Autor del blog

PIERDE EL CIUDADANO

jesusgarcia (7 de julio, 2014)

Nuevo complejo hospitalario

Nuevo complejo hospitalario

Bajo este título Álvaro Faes opinaba sobre el transporte público en La Nueva España del sábado pasado, manifestando, a mi juicio acertadamente, que la pugna entre políticos de tendencias ideológicas diferentes, en cuanto al acercamiento de los ciudadanos al hospital nuevo, terminaba por perjudicar a todos los vecinos.

Y así es, pues en un amplio artículo publicado en el mismo periódico, Gerardo Antuña en representación del Ayuntamiento de Oviedo y Belén Fernández aportando su visión por parte del Principado, se culpan mutuamente de los problemas de acceso al HUCA, lo que da un poco pena por la minúscula altura de miras que muestran ambos.

Puede que ese discurso partidista, que solo pretende salvar o afianzar el culo de cada uno, sirva para sus incondicionales, pero desde luego, para todos aquellos votantes que emigran su voto y que en las pasadas europeas ya anunció que está un poco hasta las narices, a ese lo alejan más aún.

Los ciudadanos somos conscientes de que los accesos al HUCA por carretera son responsabilidad del gobierno socialista que pasó del enlace a la AS-II por ejemplo, pero los ciudadanos también sabemos que esto no se puede relegar al albor de una lucha ideológica, porque esto son las barricadas y aquí los políticos se tienen que fajar con las necesidades de los ciudadanos o serán estos los que se tomen la justicia por su mano cuando llegue el momento de votar y luego, lamentaciones.

LEGALIDAD Y RESPONSABILIDAD

jesusgarcia (24 de junio, 2014)

Foguera San Juan 2014 en la Corredoria

Foguera San Juan 2014

No instalar aseos públicos e higiénicamente mantenidos durante las fiestas de San Juan Bautista en la Corredoria hubiera supuesto no cumplir con la legalidad vigente y eso no ocurrió aunque pienso que para un potencial núcleo poblacional que supera los 18.000 habitantes, dos aseos que fueron los colocados, no se si son suficientes; pero que ninguno de ellos estuviera adaptado o fuera accesible para usuarios de silla de ruedas, eso es discriminar y contravenir la Convención Europea de los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Si esto fuera nuevo se diría, bueno –no volverá a ocurrir- pero es que llueve sobre mojado y así en la mayoría de las ediciones se ha dado esta discriminación y sirva de ejemplo el artículo publicado por mi en este mismo espacio en el 2012 y en el que afirmaba: “Sin embargo el mayor problema para estos fueron los aseos que la organización dispuso por no ser adaptados a personas con movilidad reducida. El año pasado pusieron al menos una cabina adaptada como lo hacen en la Feria de La Ascensión o San Mateo; pero en esta ocasión no y cabe preguntarse: ¿Por qué sigue ocurriendo esto?”

Sigo culpando de esto en primer lugar a la poca sensibilidad de los organizadores de la fiesta y a su falta de escrúpulos a la hora de cumplir con la legalidad pero la responsabilidad corre de cuenta del Ayuntamiento que debería supeditar la concesión de la licencia de las fiestas a que los aseos instalados fueran accesibles a usuarios de silla de ruedas.

NORMALIZACION

jesusgarcia (8 de junio, 2014)

Entrada al FINBA

Entrada al FINBA

La normalización en cuestión de accesibilidad y también de otras cosas, es un paso más hacia la no discriminación. Que no se evite el acceso a los usuarios de silla de ruedas, por ejemplo, a un medio determinado con barreras físicas es la mínima condición para no discriminar, pero la normalización quiere decir que aquello que la sociedad considera minoría, no se sienta discriminado por su condición de tal y voy a intentar explicarme mejor.

