Cantonalismo financiero

Por Luis Arias

Alcal√°-Zamora en las memorias que rehizo en la Argentina confesaba que uno de los principales convencimientos con que arranc√≥ el nuevo Estado que se proclam√≥ el 14 de abril del 31 era evitar a toda costa que volviera a reproducirse el cantonalismo de la I Rep√ļblica. Pues bien, casi 80 a√Īos despu√©s de aquellos d√≠as consignados por don Niceto, este pa√≠s, asiste, entre at√≥nito e inquieto, al espect√°culo de una suerte de cantonalismo financiero, que escenifica un ceremonial rastrero e irresponsable y que pone de relieve, adem√°s, la existencia de una clase pol√≠tica chabacana y, en el peor sentido de la palabra, profesionalizada, a la que, de momento, la ciudadan√≠a no rechaza del modo contundente que cabr√≠a esperar dados sus merecimientos.

¬ŅC√≥mo se puede hablar de desaf√≠o al Estado desde la corresponsabilidad de Gobierno en la Generalitat de Catalu√Īa que forma parte nada insoslayable e insignificante de ese mismo Estado? ¬ŅC√≥mo se puede atacar desde algunos medios y desde gobiernos auton√≥micos al pueblo catal√°n en su conjunto, tild√°ndolo, poco menos, que de avaro e insolidario? ¬ŅAs√≠ piensan vertebrar Espa√Īa, fomentando las rivalidades entre sus territorios del modo m√°s pueblerino y miserable que imaginarse cabe? ¬ŅTan dif√≠cil recordatorio supone que esta nueva financiaci√≥n es consecuencia, entre otras, del nuevo Estatuto catal√°n que tuvo como respuesta una enorme abstenci√≥n por parte de su electorado? ¬ŅPor qu√© no se tiene en cuenta que, mucho antes de que esto ocurriese, Navarra y el Pa√≠s Vasco vienen gozando de privilegios en la financiaci√≥n estatal y nadie se rasg√≥ hasta el momento las vestiduras por ello?

Luego está el baile de cifras, mareante a decir verdad, que no acaban de cuadrar. El principio de que cada autonomía reciba del Estado unas cantidades que garanticen los derechos que esta Inmaculada Constitución monárquica consagra parece plausible. Pero luego viene la cocción con sus menguas: que no cuesta lo mismo la Sanidad por ciudadanos en todos los territorios, dadas las variables de dispersión, de media de edad, etc. Entonces, cada cual da la interpretación que mejor se acomoda a un discurso que es apriorístico por definición.

Si se vuelve a esgrimir que el nuevo Estatuto catal√°n implicaba otro nuevo pacto financiero para todo el Estado, ¬Ņno hubiera sido m√°s razonable reformar antes la Constituci√≥n? ¬ŅPuede haber una situaci√≥n m√°s chapucera que la presente: a saber, aprobar una nueva financiaci√≥n en no peque√Īa parte consecuencia de un Estatuto de Autonom√≠a que no s√≥lo despert√≥ una m√≠nima respuesta en su ciudadan√≠a como antes dijimos, sino que, para mayor bald√≥n, est√° pendiente de una resoluci√≥n de Tribunal Constitucional que a√ļn no se ha dictado, aunque estemos asistiendo al espect√°culo de las filtraciones en la prensa?

Por otra parte, ¬Ņno ha sido bochornosa la escenificaci√≥n de todo esto, dando la impresi√≥n de que la cosa se resolvi√≥ a partir de haberse llegado a un acuerdo con los representantes del tripartito catal√°n? Vuelvo a repetir: siento respeto y admiraci√≥n por Catalu√Īa, y me subleva, como vengo diciendo, el anticatalanismo. Ahora bien, es de Perogrullo sostener que, si se trata de la financiaci√≥n de todo el Estado, primero, todo esto tendr√≠a que haberse discutido a fondo en el Parlamento espa√Īol; segundo, tendr√≠an que haberse celebrado reuniones conjuntas de todos los presidentes auton√≥micos con el Gobierno, escuchando al mismo tiempo y concediendo id√©ntica importancia a las propuestas de cada uno; tercero, ¬Ņpara qu√© sirve el Senado? ¬ŅDe veras es una C√°mara territorial, o viene a ser, como aquel antiguo Consejo Nacional del Movimiento, una especie de sinecura para pol√≠ticos prejubilados que nada resuelven, aunque, eso s√≠, gastos al erario p√ļblico ocasionan, y no pocos, pues aqu√≠ hay muchos m√°s de 40 en n√≥mina?

