Son doliente (Sobre el Monasterio de Cornellana)

Por Luis Arias

En estas Asturias de los sobrecostes, chiringuitos, eólicos y líneas de alta tensión, quien, sin lugar a dudas, se lleva la peor parte es el Occidente. Una buena muestra de ello es el reportaje sobre el estado ruinoso que presenta el monasterio de San Salvador de Cornellana firmado por Lorena Valdés que acaba de publicar LA NUEVA ESPAÑA.

Hay quienes suspiran por un Mister Marshall que no vendrá. Hay quienes, a golpe de iluminaciones más o menos sonrojantes, se imaginan días de vino y rosas que no habrá ocasión de celebrar. Y, sin embargo, no acierto a entender que no se repare en lo más obvio: nuestro verdadero potencial de futuro depende fundamentalmente de aquello que nunca nos va a abandonar, es decir, de nuestro patrimonio artístico y de nuestra riqueza paisajística. Negar esto supone, o bien incurrir en demagogia barata, o bien padecer una estupidez incurable.

Pues bien, cualquier visitante puede comprobar in situ el desamparo y la desatención que sufren el monasterio de Cornellana, el río Narcea y sus vegas. Estamos hablando de un monumento con un valor extraordinario en lo artístico y en lo histórico; de un río cuya riqueza salmonera fue siempre referencia, y de unas vegas en las que ya en su momento reparó Jovellanos por su enorme fertilidad.

Si algún día llegan las partidas presupuestarias aprobadas para la rehabilitación del monasterio y esas obras se llevan a término, el atractivo turístico de este monumento es incontestable. Pero ahí está, presentando el aspecto ruinoso al que las indecisiones y retrasos lo tienen abocado.

¿Y qué decir del río Narcea? Tampoco nos abandonará nunca, por mucho que no se le preste la atención medioambiental necesaria, empezando por los saneamientos en pueblos ribereños que continúan sin hacerse como tantas veces vengo repitiendo, continuando con que se cumpla a rajatabla la legislación medioambiental y determinando que hay peligros a los que no debe ser sometido.

Un monasterio casi en ruinas. Un río Narcea cuya riqueza salmonera parece más bien un recuerdo. Y unas vegas que no están en la mayoría de los casos en producción. Éste es el panorama que tenemos.

Y, para poner la guinda a todo esto, hay otros retrasos que tampoco pueden fallar: los de la autovía de la Espina. El tramo Grao- Doriga, actualmente sin salida, tenía prevista su conclusión en julio de 2008. No conviene que el estrés se apodere de nadie, eso nunca.

¿Tanto les cuesta a los responsables políticos de Asturias tomar conciencia de que ya es hora, nunca mejor dicho, de ponerse manos a la obra en el monasterio de Cornellana? ¿Tanto les cuesta a los mandamases de Medio Ambiente aceptar que el río Narcea debe ser protegido más allá de la retórica y de las fotos de ocasión? ¿Tanto les cuesta a los dirigentes llariegos de Agricultura, cuyo Consejero pertenece a la izquierda plural y transformadora, asumir con los hechos que la calidad de las vegas de esta comarca está pidiendo a gritos otras políticas que combatan su desaprovechamiento?

Quevedo, en su estremecedor poema dedicado «a Roma sepultada en sus ruinas», habla del «son doliente» que se percibe en el río que regó la eterna ciudad, y culmina su soneto con estos versos: «¡Oh Roma! En tu grandeza, en tu hermosura, / huyó lo que era firme y solamente / lo fugitivo permanece y dura».

«Huyó lo que era firme». Se fueron, por la desidia, por la incompetencia y por la estupidez de más de uno, esplendores que de continuo nos vinieron acompañando. A su pesar, queremos creer que, al menos en parte, son retornables, siempre y cuando se actúe de inmediato, ni siquiera con premura, pero sí con empeño y voluntad.

¿O es pedir lo imposible que se pongan en marcha de una vez por todas las obras de rehabilitación de un monasterio que es, junto con el río Narcea y unas buenas infraestructuras, la mayor garantía de futuro que tienen Cornellana y alrededores?

¿También se antoja quimérico que, aunque sólo sea por una vez, los dirigentes políticos cumplan su palabra y no dilaten más el fin de las obras de la autovía?

¿Es necesario recordarles a las autoridades de la Consejería de Agricultura que hay que poner en marcha políticas encaminadas a que el abandono de estas vegas, con infinitas posibilidades por su feracidad, no vaya a más?

Son doliente, sí, pero también son indignado.