Como usuario de silla de ruedas cuando acudo a un centro público, aunque este sea accesible y cuente con aseos adaptados, si estos están en una cabina independiente y bajo llave y para acceder he de buscar a un vigilante por todo el edificio o acudir a un mostrador para que alguien me acompañe, por ejemplo, se me está discriminando también porque la adaptación tiene que ver en este caso con la normalización, debería ser que acceda y use en igualdad de condiciones con el resto de la sociedad, esa misma que precisamente argumenta lo de ponerlo bajo llave para proteger mi accesibilidad preservando el espacio de un supuesto acto vandálico.

Pues bien hoy di un largo paseo por los alrededores del nuevo Hospital Central de Asturias en Oviedo. Hasta ahora no lo pude hacer porque el recinto estaba vallado. Aparentemente y no tengo dudas al respecto, todo es accesible, sin embargo observé un tema curioso de no normalización. En la restauración que se ha hecho de la sede de FIMBA (La Fundación para la Investigación Biosanitaria de Asturias) los accesos principales dada su inclinación perfectamente podrían haberse resuelto mediante rampas y tal acceso hubiera sido normalizado para todos los viandantes independiente de su condición o estado físico. Sin embargo, por razones, seguramente arquitectónicas y de estética, optaron por solucionarlo con escalones. No quiero decir que no sea accesible, de hecho dando la vuelta al edificio tiene una entrada a cota cero pero creo que se entiende perfectamente lo que intento expresar.

DE AMIGOS Y ENEMIGOS

jesusgarcia (7 de junio, 2014)

Excremento voluminoso en la acera ya de por sí estrecha frente al centro social El Cortijo en La Corredoria.

Excremento voluminoso en la acera ya de por sí estrecha frente al centro social El Cortijo en La Corredoria.

Hubo un tiempo en Oviedo que podías caminar sin mirar al suelo porque pisar un excremento de perro era alto improbable pero esto ha pasado a formar parte de la historia de una ciudad famosa por su limpieza.

Ahora, cuando menos te lo piensas te encuentras ante una mierda de nuestros amigos los perros por culpa de nuestros enemigos los hombres y mujeres. Y a esto hay que añadir que los recortes en los servicios y la desidia de las autoridades locales hacen el resto. No se limpian las aceras (antes se barrían con agua constantemente) y los agentes urbanos no cumplen su misión de sancionar a aquellos ciudadanos que transgreden las normas sobre tenencia de animales y sus cuidados.

Otro fenómeno canino tiene que ver con la moda que se está imponiendo sobre tenencia y exhibición de mascotas lo que está provocando que encuentres en barrios pobres a ciudadanos que viven del salario social mientras pasean un can de raza auténtica y según los casos con pedigrí cuyo costo suele superar los 600 euros. Mas recientemente la ignorancia está acercando a la gente un perro poco recomendable como mascota y hablo del “Pit bull” por los riesgos que esta raza encierra al pertenecer al grupo de los denominados perros potencialmente peligrosos.

Es necesario que el poseedor de este animal esté equilibrado emocionalmente, cuente con experiencia en la socialización de este tipo de mascotas, y además, lo tenga conveniente vacunado, asegurado y provisto del correspondiente chip pero más necesario aún para que eso se de es que los agentes se acerquen al perro cuando lo vean pasear y como hacen en la Comunidad Autónoma de Euskadi, comprueben que estos términos se cumplen, castigando a sus propietarios duramente cuando no es así.

Hace no tanto vi como una perra de esta raza destrozaba a otra más pequeñita ante la impotencia, gritos y sollozos de su dueña que no soltó la correa de la perrita pero nada pudo hacer para apartarla de sus fauces, sin embargo, las cosas siguen igual hasta que la víctima sea un niño y entonces empezarán a tomarse medidas aunque ya será tarde.

ALSA VULNERA LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

jesusgarcia (6 de junio, 2014)

Estación Autobuses Avilés

Estación Autobuses Avilés

Y lo hace doblemente con la permisividad de las autoridades que lejos de exigir que se cumpla la normativa vigente en España y las directrices europeas, hace la vista gorda constantemente al amparo de quien sabe qué inconfesables razones.

