Telecentros

admin (19 de enero, 2012)

Un servicio importante para formar a los vecinos.
Los telecentros son lugares públicos de encuentro y aprendizaje que ofrecen a los ciudadanos y ciudadanas la posibilidad de acceder a internet, pero también de formarse en el manejo del ordenador y en diferentes programas y aplicaciones. Cada vez más, se realizan talleres y cursos que contribuyen a desarrollar las habilidades de los usuarios y a que no sean «analfabetos» en esta materia.

Analfabeto era, hasta hace unos años, quien no sabía leer ni escribir. Ahora se habla de analfabetos funcionales, y quien haya perdido el tren de la informática se ha quedado estancado en otra era, a remolque de este tren de alta velocidad en el que cada día se nos presentan nuevos conocimientos y descubrimientos. La formación en informática conlleva, además, un proceso de formación continua para estar al día. Así, los telecentros contribuyen a «alfabetizar» a la población en el manejo de las nuevas tecnologías. Desde hace una década proliferaron estos locales informáticos por nuestra geografía, tanto en las ciudades y localidades con cierta entidad de población, como en los núcleos rurales.

Pero ¿qué pasó estos años con los telecentros rurales? Después de subir a un número considerable de gente al tren de la informática, los telecentros rurales cierran sus puertas. Los ayuntamientos, al dejar de percibir la correspondiente subvención estatal, no podían asumir el funcionamiento y mantenimiento de los mismos. Después de acondicionar locales, equipar con ordenadores, impresoras y demás aparatos estas salas, estos duermen empaquetados en cajas. Son ya basura informática.

Ahora, la última medida del Gobierno de Asturias ha sido retirar la subvención a los telecentros de los concejos de más de 20.000 habitantes, que dependían del Principado, entre los que se cuentan Castrillón, Avilés, Gijón, Oviedo, Siero, Langreo y Mieres. Los vecinos que hacían uso de este servicio, de la noche a la mañana, se quedaron privados del mismo. Los trabajadores, tristemente, pasaron a engrosar las filas del paro.

En Castrillón esta medida afecta al telecentro de Salinas, que estuvo subvencionado por el Principado hasta el 31 de diciembre del pasado año. Este servicio se había inaugurado en noviembre de 2002. Desde unos meses antes funcionaba un pequeño telecentro en Piedras Blancas, capital del concejo, con cargo a los presupuestos municipales, que fue ampliándose en recursos hasta llegar al moderno equipamiento con el que cuenta actualmente, y que está ubicado en el centro cultural Valey. Cuando se abrió en 2002 el telecentro de Salinas, se unifica la gestión de los dos centros y en el año 2005 se abre el de Raíces, para dar así servicio a los tres núcleos principales del concejo.

Ante el cierre, el pasado 1 de enero, del telecentro de Salinas por no disponer de subvención, los usuarios y asociaciones protestan, no sin razón, y exigen al Ayuntamiento la reapertura del mismo. Pero no nos puede pasar desapercibido que los recortes y la falta de ingresos en el Ayuntamiento afectan a los servicios y máxime a aquellos que no se tenían asumidos. Los afectados tendrían que hacer las reclamaciones oportunas, lo primero, a quien tiene que solucionar el problema, que, en este caso, sería el Principado. De todas maneras, en el Ayuntamiento somos conscientes de la situación y estamos buscando la forma de su posible reapertura, que pasa por reclamar al Principado que mantenga la subvención. Si las cosas no se solucionan por la vía que les corresponde, desde el gobierno municipal se intentará reorganizar este servicio en Castrillón

Categoría: General Comentarios Comentarios (0)

El paquetazu

admin (6 de enero, 2012)

Un paquetón que yá ta envueltu dende’l 20-N y que namás contién recortes.

Estos díes toos nos deseamos felicidá pal añu 2012. Nun ta mal facese ilusiones. Dicen los espertos na mente que pensar en positivu ye bono p’algamar lo que se quier. Pero amás de la tan ansiada felicidá invádennos otres sensaciones. Sobre too, incertidumbre y mieu. Encomenzamos l’añu cola sensación de que nun sabemos cómo se van solucionar los problemas de cuatro millones y mediu de paraos, de los que un 30% yá nun tienen subsidiu de desempléu. Los problemes de tantes families al borde de la probeza, de tantos xóvenes ensin trabayu, viviendo de los pas o de los güelos. Un 50% de la mocedá de menos de 25 años nun tien empléu. Los gobernantes nel poder garraron les tixeres con saña, y a recortar per tolos llaos. Namás garrar les carteres escaeciéronse de les promeses electorales, y a lo más fácil, a recortar. Los ricos sí, siguirán siendo más ricos, y los probes, más probes, y amás cada día la probeza estiéndese pel nuesu territoriu. Al empar siguimos asistiendo a casos como’l que’estos díes anubla la Casa Real. Urdangarín, «el yernísimu», ye la figura del chorizu millonariu que lo puede l’ambición de les perres. ¡Qué vergüenza! Y como él, munchos más entovía por descubrir. Los paraísos fiscales siguen xorreciendo y los sinvegüences qu’utilicen la so condición nel poder pa robar siguen ehí tan campantes.

Esti añu, ¡vaya paquetazu que nos traen los «magos»! Por munches cartes qu’escribamos, la carta ya ta escrita dende’l 20-N, y firmáronla la mayoría de los españoles. Y podemos dicir que non na inocencia como los nenos. Toos sabíen bien lo que firmaben. Sí, los «magos» armáronse de tixeres y el conteníu del paquetón ye too de recortes. La xubida del IRPF, aumentu de les pensiones un 1%, ¡que nun ta nada mal! Una engañifa descarada. A los funcionarios, conxelación del sueldu y aumentu d’hores de trabayu, y a los paraos, ¿qué-yos traerán a los paraos? Dende llueu, nun hai nicios de que-yos traigan emplegu, porque les midíes que los «magos» nel poder tán tomando nun nos garanticen de que van solucionar la economía del nuesu país. Más bien vamos a peor. Bien nos lo dixo’l ministru d’Economía, peligra hasta la sostenibilidá del Estáu del bienestar. Echémonos a temblar. Pero ¿ye eso lo que prometíen fai dos meses? ¡De qué manera nos dexamos engañar! Onde ta escondíu’l nuevu presidente del Gobiernu. Sí, ¡el de les promeses! Dende que formó Gobiernu nun lo volvimos ver na tele. ¡Colo que-y gusta chupar cámara!

Sin embargu, sabemos qu’hai otra forma d’abordar la crisis. Crear puestos de trabayu ye posible, pues n’otros países europeos el desemplegu ye testimonial; Austria, con un 4,1%; Luxemburgo, 4,7%; Países Bajos, 4,8%, y Alemania, 5,5%.

Esti añu esperamos entós que los Magos d’Oriente nos traigan dalgún dulce, pero non carbón, pues por malos que fuéramos abondo tenemos cola negrura del panorama que nos espera.

Categoría: General Comentarios Comentarios (0)