Geografía del abandono

Por Luis Arias

(A Joaquín Vallina)

Cinco años de mi vida subiendo La Espina (un republicano nunca la coronaría), camino del Instituto de Tineo, que, por entonces, tenía el honorable nombre de Rafael del Riego. Cinco años que constituyen una etapa repleta de muy gratos recuerdos como docente. Cinco años explicando la literatura del siglo XX y la lengua de Cervantes al alumnado de COU. Cinco años (1992-97) en los que la perspectiva de una autovía se antojaba lejana, pero no tanto como la realidad actual se está encargando de demostrar. Cinco años que no olvidaré nunca y cuyo recuerdo me sobrecoge al leer el reportaje que publicó Lorena Valdés en LA NUEVA ESPAÑA el miércoles.

Geografía del abandono. Los dos vecinos de Porciles que conducen el carretillo por la calzada de una autovía cuyas obras acaban de quedarse paralizadas. No se trata de unas ruinas de antiguos esplendores susceptibles de poder ser reconstruidos mentalmente con ayuda de la imaginación y la memoria. No se trata de unas tierras de labor invadidas por la maleza. Ni siquiera de eso tan literario que da cuenta de lo que pudo haber sido y no fue, asombrosamente plasmado por parte del itinerario de aquel proyecto de ferrocarril entre Cangas del Narcea y San Esteban de Pravia a su paso por las proximidades de Cornellana, tanto río arriba como río abajo. Lo que pone ante nosotros el reportaje de Lorena Valdés es un peculiar paisaje después de la batalla. Es la deserción, no sabemos por cuánto tiempo, de un proyecto, siendo clamorosa la ausencia de los operarios y su maquinaria.

Geografía del abandono y geología del aislamiento. ¡Qué conjunción más llamativa! La ladera de una montaña que amenaza con desmoronarse. Ella, que había estado siempre aislando y cobijando lo que tenía detrás, propende a convertirse en un obstáculo que cierre el paso a unas obras que están destinadas, entre otras cosas, a poner fin a la misión que esa misma montaña vino llevando a cabo.

Hay otros componentes en este trance. Por ejemplo, el escepticismo obligado de los vecinos a los que Lorena Valdés entrevista. Cuando les hablan de plazos, les suena a palabrería. Cuando les prometen una cercanía en el tiempo a Oviedo, lo fían más largo aún de lo que invocaba el personaje de Zorrilla.

Geografía del abandono. La memoria, la bendita memoria, personal y colectiva, les habla a estas gentes, nos habla a todos los que residimos en el occidente de Asturias, de la escasa, por no decir nula, atención que se prestó desde siempre a estas comarcas.

Geografía del abandono. Se diría que el rigor en los estudios previos al trazado de la autovía no estuvo a la altura de las circunstancias. Y ahora las consecuencias recaen sobre los mismos de siempre.

Y, por encima de todo, hay algo que me subleva, y es la falta de información oficial al respecto. Se habla de un plazo, siempre en términos más o menos aproximados. Y cuando está a punto de vencer, o incluso cuando se ha cumplido, rara vez se tiene a bien desde las instancias oficiales, en este caso, desde el Ministerio de Fomento, comunicar a la ciudadanía lo que sucede.

Alguien debería plantearse que estamos hablando, en el caso de la autovía de La Espina, de una zona que tradicionalmente se ubicó en esta geografía del abandono de la que venimos hablando, y que en la susodicha zona los pocos habitantes que quedamos tenemos todo el derecho a soñar que, por fin, los tiempos han cambiado, es decir, que se nos tiene en cuenta, es decir, que se nos trata con la consideración debida en un sistema político llamado democracia donde el pueblo soberano es el principal destinatario de las políticas y el auténtico protagonista de todas las decisiones.

