La deriva de IU en Asturias

Por Luis Arias

Un día votan en el Parlamento asturiano en contra del profesorado. Pocas jornadas después, en un bochornoso Pleno que celebró el Ayuntamiento de Gijón, el concejal Montes Estrada, tras haber recibido la acusación de complicidad con quienes no parecen estar por la labor de que clarifique hasta el final el escándalo urbanístico de Cabueñes, es decir, con los ediles socialistas gijoneses, llama imbécil a la señora Fernández Pardo, de quien partió ese alfilerazo que no parece muy infundado. Y, en medio de todo esto, la figura de Valledor comparece en la vida pública como un estorbo para socialistas e IU.

Me costó entender en su momento que apenas se hubiese reparado en lo que iba a significar la presencia del señor Iglesias en el Parlamento asturiano. Su biografía política en el Ayuntamiento gijonés indicaba que el arecismo encontraría en don Jesús un interlocutor mucho más dócil y cómodo. Lo que no resultaba previsible es que las cosas pudieran llegar tan lejos.

Yo no sé hasta qué extremo pueden ser conscientes los dirigentes de IU de que cada vez cobra mayor fuerza la percepción de que para ellos todo, o casi todo, vale con tal de estar en el Gobierno asturiano y de repartirse los cargos que Areces les otorga. ¿Estarían ahora mismo en condiciones de esgrimir un discurso convincente acerca de las consecuencias que ha traído para Asturias su entrada en el Ejecutivo de Areces? ¿Acaso su presencia en el poder autonómico ha producido que se atisben mejoras en las libertades, en políticas verdaderamente sociales, en avances de algún tipo?

Y lo más grave, con serlo mucho, no es sólo que las respuestas a estas preguntas estén muy lejos de ser satisfactorias, sino que además hayan dado la espalda a reivindicaciones irrenunciables para la izquierda, al tiempo que, en efecto, miran para otro lado ante políticas agresivas con el medio ambiente y ante abusos de poder que se producen con mucha mayor frecuencia que la previsible incluso desde perspectivas poco optimistas.

¿Se puede seguir sosteniendo, no ya desde la izquierda, sino desde la más elemental decencia, a un gobierno municipal que no sólo no pide perdón ante la ciudadanía ante un caso claro de información privilegiada, sino que, para mayor baldón, permite que un edil del equipo de gobierno se tome la licencia de llamar «malos ciudadanos» a los componentes de una asociación vecinal que se opuso a todo ello? Parece que sí.

¿Se puede apoyar un modelo de evaluación al profesorado que pasa por alto el trabajo en el aula y que se reduce casi en exclusiva a rellenar formularios fuera de ella? Pues IU lo hace aun a sabiendas de que se trata de un sector profesional bastante afín.

¿Y qué hacer con Valledor, que, con sus luces y sombras, tuvo al menos la dignidad de plantar cara a los disparates de un consejero cuyo proceder es claramente calamitoso? ¿Y qué hacer con un parlamentario díscolo que no da parabienes a todo lo que el Gobierno Areces hace y deshace?

Silencios, demasiados silencios, ante los escandalosos emolumentos que reciben cargos de confianza del Gobierno. Silencios, demasiados silencios, ante políticas especulativas que insultarían el discurso de la izquierda más descafeinada. Silencios, demasiados silencios, ante todos los chiringuitos políticos que en Asturias están siendo.

¿No sería más clarificador, al menos, que ingresasen masivamente en el PSOE los dirigentes de la mal llamada coalición de izquierdas asturiana? ¿Dónde están esos gestos que pudiesen dar cuenta de que no todo vale por parte del señor Iglesias y sus pupilos?

Entre pacto y pacto, entre silencios vidriosos, ¿habrán tenido a bien preguntarse, siquiera fuese una sola vez, con qué discurso comparecerán ante el electorado asturiano en su próxima cita con las urnas?

Lo en verdad deprimente es que sobre tanto profesional de la política, al tiempo que el discurso ideológico parece haber desparecido de forma tan poco edificante por parte de una coalición que en su momento fue creada por y para la izquierda.

Deriva de saldo a cambio de cargos. Y de sueldos. Hasta aquí ha llegado la izquierda plural, transformadora, que decía buscar la emancipación de los más desfavorecidos.

Parodiando parte de la letra de una canción que en su día compuso Aute, le aseguro, señor Iglesias, que, si no fuera tan triste, sería imperdonable no reírse.

¡Las vueltas que da la izquierda! ¡Madre mía!

Categoría: Opinión Comentarios(15) abril 2009

15 Respuestas a “La deriva de IU en Asturias”

  1. Izquierdista de café Says:

    Todas las denuncias que usted formula en su artículo son asumibles y ciertas. Habbría que preguntarse, sin embargo, si se puede esperar algo más de IU que del resto de partidos, dada la dinámuca social en que estamos.

