Palabras para Aurora

Por Luis Arias

La belleza del mar y las monta√Īas de Luarca. El descubrimiento de la poes√≠a al lado de su padre. Arcadia feliz e ilustrada con inequ√≠vocos v√≠nculos con el republicanismo espa√Īol que tuvo en el occidente de Asturias uno de sus principales viveros. Buen ejemplo de ello, el pol√≠tico y tambi√©n escritor don √Ālvaro de Albornoz. Arcadia feliz violentada por la guerra, cuyo estallido tuvo lugar 10 a√Īos despu√©s del nacimiento de Aurora de Albornoz.
En 1944, a√Īo clave en la poes√≠a espa√Īola de posgue¬≠rra, en el que se publican¬† Hijos de la Ira, de D√°maso Alonso y Sombra del Para√≠so, de Vicente Aleixandre, la familia de Aurora de Albornoz abandona Espa√Īa y se instala en Puerto Rico. Asiste nuestra escritora a las clases que imparti√≥ en esa Universidad Juan Ram√≥n Jim√©nez en 1953. Aurora empieza a ejercer como docente en la Universidad puertorrique√Īa un a√Īo m√°s tarde. Conoce a Federico de On√≠s y a Ricardo Gull√≥n. Regresa a Europa en 1955, a Par√≠s, becada por la Universidad de Puerto Rico. Volver√° a Espa√Īa en 1968. Impartir√° clases en la Universidad Aut√≥noma de Madrid. Sus investigaciones la convierten en referencia inexcusable de la obra po√©tica de Unamuno, Machado y Juan Ram√≥n Jim√©nez.¬†

Pero no estamos hablando solamente de una autoridad indiscutible en los estudios de la mejor poes√≠a espa√Īola de las primeras d√©cadas del siglo XX. Aurora de Albornoz fue mucho m√°s que una erudita. Su vida no transcurri√≥ s√≥lo intramuros con sus investigaciones. Se comprometi√≥ con su tiempo, con sus ideas pol√≠ticas. Y se forj√≥ doblemente como personaje, luchando por aquello en lo que cre√≠a y dejando constancia de s√≠ misma en su obra de creaci√≥n, que a√ļn est√° por investigar y descubrir.

El libro que hoy se presenta la Casa de Cultura de Luarca* servir√°, ¬†sin duda, para un mayor conocimiento de su vida y obra. Colaboran en √©l Carmen Alfonso, Bego√Īa Camblor, Concha Gonz√°lez ‚ÄďBad√≠a, Jos√© Ram√≥n Ripoll, Fanny Rubio, √Ālvaro Salvador, Leopoldo S√°nchez Torre e Iris Zavala.

Esta publicación se suma al libro de José Antonio Pérez Sánchez sobre nuestra autora que publicó en 2007 el Ayuntamiento de Valdés.

Entre las muchas recuperaciones pendientes de figuras importantes, injustamente olvidadas, est√° la de Aurora de Albornoz. Con iniciativas como la de hoy, el camino, nunca mejor dicho, comienza a andarse al machadiano modo.

Aurora de Albornoz ‚Äďles aseguro que no hay hip√©rbole alguna en esto que digo- fue uno de los grandes regalos que Asturias le dio al mundo en el siglo XX. Desconocer el significado de su obra y de su figura es tan injustificable como imperdonable.

A Luarca le cabe el privilegio de ser la voluntad de una geograf√≠a en la que confluyeron la alta pol√≠tica, (Don √Ālvaro de Albornoz)la cr√≠tica literaria m√°s excelsa(Aurora de Albornoz) y los estudios cient√≠ficos m√°s reconocidos en la centuria que hemos dejado atr√°s (Severo Ochoa de Albornoz). Y, aun as√≠, hay quienes se empecinan en que no se conozca lo mejor de nuestro pasado. A quienes as√≠ se pronuncian, me permito recordarles esto que dej√≥ escrito Ortega: “El hombre es, por encima de todo, heredero. Y que esto y no otra cosa es lo que le diferencia radicalmente del animal. Pero tener conciencia de que se es heredero es tener conciencia hist√≥rica”. ¬†

Entre 1926 y 1990 transcurrieron la vida y la obra de la figura que aquí nos trae. Vida y obra cuyo tránsito asombra y fascina.

Categoría: Libros Comentarios(6) marzo 2008

6 Respuestas a “Palabras para Aurora”

  1. RUBEN ARIAS M. Says:

    Un cordial y afectuoso saludo de este antiguo escolapio, que sigui√≥ tus ense√Īanzas en breve a√Īo de su vida. Desde tierras del Viejo Reino de Le√≥n, te sigo, y admiro tu buen hacer y la profundidas de tus letras. Viva Asturies y la poes√≠a que nos vi√≥ nacer.

  2. A. Febus Says:

    Enhorabuena, por el artículo. Es parte fundamental de nuestras asignaturas pendientes recuperar a nuestros ilustres personajes.
    Y Aurora de Albornoz es uno de ellos. La mejor poestisa del siglo XX.

  3. Poesía de posguerra Says:

    Es discutible, incluso dudoso, que Aurora de Albornoz sea una de las grandes poetisas de la posguerra. Pero, en todo caso, su obra crítica, con grandeza de estilo, y el personaje que se forjó, la convierten en una figura importante que no debe ser olvidada.
    Por eso, le agradezco su artículo.

  4. Bego Says:

    Ni es discutible, ni dudoso. Puedo afirmar sin ning√ļn miedo a equivocarme que Aurora es una de las m√°s grandes poetas del siglo XX -y no excluyo del grupo los nombres masculinos-.
    Cierto es que su figura cr√≠tica y su personalidad han prevalecido, pero poco falta para que esto cambie y todos descubran la gran poeta que se esconde tras la fachada de “escritora menor” o incluso tras el olvido a que se la ha condenado.
    Espero verlo y participar de ese cambio.
    Gracias, Luis, ha sido muy especial para mí que escribieras esto.

  5. Zaratustra Says:

    La discusión que mantienen los comentaristas es propia de ese subgénero humano de la crítica literaria de gentes académicas sin brillantez alguna. Espero que los comentarios sigan por otro cauce.
    Por cierto, muy bueno el art√≠culo. Habr√≠a que preguntarse por la causa del sistem√°tico olvido en el han ca√≠do tantos ilustres asturianos. Seguramente a d√≠a de hoy un asturiano (o asturi-asno) conozca m√°s a Savater que a Gaos, y a Reverte que a do√Īa Aurora de Albornoz.
    Un saludo.

  6. Sadhana Says:

    Soy una seguidora y admiradora de sus art√≠culos. Como dijo Bergson: “En toda obra de un pensador hay una intuici√≥n √ļnica que se va desplegando en textos varios”. Vd., Don Luis, lo es.
    Conozco muy poco de la obra de Aurora de Albornoz, pero hay una frase suya que me parece fant√°stica: “Quien vive de crear ilusiones no morir√° jam√°s de desenga√Īos”.

Escribir comentario