Geografía del abandono. Hablemos del tramo Grao-Doriga del que me ocupé en un artículo reciente en esta misma columna. ¿Son conscientes en los despachos de Madrid del tráfico que hay en la Cabruñana, de la peligrosidad que supone transitar diariamente una vía que apenas cuenta con espacios para los adelantamientos? ¿Son conscientes de lo que apremia la apertura de este tramo al que un argayo, creo que detectado hace al menos un año, le impide la salida? ¿Y qué pretexto hay o puede haber para concluir de una vez el puente que comunicará Doriga con Lloureda, que tenía que haber estado listo para febrero del año que estamos despidiendo? ¿También hubo fanas ahí? ¿Se encargó el Ministerio de exigir a la empresa que cumpliera el plazo de unas obras que, como está en el contrato, va a cobrar? ¿Se tomó la molestia el mismo Ministerio de dar explicaciones a los ciudadanos afectados por este retraso de cuya casuística no conocemos versión oficial que la justifique?

Geografía del abandono. Celebro que los alcaldes entrevistados por Lorena Valdés, con la excepción del regidor valdesano, manifiesten su indignación y su impaciencia. Lo que cabe esperar ahora es que presionen cuanto puedan. A ellos deberían sumarse los diputados por la circunscripción occidental que no parecen estar muy afectados por el actual estado de cosas. No seamos torticeros interpretando que viajan poco por aquí (ja, ja)

¿Cuánto tiene que esperar Tineo para acercarse al centro de Asturias, una vez se concluya la autovía de La Espina? ¿Qué puede pensar la ciudadanía cuando en 2011 vuelva a discutirse por parte de los políticos si la autovía llegará Ponferrada o a Lisboa?

Hay un libro de Eugenio d’Ors en el que lo más espléndido es el título: «Oceanografía del tedio». Lo nuestro amenaza con ser algo peor: una especie de erial de la resignación.

Frente a todo ello, desenfundo y desenvaino dos versos. «Hoy es siempre todavía», de Machado y, también y, sobre todo, «nos queda la palabra», que dijo y diría Blas de Otero. ¡Qué grandes antídotos contra la resignación!

¿Acaso los hay mejores? Se admiten, desde luego, propuestas.

Categoría: Bajo Narcea Comentarios(42) noviembre 2009

42 Respuestas a “Geografía del abandono”

  1. Tinetense Says:

    Ese día el que no tengamos que atravesar la Cabruñana ni la Espina para llegar a Tineo, haremos una descarga, tan grande como la de Cangas, en el Alto del Rodical.
    ¡Por Tutatis que sí!

  2. Viajero astur Says:

    De todo lo que usted plantea en el artículo, lo que más me ha llegado es la descripción que hace sobre el desolador aspecto que ofrece la tierra removida y las obras paralizadas.
    Es algo helador.

  3. Aguión Says:

    ¿Se da usted cuenta que, desde que se publicó su artículo sobre el parón en el tramo entre Grado y Doriga, empezaron a salir reportajes en el periódico y que hasta los Alcaldes, también el de Salas, hablaron sobre los retrasos?
    ¿Qué hubiese ocurrido si usted no llega a denunciar que se había cumplido el último plazo y que aquí nadie abría la boca?

  4. Balbino Says:

    El abandono es histórico, el aislamiento, también. Para vencerlos, tendríamos que aprender a ver detrás de las montañas sin necesidad de esperar a que las piquetas las perforen.
    Estoy seguro de que sabe interpretar esto que le digo. Sin ir más lejos, supieron hacerlo sus admirados personajes republicanos de aquí del occidente de Asturias.

  5. Piecho categorial Says:

    Lo mejor de este artículo es conseguir que el contenido de una reivindicación totalmente suscribible se manifieste con una forma lograda y, por si ello fuera poco, que los argumentos desemboquen en la fuerza de unos versos memorables de lo mejor que se ha escrito en la poesía del XX.
    Todo junto es mucho.

  6. Couz Says:

    Aquí, las cacicadas son muchas, las dudas, más todavía. ¿Por qué se retira la empresa de la obra? ¿Por qué van a tardar mucho en seguir? ¿Será que no hay dinero y a saber cuándo lo retomarán?
    Todo esto tiene muy mala pinta, y a saber si acabarán.