  2. Elena de Goya Says:

    Vamos a ver, Luis, eres muy cruel con estas buenas gentes. A mí me enternece que la hija haya heredado la Consejería de mamá, y que hagan de Pasionaria en estos tiempos que corren (Ja, ja)

  3. Abrumada en Brumario Says:

    ¡Anda que conseguir que echemos de menos a Valledor! Con Iglesías, IU está yendo camino de la nada, como el PP.
    ¿Será que el PSOE y Tini lo fagocitan todo?

  4. Rosa Says:

    Seguro que Iglesias y compañía se quedaron muy contentos con tu artículo. O puede que les dé lo mismo. Están en fase terminal, políticamente hablando, saben que es posible que en próimas ocasiones no sean elegidos para el Parlamento asturiano. Se despiden de la vida pública repartiendo migajas, siendo una especie de sección femenina de Tini.
    ¡Qué estómago!

  5. ¡Viva Perlora! Says:

    O sea que los heterodoxos de Perlora en el PSOE, haciendo políticas de derechas, y los restos del naufragio del PCE vendiéndose al mejor postor.
    ¡Cosas veredes!

  6. Adicto al diario Says:

    Resulta que hasta en el Comentario Tv, aun colgando la gran mayoría sus artículos, lo toman por ingenuo. Y si usted es cándido, con las diatribas, muy justas, sin duda, que mete, ¿cómo serían sus artículos despojados de esa inocencia?
    ¡Ay!

  7. Atónito y sobrio Says:

    ¡Qué pinta tiene don Jesús Iglesias Iglesias de haber aspirado siempre a pasante frustrado de un bufete de abogados! ¡Qué aire más inequívoco la de Noemí de secciín femenina de última generación!
    ¡Qué fiasco el de IU!

  8. Socialista chamuscao Says:

    Una izquierda que, en el mejor de los casos, no lucha contra la especulación urbanística. Coministas leninistas que ahora no son ni socialdemócratas. Comunistas de pro que entran en la Administración como los caciques en tiempos de Cánovas.
    ¿Qué nos queda por ver?

  9. atos Says:

    A Rosa Aguilar pasándose con armas y bagajes al Régimen

  10. OTEADOR Says:

    Luis, como siempre, muy acertadas tus críticas en este artículo, que cada palo aguante su vela. Otra cosa son para mi estos opinantes que da la impresión que se apuntan a pescar desde un sillón bien mullido a la orilla del río como en los mejores tiempos del felipismo en que demonizaban a Anguita sin importarles el contenido de sus famosos programas, lo importante era dejarlo sin cuadros ofreciéndoles suculentos cargos que luego pagaríamos todos a través de lo Presupuestos del Estado. Estoy hablando de una etapa y de muchos casos que conocí de cerca, en la que la Seguridad Social estaba al borde de la quiebra; bien, pues estas honorables gentes parecen empeñadas en repetir la faena, sin pararse a pensar en la que tenemos encima, lo que haría cualquier persona de izquierdas. Esto sería una fiesta si se arreglara el problema con la espantada de doña Rosa y otros que la estarán contemplando con el rabillo del ojo. No se me interprete que estoy exculpando a Jesús Iglesias y a otros dirigentes de IU de los errores que cometan, pero a lo que no estoy dispuesto es a que paguen la crisis los trabajadores que otros han provocado con sus acciones y omisiones. Permítame reiterar lo de que cada palo aguante su vela.

  11. Republicano Says:

    De acuerdo, Oteador, que cada palo aguante su vela. De acuerdo en que los responsables de la ruina que vivimos son los que son, y no don Jesús Iglesias y compañía.
    Ahora bien, lo que da pena y coraje, es ver a IU entregada a Areces por un puñado de “carguinos”.

  12. María de la A Says:

    Pues el saldo de izquierda unida, con destino mayoritariamente al PSOE, no ha hecho más que empezar.

  13. Metacarpiano Says:

    No sé, don Luis, no sé qué pensar cuando a usted lo elogian incluso desde ámbitos filosóficos que, seguro, no tienen demasiada simpatía por lo que usted representa en cuanto orteguiano e independiente. Lo digo por un artículo que hoy publica este periódico.
    Lo cierto, bromas aparte, es que su batalla en pro de la dignidad del profesorado está calando, y, por lo que parece, mucho. No es poco en los tiempos que corren.

  14. Alicia Says:

    Doña Rosa (Aguilar) lo vierte de feliz que está como Consejera. ¿Cuándo entrará el señor Iglesias en el PSOE?
    Bueno, es como si lo estuviese.

  15. Rosa Says:

    ¿Y qué dicen las gentes de IU tras haber visto a Migoyina y a Riopedre juntos contra el profesorado, al tiempo que CCOO mantiene, junto a otros sindicatos la conovocatoria de huelga para mañana?

Escribir comentario