Ahora que tanto se habla de dignidades, a propósito de las demandas políticas de la sociedad catalana, ¿no cabría también referirse a la dignidad de la política de Asturias que obliga a garantizar el futuro sobre la base de aquello que en verdad lo preserva, en este caso, su patrimonio artístico y su riqueza natural?

¿Se puede hablar de modernidad y de vanguardia, de apuesta por el futuro sobre las ruinas de un monasterio que representa, se quiera ver o no, la mayor garantía de futuro para Cornellana?

¿Cabe hablar de satisfacción y bienestar al tiempo que se asiste a un proceso continuo de ruina y marginación?

¿Se puede seguir tolerando, en aras de esa dignidad a la que venimos aludiendo, que se nos hable de progreso a la hora de inundarnos de eólicos y de otras contaminaciones no sólo visuales, al tiempo que se nos niegan los servicios mínimos que ese mismo progreso dice garantizar? ¿O es que lo único que nos puede tocar del progreso es el deterioro medioambiental?

Cuando, tantas y tantas noches, me llega el eco del Narcea, empujado por un viento que acoge y recoge nuestra indignación, percibo ese son doliente al que Quevedo se refirió en su momento.

Categoría: Bajo Narcea Comentarios(26) diciembre 2009

26 Respuestas a “Son doliente (Sobre el Monasterio de Cornellana)”

  1. Nonaya Says:

    Se le olvidó a usted en este artículo hablar también del río Nonaya que, al entregarse al Narcea, tampoco es que lo oxigene mucho.
    Por lo demás, se agradece su claridad y contundencia acerca de unas necesidades que se llevan años y años aplazando y que tienen la rehabilitación del Monasterio como principal asignatura pendiente.

  2. Curiando que ye gerundio Says:

    Según parece, los compañeros del PSOE del occidente deciden ponerse la pilas. 2011 está ahí y puden conseguir algo tan difícil como ser derrotados por Ovdio Sánchez si siguen burlánndose tanto de nosotros. Somos pocos y vamos a menos, pero los diputados por el occidente de Asturias pueden ser decisivos y, de continuar así, los pueden perder.
    ¡Ánimo, chicos!

  3. Ayalga de Salas Says:

    Desde luego que el mayor potencial de Cornellana pasa por la rehabilitación del Monasterio, convirtiéndolo sobre todo en un espacio hotelero que permita congresos, convenciones y turismo. Es uno de los grandes lujos del Concejo. Pero hay quien se hace masturbaciones mentales con casas de colorines del salmón.
    Y así nos va.

  4. Ramón Says:

    En el Narcea, como en el Monasterio, está todo por hacer. O no hay saneamiento, o, donde lo pusieron, no hay depuradora. El caudal del río no se regula y la invasión de pescadores en Quinzanas es tremenda.
    Aquí, el voto y el milagro a golpe de ocurrencias.
    Así nos va.
    Y gracias por su coraje.

  5. Bárbara Says:

    Lo mismo pasa con el de Obona, Luis. Yo confío en que este escarnio que hacen con el oocidente lo paguen y pierdan las elecciones
    Se merecen que los mandemos a casa.

  6. Severón Says:

    Lo del Monasterio de Cornellana demuestra que el Románico les importa lo mismo que el Prerrománico.
    Y el estado en que se encuentran nuestros ríos es una prueba de la venta del paisaje al mejor postor.
    ¿Y esto es la izquierda?

  7. Esguín del Narcea Says:

    Apuesto a que algunos les gustan más los colorines que anuncian que el Monasterio rehabilitado.
    ¡Qué tiempos!

  8. Rebeca Cobos Says:

    Tantas veces pasé por Cornellana que me resulta un pueblo muy familiar. Y, en efecto, creo que, con unas buenas comunicaciones y con el Monasterio rehabilitado, su atractivo turístico sería inmenso, siempre que no envenenen el río con cianuro, claro.

  9. Luciano Says:

    Deséngañese usted. Para estos políticos, El Monasterio de Cornellana es un entorno donde hacerse la foto cuantas más veces mejor, sobre todo en las ceremonias del Campanu. Todo lo demás les importa un rábano.
    ¿Y el río? Se trata de hacer la vista gorda según sea la envergadura de quien lo pone en peligro.
    ¿Hace falta que sea más claro?

  10. Canguesina Says:

    No negará que a usted le hacen mucho caso. Aunque seguramente con la boca pequeña, tras su artículo por la falta de enlace en Doriga, los Alcaldes de la zona vinieron a decir que ya valía, y el jueves estuvo en Cangas el señor Fernández, que también habló de ese enlace, que, según dijo, estará en abril.
    ¿Será verdad esta vez?

  11. Escolina moscona Says:

    ¿Por qué llevan a los nenos de excursión a monumentos que abandonan como es el caso?

