¿2008 era esto? (A Leopoldo Tolivar)

Por Luis Arias

Para quien quiera documentarse, las hemerotecas y las actas correspondientes dan cuenta de tu iniciativa, siendo el principal dirigente responsable de la oposición municipal en el Ayuntamiento de Oviedo durante el periodo 99-2003, proponiendo la celebración de las grandes efemérides de 2008. También sería aleccionador comprobar cómo fueron recibidos tus planteamientos por parte del entonces equipo de Gobierno del Consistorio Carbayón, así como por la generalidad de la opinión publicada. Sabemos bien, no obstante, lo mucho que se conjuga el verbo desdecir.
Aquí se principió, con alborozo, con Bernardo del Carpio. Se decidió obviar lo que en su momento sentenció Unamuno acerca de su marco literario y del personaje: “La sistematización del honor, la caballería es, como tantas sistematizaciones y pulimentos, de origen francés”(…) El caballerismo dio nuevo barniz al Cid, a Bernardo del Carpio y a otros héroes legendarios”.  Bernardo del Carpio, todo un matador de gabachos, tiene su deuda, en lo que a las fuentes literarias se refiere, con las letras francesas. Si en su momento se habló, con mucha razón, de la falta de rigor del celtismo que más de uno llevó tan lejos, acaso convendría tener en cuenta que, históricamente hablando, con respecto a las hazañas de Bernardo del Carpio, no haya más rigor que con el celtismo. Moraleja: unos mitos valen más que otros, según los objetivos que se pretendan, y no en función de lo sostenibles que sean científicamente. Vamos bien.

Hasta ahora no tengo constancia de que ninguna autoridad política haya propuesto el 25 de mayo como la fiesta cívica de Asturias. También tendría que aclararse cómo se interpreta el 25 de mayo de 1808, es decir, si se trata de la fecha que da inicio en Asturias a la historia contemporánea desde el momento en que se convoca a la ciudadanía a participar en la vida pública contra la invasión; o si, antes bien, lo que se pretende es ver en el 25 de mayo de 1808 una exaltación no sólo contra las tropas napoleónicas, sino también y sobre todo, a favor de las “caenas” y del rey absoluto. ¿Figura entre los eventos previstos la celebración de jornadas que se ocupen de don Álvaro Flórez Estrada y del Conde de Toreno, que redundarían en un mayor conocimiento por parte de la sociedad asturiana de esas personalidades, decisivas en los fastos que se dicen estar celebrando? Los estudios del profesor de la Universidad de Oviedo Joaquín Varela Suárez-Carpegna sobre los hechos históricos que nos ocupan y sus principales protagonistas son de obligada consulta.    

¿2008 era esto? ¿Y qué decir del 400 aniversario de la Fundación de la Universidad de Oviedo? Bien está que se profundice en la figura de Valdés- Salas, como se está haciendo. ¿Pero no sería conveniente también fijar la atención en  lo que fue nuestra Alma máter a lo largo de estos siglos, particularmente su etapa más brillante entre la segunda mitad del XIX y las tres primeras décadas del XX, cuyo último representante fue el rector Alas al que fusilaron en 1937?

¿2008 era esto? ¿Todos contra Francia, desde Bernardo del Carpio hasta la proclama del 25 de mayo de 1808?. ¿De qué Francia hablamos?  ¿De la Francia de la Enciclopedia y de la Revolución, o de aquella otra de la que vinieron los borbones, y, después de Napoleón, aquellos cien mil hijos de San Luis, que no fueron tantos ni tales? ¿Es posible que gentes tan sistemáticas y rigurosas desconozcan, por ejemplo, las tesis de Javier Herrero en su libro Los orígenes del pensamiento reaccionario español?

Ser patriota fue luchar contra el invasor francés. Ahora bien, habría que preguntarse si estuvo del lado del patriotismo ampararse en aquellos cien mil hijos de tan triste recuerdo, que vinieron aquí a reforzar el absolutismo del monarca más nefasto que tuvo la historia de España.

Asturias, 25 de mayo de 1808, malestar contra el invasor, que no significa anhelo de absolutismo, ni tampoco el episodio que da origen a un supuesto nacionalismo astur, al margen del resto de España, porque no hubo tal cosa.

¡Qué gran ocasión se desperdicia para analizar a fondo el drama que vivieron aquellos que, de un lado, eran conscientes del valor de la Enciclopedia y de la Revolución, mientras que, de otra parte, vivían el malestar profundo que supone saber que su país está siendo invadido y sufre saqueos del ejército de una potencia extranjera! Escuchemos de nuevo a Unamuno: “El 2 de mayo es, en todos los sentidos, la fecha simbólica de nuestra regeneración, y son hechos que merecen meditación detenida, hechos palpitantes de contenido, el de que Martínez Marina, el teorizante de las Cortes de Cádiz, creyera resucitar nuestra antigua teoría de las Cortes, mientras insuflaba en ella los principios de la Revolución francesa, proyectando en el pasado el ideal del porvenir de entonces”. ¡Qué fácil es advertir en estas palabras de don Miguel el eco del concepto de nación de Renan!

