Autor del blog

SI NO LO DIGO REVIENTO

admin (10 de junio, 2012)

Cartel del proyecto inicial

Cartel del proyecto inicial

El pasado viernes tuvo lugar en el centro social El Cortijo en La Corredoria la presentación de un proyecto que se prolongará durante los próximos días en el Centro de Salud del mismo barrio y que bajo el título “UNA MIRADA A TRAVÉS DE…”, intenta motivar a los vecinos para la participación en la confección de un barrio equilibrado, moderno y socializado.

Se invitó al Ayuntamiento que estuvo representado por la Concejal de Participación Ciudadana, Cooperación al Desarrollo, Inmigración, Igualdad y Empleo y Centros Sociales, Doña Silvia Junco y a las asociaciones del barrio. Se trataba de que las asociaciones participaran en la presentación y el compromiso de canalizar la mirada de los vecinos desde los mayores, las mujeres, los jóvenes, los niños, las personas con diversidad funcional, etc…, aportando las propuestas que a la postre conformarían los elementos precisos para la mejora del barrio; y ahí es donde nace el enojo que manifiesto en el título de este post.

Acudió ASPARVE, AFESA, LA CORREDORIA SUENA, ALFALAR, que era el organizador de las jornadas que recogían el muestreo realizado el año pasado por ellos mismos,  y distintos voluntarios además de quien suscribe que lo hacía en representación del FORO DE VIDA INDEPENDIENTE y que había protagonizado los actos que tuvieron lugar en el proyecto dirigiendo la mirada a través de las personas con diversidad funcional. Pero curiosamente brillaron por su ausencia asociaciones tan significativas como EL CONCEYIN, SAN JUAN, LA ASOCIACIÓN LIBRE DE MUJERES DE LA CORREDORIA o la ASOCIACIÓN DE MAYORES.

Por parte de algún participante que defendía el movimiento asociativo se dijo que, lamentablemente, las asociaciones estaban perdiendo su compromiso asambleario y participativo abierto a la totalidad de los vecinos para convertirse en una especie de sociedades que trabajan únicamente para satisfacer a sus propios socios. Así organizan sorteos, excursiones, actos culturales como el protagonismo de los baños que anualmente efectúa una de ellas, etc…, pero a mi juicio, hacen muy poco por la unión de todos los vecinos.

Entiendo que para mejorar el barrio se precisa la colaboración en organización de actos que como éste, aúna esfuerzos, sin embargo, unas veces porque las ideologías no lo permiten, y otras porque el esfuerzo añadido a nuestras tareas cotidianas lo hace pesado, la carencia de proyectos está servida. Así, la mayoría de nosotros sabemos que EL CONCEYÍN parece aglutinar a los socialistas del barrio cosa que uno de estos días quedó escenificado en prensa y que SAN JUAN se mueve en el entorno del actual alcalde de barrio a la sazón concejal del Grupo Popular y así no se puede. Si las asociaciones del barrio no ceden cuota ideológica en favor de lo colectivo, el barrio lo pagará y un barrio joven y emergente como el nuestro precisa de la ayuda de todos.