¿Un duelo entre Gabino y Álvaro Cuesta?

Por Luis Arias

Imagine el lector por un momento que los mandamases del PP en los Madriles sugieren que Gabino de Lorenzo encabece la lista pepera por Asturias al Congreso de los Diputados. Imaginen que al primer edil de Vetusta no le produce «galbana» tal hipótesis y que se decide a ello. No puede negarse que tal eventualidad llenaría de ambiente la campaña electoral astur. El gayasperu Gabino sería a Oviedo lo que Gallardón a Madrid. Alcaldes carismáticos, vencedores en muchas lides electorales. Inconmensurable. Téngase en cuenta además quién sería el antagonista gabiniano, don Álvaro Cuesta (creerlo). ¿Qué diría el muy honorable señor Mortera para su magín? ¿Tendría, por mucho que quisiera ocultarlo, su corazón partido? No hay que olvidar que, siendo don Álvaro líder del Grupo Socialista en el Consistorio de Vetusta, tuvo una excelente relación con don Alberto, entonces rojo de pro, como su jefe de filas.

Añadan a ello que en aquel mandato se creó una empresa municipal modélica, llamada Gesuosa, a cuyo frente estuvo un notabilísimo ciudadano, el señor Gómez, que declaró en su momento sentir gran admiración tanto por Gabino de Lorenzo como por Maese Villa.

Bien mirado, durante aquella etapa en la que Gabino obtuvo su mayoría más amplia (95-99), los socialistas y el PP se entendieron pero que muy bien. Y no me negarán que sería la mar de interesante que se reviviese aquel choque entre don Álvaro y don Gabino. Un don Álvaro que, volviendo al señor Mortera, algo pudo haber tenido que ver en que, en el último momento en las municipales de 2003, el actual edil de Urbanismo fuese incorporado a la lista que por segunda y última vez encabezó Leopoldo Tolivar. Y, miren por dónde, tomo posesión de concejal tras la honesta, caballerosa y coherente dimisión del catedrático de Derecho Administrativo. Porque, de entrada, no había obtenido acta de edil.

De ser Gabino de Lorenzo cabeza de lista del PP, serían muchos los que recordasen los antecedentes referidos.

¿Y qué decir de don Álvaro? De salida, tendría mucho en contra. Primero, haber sido rotundamente derrotado en su momento por su oponente, caso de cumplirse la hipótesis que venimos manejando. Segundo, y para mayor baldón, el demoledor dato estadístico de que en las elecciones de 2004 la lista candidatura asturiana del PSOE por él encabezada resultó perdedora frente a doña Alicia Castro. Mucha confianza tiene su partido en este buen señor; o bien, una invencible debilidad por los perdedores. También habría que preguntarse cuántas veces ha venido el señor Cuesta por su tierra en estos últimos cuatro años y qué defensa hizo de los intereses de Asturias durante la legislatura que concluye. ¡Ay!

¿Se representan ustedes a Gabino en el Congreso de los Diputados, departiendo con sus compañeros de escaño? ¿Se sentaría al lado de Gallardón?

No voy a negar que daría mucho juego que el actual regidor de Vetusta se presentase a las elecciones del 9 de marzo. Pensando en primer término en los discursos de campaña que haría contra su principal adversario al que conoce bien. Y, en segundo lugar, intentando figurarse lo que haría por los Madriles. ¿Ayudaría a Celestino Suárez a mejorar su florido y grácil verbo, dando así muestras de talante y de paisanaje por encima de la brega política? ¿Se haría amigo de personajes tan versallescos como el señor Pujalte? ¿Tomaría la palabra alguna vez en la tribuna de oradores? ¿Aconsejaría a Gallardón en el diseño de parques y jardines, farolas y mobiliario urbano en general? ¿Mediaría entre doña Esperanza y don Alberto para que no tuviesen tantos desencuentros?

¿Y qué harían, mientras, los líderes del PP astur, ante el más que probable estrellato gabiniano en Madrid? Puede que don Ovidio no lo llevase con mucha resignación.

Pero algo me dice que tanta diversión no la disfrutaremos. Puede que, incluso en el caso de que en la calle Génova se apostase por él como cabeza de lista en Asturias, para alivio de muchos correligionarios y adversarios, Gabino entonase el «no nos moverán», de Vetusta, en este caso.

Categoría: Opinión Comentarios(9) enero 2008

9 Respuestas a “¿Un duelo entre Gabino y Álvaro Cuesta?”

  1. Bernardo Says:

    Acertó usted,don Luis. Publicó su artículo ayer, y hoy la prensa confirma que Gabino quiere ser candidato alCongreso por Asturias.
    Además de acertar, el tono de su artículo, agrio e irónico, me gustó mucho.
    ¡Vaya dos candidatos!

