Autor del blog

CARTA ABIERTA AL SEÑOR GRAÑA

admin (3 de abril, 2010)

Marichu tiene un hijo con diversidad funcional que requiere apoyos y ha elaborado esta carta abierta en respuesta al contenido de un artículo publicado en el Correo Gallego en el que el Sr. Graña hacía manifestaciones con las que se manifiesta en claro desacuerdo.

Señor Graña:
Es el sistema educativo el que está enfermo. Su estado es agónico. Presenta una mala cara impresionante, sus constantes vitales son la segregación, la discriminación, la vulneración de los Derechos Humanos…
Sus niveles de energía están agotados; sólo es capaz de hacer réplicas sin sentido de respuestas cercanas al estado embrionario más elemental de la escala filogénica.

Las carencias más graves se localizan en sistemas tan vitales como el de los docentes que carecen de la formación actitudinal suficiente como para dar  respuesta a todos los alumnos independientemente de cual sea su situación personal. Se encuentra este sistema gravemente inmunodeprimido ante la falta de unos recursos básicos como el sentido común además del deficitario funcionamiento en el metabolismo proteico incapaz de considerar como elementos esenciales los recursos que cada necesidad requiere para satisfacer las necesidades del alumnado.
Una grave espasticidad afuncional caracteriza a sus currículums, que hacen que el movimiento sea doloroso e inseguro en vez de flexible y adecuado a cada necesidad.

La respuesta es un fracaso  multifuncional.

Un sistema al fin, sin más latido que el que marcan los papeles.

Señor Graña, sin embargo, existen remedios capaces de hacer surgir un  nuevo sistema, acorde con la realidad actual. No se preocupe, que todo está legislativamente explicado y con los estudios clínicos actualizados y en vigor.

Hay un tratamiento de choque: inyectar en vena Convención de la ONU sobre los derechos de las Personas con Diversidad, especialmente el artículo 24, pero atención eso sí: SIN DILUIR. El tratamiento se completa con las propuestas de la Conferencia Internacional sobre Educación Inclusiva (ultimísima generación y de distribución nacional ya que se presentó en Marzo de este año en Madrid).

Como complejo vitamínico se pueden combinar LIONDAU con Constitución española, LOE con sus rectificaciones correspondientes… en fin, toda una legislación de muy amplio espectro y de fácil aplicación.

Por si fuera de su interés, a continuación adjunto dos estudios paralelos sobre los colegios especiales y los colegios ordinarios. Podrá comprobar que los resultados son espectaculares en ambos sentidos: para mal en ‘el caso especiales’, para legal en el caso ordinario.

CASOS
En un colegio ordinario vivo la realidad de la sociedad, esa sociedad a la que pertenezco.
En un colegio especial, vivo una realidad médico-profesionalizada donde a mí no se me ve como lo que soy, un niño, sino como un objeto al que aplicar tratamientos y métodos para llegar a ser como ellos piensan que debo ser.

En un colegio ordinario aporto la riqueza de mi tesoro personal y descubro los tesoros que aportan los demás…, y de esta manera, vamos haciendo, TODOS JUNTOS, una sociedad abierta, rica y solidaria.
En un colegio especial me preparan para ser “carne” de institución y “aprendo” a estar fuera de esa sociedad de la que formo parte, esa sociedad que entonces…, no me conoce.

En un colegio ordinario crezco, evoluciono y aprendo a mi ritmo con los apoyos necesarios (los que cada uno necesita) y con la adecuada actitud del profesorado.
En un colegio especial estoy. Estoy hasta los 21 años siendo un niño.

En un colegio ordinario me preparo para la vida y para trabajar en una sociedad plural.
En un colegio especial me preparo para ser eternamente un niño al que todos ven como a un enfermo.

Escribir comentario