Autor del blog

AL FINAL NI LO UNO NI LO OTRO

admin (23 de febrero, 2013)

Centro lesionados Langreo

Centro lesionados Langreo

Pertenecí a un grupo de personas con diversidad funcional que luchamos para que el centro hoy denominado Stephen Hawking en Langreo terminara por ser un hospital similar al de Toledo, especializado en el tratamiento de lesionados modulares desde la primera estancia de la lesión hasta la incorporación del afectado a la vida cotidiana.

El hecho de que las autoridades sanitarias no estuvieran de acuerdo con ello y de que las asociaciones de discapacitados no hicieran suficiente presión social aderezado con el hecho de la reducción de accidentes como consecuencia del cambio de la legislación en lo que a tráfico se refiere, terminó por conseguir que el centro terminara por destinarse a la atención de la dependencia. Es decir una especie de centro de día para lesionados medulares y  atención sanitaria colateral como gimnasios, masajes y otros mantenimientos.

Pero ¿En qué ha quedado todo aquello? Ayer publicaba la NUEVA ESPAÑA que el colectivo de afectados reclamaba la puesta en funcionamiento del centro.

Se hizo con los fondos mineros que llegan de la CEE, pero completarlo, equiparlo y ponerlo en funcionamiento nos corresponde a nosotros y como ocurriera con aeropuertos, centros culturales, estudios artísticos, etc… en cuya construcción se cebaban los políticos durante la época de las vacas gordas, ese se ha convertido también en un cadáver viviente.

Dice la noticia que “Las obras del centro de discapacitados de Langreo se paralizaron a principios del mes de octubre. Las dos compañías que formaban la UTE (unión temporal de empresas) adjudicataria de los trabajos entraron en concurso de acreedores y, como primera medida, decidieron despedir a toda su plantilla, incluidos los trabajadores que realizaban sus labores en Barros. Desde entonces los trabajos no se han readjudicado.” Vamos, lo de siempre.