Autor del blog

RUIDO

admin (21 de septiembre, 2013)

Plataforma y aseo adaptado

Plataforma y aseo adaptado

Como suelo dar estopa a las autoridades cuando a mi juicio discriminan o no respetan los derechos de las minorías, justo es que hoy elogie con merecimiento a la gente del Ayuntamiento de Oviedo por la organización de los conciertos que, con motivo de la festividad de San Mateo, se celebran en La Ería.

Ayer era día de mucho ruido, “La Destilería“, “Rosendo” y “Los Suaves” se encargaban de hacerlo y lo hicieron. Para un viejo aficionado al Rock fue una noche casi gloriosa que tendré pocas oportunidades de revivir porque cada día me quedan menos fechas para poder hacerlo, pero disfruté de lo lindo sin perderme nada desde la atalaya que dispuso la organización para los “diverso funcionales” a cuyo pie ubicaron un aseo adaptado. Es quizá el único “pero” que puedo poner, el del excesivo desnivel de la rampa por la que se accedía a la plataforma lo que obligaba, sobre todo a los usuarios de silla de ruedas manual, a tener que pedir ayuda.

Por lo demás todo perfecto, zonas para los automóviles conducidos por personas con movilidad reducida, accesos fáciles a la explanada, aseos adaptados, y plataforma elevada dispuesta frente al escenario y como allá arriba se me veía bien, varios amigos que compartieron conmigo el concierto, se acercaron a saludarme.

Por abundar en elogios, la web para adquirir las entradas por Internet funcionó para expedirme los correspondientes pases de acceso, los precios económicos, el recinto aunque alejado porque nos estamos refiriendo a la explanada de estacionamientos del campo de fútbol del Oviedo es amplio cómodo y tenían previsto coberturas por si al cielo le daba por mojarnos y bebida y comida para pasar las cinco horas de concierto.

Vamos, nada que ver con la ocasión en que acudí al concierto de REM a Las Mestas en Gijón donde tuve que miccionar detrás de un árbol por no haber aseos adaptados, y apenas ver al grupo por carecer de un sitio adecuado para hacerlo y en el que no fui aplastado porque la gente (15000 personas en aquella ocasión afirmaron los organizadores) es mucho más civilizada de lo que pensamos a priori.