¿Por qué digo doblemente? Lo voy a explicar con un ejemplo. Estoy en Avilés y acudo a la taquilla expendedora de billetes de ALSA para confirmar que, efectivamente, el autobús AVILÉS-OVIEDO paradas es accesible, pues ya se da por entendido que el que hace la línea directa no lo es. Esa es la primera vulneración y discriminación que incumple la normativa.

Me confirman que sí y me expiden los correspondientes billetes. Espero en el andén y cuando llega el autobús, el empleado que en taquilla me atendió, viene acalorado, lo siento pero parece ser que le han cambiado el autobús y este que viene no es accesible. Entonces le advierto, que en la parte delantera del autobús figura una pegatina que indica lo contrario. Es decir, lleva la pegatina que acredita su accesibilidad a usuarios de silla de ruedas. El conductor, dando muestra de una insolente indiferencia, se ríe y mirando para otro lado dice eso es cosa del consorcio.

Como mi acaloramiento va en aumento, rápidamente y para evitar males mayores, el empleado de la taquilla me ruega pase que me devuelve el importe abonado y me aconseja lo haga pronto y podré tomar el tren de cercanías que sale en diez minutos.

Los conductores de ALSA se toman esto a la torera porque esa es la tónica de la empresa y ésta se toma tales licencias porque las autoridades son permisivas con este monopolio, oligopolio en que se ha convertido ALSA.

SUENA A VIEJO

jesusgarcia (5 de junio, 2014)

Edificio histórico del Ayuntamiento de Oviedo

Edif. historico del Ayunt. Oviedo

Sí, suena a viejo porque ya en julio de 2010, bajo el título “LOGÍSTICA DE LOS PAPELES”, me quejaba amargamente en este mismo espacio respecto a la no accesibilidad del edificio histórico del Ayuntamiento. Entonces tuve que acudir para compulsar un documento y pagar la tasa correspondiente, lo cual se hace y se sigue haciendo en la segunda planta del mencionado edificio.

La no accesibilidad del edificio histórico del Ayuntamiento, quedó paliada en parte con las nuevas instalaciones de la calle Quintana que si son accesibles y donde se realizan la mayoría de las gestiones o las más usuales. Sin embargo ayer me encontré con el mismo problema de hace cuatro años.

Acudí a solicitar uno de los “Huertos urbanos sostenibles” que el Ayuntamiento pondrá próximamente a disposición de los ciudadanos en La Corredoria, y tengo que presentar para hacerlo, un documento de solicitud y la copia compulsada del carné de identidad, encontrándome que no tienen resuelto el tema. He de acudir a la segunda planta del edificio histórico de igual manera que lo tuve que hacer entonces.

Me ofusqué tanto que un funcionario se ofreció a hacer la gestión personalmente, le di el dinero y él mismo se desplazó hasta allí para abonar la tasa de la compulsa. Primero que esto de la tasa suena a época franquista pero entonces lo tenían mejor solucionado, ibas al estanco comprabas una póliza de 3,25 y la pegabas en la fotocopia, era incluso más práctico. El caso es que esto se debe solucionar porque al trastorno de tenerte que desplazar, hay que unir el hecho de hacerlo a un lugar que no es accesible para las sillas de ruedas, y resto de las personas con dificultades de movilidad.

Ruego al alcalde de esta hermosa ciudad que resuelva este asunto de una vez. Si le dedica diez minutos se dará cuenta de lo sencillo que resulta encontrar una solución.

CLIENTELISMO

jesusgarcia (21 de mayo, 2014)

Mercedes del torero

Mercedes del torero

Decía mi abuela que ahora, si aún viviera, pasaría de los 125 años, que el mal de España era el clientelismo. Hijo mío, decía, vosotros los jóvenes tenéis que acabar con esa rémora que aniquila la justicia social en nuestro país. Ahora tendría que decirle, lo hemos hecho mal abuela, esto ha cambiado poco.

