¿Quién controla al controlador?

admin (15 de diciembre, 2010)

La fuelga de controladores causa una situación llaceriosa nestes minivacaciones. Estos díes corrieron ríos de tinta y de pallabres faciéndose ecu de la fuelga de controladores aéreos. El so determín llevó a una situación llaceriosa a los ciudadanos que teníen programáu viaxar n’avión y por estensión a los trabayadores d’aeropuertos, axencies de viaxes, hoteles, familiares de la xente afeutada y demás. Dalgunos por vacaciones y otros por viaxe obligáu. Quiciabes, cuando vamos pel aire, nesos aparatos xigantes y sofisticaos, nun nos damos cuenta de que la nuesa vida depende d’aquelles persones que, dende tierra, dirixen el tráficu pel espaciu. A mi paezme una profesión difícil y de muncha responsabilidá. Un mínimu fallu de los controladores pue entamar una catástrofe. Amás de conocer y manexar bien les téuniques qu’esixe’l so trabayu, tienen que tener un gran poder de concentración pa dirixir el bayurosu tráficu aereu que circula pel «cielu». Pero pagaos, tan bien pagaos. Nesto tamos d’alcuerdu casi toos. Por eso los ciudadanos nun nos esplicamos qué más quieren estos profesionales privilexaos. Nun ye lo mesmo rebaxar el sueldu a quien cobra millones qu’a otros coleutivos que tienen sueldos ridículos pa los tiempos que cuerren. Crisis, estes son les consecuencies de la crisis que nos afeuta a toos nós. Llegó la escasez, pero a quien tien abondo nun-y afeuta lo mesmo. En tiempos de crisis, los ricos y poderosos fáense más ricos y los probes más probes. El sueldu de los controladores y les sos condiciones llaborales yá tán acordies col tipu de trabayu que desendolquen. Nun pue ser que xente que llega a cobrar 600.000 o 700.000 euros añales salgan nos medios de comunicación lloramicando y glayando al altu la lleva que se sienten esclavos y que nun soporten la presión y les condiciones de trabayu. Quién los viera nun andamiu, al fríu y al temporal, o nuna llancha de pesca, buscando un sueldu de miseria. El que nun aguante la presión ta claro que nun ta preparáu pal puestu que ta desendolcando. Y si falamos de responsabilidaes, hai trabayadores que tamién tienen profesiones de muncha responsabilidá: médicos, profesores, conductores, maquinistes, etc. Hai profesiones de munchu riesgu, como pue ser la de los mineros, marineros, albañiles, ente otres munches. Persones que cada día s’esponen a grandes peligros llaborales y ensin embargu nun tienen un sueldu dignu y acordies cola so profesión de riesgu.

Esperemos que’l Gobiernu agora nun s’enrugue y nun quede too en pallabrería. N’otres fuelgues que realizaron otros coleutivos, les autoridaes llaborales nun tuvieron nengún problema en sancionar a los participantes nelles, con sanciones qu’a veces más que xusticia paecía un ensañamientu exemplarizante. Pero la solución nun ta sólo nes sanciones, que ye la salida más fácil. El Gobiernu tien agora’l duru llabor de llegar a alcuerdos con esti coleutivu y buscar soluciones xustes pa toles partes, pa qu’esti problema qu’afeutó de manera grave a los usuarios del tráficu aereu nun se vuelva a repetir.

Categoría: General Comentarios Comentarios (0)