  2. Vetustense Says:

    Mire:
    Lo que dice sobre el señor Cuesta es tan cierto como la triste realidad política que nos toca.
    Pero, sin ser favorable Gabino, usted nunca lo fue, quizás podría ser un poco más punzante, contra su populismo y otras historias
    ¿No le parece?

  3. observador Says:

    Si ganara Gabino ampliamente a Cuesta,como cabe suponer, ¿reaccionaría el PSOE ante este descalabro? ¿O se da por hecho que aquí no hay nada que hacer con este partido que sigue sin renovarse?
    Qué lacra el PSOE para Asturias

  4. gesuoso Says:

    ¿Quién se acuerda de Gesuosa? Sólo usted, por loque se ve. Al fin y al cabo, fue un acuerdo entre Cuesta y Gabino. ¿Y Mortera? Calladín.
    Qué vida pública más deteriorada en Asturias!
    Y eso que no hablamos de los pelotas de unas y otras trincheras.
    Uffffffff

  5. logsenosena Says:

    por favor señor Luis.
    aunque no tenga nada que ver con el tema.
    siga escribiendo sobre el tremendo deterioro de la enseñanza con la logse y destape a todos estos impresentables pesebristas que tenemos en la administración.
    ya se que esto no es una democracia, que no es lo mismo libertad de expresión que libertad de impresion y se necesita mas que nunca a gente como usted que denuncie aunque supongo le traera grandes enemigos semisovieticos que actuan de manera stalinista cuando no se les dora la pildora.
    que clase politica mas detestable.

  6. Sadhana Says:

    ¡Menudo juego le va a dar la noticia de la que usted, presumiblemente, ya tenía conocimiento!
    Nos seguiremos deleitando con sus artículos.

  7. desdeVetusta Says:

    ¿Qué pasárá ahora con la decisión de Gabino, después de lo que ocurrió con Gallardón?
    Aquí Ovidio no se atreverá a decir ni mu. ¿Pero si en Madrid se oponen a que Gabino encabece la lista, cómo reaccionará el gallardo Alcalde de Vetusta?
    La cosa se pone interesante.

  8. Jaime Says:

    Nadie puere negar la capacidad de De Lorenzo, donde dijo ayer nunca jamás, hoy dice lo contrario. Yo reconozco su mejoras para Oviedo, y puedo entender que lo quiera todo para su ciudad, pero no olvidemos que su creencia de estar siempre en posesión de la única verdad, está con su partido llevando a Asturias al desastre, primero apoyó el undimiento del Oviedo, estuvo a un paso de lograr que Avilés se quedara sin el Niemeyer, no permite con su postura que sea sede de la Fundación, está en permanente pelea con el gobierno, con lo de Mortera se ha pasado 5 pueblos…un politico dialoga, un dictador impone, y conste que no votaré a Zapatero, pero por todo lo contrario que piensan en el P.P.

  9. Zaharoff Says:

    La social democracia se nos muere a la misma velocidad que se agota el petroleo. En Asturias ha llenado muchos buches (y continua, ahora toca a los de la mina la Camocha…, son votos y pepiño, indecente, lo sabe, “págales Areces, que ya te lo devuelvo después del 9 de Marzo). Claro, vivimos del voto cautivo. Repartimos el trigo a cambio de votos para que Asturias siga siendo un Zombi, un muerto viviente. Es la pelicula de Alien…., mientras el bicho esté sobre tu rostro, absorviendo tu potencial fulgor económico, no te moriras, pero jamás prosperarás. La trama del Psoe asturiano impresiona…., funcionariado, imprentas, sociedades regionales (que financian empresas que financian al partido), prensa, clanes urbanisticos afines, clanes politicos (marroquí, esposa y familia), la mafia de la cuencas,…miles de millones en repiración asistida mientras el autonomo se muere de hambre y el pequeño empresariado se hunde. Pero estos no cuentan para nadie. Se acaban las oportunidades para la educación pública y para la sanidad. Pronto un huracan lo barrera todo y como Azaña, sentado frente Aguirre, cuando ya todo está perdido, y este le comenta la misión hebraica de los refugiados vascos en Santander, entonces tal vez recobremos el sentido comun, nos dejemos de majaderías y reflexionemos en silencio, con honda tristeza, para preguntarnos como él “¿cómo pudo pasarme esto a mi?, todo el tiempo lo perdí en un proyecto que nunca existió”

Escribir comentario