  12. Sixto Says:

    Desde que lleva unos dos meses saliendo todos los viernes en la edición del Occidente, creo que el desayuno puede atragantársele al menos a uno que yo me sé. Y además, con los incumplientos y retrasos, temas no le faltan.
    Como mosca cojonera, no lo hace nada mal, lo reconozco.

  13. Taponada Says:

    ¿Irá Areces a inaugurar en compañía del obispo la rehabilitación del Monasterio de Cornellana, o será si hijo quien lo haga?
    Atentos a la pantalla.

  14. Marcelino Says:

    ¿Quién puede frenar tanta burla y tanto incumplimiento? Ya que a la ciudadanía, no parece importarle, la única esperanza es la prensa, y, en esta zona, con mayor agravante.
    Gracias por no olvidarse de esto.

  15. Selene3000 Says:

    No sólo hay desidia y abandono en el occidente Astur, Sr. Luis, yo soy del centro y aunque parezca mentira, las cuencas mineras con sus aldeas están sucias y abandonadas. Hasta hace poco el río que corre por mi pueblo (afluente del Nalón) era tercer mundista. Los vecinos hacían lo que podían pero hasta que no se armó la de Dios, las autoridades no lo sanearon.Una vergüenza en estos tiempos.
    Pero artículos como el suyo, harán correr la voz, ayudarán a tomar conciencia a unos y otros.

  16. Carbayón dulzaina Says:

    O sea que los carajitos y las casadielles tienen un largo camino hasta Oviedo. O sea que los monumentos nacionales están más o menos abandonados según la geografía.
    ¡Qué racionalismo!

  17. Joaquin Says:

    El tramo Grado Doriga, tiene mas bien cinco años de retraso. Yo creo que esperaran a las proximas elecciones para abrirlo a bombo y platillo. Y de paso prometeran suprimir el peaje del Huerna, que siempre queda bien.

  18. Occidental Says:

    Selene: es cierto que cosas así suceden en toda Asturias, pero donde la población está envejecida todavía se ensañan más.

  19. El Curión Says:

    La grandeza del Monasterio tiene más fuerza que su abandono; a pesar de la desatención, sobrevivirá a estas gentes y a estos tiempos. Esté usted seguro.

  20. El Pravianu Says:

    Estimado D.Luis, me parece muy bien todo lo que usted denuncia en este escrito.Pero no estoy de acuerdo en algunas cosas:por ejemplo¿porque responsabiliza usted al Gobierno Regional del abandono de las vegas de las margenes del Narcea?.
    Usted es ribereño, y estoy seguro propietario de buena superficie de terreno en esas fertiles vegas, ¿cuantas hectareas cultiva usted?.Usted tiene hijos,¿los animara para que trabajen esas tierras? ¿ o los animara a estudiar, como lo hizo usted, para tener un mejor futuro el dia de mañana?.Señor D. Luis, sino ha querido para usted el trabajo del campo, por los motivos uqe fueran, ¿porque pretende que los demas le inquen el diente?.Muchas veces escribe usted pura demagogia en sus escritos. Como argumentar que el futuro de Cornellana pasa por reconstruir el Monasterio y ubicar en él un gran hotel.¿sabe usted las plazas hoteleras que existen en todo el bajo Nalon? ¿sabe usted la ocupacion media anual de estos establecimientos?. No hable usted por hablar, por favor señor D.Luis.

  21. Esteta de Pumarín Says:

    Eso creo, Curión, eso creo. Y eso nos salva.

  22. Atónito y sobrio Says:

    De modo que se aprueban partidas presupuestarias y, llegado el momento, ese dinero no existe.
    ¿Cómo se puede explicar?

  23. Xuanón de Antona Says:

    Hay quien no quiere que el río esté limpio y que los monumentos se rehabiliten. Hay quien entiende que la modernidad es el abandono y el destrozo medioambiental.

  24. Xicu Says:

    Por lo que parece, alguien confunde en Nalón con el Narcea, y alguien no tiene claro que, para que los campos se cultiven, hacen falta unas políticas que hagan eso rentable.
    Por lo que parece, de lo que se trata es de defender lo indefendible.

  25. Atos Says:

    Curión, que algún Dios benévolo lo oiga.

  26. TOLIN Says:

    De que sirve saber que fue Fundado en 1024 y mandado construir por la infanta Cristina, hija del rey Bermudo II y viuda del infante Ordoño hijo de Ramiro II. La iglesia es del siglo XII.. solamente cuando se este derrumbando es cuando saldran a su rescate.Mientras el caciquismo politico no se acabe,abrá muchas Cornellanas para el olvido

Escribir comentario