Hace no tanto aunque todavía trabajaba, quiero decir que no me habían jubilado, dejé estacionado el coche en carga y descarga para visitar profesionalmente a un cliente. Se trataba de la calle Esproceda en Gijón, no se me olvida y lo hice así porque la plaza habilitada para discapacitados cerca de esa zona estaba ocupada por una furgoneta de reparto y yo tenía prisa, el comercio que tenía que visitar se encontraba al otro lado de la calle mencionada y llegaba tarde. No debí tardar en regresar más de veinte minutos, sin embargo, cuando lo hice, a pesar de que el coche tenía en sitio visible el certificado de discapacitado, la grúa se lo había llevado.

En seguida salieron unos paisanos de un bar próximo vociferando, ¡son unos canallas, unos canallas! –se referían al agente de policía que acompañaba a la grúa porque lo advirtieron de que el coche era conducido por un señor en silla de ruedas y era una “putada” que se lo llevaran–, pero no sirvió de nada. Respondieron que así aprendería a estacionar donde tenía permitido hacerlo.

Llamé por teléfono, supliqué. Les expliqué que trabajaba, que era comercial, que tenía que comer y continuar por la tarde, lo lejos que quedaba el parque municipal del sitio donde me encontraba, que con la silla me era costoso acudir a retirarlo, etc…, pero la respuesta fue tajante, tome un taxi o haga lo que quiera pero que sepa que lo tiene que retirar hoy porque, en caso contrario, le cobraremos estancia. Creo recordar que la broma entre taxi, multa y grúa pasó de los 230 euros, aunque no lo recuerdo muy bien.

Hoy me desayuno con la noticia de que un “jefezucho” del parque móvil de Madrid ha ordenado le devuelvan su mercedes gratis a un torero, seguramente porque es torero. Clientelismo, el mismo mal que molestaba tanto a mi abuela.

DISCRIMINACIÓN

jesusgarcia (17 de mayo, 2014)

Puerta de los aseos

Puerta de los aseos

Con frecuencia los políticos del PSOE presumen de tener más sensibilidad con las minorías, de respetar los derechos de los menos favorecidos como las personas con discapacidad, y lo suelen decir cuando quieren marcar distancias con los principales oponentes, los populares, sobre todo en campañas electorales como ahora.

En el Ayuntamiento de Oviedo, donde gobierna el Partido Popular, aunque realmente todavía tienen mucho que mejorar respecto a favorecer la accesibilidad de las personas con movilidad reducida, tengo que decir que, con frecuencia, escucharon mis propuestas y así convirtieron en accesible la oficina de licencias cuando se lo pedí aunque luego la abandonaran, hicieron rebajes en zonas viales o aumentaron las plazas de estacionamiento.

Pues bien, hacía tiempo que no acudía a la biblioteca Ramón Pérez de Ayala, también conocida como la de “El Fontán”, y lo hice hoy, pudiendo comprobar que a, pesar de las muchas quejas manifestadas incluso ante la dirección de la misma, escritos a Consejería del Principado o en artículos escritos en este mismo espacio como aquel que en 2010 envié con el título “CULTURA Y DISCRIMINACIÓN”; todo sigue igual o peor. Ahora, en la puerta que da acceso al único aseo adaptado para usuarios de silla de ruedas y ubicado en la segunda planta del edificio, que siempre y también hoy, permanece cerrado bajo llave, se exhibe un letrero que te persuade para que te vayas a hacer gárgaras a otra parte. Lo pueden comprobar: SERVICIOS RESEVADOS PARA USUARIOS DE LA BIBLIOTECA INFANTIL.

En la planta baja hay aseos públicos pero ninguno está adaptado a usuarios de silla de ruedas. ¿Quieren más discriminación? Al final he podido hacer uso del aseo pero después de buscar al personal por todo el edificio. Una chica de seguridad me ha llevado de nuevo a la planta segunda, ha abierto la puerta que contiene la leyenda anteriormente mencionada y ante mi interrogatorio me responde que a la consejería, dependiente del partido socialista, le ha dado por decir que debe permanecer cerrado exclusivamente para el personal porque como lo utilizan los niños no deben acceder los adultos. Pues entonces señores políticos del PSOE, cumplan con lo que pregonan y adapten uno de los públicos de la planta baja.

