Platos rotos astures

Por Luis Arias

¬ęLo m√°s grande que el hombre ha hecho se lo debe al sentimiento doloroso de lo incompleto de su destino¬Ľ. (Madame de Sta√ęl)

Unquera- Llanes o la fuerza del sino. Oviedo-La Espina o la burla que no cesa. La Autov√≠a del Cant√°brico a su paso por Asturias o la insostenible inanidad de una tierra que no tiene quien la reivindique. El peaje del Huerna o la promesa incumplida que alcanz√≥ la vejez. La FSA o el discurso cautivo. El PP astur o el partido que once a√Īos despu√©s no se repuso de su √ļnica -y p√≠rrica- victoria pol√≠tica. IU o la subcontrata pol√≠tica m√°s ventajosa del arecismo. ¬°Qu√© panorama, Dios m√≠o, qu√© panorama!

¬ŅD√≥nde est√° el Deus ex machina que nos condena a que, en materia de infraestructuras, nos cueste tanto alcanzar la transitividad que no tenemos? En lo tocante a nuestra salida a Europa, parece que siempre nos tropezaremos con el tramo Unquera-Llanes. Entre la gran ciudad astur y el suroccidente, siempre nos quedar√° la autov√≠a de la Espina, cuyos tramos sin terminar, o bien est√°n pr√°cticamente paralizados, o bien el Ministerio del se√Īor Blanco decidi√≥ rescindir el contrato con la empresa correspondiente, como en el caso de la segunda calzada entre Salas y la Espina. En lo que concierne a nuestra comunicaci√≥n por carretera con la Meseta, estamos condenados a seguir pagando peaje, por mucho que se haya venido prometiendo que se iba a suprimir. Entre Asturias y Galicia, nos los f√≠an cada vez m√°s largo.

Pero aqu√≠ el personal est√° muy contento, claro que s√≠. Ah√≠ tenemos, por ejemplo, al dirigente socialista √Ālvaro Cuesta que, a pesar de los pesares, le escanci√≥ un cul√≠n de sidra al se√Īor Blanco en Villaz√≥n durante la visita del Ministro a nuestra tierra con motivo de la inauguraci√≥n del tramo entre Grao y Doriga el pasado mes de julio, evento que se llev√≥ a cabo con dos a√Īos de retraso. ¬°Eso es velar por nuestros intereses y lo dem√°s cuento! Pero aqu√≠ todos contentos, el se√Īor Buend√≠a est√° encantado con los recortes, y, dando muestras de unos recursos expresivos que hubieran asombrado al propio Quevedo, nos deleit√≥ con una perorata futbol√≠stica. ¬°Toma poder metaf√≥rico, que dir√≠a el se√Īor Moreno! (Me refiero al ¬ę¬°toma!¬Ľ, que no a la met√°fora). Pero aqu√≠ todos contentos, don Javier Fern√°ndez, que tanto se afana y se desvela por el bienestar de los m√°s desfavorecidos, comprende las √ļltimas reformas del Gobierno en materia de pensiones y de reforma laboral. Pero aqu√≠ todos contentos. Don Ovidio S√°nchez, tras la energ√≠a espiritual que le proporcion√≥ su viaje a Tierra Santa, seguro que comienza el curso pol√≠tico dispuesto a todo, qui√©n sabe si a perder por cuarta vez. Pero aqu√≠ todos contentos. El alcalde de Oviedo, a pesar de ¬ęVilla Magdalena¬Ľ y otros asuntos no muy favorecedores de las cuentas municipales, es feliz desdici√©ndose y anunciando buenas nuevas. Pero aqu√≠ todos contentos. El vibrante se√Īor Sariego, dicharachero edil gijon√©s de ret√≥rica castelarina, pone su granito de harina y de arena al pan y circo del localismo astur, y as√≠ la diversi√≥n entre los unos y los otros est√° m√°s que asegurada.

