Autor del blog

COMPLACENCIA Y DEPENDENCIA

admin (17 de marzo, 2010)

La ENIL (European Network on Independent Living) con motivo del DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER cuya efemérides se celebró el 8 del presente mes, emitió una nota  de prensa llamando a poner fin a la COMPLACENCIA Y DEPENDENCIA IMPUESTA POR LOS GOBIERNOS, que reproducimos seguidamente.

Logo de la ENIL

Logo de la ENIL

La Red Europea de Vida Independiente (ENIL) celebra el Día internacional de la mujer, pero no olvida la falta de voz y libertades ni las continuas injusticias hacia muchas mujeres con discapacidad.

Las mujeres con diversidad funcional tienen el doble de probabilidades de sufrir abuso en comparación con las mujeres sin diversidad funcional: por sus parejas, “cuidadores”, o miembros de la familia. En Europa, Norteamérica y Australia, más de la mitad de las mujeres con diversidad funcional han experimentado abusos físicos, comparado con un tercio de las mujeres sin discapacidad. Además, las actitudes sociales negativas y las barreras sociales a menudo hacen que sea más difícil para las mujeres con diversidad funcional para escapar de, o informar sobre el abuso.

Las violaciones de derechos humanos contra las mujeres con diversidad funcional (hombres y niños) siguen produciéndose a diario en centros de acogida-que incluyen la muerte, la violencia y la negligencia grave. Se estima que las mujeres con diversidad funcional son 1,5 a  10 veces más probables de ser objeto de abuso que las mujeres sin diversidad funcional, dependiendo de si viven en la comunidad o en una institución. La incidencia de abuso es 20% mayor para las personas con dificultades de aprendizaje, deficiencias intelectuales y los de la comunidad sorda.

Hay que poner fin a la complacencia y la dependencia impuesta por los gobiernos

Hay muchos que desafían la complacencia que permite que sucedan estas cosas y muchos tratando de educar a los tomadores de decisiones. También hay mucha gente tratando de desafiar la “dependencia hacia el cuidado” de las mujeres y hombres con diversidad funcional, aun así se necesitan más voces, más escucha activa y más acción por parte de nuestros gobiernos y de los órganos decisorios europeos.

Tenemos que hacer entender a los responsables de decisiones que las personas con diversidad funcional no quieren “cuidado”, la dependencia o la institucionalización. Todos contribuyen a los problemas de abuso y de las violaciones de los derechos humanos. Mujeres y hombres con diversidad funcional deben poder ser independientes con asistencia personal, dignidad, autodeterminación y control. Todas las personas tienen derecho a vivir libres de violencia, abuso y dependencia.

ENIL celebra el Día Internacional de la Mujer, pero no olvida el arduo trabajo que hay por hacer para acabar con la conformidad en materia de derechos humanos de la mujer, ni el trabajo aun pendiente necesario para poner fin a la dependencia impuesta a las mujeres y hombres con discapacidad por los gobiernos nacionales que nos niegan la vida independiente.

Únete a ENIL y trabajar para poner fin a la complacencia y la dependencia.

Escribir comentario