¿Qué fantasma recorre el occidente asturiano?

Por Luis Arias

¿Qué se puede decir tras haber tenido noticia de los vertidos al cauce del río Carondio? Lo inquietante no estriba tanto en averiguar las causas de semejante estropicio como en la inquietud e indignación que nos produce constatar que desde agosto a esta parte no se han tomado medidas por parte del Gobierno asturiano para paliar tamaña barbaridad.
¿Qué se puede pensar de esa partida presupuestaria, ya aprobada, que no acaba de llegar para la rehabilitación del monasterio de Cornellana? ¿Es que nadie se va a sonrojar por incumplir de un modo tan injustificable compromisos ya formalizados oficialmente?
¿Qué nos cabe esperar de lo que pueda llegar a suceder con los planes del Gobierno de Asturias para el Hospital de Cangas del Narcea? Primero fue dar marcha atrás en la construcción de un centro de salud en la ubicación inicialmente prevista. Después vinieron algunos globos sonda que no sólo crearon crispación, sino que además consiguieron que parte de la ciudadanía manifestase sus temores y descontentos.
¿Qué fantasma recorre el occidente asturiano para que aquí la mayor parte de las noticias hable de desastres medioambientales, de incumplimientos de decisiones oficialmente tomadas y de retrasos continuos en obras de infraestructuras?
A propósito de Carondio, se habla de espacios protegidos que pueden ser invadidos por parques eólicos.
A propósito del mayor núcleo de población del suroccidente asturiano, se consigue que a muchas gentes se les enciendan las alarmas en torno al futuro del hospital, que es de trascendental importancia para toda la comarca.
A propósito del sector ganadero, a pesar de que las explotaciones no hacen más que disminuir, el descontento es manifiesto, y lo menos que cabría exigir sería el apoyo de las instituciones autonómicas hacia este sector, apoyo que fuese más allá de las palabras y de los paternalismos tan impropios de la izquierda, si nos atenemos a su discurso ideológico (ji, ji).
¿Qué fantasma recorre el occidente asturiano para que nos estén sucediendo estas cosas? Y es que, miren ustedes, hay ofensas que son, sencillamente, insufribles.
No hace falta ser un sociólogo muy sagaz, a poco que se conozca la intrahistoria de estas comarcas, para percatarse del valor que tradicionalmente tuvo y tiene en esta sociedad la palabra dada. Entiéndaseme bien: no quiero decir con esto que se trate de algo exclusivo de esta parte de Asturias, sino que aquí se encuentra muy arraigado y que, en consecuencia, el sistemático incumplimiento, no ya de promesas, sino también de acuerdos oficialmente tomados y firmados, supone violentar algo que habita en el hondón del espíritu colectivo. Y, a resultas de ello, viene no sólo el escepticismo, sino también el rechazo inequívoco que supondrá que la mal llamada clase política figure entre los mayores problemas que tenemos, según el sentir y el pensar de la ciudadanía.
¿Qué fantasma recorre el occidente asturiano? ¿Acaso se pretende convertir a la ciudadanía, que no es más que un estorbo a la que resulta costoso proporcionarle servicios, en una especie de reserva india? Que no haya pastizales y sí parques eólicos. Que no sea necesaria la recogida selectiva de basuras, aunque se esté hablando de construir una gran incineradora en el centro de Asturias. Que tampoco sea del caso llevar a cabo los saneamientos en los pueblos ribereños, aunque no se renuncie a esbozar discursos con tórridas declaraciones de amor a nuestros ríos. Que no valga la pena restaurar monumentos que se dan cita con el arte y con la historia, como es el caso del monasterio de Cornellana. Si se abandona el Prerrománico en Oviedo, ¿para qué gastar tanto dinero en el patrimonio cultural de unas comarcas que se están despoblando? ¿Para qué?
¿Qué fantasma recorre el occidente asturiano para que la mayor parte de los proyectos que se prometen o bien no se cumplan, o bien se retrasen infinitamente?
¿Con qué cuajo vendrán por estos lares en 2011 a hablar de la autovía hasta Ponferrada o hasta Lisboa, como hicieron en 2007 cuando aún no se había llegado a Grao? ¿Con qué temple se atreverán a hablar de la protección al campo y al sector ganadero cuando desde 2007 la situación no hizo más que empeorar?
¿Con qué perorata se atreverá a comparecer la coalición IU y los Verdes, cuando las agresiones medioambientales, con su apoyo más o menos explícito, al formar parte del Gobierno, se vinieron produciendo desde entonces?
¿Qué fantasma recorre el occidente asturiano que cada vez nos sentimos más cerca de estar siendo tratados, insisto, como una especie de reserva india que resulta una rémora para muchos proyectos que serán recordados, que diría Lorca, como agresiones que «a las piedras hacían llorar»?
Proyectos irrespetuosos con tesoros paisajísticos, políticos que son unos virtuosos a la hora de prometer lo que no van a cumplir.
Si esto no es caciquismo, que Romanones resucite y nos diga entonces cómo diablos debemos conceptuarlo.

Categoría: Bajo Narcea Comentarios(24) enero 2010

24 Respuestas a “¿Qué fantasma recorre el occidente asturiano?”

  1. Canguesina Says:

    Nadie le dará respuesta a esta pregunta, porque la única contestación posible es el cinismo.

  2. llonga Says:

    Ahora les toca a las escolleras.Lo que nos costó sudor y lágrimas conseguir,para defender nuestras tierras,lo quieren desmontar,quizás para tapar la verguenza de ver una de las mejores vegas de nuestra región,convertida en matorral.
    A estos iluminados,no se les ocurre otra idea que las aguas nos lo quiten todo.Su pluma D.Luis,es nuestra única esperanza.
    Los politiquillos comarcales,no dejan de sorprendenos con su ineptitud.

