Autor del blog

DESAMPARO

admin (31 de agosto, 2010)

Los que lo conocen dicen que solo tiene movilidad en una mano y los que tienen la obligación de vigilar por el cumplimiento de sus derechos y que lo han expedientado por problemas de convivencia, dicen que no paga.

El caso que Joaquín Rico de 49 años ha sido expulsado del Centro de Atención a Minusválidos Físicos de Ferrol y puesto de patitas en la calle. El Grupo Diversidad Funcional de aquella localidad ha tomado interés en el asunto y ha conseguido que sea alojado en una residencia para mayores evitando que pase una noche más en la calle pero, por falta de fondos, piensan que posiblemente vuelva a quedar en situación de desamparo.

A uno no lo deja de asombrar un país que acoge a medio centenar de presos cubanos y sus familias proporcionándoles manutención y casa para quedar elegante ante el mundo mientras da por el ano a uno de sus dependientes. Luego los políticos se sorprenden de que sus ciudadanos muestren, a medida que transcurren los períodos electorales, más escepticismo y a mí me sorprende que ellos se sorprendan.

Los ciudadanos debemos meditar y debatir el papel que el estado ha de jugar respecto a las personas que por su diversidad funcional se encuentra en estado de dependencia y lo debemos hacer porque el tema puede tocarnos aunque aparentemente todavía nos parezca ajeno o lejano. Todos los hombres y mujeres pueden ser mañana padres o madres de un hijo con diversidad funcional o hijos de un padre o madre dependiente. Porque ¿Cuándo se va a dar cuenta esta sociedad que facilitar los medios para el desarrollo de una vida en igualdad de oportunidades fomenta el empleo y crea riqueza? Nuestros políticos están ciegos y debemos guiarlos por el camino correcto y los padres y asociaciones de padres deben observar a sus hijos con diversidad funcional como seres útiles y productivos en una sociedad moderna y dejar de imaginarlos como eternos niños pequeños y asexuados.

Escribir comentario