Selmana Negra

admin (22 de julio, 2010)

La poesía cupó un requexu nesti eventu lliterariu.
Dende hai unos años préstame pasiame pela Selmana Negra que se celebra en Xixón, esquerando nos puestos de llibros, nos que siempre s’atopa dalguna curiosidá, y observando toos aquellos puestos de ropes y bixos, que tanto se multiplicaron nos caberos años, y que xunto col golor a comida y el ruíu atronador de la música al altu la lleva, anublen el sentíu que tien esti eventu lliterariu. Esti añu participé como ponente con una charla sobre «poesía negra», invitada pola organización «Poetas del Mundo” de la que ye embaxador n’España Xuanxo Bardibia. Recibiónos Luis Pascual del Atenéu obreru de Xixón, nel espaciu de Radio Kras.
Un conceutu nuevu que surde nesti contestu lliterariu, que consideramos distintu al de la «poesía negra» tradicional, basada nel ambiente afro-cubanu o en xeneral afro-americanu, que trata tou tipu de temes. Dende l’entamu, la Selmana Negra tuvo dedicada a la «novela negra» y nós quisimos con esta intervención abrir la posibilidá d’inxertar la «poesía negra», nesti foru lliterariu. Na conferencia que titulé «Delles pincelaes sobre poesía negra», fixi un repasu por dalgunos autores que tienen producción nesti «xéneru», que yá foi prauticáu por escritores de renome, siendo García Lorca ún de los más representativos. Autores qu’inxertaron nos sos versos temes como la muerte tráxica, l’horror y les consecuencias de la marxinación social. Dempués del recital, a cargu Xuanxo Bardivia, Carlos Rubio, Chema Rubio, Esperanza Medina, Juan José Domínguez Piris y Esther García, los poetes asistentes entamamos una tertulia sobre los temes y conteníos que pueden conformar la poesía negra y tamién sobre situaciones escayoses qu’observamos na nuesa sociedá, y que son yacimientos bayurosos a la hora de componer un poema «negru».

Inmersos nesta crisis xeneralizada, que se xenera, ente otres causes, como reacción a un tipu de capitalismu xabaz, xeneráu nesta sociedá inda más xabaz, onde reinen l’espilfarru, el consumismu, la sinvergoncería y los vividores; fartos de ver crímenes y asesinatos na televisión y otros medios, que se recréen na desgracia ayena y escudriñen nos requeixos más escuros p’alimentar el morbu. Esto ye lo que güei viende en dalgunos xéneros lliterarios. Güei hai munchos autores qu’algamen l’ésitu valiéndose de temes escayosos. Crímenes, mosntruosidaes, enfermedaes síquiques, vampirismu y esviaciones sexuales son producciones monstruoses, que la publicidá y les mafies lliteraries, encárguense de que seyan «best sellers». Como si güei la lliteratura tuviera avidez de golor fediondu. Tolo que cheira ye atrautivu. Güei, como ayeri, la sociedá na que vivimos úfrenos una riestra de posibilidaes d’espeyar l’horror, la violencia, la marxinación y la desigualdá y les sos consecuencies. Too ello llévanos polos sendeiros escuros d’esta nuesa sociedá. Pero los poetes tenemos tamién otros recursos que son sofitu y fonte de versos p’amosar la guapura de la vida. Amás de los temes referíos a lo «negro», hai otros colores que pinten y allumen los nuesos poemes.

Categoría: General Comentarios Comentarios (0)

Dempués de la tempestá…

admin (8 de julio, 2010)

Pasen les fiestes y dempués de tanta folixa quédanos cierta señardá.
Dicen que dempués de la tempestá llega la calma, y ye bona verdá. Sabiu dichu que se pue aplicar a munches situaciones. ¡Qué sería de nós si nun fuera asina! Les fiestes de Piedrasblancas dixéronnos adiós. Después de tol xaréu, les calles silencioses, les tiendes vacíes, les neveres llenes de sobres… Cuando hai fiesta too rueda. Comimos, bebimos, baillamos y pasámoslo bien. Hai qu’aprovechar mientres se pueda. Lo baillao nun hai quien lo quite. Non tolos años ye lo mesmo. De xuru que munches persones sintieron la folixa na calle y nun pudieron disfrutar d’estos díes festivos. A veces pola mor de dalgún contratiempu que nos sospriende.

Munches anéudotes que cuntar. Un gaiteru que vieno de bien lloñe a animar el mercáu y ¡dexó la gaita en casa! Somos humanos. A toos nos pue pasar. Lo malo ye que tuvo qu’encargar a dalguién que-y la fuere a buscar. Esto pasa por dormir poco, y los músicos, a veces duermen poco.

Hubo momentos mui prestosos. El Día de Castrillón celebrámoslu con golor a verde, con sabor asturianu. Por primera vegada baillóse la danza nel prau de la fiesta. Nun podemos escaecer esti momentu gloriosu, la mocedá baillando la danza al son de los cantares d’Ambás, que cantó emocionáu tocando’l panderu, dempués de recibir la gaita d’oru que-y entregó l’Asociación L’Alborcer. Bien merecida por tolo que ta trabayando pola recuperación del nuesu folclor, de la nuesa música, y porque, anque inda ye mui mozu, ye un personaxe de los más populares d’Asturies ¿Quién nun conoz a Xosé Antón Fernández «Ambás»? Y siguimos baillando xotes y dances al son del grupu «Gueta na fonte» que nos animaron la tarde.

Dalgún qu’otru pequeñu esmadre, sinón, nun seríen fiestes. Otros, abondo más esmadraos. Nos grandes supermercaos, dellos grupos de mocedá comprando alcohol pal botellón. Güei, en toles fiestes, amás del Santu Patrón (en Piedrasblancas nun lu tenemos), celébrase San Alcohol, qu’engafa a los que lu veneren. Presencié una engarradiella a les puertes d’un supermercáu. Como quien ta alloriáu por mercar alcohol a esgaya pa tola nueche, una de les moces engafada y gritando al altu la lleva, salió escopetiada a la puerta pa espabilar a los mozos que taben fuera azorrando, inda mediu «groguis» de la del día anterior. Nun entraben p’acarretar aquel carráu d’alcohol «¡Queréis entrar a poles bolses, me cago en mi puta madre!» Probe madre, qué culpa tendrá ella de tener un fía con esa llingua de víbora, qu’allampia por beber y beber y nun respeta nada. Asina ta’l mundu. Yo amusgué. Menos mal que nun son toos. Afortunadamente, nes fiestes tamién hai mocedá que se sabe pasalo bien d’otra manera y aprovechar otres coses más prestoses de les tantes que se pueden «vivir» nuna fiesta.

Categoría: General Comentarios Comentarios (0)