  7. Katia Says:

    Confirmo que no olvidas Tineo. También aquí se te recuerda como profesor, lo sabes.

  8. Salense Says:

    ¿De verdad le darán salida al tramo entre Graodo y Doriga antes de que terminen Doriga- Cornellana?
    No lo tengo nada claro.

  9. Ayalga de Salas Says:

    Estupenda descripción del paisaje y del abandono político. A ver si alguien toma nota.

  10. lallonga@hotmail.es Says:

    D.Luis,con sus dos ultimos articulos,ha dado tanto en la diana,que ha conseguido que hasta algunos alcaldes se retraten,y ademas,ha conseguido,que la señorita Valdés,sepa que por estas latitudes,tenemos preocupaciones más importantes que saber la procedencia de Eva Longoria.
    Pero además,ha conseguido v.d.,que Fomento se retrate,y con una prepotencia fuera de lugar,insulte nuestra inteligencia,pues a poco que se transite entre Grado y la Espina,uno se da cuenta que para el 2011,la autovia no estará terminada y si me apuran para el 15 lo dudo.
    A lo mejor,nos quieren provocar para que nos organicemos y nos reunamos,por ejemplo en el Puente de Cornellana,o no ?
    No abandone el tema D.Luis

  11. Celina Says:

    Admiro su claridad y coraje. Y me asombra la repercusión de sus artículos. Nadie habló de esta autovía y sus retrasos hasta que usted lo puso sobre la mesa en su columna.

  12. Desde Tuña Says:

    Coincido con el comentarista de lallonga: ahora se habla de 2011 como el año en que finalicen las obras; con la misma cantinela que se habló hasta el año pasado de que se terminaría en 2009.
    La cosa va para largo, y por aquí cunde la sensación de que nunca van a terminar esta autovía.
    Lo peor, volviendo a tu artículo, es que puede más la resignación que la indignación.
    Y me temo que si no nos indignamos de verdad se seguirán riendo de nosotros.

  13. caminero Says:

    ¡Cascos, u tas nin!

  14. Veigueña Says:

    Pues otro tanto de lo mismo sucede con la autovía del Cantábrico, que se hablaba de 2008, y ya se ve cómo está y con qué retrasos.
    Se burlan de nosotros.

  15. luisarias Says:

    Señor caminero, procure, por favor, respetar la ortografía, poniendo tildes donde corresponda y no confundiendo lo exhortativo con lo interrogativo.
    Gracias.

  16. Ardesaldín Says:

    Aquí todo el mundo se acabará dando cuenta de que las tomaduras de pelo son excesivas, incluso para una zona como ésta donde nadie protesta.
    Al tiempo.

  17. caminero Says:

    A Cascos, no le interrogo, le exhorto. ¿Tildes, en mi época acentos, en el “beibol” moscón?. Si usted lo dice…

    Literato, que no gramático, independiente, que no de la derecha, … ¿será complejo vergonzante de hijodalgo?… y con poco sentido del humor. ¡Alégrese!. Hoy es Lunes. Un republicano atufado es como un jardín en esta época.

    Por lo demás, ¡CHAPEAU! por sus denuncias.

    Buenos días.

  18. Selene3000 Says:

    Por desgracia como suele ocurrir, es al ciudadano al que le toca pedir cuentas y denunciar una y otra vez la mala gestión del gobierno, el abandono y la falta de respeto que nos tienen.
    El seguiento es pesado Sr. Luis, pero gracias a pensonas como usted, se conseguirá.
    No baje la guardia, ya ve lo dificil que nos lo ponen a todos: a los de oriente y occidente, a los del pueblo y la ciudad.
    Son unos impresentables.

  19. Ulises Says:

    ¡Qué duro es volver a una Ítaca envejecida y abandonada!

  20. Borrow Says:

    Desde el más allá, avisto que Asturias se puede seguir recorriendo a lomos de un burro. No me nieguen la delicia de esa lentitud.

