Autor del blog

CLIENTELISMO

jesusgarcia (21 de mayo, 2014)

Mercedes del torero

Mercedes del torero

Decía mi abuela que ahora, si aún viviera, pasaría de los 125 años, que el mal de España era el clientelismo. Hijo mío, decía, vosotros los jóvenes tenéis que acabar con esa rémora que aniquila la justicia social en nuestro país. Ahora tendría que decirle, lo hemos hecho mal abuela, esto ha cambiado poco.

Hace no tanto aunque todavía trabajaba, quiero decir que no me habían jubilado, dejé estacionado el coche en carga y descarga para visitar profesionalmente a un cliente. Se trataba de la calle Esproceda en Gijón, no se me olvida y lo hice así porque la plaza habilitada para discapacitados cerca de esa zona estaba ocupada por una furgoneta de reparto y yo tenía prisa, el comercio que tenía que visitar se encontraba al otro lado de la calle mencionada y llegaba tarde. No debí tardar en regresar más de veinte minutos, sin embargo, cuando lo hice, a pesar de que el coche tenía en sitio visible el certificado de discapacitado, la grúa se lo había llevado.

En seguida salieron unos paisanos de un bar próximo vociferando, ¡son unos canallas, unos canallas! –se referían al agente de policía que acompañaba a la grúa porque lo advirtieron de que el coche era conducido por un señor en silla de ruedas y era una “putada” que se lo llevaran–, pero no sirvió de nada. Respondieron que así aprendería a estacionar donde tenía permitido hacerlo.

Llamé por teléfono, supliqué. Les expliqué que trabajaba, que era comercial, que tenía que comer y continuar por la tarde, lo lejos que quedaba el parque municipal del sitio donde me encontraba, que con la silla me era costoso acudir a retirarlo, etc…, pero la respuesta fue tajante, tome un taxi o haga lo que quiera pero que sepa que lo tiene que retirar hoy porque, en caso contrario, le cobraremos estancia. Creo recordar que la broma entre taxi, multa y grúa pasó de los 230 euros, aunque no lo recuerdo muy bien.

Hoy me desayuno con la noticia de que un “jefezucho” del parque móvil de Madrid ha ordenado le devuelvan su mercedes gratis a un torero, seguramente porque es torero. Clientelismo, el mismo mal que molestaba tanto a mi abuela.

PORQUE NO SE REPITA LA HISTORIA

admin (22 de junio, 2013)

Portada del libro

Portada del libro

Mi madre murió en su cama a los 96 años pero fue una superviviente de la guerra. Por esos avatares que se prodigan en las guerras fraticidas, se libró de la persecución franquista gracias a la ayuda de un falangista conocido por  el sobrenombre de “el legionario” que estaba casado con su mejor amiga. Él la protegió y ella me lo contó, eso y miles de otros detalles de la guerra, del comportamiento de algunos miembros de ambos bandos, de la inocencia de un pueblo que ni sabía ni podía hacer nada para evitar lo que se les venía encima y lo hacía diseccionando los recuerdos, con meticulosidad, y cuando me defendía acusándola de ser una pesada me repetía con apasionamiento y…, recuerda todo siempre tal como te lo cuento porque solo recordándolo se podrá evitar que vuelva a ocurrir.

El texto un poco extenso cuya lectura recomiendo hoy tiene mucho de esa doctrina materna que podría resumirse en la siguiente frase, solo conociendo y recordando se podrá evitar que la historia se repita. Y hoy, las palabras que se suelen escuchar en el entorno del partido gobernante tanto en nuestro país como en otros, Turquia, Egipto, etc…, sobre como una amplia base ciudadana que se ha pronunciado en las urnas, legitima sus acciones, más que nunca debemos recordar que Hitler accedió al poder primero con una mayoría simple y más tarde con una mayoría absoluta y que con esa misma legitimación de la que algunos hacen gala, dirigió a todo el pueblo alemán hacia el crimen, la desolación y las penurias; provocando dolor, injusticia y sangre por doquier.

Con la traducción de muy buen amigo Javier Romanach, hemos publicado la parte de un libro sobre el holocausto nazi, en lo que se refiere al trato que aquel régimen destinaba hacia los más débiles.

LOS CRÍMENES OLVIDADOS: El Holocausto y las personas con diversidad funcional (discapacidad)