Juan Goytisolo: enredos y remedos

Por Luis Arias

¿Qué se hizo de aquel Goytisolo que escribió una novela como Señas de Identidad? ¿Qué se hizo de aquel Goytisolo que, al tiempo que ponía patas arriba las técnicas narrativas tradicionales, signos de puntuación incluidos, pretendía desnitrificar los nombres propios de una cultura que había sido también la suya en la Reivindicación del conde don Julián? ¿Qué se hizo de aquel Goytisolo que, rompiendo los itinerarios turísticos más literarios, nos descubrió en su momento territorios como los descritos en La chanca? Ser original durante décadas en cada obra que publica un escritor prolífico acaso sea tarea imposible, aunque intentarlo pueda ser laudable. Distinta cosa es, máxime cuando se ejerce de feroz crítico contra el mercadeo literario, querer hacer pasar por novedoso algo que, en el mejor de los casos, no va más allá de un enredo sin madurar y sin redondear que ni siquiera llega a juego.

Sin negar la existencia de chispazos de buen oficio literario en muchos de los párrafos de esta obra del reciente Premio Nacional de Narrativa, lo cierto es que la trama, que pretende ser presentada como el mayor atractivo de este discurso narrativo, falla de principio a fin. Sí, el mundo está mal hecho, pero los lectores de esta novela no recibimos una visión crítica al respecto que nos abra camino alguno, ni siquiera desde el discurso narrativo propiamente dicho.

Enredos literarios de una trama que en momento alguno cuaja. Remedos urdidos mediante digresiones que no consiguen ir más allá de una partida más que previsible de lugares comunes.

El feroz crítico contra los mercadeos literarios que en este mundo están siendo debería plantearse si con esta última entrega suya no está contribuyendo precisamente a eso: a fortalecer una literatura de mercado donde un nombre que está, con todos los merecimientos, en la historia de la literatura siempre es una apuesta segura desde la perspectiva comercial.

Lo menos desfavorable que se puede decir de esta novela es que Goytisolo hace manierismo de lo menos meritorio de su obra: de enredos y remedos que no alcanzan una propuesta literaria mínimamente ambiciosa.

Categoría: Libros Comentarios(8) noviembre 2008

8 Respuestas a “Juan Goytisolo: enredos y remedos”

  1. Lliteratu Says:

    No he leído este último libro de Goytisolo, pero la crítica tan severa que usted le hace no me sorprende lo más mínimo.
    Usted no hace la pelota a nadie, ni siquiera a los autores más consagrados. En cambio, hay críticos feroces que ante las vacas sagradas se arrodillan.

  2. Cornelius Says:

    Tiene usted razón: criticar la literatura de mercado no se corresponde con publicar bodrios que se venden por el nombre.

  3. Ana Says:

    Supongo que no tardaremos en ver aquí un artículo tuyo sobre Marsé, del que tanto se escribirá estos días por el Premio Cervantes.
    Lo de Goytisolo es, en efecto, decepcionante.

  4. Tino Says:

    D. Luis, aparte del placer que me produce leerle, independientemente del tema del que hable, usted escribe muy, pero que muy bien, en esta ocasión me ha quitado usted una especie de complejo que me tenía anodadado, ya que yo no era capaz de entender al laureado Goytisolo y no me gustó nada de lo poco que lei (tengo, no sé si buena o mala costumbre, de no leer aquello que no me gusta) de este escritor, pero sucede que dada su fama, yo me sentía acomplejado y pensaba que yo tenía escasa formación como lector para entender este, oficialmente, “buen escritor”…
    Así que en esta ocasión, le reitero mi agradecimiento por sus escritos, pero sobre todo le agradezco que me haya quitado un complejo que me tenía acobardado.
    No nos abandone nunca, D. Luis, siga dictándones sus magistrales clases, sus ponderadas y razonadas opiniones, envueltas en su insuperable prosa.
    Gracias.

  5. Adicto al diario Says:

    Me parece, don Tino, que el señor Arias no dice en momento alguno que Goytisolo sea un mal novelista, sino que sus últimas publicaciones, especialmente la que reseña en su artículo, es un bodrio.

  6. Tino Says:

    Tiene usted razón “Adicto”. Es evidente que no me supe expresar bien: ni D. Luis dice que el Sr. Goytisolo sea un mal escritor, ni yo quise decirlo, simplemente que no me gusta. Es evidente que mi capacidad de expresión no es la misma que la del Sr.Arias Argüelles-Meres.
    Espero no haber ofendido a nadie. Desde luego, esa no era mi intención.
    Gracias por su puntualización “Adicto”.

  7. Vela Says:

    Goytisolo lleva demasiado tiempo viviendo de su leyenda de malditismo a favor de la heterodoxia. Y desde “Makbara”, (hablamos del año 80) no ha publicado una sola novela que valiese la pena. Pero no hay crítico en España capaz de decirlo claro. Es lo que tienen los malditos: son vacas sagradas.

  8. Fermín de Pas con el catalejo Says:

    ¿Sabe usted que en el centenario clariniano Goytisolo fue invitado a disertar en Vetusta sobre “La Regenta”, pero la cosa no se llevó a térmuno?

Escribir comentario