PELIGROS

jesusgarcia (29 de abril, 2014)

Puentes sobre el NoraEntiendo que una de las obligaciones principales de los políticos locales es la de velar por la seguridad de sus conciudadanos. La política nacional o europea es otra cosa, ahí se puede hablar de ideologías e incluso de reivindicaciones culturales, nacionales y supranacionales pero esto en lo local no cabe. Aquí somos todos una piña o así debería ser por eso no comprendo algunas cosas como la que hoy denuncio en estas líneas.

Hay una ruta que los vecinos del barrio de la Corredoria denominamos “La ruta del colesterol” que transcurre por las proximidades del río Nora y hasta el centro comercial de Parque Principado. Se denomina así por ser el trazado elegido para las grandes caminatas o el “running” como ahora está de moda denominar las carreras de aficionados o pseudo profesionales.

Grieta referida

Grieta entre la parte metalica y el asfalto

El caso que en esta ruta que menciono hay dos tramos de puentes metálicos sobre el río que ya van teniendo su uso. En su día contaban con una pintura antideslizante pero está se fue deteriorando y ahora, los han pintado pero con pintura normal o la que fuere pero no la adecuada pues cuando llueve provoca deslizamientos y caídas. Ya me lo habían dicho pero uno de estos días pasados lo pude comprobar personalmente cuando mi silla de ruedas se negó a subir uno de los puentes al patinar las ruedas tractoras y reclar hacia atrás hasta que una de las ruedas se introdujo en la peligrosa grieta que se ha formado entre la parte metálica del puente y el asfalto. A no ser por la ayuda de un chico joven que casualmente transitaba por el lugar pudo darse un desgraciado accidente o la rotura de la silla.

No se si corresponde el arreglo al Ayuntamiento de Oviedo o al de Siero porque lo cierto es que la zona se encuentra a caballo pero de ambos, para el caso es lo mismo, tienen la obligación como en tantas otras cosas de ponerse de acuerdo y solucionarlo. He dispuesto de más fotos en el facebook para que se pueda comprobar cuanto digo.

Valientes residentes en residencias de grandes minusválidos

jesusgarcia (5 de febrero, 2014)

TRANSCRIPCIÓN de carta publicada en su blog por Marga Alonso Guevara, persona con diversidad funcional y miembro del Foro de Vida Independiente:

Marga Alonso Guevara

Marga Alonso Guevara

A todos y todas los y las que lograsteis denunciarlo públicamente en el programa del canal 4, con la colaboración de Mercedes Milá. También a todo el resto de personas que no están conformes con el modo de vida que se les ha impuesto. Desde luego, ni caso me hagáis quienes estáis a favor de la manipulación absoluta de vuestros cuerpos y la vejación de nuestros derechos, ni me leáis porque para vosotros ni vosotras va esta carta.

Valientes residentes en residencias de grandes minusválidos desde la propia experiencia y desde el conocimiento compartido sé que no os internasteis voluntariamente, que lo hicisteis bajo la presión social y política, entiendo que horroroso es verse confinados y confinadas a unos cuidados insuficientes y agradezco un montón vuestras denuncias.

Lo visto en el reportaje del canal 4 es espeluznante. No poder levantarte, acostarte, ducharte, etc., cuando te da la gana es incívico. Tener que llevar pañal cuando menstrúas es denigrante, a mí me enseñaron a usar compresas con todas las consecuencias, si manchas la ropa la lavas en seguida, y si los dos primeros días son peor que una matanza de Texas, te cambias más frecuentemente. En cuanto a las comidas, sólo una vez presencié y tuve la oportunidad de hablar con esa trabajadora: en una residencia de mayores, la trabajadora de pie daba de comer a un hombre mayor y cabizbajo, a la trabajadora le pregunté que por qué no se sentaba y esta me contestó que porque no tenía tiempo. Luego os cuento que a mí me dan de comer. El conjunto es un trato, el que reciben las personas consideradas minusválidas, humillante y machacante hasta el último aliento, injusto y denunciable.

