Novedad: progresividad en los impuestos indirectos

admin (7 de julio, 2010)

Asturias acaba de anunciar diversas medidas para recuadar más, algunas ya conocidas desde algún tiempo -como la subida del IRPF a los “ricos”, finalmente parece que por encima de 90.000 euros- y otras novedosas, como la que afecta al impuesto sobre transmisiones patrimoniales y básicamente a la venta de viviendas no nuevas.

Lo que llama la atención es la inclusión de progresividad en esta reforma. Estas transmisiones, gravadas hasta ahora al 7%, lo serán al 8%, previsible para acompasar el tipo al IVA reducido que afecta a las viviendas nuevas recientemente incrementado. El quid de la cuestión está en proponer tipos más altos para ciertas transmisiones. Así, si son superiores a 300.000 euros, el tipo será del 9%, o de 500.000 euros, el 10%. Desde mi punto de vista, un grave error de diseño tributario. Ante la transmisión, el vendedor ya tributará por la ganancia en su ámbito, el impuesto sobre la renta, y allí es donde hay que afinar el gravamen puesto que se tienen sus otras rentas y su situación personal y familiar, y no en la mera transmisión del bien.

En mi modesta opinión, la progresividad es para el IRPF (y el eliminado impuesto de patrimonio y si se quiere el impuesto sobre sucesiones), no para otros impuestos (indirectos como el IVA o este de transmisiones) donde, por su propia definición, no se tiene en cuenta quién paga.

Escribir comentario