»  LNE

Archivo: noviembre, 2009

Por admin

De Castro

noviembre 12, 2009

El general Álvarez de Castro encabezó una de las gestas patrióticas más destacadas de la larguísima y honda historia de España: la defensa de Gerona frente al invasor francés. Por estos días, doscientos años atrás, se vivieron los combates más duros. La ciudad capituló el 10 de diciembre. El general, prisionero en Figueras, murió envenenado un mes después.

Pues bien, en Gerona se va a realizar próximamente un referéndum de independencia apoyado por la izquierda separatista y con la abstención -que es la forma genuinamente hipócrita de ayuda- de los socialistas. Y aún el PSOE mantiene la E de España en sus siglas.

Por las malas, los gabachos no consiguieron su objetivo -al final la guerra la ganó España-, pero por etapas, fabianamente, con cuentos y engaños, creando y fomentando grupos separatistas, van a lograrlo, y es que el separatismo en marcha no se traducirá, cuando alcance sus objetivos -están a punto- en la independencia de España, cuanto en la dependencia de Francia. Con los camelos jurídicos que se quiera, es obvio que Cataluña y el País Vasco, si triunfan por fin los separatistas -insisto, están a punto- se convertirán en territorios dependientes de Francia.

La operativa francesa cursa mediante el invento de unos sentimientos nacionalistas/separatistas -hace doscientos años en Gerona daban la vida por España: un test infalible-, pero, sobre todo, fomentando grupos que utilizan esa cobertura para forrarse.

No hay catalanismo que valga. Montilla es un señor de Córdoba y ni habla catalán, pero… su esposa tiene 15 empleos en el ladrillo, el urbanismo y las finanzas. Lo mismo vale para el nacionalismo vasco en todas sus variantes.

El imperialismo francés, tras fracasar con el Ejército, optó por manipular los intereses más groseros y oscuros para alcanzar sus objetivos anexionistas, y a fe que lo está logrando, salvo que surja una figura como el general Álvarez de Castro que sepa combatir la desaparición de España.