¬ŅY qu√© decir de la oposici√≥n? ¬ŅA qu√© espera Rajoy para transmitir a la ciudadan√≠a su propuesta concreta de financiaci√≥n? ¬ŅSe resigna a verlas venir, mientras su partido no se sacude los esc√°ndalos de algunos dirigentes?

¬ŅQu√© decir de otra parte del patriciado (ji, ji) que conforman los dirigentes pol√≠ticos del conjunto de las autonom√≠as? Habr√° comunidades aut√≥nomas que noten para mal este nuevo modelo, pero sus dirigentes, protegidos, sus redes de nepotismo, sus obras fara√≥nicas, su clientelismo, etc., seguir√°n medrando en tanto la ciudadan√≠a no mande parar.

Cantonalismo financiero, reinos taifas, que aprobando, absteniéndose, incluso oponiéndose a la nueva financiación territorial, seguirán actuando y viviendo como casta privilegiada. Zapatero y sus improvisaciones. Zapatero y sus formas impresentables de conseguir apoyos parlamentarios sobre la base de la chequera. Zapatero, un dirigente al que le tocó liderar un tiempo histórico nuevo, que carece de credibilidad, que no arranca acuerdos necesarios y que adopta decisiones a salto de mata que le aseguren la estabilidad parlamentaria de sus gobiernos al precio que sea.

¬ŅCu√°nto dinero contante y sonante supone la gesti√≥n de los derechos ciudadanos? ¬ŅCu√°nto dinero se queda en el camino antes de llegar al destinatario? Un pa√≠s como √©ste, que tantas reconversiones ha venido sufriendo, que, de otro lado, tiene interiorizado que lo que no es rentable debe cerrarse, ¬Ņpuede permitirse el lujo de que cada vez sean m√°s los pol√≠ticos a sueldo, as√≠ como los asesores y colaboradores que tiene a su servicio cada uno de ellos con el dinero de todos?

Cantonalismo financiero. A los responsables pol√≠ticos de aquellas comunidades aut√≥nomas con poblaci√≥n m√°s envejecida y dispersa, no s√≥lo habr√≠a que exigirles que demanden los dineros necesarios para atender las necesidades de sus ciudadanos, sino que adem√°s pongan sobre la mesa proyectos viables que atajen el despoblamiento, que eviten que sus j√≥venes se vean obligados a emigrar, etc. ¬ŅPor qu√© no se plantea que se ha llegado al m√°ximo de la incompetencia cuando lo √ļnico que tienen en su cartera de pedidos es administrar un declive social y econ√≥mico que no saben o no pueden combatir? Si usted, presidente de determinada comunidad aut√≥noma, tras cuatro a√Īos de Gobierno, presenta un balance de mayor despoblaci√≥n y m√°s paro, ¬Ņno est√° confesando con ello un fracaso que, de seguro, no ser√° s√≥lo imputable a usted, pero, sin duda, s√≠ en no peque√Īa parte?

¬ŅY qu√© se hizo de aquel planteamiento, sobre la teor√≠a tan defendible, de la Espa√Īa plural? Me temo que deriv√≥ en cantonalismo financiero.

¬°Cu√°ntos desatinos que acaban malogrando apuestas cargadas de futuro!

Categoría: Opini√≥n Comentarios(3) julio 2009

3 Respuestas a “Cantonalismo financiero”

  1. Republicano federal Says:

    Sí, el Estado, y, en particular, el Estado republicano, son otra cosa. Aquí se ha pasado del Estado de las Autonomías al Estado Confederal, encima, sin estadistas de talla.

  2. Cornelius Says:

    An√°lisis ponderado ante los dislates que se est√°n cometiendo. Gracias por la objetividad con que enfoca este asunto.

  3. Piecho categorial Says:

    Es un artículo marcado de princpio a fin por el rigor. A veces usted se supera a sí mismo.

Escribir comentario