Si de los fastos de 2008 se deriva, primero,  el empeño por confundir realidad y ficción con Bernardo del Carpio; segundo, la atención en el fundador de la Universidad de Oviedo, obviando lo que fueron los mejores trabajos y días de la institución a lo largo de estos 400 años; y, tercero, el 25 de mayo, como la fecha en que se produce la revuelta contra Napoleón, sin reparar el drama que vivirían los liberales y forjadores de las Cortes de Cádiz a causa de aquel rey al que llamaban el deseado, uno no puede sentirse demasiado satisfecho.

Y, para mayor baldón, se diría que se desaprovecha la oportunidad para un debate histórico que siempre podría resultar, como mínimo, sugestivo.

Por eso, amigo Leopoldo, no puedo no preguntarme si 2008 era esto.

Categoría: Libros Comentarios(10) mayo 2008

10 Respuestas a “¿2008 era esto? (A Leopoldo Tolivar)”

  1. Metacarpiano Says:

    ¿Y qué dirán ahora los coros del Sumo Sacerdote, que bendice a Bernardo del carpio como un valeroso matador de gabachos, que aborrece la Ilustración y que presenta a esta tierra como la patria en que se forjó la grandeza de matar gabachos y moros?
    ¡Se mete usted en cada una!

  2. Piecho categorial Says:

    Bien, sólo usted sale a la palestra poniendo en claro la inconsistencia de ese invento de Bernardo del Carpio a quien presentaron como un apostol contra la gabachada.
    ¿Aquí se traga con todo, si viene de una filosofía bendecida por el PP?

  3. Esteta de Pumarín Says:

    Pues a ver qué le dicen ahora sobre Unamuno. Resulta que nació y murió en una época en la que la filosofía más científica de la historia aún no había sido inventada.
    ¡Qué le vamos a hacer!

  4. Lliteratu Says:

    Creo que alguna vez se lo dijeron. Hay artículos suyos que, más que ninguna otra cosa, son una lección magistral por escrito.
    Éste de hoy es una clase, buena y clarificadora.
    Me gusta más dando clase que opinando.

  5. Zaratustra Says:

    Si la celebración de 2008 no es más que folklore rancio, ¿Qué se puede esperar de esta sociedad?

  6. "El Miserable" Says:

    Cuanta razón tiene usted, señor Arias.

  7. Martin Guanche Says:

    Según la real (a la Academia, me refiero), Mito significa, entre otras cosas, Narración maravillosa situada fuera del tiempo histórico y protagonizada por personajes de carácter divino o heroico. Con frecuencia interpreta el origen del mundo o grandes acontecimientos de la humanidad.
    Desde luego, dentro de esta definición caben (como protagonistas) el oso Yogui y nuestro querido Nardo del Carpio. El primero no es casposo, es un producto de la TV americana, para mayor gloria del ecologismo enlatado y amable de los sesenta. Nuestro Nardo matagabachos es otro constructo que merece estar junto a otros celtiberian frikis, como el cojo de Calanda,el arropiero, nuestro entrañable Pelayo o el mismo Matamoros, es decir, un ejército de mitos de medio pelo que sirven a la maravilla a los intereses de aquellos que, con denuedo furibundo, arremeten contra el celtismo (otro mito, pero éste más divertido, pues al final creo que regalan fabada). La secta davidiana de aquí (no la texana, la de Uviéu) se pega a don Gabino para salir en la foto, junto a unos personajes de cartón piedra, muy próximos al capitán Trueno.
    Enhorabuena, davidianos, su mito de Nardo el Metacarpiano es mejor que el de los asturchales. Quizás atacando a éstos están tejiendo la ideología españolchale. ¿No es esto en realidad su objetivo? ¿El próximo capítulo tratará de Arana? No me extrañaría, la secta está efervescente.
    lloren su virginidad o puerilidad histórica y sigan dando lecciones de onanismo carpiano. Hay gente para todo.
    Muy buen artículo, don Luis, siga rugiendo en el desierto, en nuestro desierto verde, que los davidianos siguen con su mito de marchamo decimonónico.
    Creo que Chikiliquatre ya pasó por el café español.
    Guanche.

  8. Llector Says:

    Magistral el comentario de Guanche: irónico, culto, documentado, mordaz.
    ¿Qué cachondeo es éste con algunos señores cobrando todo el protagonismo de unos actos que tendrían que servir de homenaje a los asturianos que dieron paso a la historia contemporánea?
    ¿Qué historia es la de Bernardo del Carpio, como si se tratase de un personaje histórico cuando es un producto de la literatura medieval?
    ¿Y los que tuvieron la iniciativa de proponer los eventos de 2008 que ahora están marginados de todo el ceremonial tampoco gurgutan?

  9. Severón Says:

    De acuerdo con lo que se está diciendo aquí hasta ahora.
    Pero me gustaría saber si algún profesor de historia contemporánea se va a dignar a decir su opinión acerca del espectáculo que hubo el día 25 en la sala Capitular catedralicia.
    ¿O es que aquí todo el mundo es temeroso de ese Sumo sacerdote del que hablaba lliteratu?

  10. Estupefacta Says:

    O sea que el acontecimioento que da paso en Asturias a la historia contemporánea se oscurece con efemérides medievales y con discursos contra la Ilustración.
    ¡Las estrellas de las concelebraciones nos salvarán del maligno!
    Loados sean Gabino y sus contratados.

Escribir comentario