Estas vejaciones tienen solución y la solución es puramente administrativa, y tan fácil, que hasta un niño de 8 años lo resolvería. Atención a la pregunta: Tenemos 1 millón de euros, con estos podemos invertir en viviendas accesibles y asistencia personal, o en residencias para grandes minusválidos, ¿qué escogeríamos? Claro, hay quien pueda rebatir que no todo el mundo puede querer o poder vivir independientemente, y a esto a mí sólo se me ocurre que nadie quiere vivir en constante violación de sus derechos, nadie, ni cuidados/as, ni cuidadores/as. Y por supuesto, como todas las personas, todas, todas, antes de emanciparnos necesitamos sentirnos parte del mundo, y para formar parte nada mejor que comenzar a vivir en un entorno inclusivo y accesible.

Mi movilidad es escasísima, necesito asistencia para todas mis actividades. Antes de comenzar a escribiros, me he levantado, me he duchado y arreglado, he recogido mi casa, he atendido a mis gatos, he desayunado y he reorganizado mi espacio de trabajo para quedarme cómoda y poderos escribir esta carta. Tengo la suerte de tener Asistencia Personal y con esta mis trabajadoras hacen sólo lo que yo les pido y cuando yo lo pido. Me dan de comer sentadas y me llenan la boca cuando y como yo lo pido, no cuando a ellas les parece. A mí me cuidan mis amistades, mi familia, mi entorno más próximo. Las trabajadoras me asisten a cambio de un sueldo, con respeto, con todo el buen rollo posible, y siempre a cambio de unas condiciones laborables y un sueldo, no a cambio de sus directrices o criterios. Lo suelo puntualizar de tanto en cuando, -Tú entras en mi vida cada día, yo a tu casa no voy y lo que sé de ti lo sé porque tú me lo cuentas, date cuenta de la diferencia entre una relación laboral: tu presencia-asistencia a cambio de unas condiciones laborales, y una relación de amistad, familiar: ambas compartiríamos a partes iguales espacios y experiencias. No tengo Asistencia Personal las 24 horas del día, pero la tengo cuando yo la necesito. Conjugo todo lo bien que puedo disponibilidad y flexibilidad. Cuando siento que mi vida no va como yo quiero, en relación a la asistencia personal, hablo con la trabajadora y si habiendo hablado siento que mi vida se somete más y más a su voluntad, entonces solicito el fin de contrato por el bien común.

El término minusválido, el titulo Residencias para Grandes Minusválidos, o para Grandes Dependientes, dice mucho de nuestra política española. Actualmente, y desde hace una eternidad, por no reconocer, ni hacer valer los derechos humanos, se nos ha sometido culturalmente negándonos los recursos necesarios para vivir en igualdad. A cualquier persona certificada de gilipollas, cabrón o imbécil, que crezca o que en un momento dado se vea relegada a la “cueva de los gilipollas, cabrones y/o imbéciles”, será fácil humillarla y someterla hasta agotar su último aliento de libertad y dignidad. Quizás esta carta deba enviarla también a todos los partidos políticos, y añadir algo así como: Hagan el favor ya de excarcelar a todas las personas encerradas en sus residencias, rechazadas de sus deberes políticos. Inviertan en educación, en renta básica, en accesibilidad, en vida independiente, inviertan porque funciona, porque es la vida de todas las personas las que están en juego, su dignidad y la nuestra, la dignidad humana.

Sea quien sea quien lea esta carta, esté seguro y segura que los testimonios ofrecidos en el programa del canal 4 no han caído ni caerán en saco roto. Tardaremos más o menos, pero el negocio de las residencias a costa de la dignidad humana, caerá.

Marga Alonso Guevara.

« Entradas Anteriores Entradas Siguientes »