Platos rotos astures. Ni el arecismo que est√° en retirada, ni tampoco el emergente candidato socialista don Javier Fern√°ndez tienen a bien plantar cara al Gobierno a resultas de los recortes presupuestarios que est√° sufriendo Asturias. Sus se√Īoritos madrile√Īos son intocables, claro est√°.

Platos rotos astures. Ante ello, el PP, en lugar de disponer de un candidato con un proyecto para Asturias que avance lo que espera que el Gobierno espa√Īol decida con respecto a nuestra tierra, est√° dando el espect√°culo de proponer un candidato al que meses despu√©s desautoriza, est√° ofreciendo una imagen de divisi√≥n interna, no ya antes de gobernar, sino antes incluso de transmitir a la ciudadan√≠a asturiana su proyecto.

Platos rotos astures. Por mucho que las grandes luminarias pol√≠ticas de IU en Asturias digan estar en desacuerdo con las √ļltimas medidas del Gobierno de Zapatero que con tama√Īa sumisi√≥n acata el Gobierno auton√≥mico al que apoyan, ah√≠ siguen en sus consejer√≠as y sinecuras para los suyos.

¬ŅPor qu√© nos cuesta tanto algo tan elemental e imprescindible como concretar lo que Asturias necesita a d√≠a de hoy? ¬ŅPor qu√© hemos llegado a un escepticismo tan pasivo que, suceda lo que suceda, aceptamos convivir con la sumisi√≥n del Gobierno auton√≥mico por una disciplina de partido que se antepone a los intereses de esta tierra? ¬ŅPor qu√© nos resignamos a que el PP se comporte de modo tal que parece a aspirar a seguir estando en la oposici√≥n en vez de articular un proyecto y una candidatura que, al menos, suscite el debate pol√≠tico en Asturias? ¬ŅPor qu√© nos hemos hecho a la idea de que la coalici√≥n de izquierdas sea poco m√°s que una oficina de empleo para sus camaradas y anteponga eso a su programa pol√≠tico en el que, en teor√≠a, tendr√≠a que existir, adem√°s de lo negociable, lo irrenunciable?

Me temo que, a prop√≥sito de la brillante afirmaci√≥n de Madame de Sta√ęl que encabeza este art√≠culo, en la Asturias de hoy el ¬ędoloroso sentimiento de lo incompleto de nuestro destino¬Ľ, en lugar de llevarnos a la necesidad de mejorar como sociedad, nos conduce a todo lo contrario: a un fatalismo que nos cercena y arruina.

Categoría: Opini√≥n Comentarios(5) septiembre 2010

5 Respuestas a “Platos rotos astures”

  1. Izquierdista de café Says:

    Y esos platos se siguen rompiendo en lod dos partidos. Y ese destino de Asturias cada vez est√° m√°s cuesta arriba.

  2. Ferdinando Says:

    En efecto, uno de los mayores problemas de la pol√≠tica asturiana es el se√Īoritismo de Madrid sobre los grandes partidos. ¬ŅQu√© defensa de los intereses asturianos puede alegar Javier Fern√°ndez cuando acepta sin rechistar que se abandonen o se alarguen hasta el infinito las obras de infraestructuras?

  3. Mariano Says:

    El se√Īoritismo madrile√Īo de los grandes partidos no es el problema, sino el s√≠ntoma de lo poco, m√°s bien nada, que pintamos. Y lo que est√° pasando ahora con Cascos es un aut√©ntico bochorno.

  4. Selene3000 Says:

    Qué cándidos e ingenios somos en el fondo los asturianos. Bobaliconamente creemos todo y aceptamos pagar los platos rotos que rompen los políticos de pacotilla.
    Si sólo hay silencio y complicidad con dichas autoridades, es porque también han conseguido comprar a la población.
    Algo gordo, muy gordo tendr√° que pasar entonces para que la gente exija lo que por derecho le pertenece

  5. mari√Īana Says:

    Si que tardamos en espabilar los asturianos,si,pero cuando lo hacemos,somos cabezones y torcios….est√°n muy cerca de comprobarlo los cuatro vergonzosos amigos del PP asturiano.

Escribir comentario