  21. koldin Says:

    Estando de acuerdo con mucho del fondo y de la forma del artículo, tengo algunos reparos hacia las vías rápidas, por lo que puede suponer de empobrecimiento, en este caso para Tineo.
    Comencemos por los docentes. Si llegar desde cualquier ricón de Asturias (especialmente, desde el centro) a Tineo cuesta poco, el profesor/a de turno se limitará a acudir a su puesto de trabajo regresando a su casa cuando acaba la jornada laboral. Ergo…lo que pueden aportar a la vida tinetense esta gente se limita a las horas lectivas. Conociendo el gremio (mi hermana estuvo años de pueblo en pueblo hasta que se quedó en Vigo, donde vive), muchos tratarán de llegar cuanto antes a casa donde tieenen sus vidas y obligaciones.
    Al contrario. Si los tinentenses tienen el Gran Comercio a tiro de piedra, ¿qué pasa con el comercio local?.
    Sáchez Dragó vive en Soria y trabaja en Madrid (que está “enseguida”). ¿Qué habría hecho Machado?. ¿Cuánta Litaratura sería otra cosa por las vías rápodas?.

  22. Maestrín de Escuela Says:

    Dos discrepancias, señor Koldín:
    Primera, la misión de un enseñante es dar clase, no la de un párroco que ha de renunirse con la feligresía fuera de las horas de culto.
    Segunda. Siempre son deseables las buenas comunicaciones.
    Y lo que dice de Machado: también la miseria y el hambre generaron buena literatura: ¿vamos a añorarlas por eso?

  23. Cordura Says:

    Pues no, y mil veces no. Los profesores, los médicos, los boticarios, los funcionarios municipales… son los que dan vida a un pueblo o a una ciudad, y su labor no acaba cuando han cumplido su horario.

    Es una vergüenza que se permita vivir fuera de sus lugares de trabajo a los funcionarios. Y si son tan señoritos que no quieren vivir en Tineo, pues a otra cosa, que seguro que podremos encontrar quienes prefieran asentarse aquí, y dar vida a la villa.

    Los otros, los que se van turnando en los coches para venir a deponer y llevarse la nómina no interesan. Son simples mercenarios, de la tiza en este caso. Que evacuen en donde viven, no solo sus aguas menores y mayores, sino también su diarrea mental.

  24. koldín Says:

    No hay especiales discrepancias. Tiene razón don Maestrín. La única obligación de su gremio es dar clase. Lo de las tutorías, gestión académica del centro, contacto con la sociedad de la que proceden los alumnos, el ambiente cultural del lugar, si cuadra, bien, si no, pues…también. Pasaron los tiempos en lo que,. a los maestrinos, además de la escuela se les daba una casa.Se acabaron los maestros (en el sentido latino) vocacionales. Hoy tenemos al probo funcionario (en el caso de la Enseñanza pública) que cumple su horario. No lo critico. Es lo que hay.
    Por lo que se refiere a Machado (y a otros), lo único que digo es que, si saliese corriendo de Soria para llegar a Madrid, no hubiésemos perdido algunos poemas como

    ¡Primavera soriana, primavera
    humilde, como el sueño de un bendito,
    de un pobre caminante que durmiera
    de cansancio en un páramo infinito!

    Siempre son deseables las buenas comunicaciones como comunican, no las que incomunican.

