Así que pasen cinco años (Sobre el anunciado retraso de la autovía de la Espina)

Por Luis Arias

Creo que no me traiciona mi «mnemoteca» personal. Fue hace 5 años cuando varios alcaldes del suroccidente asturiano manifestaron su inquietud y malestar por el ritmo tan lento de las obras en la autovía Oviedo-La Espina. Claro, aquellos regidores pertenecían casi todos ellos al PSOE, entonces gobernaba el PP en Madrid y tocaba ir contra Cascos, que era el que había puesto en marcha el proyecto. Y, si no recuerdo mal, fue el entonces alcalde de Cangas del Narcea, don José Manuel Cuervo, quien se puso más farruco. ¡Vivir para ver, senador! Un lustro ha transcurrido, y este periódico informa de que la autovía a La Espina sufrirá retrasos considerables. Da noticia también de demoras en la Autovía del Occidente. ¿Se pronunciará ahora al respecto el eminentísimo representante astur en la Cámara alta? ¡Ay!

¡Qué silencio más sepulcral guardan los primeros ediles de los ayuntamientos implicados! Claro, si nada dice el presidente Areces, ¿cómo van a pronunciarse los jefes locales del partido? (Entre paréntesis: sería descacharrante recordar que alguien, en su momento, declaró no necesaria la autovía, lo que no le impidió años después reivindicarla con premura. Y ahí sigue en su beato sillón de primer edil).

Lo deja bien claro este periódico: el tramo comprendido entre Grao y Doriga, de cumplirse el plazo de ejecución, tendría que estar concluido en las próximas semanas. No olvidemos que se trata de un recorrido que evitará la Cabruñana y que, por tanto, acercará muchísimo el Occidente al centro. Y no olvidemos tampoco que la ministra Maleni, cuando vino a inaugurar en febrero la variante de Grao, declaró, y así fue recogido por la prensa, que el referido tramo se concluiría a finales de 2008. Ahora parece que el cálculo más optimista nos llevaría a finales de 2009.

Recuerde la memoria dormida el momento en que la inefable Maleni dio un plantón a todos los alcaldes del Suroccidente al no permitirle su más que apretada agenda inaugurar el tramo Trubia-Llera, pues tan sólo se limitó a cortar una de las dos cintas programadas en la Autovía de la Costa. Pues bien, a pesar de aquel desplante, ninguno de los dirigentes municipales del Suroccidente se quejó. Ante todo, la sumisión. Trubia-Llera fue estrenada por un coche de la Guardia Civil. ¿También nos hemos olvidado de aquella humillación?

Se diría que estamos condenados en Asturias a que en cada inicio de Gobierno presidido por Zapatero recibamos noticias de incumplimientos. ¿Recuerda esa misma memoria dormida las reacciones que se produjeron cuando se anunciaban retrasos en 2004 en la Autovía del Occidente a su paso por Soto del Barco?

Demoras en todo lo que depende del Ministerio de Fomento, es decir, el AVE, la Autovía del Occidente, la de La Espina, así como en el aún inconcluso tramo Unquera-Llanes. Y tiene que ser este periódico quien ponga el estado de la cuestión sobre la mesa. Las instituciones y organismos implicados van a remolque o guardan silencio. ¡Fantástico!

Horizonte de 2010. ¡Ja, ja, ja! Entre Doriga y Cornellana, curiosamente antes de las elecciones, se removió tierra en Sobrerriba. Si no estoy mal informado, ahora la paralización de ese tramo es absoluta. Entre Cornellana y Salas, poco más hay que carteles. Y, por su parte, tiempo llevamos viendo los pilares del viaducto sobre Salas camino de La Espina. ¿Qué plazos le pondremos a todo esto que falta? ¿Qué credibilidad tendrán las declaraciones institucionales que se hagan, si es que llegan a producirse?

¿Tendrán algo que decir, ya que los alcaldes parecen enmudecidos, los diputados autonómicos por la circunscripción del Occidente, empezando por don Fernando Lastra, que es un veterano representante de la ciudadanía de esta parte de la geografía asturiana, seguro que muy sensibilizado con lo que afecta a estas comarcas?

¿No les cae la cara de vergüenza al recordar que en mayo de 2007, en vísperas de las elecciones autonómicas y municipales, se discutía si llevar la autovía de La Espina a Ponferrada o a Lisboa, y resulta que desde 2003 a esta parte sólo se llegó a Grao? ¿Se puede tolerar que se trate así a la ciudadanía? ¿Qué tiene que pasar para que se nos respete?

Callan alcaldes y concejales que están ahí, convertidos muchos de ellos en profesionales de la política gracias a que en los ámbitos de decisión de los partidos siguen siendo cabezas de listas o formando parte de las candidaturas correspondientes, seguro que a cambio de un servilismo sonrojante.

Así las cosas, ¿alguien puede pretender que nos traguemos que están en sus cargos al servicio de la ciudadanía, cuando la realidad es muy otra, cuando actúan a la orden de quien los nombra candidatos? En el actual estado de cosas, lo exigible sería heroico, es decir, el respeto a los votantes.

Y ya no les vale, señores míos, arremeter contra Cascos. Ahora son ustedes los herederos de sí mismos. Y lo repito una vez más, quien puso en marcha esta autovía de La Espina fue el político conservador. Y cada vez hay más motivos para sospechar que los socialistas de España y de Asturias nunca hubieran emprendido esta obra, cuyo fin no hacen más que demorar.

Categoría: Opinión Comentarios(5) julio 2008

5 Respuestas a “Así que pasen cinco años (Sobre el anunciado retraso de la autovía de la Espina)”

  1. Valdesano Says:

    Pues sí, las dos autovías con retraso, y todos tan contentos. Es inevitable dar razón esta vez al tópico: en Asturias, en particular, en el occidente, lo que hay es lo que merecemos.

  2. Yo acuso Says:

    Hace bien en denunciar las cosas que nos pasan. Nos quitan escuelas, nos racanean un servicio de transporte escolar eficiente, se ríen de nosotros cuando hablan de plazos de obras.
    Mientras, los intermediarios, entre las Administraciones y nosotros, es decir, los Ayuntamientos ni saben ni contestan.
    Siempre nos quedarña la última fartura.

  3. Adicto al diario Says:

    Con todo, lo único que nos queda es la prensa. Sólo a través del periódico hemos confirmado la sospecha de que la autovía de la Espina iba a retrasarse tanto.
    Todo lo demás es silencio. Y burla.

  4. Casquiano Says:

    ¡Qué oportunidad pierde Cascos de salir a la palestra y poner en ridículo a sus adversarios políticos en Asturias del PSOE!

  5. tinetense en xixon Says:

    Aún resqueman los kilómetros por aquella carretera para llegar a Tineo a darnos clase en su plumilla ahora electrónica, Don Luis. ¿No permitirá la autopista volver a tenerle por esas latitudes? 🙂

Escribir comentario