  3. El Curión Says:

    La imagen que da esta gente aprobando partidas presupuestarias que luego no aparecen es una burla intolerable.

  4. Izquierdista de café Says:

    De todos los asuntos que usted trata en su artículo, lo más intolerable es lo de Catondio, no por el episodio en sí, sino por la cara dura del señor Arce, que se sigue llamando ecologista.

  5. Tinetense Says:

    Nuestra paciencia es más que infinita. Paralizada la autovía a la Espina, encima, cuando nieva, tenemos que soportar la provocación de que las máquinas quitanieves se queden en la Espina y no hagan servicio aquí. De la ganadería, mejor no hablar.
    ¿Pueden los socialistas esperar que los votemops el año que viene para el Gobiernín?

  6. Muñiz Says:

    Si no fuera por ustedes, nadie se enteraría de las cacicadas políticas que están haciendo con nosotros. A ver si algún día les paramos los pies. Si eso llegase a suceder, nadie podría negar que ustedes, los que escriben opinión en la edición de occidente de este periódico, fueron y son nuestra voz.

  7. Montañas salenses Says:

    Como usted dice, menuda carta de presentacion pueden presentar cuando vengan a pedirnos el voto el año que viene.

  8. Observador Says:

    En Gijón y en las cuencas están los votos con los que gana el PSOE las elecciones, ¿no?. Demarcacion central.

    Pues a los demás que los parta un rayo.

    ¿Qué pasaría si en el resto de Asturias tuvieran PSOE y sus vendidos 2 o 3 diputados menos?

    Seguro que sabrían lo que vale un peine y donde se compran.

    Mientras tanto a …

    Buenas noches.

  9. Genoveva de Besullo Says:

    Pues si, lo del desmantelamiento encubierto del hospital de Cangas hay que pararlo, como sea.

  10. Cangués Says:

    Le digo lo mismo que Canguesina y Múñiz: Los que escriben opinión en el occidente consiguen que se sepa de nuestra existencia. Y eso ya es mucho.

  11. Viajero astur Says:

    Como usted recuerda con frecuencia, las vegas del bajo Narcea tienen una fertilidad innegable, y el occidente en general preservó hasta el momento un paisaje y unas condiciones medioambientales envidiables. Y todo eso se lo quieren cargar, por el dinero fácil y rápido.
    De toda la sociedad depende frenar esta locura.

  12. Ramón Fidalgo Says:

    Sí, el caciquismo es descarado, se extralimitan hasta el punto de que acabarán consiguiendo lo que no está previsto: que la gente se harte de ellos y deje de votarlos. A todos.

  13. Selene3000 Says:

    Qué falsos, qué cínicos, como dice, Canguesina son los políticos.
    Estoy de acuerdo con Viajero astur, la sociedad debe frenarlos. Sus proyectos son de locura.

  14. Desde el Puente Quinzanas Says:

    Lo que usted viene diciendo sobre los saneamientos que no se hacen y vegas que se abandonan tiene cada vez mayor eco, incluso en las cartas al director de este periódico, por no hablar del tratamiento informativo que se le dio a algun asunto que trató usted en su columna.
    Es valioso tener una voz independiente, muy valioso.

  15. Por el camín del Narcea Says:

    En Cangas, la amenaza de cargarse paulatinamente el hospital. En el bajo Narcea, las vegas amenazadas además de abandonadas por ese invento de cargarse las defensas. Y del Narcea a la Espina, retrasos, mentiras y ruedas de prensa.
    Lo que me pregunto es si muchos no se aburren de asistir a esta función cuyo guión siempre se ve venir. ¿No?

  16. Ana Garrido Says:

    Lo de Carondio sigue coleando. A ver si le cuesta el cese o la dimisión a alguien.

  17. Don Celedonio Says:

    Lo de Carondio, lo de obras que no se hacen, otras que no terminan y las que se llevan a cabo suelen ser barbaridades.

  18. Infante de Soto Says:

    Pues creo que, por desgracia, aciertas: el occidente de Asturias, sobre todo el no costero, lo toman como reserva india al servicio de unos intereses que sólo quien arrasar con el beneplácito de una izquierda que se supone que nos gobierna.

  19. Llóndriga Says:

    Y resulta que ahora se quieren cargar las defensas de las vegas, pero no se les ocurre ni porm asomo exigir a las empresas que cumplan la normativa. ¡Son unos pringaos y unos vendidos!

  20. Veigas del bajo Narcea Says:

    La impresión que tengo es desoladora no sólo por los atropellos que se están cometiendo, sino también por la falta de respuesta de la ciudadanía de esas comarcas. Pero hay algo que se debe tener muy claro: el patrimonio natural y artístico nos pertenece a todos, y es la sociedad asturiana la que tiene que defender que el Monasterio de Cornellana no sea una ruina y que el Narcea no se quede envenenado por filtraciones de cianuro.
    Todo esto lo dice un viejo pescador que anduvo mucho por las orillas del Narcea.

  21. Belmontina Says:

    Me llegan mucho sus palabras, viejo pescador del Narcea, y me ayudan a que no nos sintamos solos.
    Muchas gracias.

  22. Viajero astur Says:

    Acabo de leer en este periódico lo del nuevo retraso en el tramo Grao-Doriga. Espero que escriba sobre ello ya.

  23. Obona Says:

    Yo también lo acabo de leer y no encuentro otra explicación que no sea que están convencidos de que en estas comarcas tienen el voto asegurado, pase lo que pase.

  24. Ayalga de Salas Says:

    El fantasma que nos recorre es fruto de nuestra apatía y conformismo.

Escribir comentario