»  LNE

Archivo: mayo, 2008

Por admin

Vuelven

mayo 30, 2008

Caro, caro, caro. En España el IPC armonizado -armonizado con Europa- se pone a tiro de piedra del 5 por ciento, la peor cifra desde que, en 1997, echó a andar, y asimismo la confianza de los consumidores es la más baja desde 1996. Vuelve el socialismo real después de vivir de las rentas de los gobiernos de Aznar desde 2004 hasta el presente. Vuelve por donde solía.

En las primeras semanas del año, con la vista puesta en las urnas, ZP aseguraba que en primavera, todo enderezado.

Ahora que hasta los analfabetos funcionales están al cabo de la calle -y el voto, en el bolsillo- afirma que es una crisis general.

Mentira sobre mentira. La crisis es global, pero lo que aquí ocurre, con intensidad y características ya dramáticas, es algo muy nuestro -se construye la mitad de viviendas que el año pasado y cayendo-, así que ¿hasta cuándo van a seguir engañando a la gente?

Supongo que aún tienen cuerda para rato porque en el barómetro del CIS el PP ha perdido un millón de votos y como se siga centrando para el verano habrá perdido otro y así hasta convertirse en un clon de aquella formación que capitaneó Fernández Ordóñez para pasarse al enemigo.

Y qué decir de los liderazgos: la ministra Chacón ha superado incluso a ZP.

La verdad, son unos genios. Una operación tan elemental como poner a una señora joven y embarazada al frente de los ejércitos les ha salido redonda. Son unos genios o topan con un personal pasto de culebrones. O las dos cosas.

Como telón de fondo, la acelerada ruptura de España. El Foro de Ermua, como réplica a las dos preguntas del referéndum ilegal que propone Ibarretxe para octubre, ha propuesto otra: «¿Por qué ETA no ha matado nunca a un político nacionalista?».

El que mata, el que tira de la pata, los que agitan el árbol, los recogenueces… y encima, pobres.

Por admin

Un héroe traicionado

mayo 23, 2008

Ortega Lara, que pasó 532 días en un agujero de la ETA -tras su liberación los terroristas secuestraron y asesinaron a Miguel Ángel Blanco: una respuesta escalofriante-, se va del PP; María San Gil, que estaba con Gregorio Ordóñez cuando lo asesinaron y que tras ese terrible crimen ingresó en el PP y desde entonces se juega la vida -y la de su familia- a diario, también lo deja o al menos los cargos; antes se habían ido Zaplana y Acebes, y ayer Rato declaraba que no quiere ni hablar con Rajoy, que hace sólo unas semanas llegó a invitar a la mismísima Esperanza Aguirre a irse del partido… Aznar está que echa humo.

Cómo será la cosa que incluso Gabino de Lorenzo, en su día el alcalde más votado de España en ciudades por encima de cien mil habitantes, acaba de anunciar que se limitará a los servicios mínimos, que, sospecho, tendrá que cumplir en otro partido, porque el PP puede desaparecer antes del solsticio de verano.

Mientras tanto, Fraga y Gallardón, la pareja genuinamente representativa de la extrema derecha como padre e hijo predilecto de AP -la gente de derechas y los centristas estaban en UCD-, son el gran apoyo de Rajoy, amén de una nueva generación de jóvenes melifluos sin valores políticos así que sólo interesados en el poder, y unos barones territoriales, padrinos de los fabulosos negocios que se tejen en las taifas españolas.

De golpe, hemos vuelto a los ochenta: un PSOE todopoderoso y una extrema derecha rendida a sus pies, dispuesta a lo que sea para no ganar jamás unas elecciones, aunque, eso sí, viviendo como marajás de las rentas de capitanear una oposición de tongo.

Ojo, los votantes del PP no están por la labor, así que ya veo a Rajoy-Gallardón presidiendo un PP tan menguado como de rodillas, y el nacimiento del Partido Liberal con más de la mitad de la derecha española detrás y, atención, incluida la Iglesia, ya en las catacumbas.

