Autor del blog

SEGUIMOS SIENDO EL SUR

admin (7 de febrero, 2010)

Oficina Registro de Licencias del Ayuntamiento de Oviedo

Oficina Registro de Licencias del Ayuntamiento de Oviedo. En la foto se puede apreciar el escalón de la entrada que impide el paso de las sillas de ruedas

Aunque se empeñen los políticos algunos de los cuales han llegado a colocarnos de boquilla entre las principales potencias mundiales, cuando entras a pormenorizar los análisis y las estadísticas, te das cuenta enseguida que estos, nos colocan, entre el norte de Africa y el sur de Europa. Somos el sur.

Desde esta perspectiva que pesa sobre mis hombros como una losa, en algunos aspectos, considero a mi país a la misma distancia de Alemania, por ejemplo, que a la Comunidad Autónoma de Navarra de la mía. En Pamplona, por ejemplo, siguen un proyecto de accesibilidad en un barrio que está consiguiendo que todos los locales sean accesibles pues de poco sirve que el Ayuntamiento rebaje los pasos de peatones y las áreas de recreo si luego no puedes entran a comprar el pan, tomar un café o hacer tus necesidades, por ejemplo, porque la inmensa mayoría de los locales de propiedad privada son inaccesibles. Estos días se publicó en aquella comunidad la noticia de que un local había sido precintado por no haber accedido a realizar las reformas precisas para que no fuera discriminatorio hacia las  personas con movilidad reducida.

¿Cuándo veremos eso aquí? Al ritmo que vamos, nunca y apoyo esta opinión en estos puntos:

  1. El Decreto 37/2003 de 22 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley del Principado de Asturias 5/1995, de 6 de Abril, de promoción de la accesibilidad y supresión de barreras, en los ámbitos urbanístico y arquitectónico, vergonzosamente dice en el apartado (h) del Artículo 51 del Capítulo II (Edificios de uso privado): ‘El desnivel admisible para acceder sin rampa desde el espacio exterior al portal o acceso del itinerario practicable tendrá una altura máxima de 12 centímetros salvada por un solo escalón’. Con ello queda claro que, gracias a nuestros legisladores y a la pasividad de las asociaciones que nos representan, difícilmente los usuarios de una silla de ruedas podremos acceder al 100% de los edificios de uso privado.
  2. El local que el Ayuntamiento de Oviedo dedica al Registro de Licencias con entrada única por la esquina formada por la Calle del Peso y la Calle Jesús es inaccesible para usuarios de silla de ruedas. Por dicho motivo ha sido denunciado ante la Dirección General de Coordinación de Políticas Sectoriales Sobre la Discapacidad y, aun así persiste en su discriminación, ¿Qué esperamos por tanto que ocurra con la iniciativa privada? Acaso ¿Que sea más ‘papista que el Papa‘?

Escribir comentario