“T” de Timoteo

admin (23 de agosto, 2010)

La “T”, amuletu festivu que protexe escontra la gafez del mundu.

Nun ye nada nuevu’l llevar un amuletu prendíu del pescuezu. Tan antiguu como la humanidá, ye, en toles cultures, l’ intentar protexese escontra’l mal, escontra ‘l mal del gueyu, bruxes y otros seres malos, que te puen traer calamidaes y hasta chupar la enerxía. «Chupócteros» en toa regla.

Poner un amuletu ye una forma de tranquilizase ante la impotencia de l’adversidá. L’antítesis del bien y del mal ye, dafechu, real a lo llargo de la vida. Pero nun voi siguir filosofando. L’ello ye que l’amuletu que güei m’ocupa ye la T de Timoteo, guapu como nengún. Amuletu que cuelguen del pescuezu los romeros que van a la fiesta de San Timoteo (L.luarca), pa identificase col Santu, cola fiesta y col llugar máxicu onde se celebra, el campu a la vera’l Ríu Negru, qu’añu tras añu mira sollerte l’allegría de los qu’allí acuden. Asina asociamos la «T» a pasalo bien y, esi día, mientres la llevemos al pescuezu nun hai bruxa nin diañu que s’atreva con nós. «T» de pan, que nun se pierde, nin magorez, como si tuviera bendita pol Santu Timoteo.

Esti añu conmemórase’l centenariu d’esta guapa fiesta timoteína. Los l.luarqueses y tolos asturianos, podemos disfrutar d’un bayurosu programa d’actividaes festives, lúdiques y culturales, que ya lleven varios meses celebrándose. Toes encadarmaes y presidíes por Tono, actual presidente de la Cofradía de San Timoteo. Curiosamente también encomienza por T. Seique también tenemos qu’encomendanos a Tono.

Un centenariu nun ye poca cosa. Por eso, L.luarca, vistida de fiesta per tolos requexos, quier facese ecu d’esta fiestona en too Asturies. Asina que dende estes llínies permítome invitar a tolos asturianos a venir a L.luarca’l próximu domingu 22 d’agostu y también a tolos que nos quieran visitar de fuera de les nuses llendes. Eso sí, que naide s’escaeza de mercar la T pa mangala enriba’l chambrón. Ye imprescindible.

Cola T puesta podemos tiranos al Ríu Negru, como manda la tradición, y bañanos a gustu. La sidra y la T fairán el milagru de que nun sintamos la frialdá del agua y el Ríu Negru recibirános con abrazos moyaos. De toles maneres, pa que la protección de la T seya efeutiva nel agua, hai que saber nadar. Sinón, hemos conformanos col agua que pue cayer del cielu o de los balcones.

Esperámosvos nesta fiesta de San Timoteo, qu’inda conserva’l sabor d’antaño. Sicasí, en cien años de camín, fueron amestándose nuevas formas, ensin que decayera nunca l’espíritu timoteín. La estampa del prau ye única. Ellí xúntense mozos, nenos y vieyos. Fecho esti que ye de destacar nesta sociedá onde lo que reina ye l’abismu xeneracional. Al fin y al cabu les ganes de fiesta nun se pierden colos años.

Acabo con esta oda a la «T», que-y escribí’l pasáu añu.

T máxica,

amuletu chen de gracia,

amuletu de fiesteros, folixeros,

nenos grandes ya pequenos.

De charangas, de gaiteros,

d’acordiones, de tambores,

de barracas ya de méndigos.

T de Timoteo, eo,eo.

Amuletu de l.luarqueses, valdesanos, asturianos,

de foriatos, d’estranxeros, madrilanos ya vaqueiros.

Protectora de romeros.

Apegada al corazón.

¿Nun lo sientes como salta

tou chenu d’emoción?

¿Nun ves cómo se ri’l Santu

cuando-y cuelgan del pescuezu

la T enriba del chambrón?

El tou cuerpu tan galanu

feitu del pan del amor.

Protéxenos tol añu

escontra bruxas ya diaños.

T de Timoteo, eo, eo

ente gaitas ya folixa.

¡Como salta’l corazón!

Categoría: General Comentarios Comentarios (0)

De fiestas en Vidal. Cangas del Narcea

admin (4 de agosto, 2010)

En Vidal (Cangas del Narcea), celebróuse un añu más la fiesta’l pueblu, baxo la mirada de los montes d’alredor.

El branu, amás d’outras muitas cousas, ya tiempu de fiestas ya folixa. Las fiestas siempre son un momentu del añu que toos esperamos. La mocedá pa pasalo bien, bail.lar, ya si acasu empareyase, ya inclusive esmadrase hasta onde la ocasión lo permita. Los mayores, pa celebrar aquel.lo que los apega a la tierra, ya tresmitir las tradiciones a las nuevas xeneraciones. Güei dalgo cambianon las cousas. Sicasí, magar los tiempos que cuerren, de crisis económica, crisis de valores ya outras muitas crisis ya intromisiones, la fiesta’l pueblu sigue celebrándose a lo grande, como se fixo siempre. A lo l.largo de la historia hubo épocas de más ou menos abundancia, pero pal día la fiesta siempre se guardan las meyores viandas. Nas casas van a la tema a ver quién sirve la meyor ya más abundante comida. Güei, podemos dicir que magar l’aculturación que nos amaga, tanto en comidas como n’outros elementos culturales, en muitos pueblos inda se viven las fiestas con sabor tradicional, sobre too, no que se refier a la gastronomía.
El pasáu sábadu tuvi en Vidal (Cangas del Narcea), “de sopas” na fiesta de San Lorenzo, celebrada con un pouco d’antelación, pola mor de qu’agora nun ya como anantes, hai que buscar una fecha afayadiza pa que puedan acudir los que tán fuera. Yá se sabe que’l día la fiesta ya d’obligada asistencia pa los que viven no pueblu, pero tamién pa los que se fuenon, que procuran volver, ensin escusa, pa esta celebración tan importante, que marca un anantes ya un después na casería.
En Vidal, baxo la mirada de los picos, Cul.láu, Cugol.lu, ya’l Caniel.las que, pouco a pouco, se fuenon quitando con gracia’l sombreiru de la nublina, respiramos l’ambiente festivu en casa de Marcelino ya de Pilar, Casa Constante. Ya comimos de lo bono, de lo de casa, que güei tanto s’aprecia. Un convite regáu con vinu de Tebongu. Too de lo más rico. Una animáu banquete alredor de los platos tradicionales, onde nun faltóu’l bol.lu ya’l xamón cocíu, l’embucháu ya outras cousas bonas. Naquel entornu espectacular, p’alimentar el corazón, tuviemos una emotiva sobremesa animada por tonada na potente voz d’ Alicia Fernández, ya por un recital improvisáu a cargu de los poetas asistentes. Güei lo que más presta ya poder compartir cola xente, colos amigos, vivencias ya emociones. En mediu d’esta sociedá individualista ya egoísta, onde casi naide piensa nos demás, ya mui guapo poder celebrar una fiesta con xente cariñosa, cenciella ya ensin doblez, onde s’alcuentran distintas xeneraciones, ya se fala de cousas prestosas, ya de los acontecimientos que sucedienon pol añu arriba. Ya’l momentu de facer historia d’un añu que pasóu. Un añu que anque paeza que pasa nun tris, siempre trai de too, bono ya malo.
¡Qué guapo día, el que pasamos en Vidal! Guapu pueblu, cuidáu ya arregláu, que da gustu. Un día de fiesta en tan bona compañía. Gracias amigos. Son momentos que deixan resclavu nel alma.

Categoría: General Comentarios Comentarios (0)