  25. koldín Says:

    …por cierto…
    Yo aprendí mucho (en ocasiones más) con mis queridos profesores del Instituto Carreño Miranda de Avilés “fuera de horas”: Gracias a Luisa Gastey, me hice periodista; por Evaristo Casariego, me acerqué al arte y a la historia (comenzando por lo que tenía más cerca y no era capaz de ver); Enrique Tessier (aunque “dar” “daba” gimnasia y FEN) me hizo acercarme al teatro,…

  26. luisarias Says:

    Es curioso que se genere un debate de este tipo ante un artículo de opinión que habla, esencialmente, del incumplimiento repetido y temido de los plazos de una autovía que, por otro lado, empezó con muchos años de retraso.
    Pero, bueno, las conversaciones, como la vida misma, son susceptibles de derivar hacia rumbos con los que no se contaba en su inicio.
    Y, dicho esto, voy a contestarle a quien dice llamarse Cordura. Lo haré con mi propia experiencia. Mire, durante los 5 años en los que ejercí como profesor en Tineo no viví en esa villa, y no por ello dejo de guardar un grato recuerdo de esa etapa, ni tampoco tal cosa me impidió implicarme en las cosas que allí pasaban más allá del recinto propiamente dicho del Instituto.
    Dicho esto, le añado algo más: un profesor es un ciudadano que, como el resto, en este maravilloso sistema en que vivimos, necesita de su salario para vivir. Si los docentes somos a su juicio merecenarios por cobrar nuestra nómina, tan poco amable calificativo se lo puede aplicar al resto de los profesionales de nuestra sociedad. Y usted mismo, a no ser que sea un rentista o rico heredero, seguro que también cobra por su trabajo. Y en cuanto lo de obligar a los funcionarios a residir en el su lugar de trabajo, le diré que lo exigible es que se cumpla con él. Se puede ser un desastre y tener el domicilio al lado de la empresa o de la institución en la que se ficha cada día. No sea tan exagerado, por favor.
    Koldín: me agrada mucho que usted desgrane sus recuerdos de estudiante. En ese mismo Instituto, me examiné yo de Ingreso de Bachillerato. De aquello hace ya mucho tiempo.

  27. koldín Says:

    Mire Ud. señor Arias (por cierto, tenemos en común, por lo menos el Ingreso: fue discípulo de don Apolinar Hevia alla por el Pleistoceno?), el asunto de los retrasos en la obras públicas -con no ser baladí- forma parte de Esto (y, ¿qué es ésto?, pues, ésto).
    A mi me parece infinitamente más importante que la autovía a Tineo que se complete el tramo Llenes-Unquera que contribuiría a acercar esta Asturias, Querida Patria a la Europa rica y que sale de crisis.
    Y vuelvo al principio: no estoy seguro (en realidad no estoy seguro de casi nada) si las carreteras deben ser para comunicarse o para llegar (o para escapar como alma que lleva el diablo de esta o aquel instituto de la Rías Baixas porque tengo hora en la peluquería y, luego, hay que ir a recoger la niña a casa de una amiga que tiene cumpleaños.
    En mis tiempos, el profesor (titular o catedrático) venía para quedarse un tiempo más o menos largo, o para siempre.
    Ir a Cangas de Narcea, por ejemplo, era una aventura maravillosa. Ahora (y lo que sirve para estas Cangas sirve para cualquier otro rincón de nuestra geografía) como dice un amigo mío “todo ye llegar, comer, mexar y marchar”.

  28. atos Says:

    Da gusto verles a todos ustedes pasar de la autovía a las mónadas. Por eso me encanta este blog. Volviendo a las piedras originales, estoy con Celina, Aguión et alii: don Luis tiene poder. Desde la aparición de su columna no hacen más que explicarnos plazos y argayos(¿o fanas?).Al menos tienen que retratarse y no seguir tomándonos por tontos.

  29. Tinetense Says:

    Koldín:
    Nadie pone en duda la importancia del tramo Unquera- Llanes. Pero permítame decirle que Tineo también existe y que ya iba siendo hora de que alguien denunciase la burla que se está haciendo con esta autovía que nos prometieron tener terminada para 2009.

  30. Vaqueiro en Madrid Says:

    Sigo con mucho interés todas las informaiones que se van publicando sobre esta autovía, y, aparte de darte a ti las gracias por haber abierto el debate en este asunto, creo que la tomadura de pelo que hay en todo esto es de órdago.
    Te digo lo mismo que otros que hicieron aquí comentarios: por favor, no dejes de insistir en este tema hasta que se clarifique.
    No será fácil, pero el silencio resultará mucho peor.