Por admin

Mayo mayea

mayo 19, 2008

Sigo enfrascado en la lectura de mis diarios de hace cuarenta años, cuando luchaba a brazo partido por las calles de París en aquel glorioso mayo del 68.

«¡La imaginación al poder!» veo en una anotación apresurada al final de una página ya amarillenta -los adoquines volaban, apenas era posible rasgar unas frases nerviosas- y la verdad que se cumplió el lema porque ayer la ministra Bibi Aído declaraba: «Seré la mosca cojonera del Gobierno». Ni los estudiantes más audaces del Barrio Latino podrían haber supuesto entonces que el poder llegaría a tener tal grado de consciencia de sus más elevadas funciones.

Todo el mundo le anda dando vueltas a aquella movida de la rive gauche, pero nadie dice lo elemental: fue apenas una pelea entre bandas comunistas; estalinistas contra maoístas, con guarnición de trotskistas, ácratas y dadaístas.

Cómo no, ocurrió en Francia, único país del Primer Mundo donde florecía el socialismo real. No es casualidad, lo acabamos de ver, que sea, aún, el único santuario en el Primer Mundo de una banda terrorista que opera, faltaría más, en el país vecino.

Últimos días de mayo, los más hermosos del año. Llueve en primavera, otra prueba abrumadora del implacable cambio climático. Luna llena, el lobizón acecha enamorado… quiero decir que Rajoy no es capaz de transmitir a los suyos que dentro de cuatro años va a ser presidente del Gobierno según dicta el pacto PSOE-PP: vuelta al eficacísimo turno de la primera Restauración. Obviamente, ese pacto es secreto, así que el líder popular sólo puede insinuar sus venturas, pero en tierra de lazarillos ¿quién se fía de unas frases enigmáticas cuando mengua la bolsa y brillan, temibles, las navajas?

Ya lo dijo Chesterton en «El color de España», ésta es «la patria de la novela picaresca y de la comedia de enredo». Todo está escrito.

(Para la terapia de esta semana se recomienda vivamente «Canción de primavera», de Mendelssohn).

Por admin

El Rey acierta

mayo 13, 2008

No veo ni escándalo ni rareza ni perjuicio ni accidente ni siquiera verdadera novedad en las elogiosísimas palabras que el Rey le ha dedicado a Zapatero. Me explico.

Que don Juan Carlos se muestre orgulloso del presidente del Gobierno es bueno para todos. Incluso si es una calamidad, ya que en tal caso al menos le brinda un balón de oxígeno y mejor político con respiración artificial que ahogado.

Si antes el Rey nunca había hecho tal quizá fue porque jamás llegó a contemplar a un presidente con el agua al cuello: crisis económica galopante, quiebra de la nación española, aislamiento internacional…

Creo que, frente a lo que ha dicho Rubalcaba, al Rey no lo cogieron con la guardia baja. Dijo lo que dijo porque quería decirlo. Don Juan Carlos es uno de los españoles más inteligentes y prudentes, lo que no quita para que se pueda equivocar e incluso estrepitosamente.

Del racimo de frases -ditirambos aparte- cuenta una: «Él sabe muy bien hacia qué dirección va y por qué y para qué hace las cosas».

Como ZP, tras las elecciones de marzo, ha pegado un giro de 180 grados, la frase real, tan clara y rotunda, cobra un especial valor.

Vamos, que el pacto PSOE-PP es un hecho y es un hecho por la presión de los poderes fácticos, como vengo sosteniendo desde la entrada de la primavera.

Zapatero gira y coge el buen rumbo -sobre todo, echa el freno a la disolución de España vía independencia de los llamados territorios- y, claro, el jefe del Estado hace unas declaraciones apoyándolo.

La situación es tan grave que no caben remilgos. Por eso me parece excelente que el Rey, aun con ciertas elipsis, muestre su apoyo al nuevo ZP. A ver cómo se arregla Rajoy para cumplir con su parte del pacto. No se lo están poniendo fácil, así que quizá se vea obligado a dimitir.

En ese caso, ya se sabe, Dolores de Cospedal: como se quería demostrar.

