -Un encuentro con la Naturaleza, y una cierta paradoja, nosotros nos abrigamos y nuestros àrboles se desnudan en silencio. Todo un regalo.

Escribir comentario