  31. Bárbara Says:

    Es grato que te acuerdes de nosotros y es muy importante comprobar con tus escritos que hay personas que saben que existimos.
    Yo de obras nada entiendo, pero por aquí todo el mundo dice que las dos calzadas del tramo entre Salas y la Espina no estarán terminadas en los dos próximos años como anuncian ahora.
    Y luego nos pedirán el voto.

  32. Rodical Says:

    Gracias, Luis. Aunque se llame Autovía de la Espina, en realidad, es de Tineo, porque nos presenta la oportunidad de terminar con nuestro aislamiento. Mira, me conformaría con que cumpliesen lo que dicen con respecto a la salida de Doriga. Ya ganaríamos mucho tiempo y el viaje desde allí por el Corredor del Narcea, como bien sabes tú, es muy guapo.

  33. Occidental Says:

    Esperando estamos a que, como usted dice, los diputados elegidos por la circunscripción del occidente vengan a decirnos algo, si es que se detuvieron un minuto a pensar en esta burla que estamos sufriendo.

  34. Severón Says:

    Al puente entre Doriga y Llloureda, vamos a terminar llamándolo el puente de la vergüenza, o de la burla.
    ¿Nun ye verdá?

  35. Moscón Says:

    Estoy de acuerdo totalmente con Severón y con el autor del artículo. ¿Qué disculpa hay para que no esté terminado ahora? ¿Por qué nadie dice nada?

  36. Moratín Says:

    No se olvide que en nuestro caso no sólo hablamos de un tramo de autovía previsto para julio de 2008, resulta que, para ir en dirección a Oviedo, tenemos que bajar a Cornellana, aguantando las obras de Doriga, cruzándonos con los camiones de la cantera y rodeando.
    Y el corte para hacer el puente iba a ser de seis meses.
    ¿Se puede aguantar que nos traten así?

  37. Vaqueira veréis Says:

    ¿Se atreverán a llegar a las elecciones de 2011 con este plan de continuos retrasos? ¿Hay garantía de que para el último domingo de mayo de ese año esté en servicio alguno de los tramos pendientes?

  38. Genoveva de Besullo Says:

    Ya sabemos que los que ahora estamos vivos no podremos llegar a ver una autovía hasta Cangas. Pero, al menos, quítennos de una vez la Cabruñana, que supondría para todos un ahorro de tiempo importante y, sobre todo, una seguridad mucho mayor.
    ¿Cuánto tendremos que esperar por ese enlace?
    Digan la verdad, por favor.

  39. Salense Says:

    Parece que todas sus reivindicaciones se van cumpliendo: hoy publica este periódico que el diputado del PP por la circunscripción occidental se pronuncia sobre los continuos retrasos de esta autovía. Falta que el señor Lastra nos diga algo, no es fácil, pero quién sabe.
    Vamos, nunca mejor dicho, haciendo camino, don Luis.

  40. Porciles Says:

    ¿Será verdad que estamos hablando en el caso de Porciles de la crónica de un desmoronamiento anunciado, que los vecinos vieron venir esto y avisaron?
    Al menos, es lo que se comenta,

  41. Obona Says:

    ¿Cuándo van a poner remedio a sus chapuzas? ¿Cuándo tendremos, al menos, el tramo que evite la Cabruñana y la primera calzada entre Salas y la Espina?
    Como dijeron los Alcaldes del suroccidente cuando Cascos era Ministro, ¡queremos autovía ya!.
    Y hablamos de 2003.
    Anda que…

  42. Desde Villazón Says:

    Mucha tierra removida, sobre todo en aquellos lugares más transitados, no se diga que las obras están paradas. Y todo lo demás es una pantomima y una chapuza.
    Estoy por asegurar que esto, que ya es excesivo incluso aquí, les pasará factura electoral a los socialistas.
    ¡Al tiempo!

Escribir comentario