Las finanzas públicas europeas en el punto de mira

admin (29 de abril, 2010)

La crisis económica ha llevado a muchos países europeos a números rojos en sus cuentas a la espera de tiempos mejores para sanear su saldo. En estas últimas semanas estamos asistiendo a la semi-bancarrota de Grecia y algunos intentos de desestabilizar a otros países como España, cuya situación dista mucho de ser la helena pero que debe ponerse manos a la obra para evitar cualquier atisbo de comparación. Los países más fuertes de la zona euro deben reaccionar en tiempo y forma para acudir al rescate de cualquier país en apuros, hoy Grecia, y así poder apaciguar el revuelto río financiero. Los grandes diferenciales que debe prometer ese país para captar fondos vía deuda pública pueden ser un importante lastre para la salida de esa situación y ya se anuncia un importante ajuste en las cuentas públicas griegas, con un incremento del IVA hasta el 21% y de los impuestos sobre tabaco, alcohol y gasolinas, junto a una poda de los salarios públicos.

La reciente rebaja de la nota de nuestra deuda pública por parte de una conocida agencia de calificación, el importante incremento de la morosidad bancaria, la tardanza en adoptar medidas de calado en el mercado laboral cuando la tasa supera el 20%, o en el sistema de pensiones cuando su superávit se va agotando, ¡hasta los malos augurios mundiales del gurú Roubini!, no son los mejores ingredientes para superar la crisis y por ello debemos exigir de nuestros políticos mucho más que hasta ahora, dejar de un lado la confrontación con réditos electorales y trabajar juntos por un amplio pacto de estado que señale a la comunidad internacional que el caso de España no es comparable a Grecia y que nuestro país sabe actuar en esta delicada situación. A nivel internacional se debe avanzar en la regulación del sistema financiero para evitar ataques especulativos que puedan poner en peligro a la zona euro, si se observa -y analiza- la cotización del euro frente al dólar en los últimos años se pueden extraer interesantes conclusiones.

Categoría: General Comentarios Comentarios (0) Etiquetas:

Hacienda no cobra siempre

admin (28 de abril, 2010)

Al igual que muchas empresas, proveedores y trabajadores en tiempos de crisis, Hacienda también se ve afectada por los impagos. Entre los que no pagan porque no quieren y los que no pagan porque no pueden el fisco deja de ingresar un buen puñado de euros, magnitud que era previsible sólo en parte dado que finalmente la crisis es más profunda y más larga de lo esperado; el dato del paro conocido estos días es  escalofriante. Pero no hay que olvidar que el Sector Público también es un “grande” de los impagos, con un retraso en el pago bien conocido por sus proveedores, si bien todos asumen al menos que, más tarde o más temprano, siempre acaba pagando.

He aquí un cocktail de las muchas noticias que ilustran las distintas vertientes de lo anterior:

Ojalá la crisis nos deje pronto y vuelvan a reinar los pagos.

Categoría: General Comentarios Comentarios (0)

Algunas contradicciones hacendísticas

admin (23 de abril, 2010)

En esta campaña de renta nos alertan de que debemos pagar impuestos por las ayudas o subvenciones recibidas del Sector Público, hasta ahora centradas en la vivienda y a las que se añade la subvención para comprar coches con cargo al Plan 2000E.

Desde mi punto de vista, resulta algo contradictorio usar el dinero público para ayudar a la gente a cambiar de coche, pongamos 1.000 euros si contamos los 500 de Zapatero y los 500 de la región -con la duda de si finalmente se lo ahorra el comprador o es el concesionario el que hace mejor sus cuentas- y luego pedir que se paguen impuestos por esa ayuda. El problema de fondo está en la ayuda, ya que indiscriminadamente se entrega a cualquier individuo con independencia de su renta -con la duda de si el gobierno debe ayudar a ese tipo de compras-.

Pongamos un ejemplo sencillo. En el impuesto sobre la renta esa ayuda debe tributar como una ganancia de patrimonio y lo hará a la tarifa del impuesto, por lo que por esos 1.000 euros el contribuyente tendrá que pagar 0, 240, 280, 370 o hasta 430 euros, según su renta y otras circunstancias. Es decir, el Sector Público entrega 1.000 euros al concesionario que supuestamente se lo descuenta al comprador y luego éste debe pagar esos euros de más en su declaración, con lo que la administración recupera buena parte del gasto vía impuestos, ¿no es demasiado complicado? Sería interesante rastrear todos estos dineros para ver dónde acaban realmente.

En fin, lo mejor es que el Sector Público nos cobre impuestos por lo que ganamos -dejando más renta exenta y sin involucrarse tanto en nuestras decisiones- y los gaste en asuntos de prioridad para el ciudadano porque más bien parece que sobran euros en las arcas públicas en algunas ocasiones.

Categoría: General Comentarios Comentarios (0) Etiquetas: ,

Nueva cita con Hacienda

admin (14 de abril, 2010)

Comienza una nueva campaña de renta, la correspondiente al año 2009, y nos toca hacer cuentas otra vez con Hacienda. Y cabe hacer algunos breves comentarios al respecto.

Por un lado, en esta declaración no se aplican los cambios sobre la fiscalidad del ahorro, con la subida al 19% (y 21% por encima de 6.000 euros), ya que tuvo efectos desde 2010. Intereses, dividendos y ganancias patrimoniales por venta de acciones, inmuebles, etc. tributan al 18% como último año. Además la deducción de los 400 euros mantiene la redacción inicial, ya que la modificación -eliminación para la mayoría- también es del 2010.

Además, como en ocasiones anteriores, aunque es muy positiva la elaboración de los famosos borradores por parte de la Agencia Tributaria, ojo que suelen tener algún que otro descuido, normalmente a su favor, por lo que se recomienda su revisión aunque procedan de las altas instancias recaudatorias, que para eso están, para recaudar…

De nuevo las estrellas de la rebaja de la factura fiscal serán los planes de pensiones y la adquisición de vivienda, y ésta es precisamente la que convierte muchas declaraciones en “a devolver” con la consiguiente ilusión fiscal veraniega que no viene mal en estos tiempos de crisis.

Categoría: General Comentarios Comentarios (0)