Por admin

«¡Abajo el imprimido!»

mayo 9, 2008

Cuando en la mañana del 9 de mayo de 1808, en la calle Cimadevilla de Oviedo, se iba a publicar el infame bando de la Audiencia que entre otras cosas amenazaba de muerte -y entonces esas amenazas se cumplían sin pestañear- a quien no colaborase con los gabachos invasores, «una mujer llamada María Andallón dio el primer grito:˝¡Abajo el imprimido!˝», según cuenta Tolivar Faes en su libro sobre las cosas y los nombres de la capital carbayona, e «inmediatamente otra mujer, Joaquina Bobela, añadió: “¡Que no se publique!”, y el grito fue repetido por el canónigo Llano Ponte. Mientras el conde de Peñalba y el médico D. Manuel Reconco clamaban: “¡A las armas!”, D. Froilán Méndez Vigo rompió el parche del tambor, e incrementándose el alboroto, tuvieron los magistrados que refugiarse en la Audiencia sin haber publicado el bando».

Gloria a aquellos héroes y maldición eterna para los traidores, para los afrancesados y para los que ahora, para mayor humillación y desprecio de las decenas de miles de personas que dieron su vida por la libertad de España, aún hacen gracias y loas a quienes se vendieron a los Bonaparte.

Días patrióticos, pero como el agitprop lo apantalla y manipula todo, el Dos de Mayo ya es cosa sólo de los madrileños; el 9 de mayo, de los ovetenses o apenas de los vecinos de Cimadevilla -por no citar el enfermizo complejo de inferioridad localista: ahora quieren convencernos de que todo empezó en Gijón a finales de abril-, pero no es así, sólo había una razón y una emoción en aquella gesta y se llamaba y aún se llama España. Menos mal que Goya pintó el heroísmo de Madrid; Galdós lo narró en Gerona, y Toreno en Asturias, Beethoven lo hizo resonar en Vitoria y así por las cuatro esquinas de la patria, porque de lo contrario aún dirían que nunca llegó a ocurrir nada de nada.

¡Abajo el imprimido! ¡Viva España!

Por admin

Aznar

mayo 6, 2008

Zaplana salta por la ventana, Soraya coge el timón y mete el remo, Acebes zapica en paracaídas: los conductores de los telediarios se delatan al exhibir su sonrisa más ancha mientras ofrecen semejante cadena de noticias.

La contra -en España, tal que en los regímenes totalitarios, la contra no es la oposición, sino el Gobierno- tras alcanzar sus últimos objetivos -Zaplana y Acebes, de bestias negras a puro humo- se deshace en elogios hacia la new wave socialdemócrata del PP -vamos, el ala popular del nuevo PSP-, mientras la vieja guardia aznarista se agita más despistada y desolada que un pulpo en un garaje.

Tiernón, hasta ahora conocido como Gallardón, prepara la siguiente mutación para convertirse en Bonón o Bollardón -ortografías aparte, suena a vieja nobleza eslava y eso nunca sobra-, el centauro perfecto, mezcla de Bono y de Gallardón, para presidir el partido síntesis, el PSP del final de todos los tiempos.

Así las cosas, me parece imprescindible entresacar dos ideas de «Cartas a un joven español», excelente libro de José María Aznar. Debería ser de lectura obligatoria en Educación para la Ciudadanía.

-«La continuación de España como proyecto sólo es posible gracias a la alternancia pacífica en el poder de quienes comparten una misma idea nacional».

-«La promesa de un hombre nuevo es la gran impostura, la gran falsificación ideológica del siglo XX. Quizá también del XXI. Combina dos elementos que nos son bien conocidos. En lo intelectual, la imposición de una verdad oficial de carácter absoluto que nadie puede discutir; en relación con la voluntad, la sumisión de la libertad a las leyes y los dictados del orden social y del Estado».

¿A que queda muy claro por qué pasa lo que pasa, por qué sobran Aznar y los aznaristas, por qué el pacto PSOE-PP en curso es lo menos malo, por qué sonríen tanto algunos?