»  LNE

Archivo: diciembre, 2008

Por admin

Pa prau

diciembre 17, 2008

Es alarmante la incapacidad, tan generalizada, para ver lo evidente, sobre todo si lo evidente es catastrófico.

No, no me estoy refiriendo a la crisis económica, sino a la operación en marcha para dejar a Oviedo sin AVE.

Llevan al menos veinte años intentándolo y por los pelos no les salió al completo una jugada muy parecida: la Autovía del Cantábrico, que pasa a 80 metros de los muiles y a 80 kilómetros de Cangas del Narcea. Y es que en la operación para acabar con Oviedo se están llevando por delante a más de media Asturias.

Los ciudadanos consultados aseguran no entender cómo se puede dejar a Oviedo sin AVE. La verdad es que se entiende demasiado, porque hasta el nombre de la provincia de Oviedo quitaron.

Hay que volver a recordar que si no es por Cascos Oviedo se queda sin autovía y aún así más de media Asturias está alejadísima de esa gran ruta.

Y hay que recordar que los socialistas por dos veces votaron en las Cortes contra la construcción de la variante del Pajares mientras maniobraban para hacer un fantasmal ferrocarril al Este. Menos mal, otra vez, que Cascos echó a andar la Variante.

La jugada en marcha ahora -habrá que repetirlo mil veces- lleva mucho tiempo calentando motores. Incluso han ensayado con éxito nuevos expolios -los estudios de Gestión y Administración, hace nada-, así que al ver al alcalde Gabino de Lorenzo completamente rendido -le han ofrecido dinero para un polideportivo y una losa y se ha quedado afónico- han lanzado el golpe definitivo. La baza es decir, como dicen, que trazar el AVE de Pola de Lena a Gijón por Oviedo costaría 300.000 millones de pesetas, y en nada añadir que trazarlo por El Berrón costará sólo 100.000 millones. ¡Menuda diferencia! ¡hay que ahorrar!, ¡hay que ser solidario!, y zas, Oviedo sin AVE aprovechando que Gabino de Lorenzo se ha quedado sin voz.

Lo dicho, una vez más: si no aparece un nuevo líder la capital asturiana quedará pa prau.

Es alarmante la incapacidad, tan generalizada, para ver lo evidente, sobre todo si lo evidente es catastrófico.

No, no me estoy refiriendo a la crisis económica, sino a la operación en marcha para dejar a Oviedo sin AVE.

Llevan al menos veinte años intentándolo y por los pelos no les salió al completo una jugada muy parecida: la Autovía del Cantábrico, que pasa a 80 metros de los muiles y a 80 kilómetros de Cangas del Narcea. Y es que en la operación para acabar con Oviedo se están llevando por delante a más de media Asturias.

Los ciudadanos consultados aseguran no entender cómo se puede dejar a Oviedo sin AVE. La verdad es que se entiende demasiado, porque hasta el nombre de la provincia de Oviedo quitaron.

Hay que volver a recordar que si no es por Cascos Oviedo se queda sin autovía y aún así más de media Asturias está alejadísima de esa gran ruta.

Y hay que recordar que los socialistas por dos veces votaron en las Cortes contra la construcción de la variante del Pajares mientras maniobraban para hacer un fantasmal ferrocarril al Este. Menos mal, otra vez, que Cascos echó a andar la Variante.

La jugada en marcha ahora -habrá que repetirlo mil veces- lleva mucho tiempo calentando motores. Incluso han ensayado con éxito nuevos expolios -los estudios de Gestión y Administración, hace nada-, así que al ver al alcalde Gabino de Lorenzo completamente rendido -le han ofrecido dinero para un polideportivo y una losa y se ha quedado afónico- han lanzado el golpe definitivo. La baza es decir, como dicen, que trazar el AVE de Pola de Lena a Gijón por Oviedo costaría 300.000 millones de pesetas, y en nada añadir que trazarlo por El Berrón costará sólo 100.000 millones. ¡Menuda diferencia! ¡hay que ahorrar!, ¡hay que ser solidario!, y zas, Oviedo sin AVE aprovechando que Gabino de Lorenzo se ha quedado sin voz.

Lo dicho, una vez más: si no aparece un nuevo líder la capital asturiana quedará pa prau.

Por admin

Onírico y real

diciembre 8, 2008

Atención, pregunta: ¿cuál es el banco que más gana del mundo? Respuesta: el Santander. Ni los gigantes yanquis ni nada de nada. ¿Y cuál es el segundo? El BBVA. Sí señor, de España vengo, de España soy o son, o como ustedes quieran, los dos bancos que más ganan del planeta, mientras Juan Español anda recuperando las sobras del conejo de las Navidades pasadas y a la espera de las bombillas superheterodinas que le va a regalar, a dos per cápita, el ministro Sebastián y es que, señores, vivimos en el país del Primer Mundo con más paro y donde más aceleradamente se destruye empleo.

Conclusión: no hay quien lo entienda. Quizá mejor así, porque si el personal de pronto se entera lo de Troya, Sodoma, Cartago y Gomorra juntos no sería nada frente a la que aquí se puede armar. En toda España menos en Oviedo, ojo, donde ZP va a ser nombrado alcalde honorario en agradecimiento a sus inmensos favores, ya que merced a las ayudas otorgadas se hará la gran ciudad del siglo XXI. Así lo asegura el PP ¿se han vuelto locos del todo?

Ayer, la frase del día fue para Iturgaiz: «Tenemos que decir que la ETA está en los ayuntamientos por la traición del PSOE» -el sábado fue para Tardá: «¡Muerte al Borbón!», ya se sabe, hablando se entiende la gente- y la lectura obligada, según adelanto de Pedro J., es el libro «Recuperar la democracia» de Ignacio Gómez de Liaño. Lo conozco por su monumental obra «El círculo de la sabiduría» pero ahora parece que ha entrado en detalles y a saco sobre la ruina moral, política, económica y territorial que se abate sobre España. Salvo, lo dicho, el Banco Santander, el BBVA y la ciudad de Oviedo. Y que nadie se deprima porque el sábado, gran derbi; así que venga opio para olvidar el paro, los huesos mondados de pollo, las bombillas milagrosas, los matones sueltos y la ruina del país.

(Para la terapia de esta semana se recomienda vivamente la canción «Gústesme muncho», de Lucas Castañón, sobre todo cuando dice «quiero que tu seyas la mi mozaaaa…»).