»  LNE
30 d+00:00 enero, 2008

Pobre Oviedo

Por admin

Hay que recuperar las viejas tradiciones: al agente ese de la Unesco que se opone a la construcción del Tridente de Calatrava y quiere que Oviedo sea un poblachón magrebí, hay que remojarlo a fondo en el cañu del Fontán, darle la carrera del señoritu y, después, visita guiada a la Fuentona.

El tal agente ha dicho cosas que ni Moratinos en suahili las podría mejorar.

Considera, por ejemplo, que Oviedo, con los tres rascacielos, se acercará más a Benidorm que a Nueva York. Pero, hombre, Oviedo ni se parece ni se parecerá jamás a Nueva York ni a Benidorm, que, por cierto, es una ciudad envidiable, la tercera de Europa tras Londres y París en alojamientos, ¿un infierno según el agente?, ¿el personal acude a Benidorm como a ninguna otra ciudad porque es una calamidad?

Afirma, asimismo, el agente que en Europa no abundan los rascacielos -¿de qué Europa habla?- y que hay «un modelo único». ¿Será posible tanto disparate?, ¿en qué se parecen Jaén, Salónica, Barcelona, Dublín o Berlín? ¿qué es eso de modelo de ciudad europea?

Vivimos tiempos disparatados:

1) Los herederos ideológicos, ya que militan en el mismo partido, de aquellos que volaron la Cámara Santa con un camión de dinamita y alcanzaron la Catedral con 144 obuses de artillería, se muestran ahora indignados por el impacto visual que sobre el primer templo astur puedan tener tres torres.

2) Quienes siempre han condenado aquella agresión a la Catedral deciden ahora crear una comisión para cambiar los nombres de las calles de Oviedo y de entrada quitan los nombres de las calles de los golpistas del 36, pero mantienen los nombres de los golpistas del 34 que, por cierto, bombardearon y destruyeron la ciudad en 1934 y en 1936.

Remate final: el Tridente de Calatrava se construirá en la calle Indalecio Prieto, jefe de los golpistas del 34 -volaron la Catedral y arrasaron la ciudad-, que seguirá en el callejero sin duda con la bendición de la Unesco.

159 comentarios

  1. 34 dice:

    Dice la derecha que no hay que mirar al pasado, que pelillos a la mar. Y a la mínima, salen con los miles de millones de curas que matamos los rojos, lo del 34 y de la falta que hacía poner orden. A este paso nos van a hacer creer que tanto asesinato de Estado, ajusticiamientos, guerra y destrucción y posterior dictadura, fue culpa de esa rebelión. Con eso justifican la Guerra Civil. Quiere decir que no han cambiado.

  2. Arturo Cañas dice:

    Vaya artículo que te has cascao, amigo Neira. Y pensar que hay gente en el paro que sabe escribir…

  3. Lacra dice:

    No meterse con la mierda el Neira

  4. Rony dice:

    Tiene razón Neira, el modelo urbanístico de Oviedo no tiene nada que ver con Benidorm. Está claramente influido por Marina D’Or, ciudad de vacaciones, con influencias de parque temático “La Regenta Park”.

    Además no se porqué la UNESCO cree que las torres perjudicarían a la catedral. Las torres medirán 139 metros y la catedral está a 200 metros de distancia. Por lo tanto, si se cayesen no llegarían a impactar contra la catedral.

    Y también es verdad que vivimos tiempos disparatados:
    – Los herederos ideológicos de la dictadura franquista tienen por historiador de referencia a un exterrorista del GRAPO.
    – Los líderes de la emisora de la Iglesia Católica son un protestante y un ateo.
    – Javier Neira tiene la misma altura periodística que Carmen Hornillos.

  5. Xuan dice:

    No cabe duda que los artículos de Neira son directos y de fuerte pegada. No hay más que ver cómo se agita al rojerío tontiprogre que copa su blog.

    Cuando Franco vivía, una parte significativa de la generación de los que pasamos de los cincuenta años éramos rojos, ¿qué otra cosa podíamos ser, tan jóvenes, tan crédulos? Después, con la democracia y la Constitución del 78, algunos ya sólo asociamos, y de manera recurrente, lo de «rojos» a los números de la cuenta bancaria.

    Y resulta que gran parte de esos rojos de entonces, o sea, revolucionarios de izquierdas, resultaron ser demócratas de toda la vida. Progresistas. Actualmente son los que velan las esencias democráticas del Estado de Derecho desde el lado social que apela a la Humanidad (antes defendían la clase trabajadora, ahora el progreso global humano). Entre ellos destacan los hombres de letras, ilustres poetas, artistas, intelectuales de la alta cultura generadora de opinión, que mantienen vivo el “relato épico” de la lucha por las libertades contra el franquismo y la consecución del cambio democrático.

    Son los que ejercen de cancerberos de la Democracia, atentos a cualquier atisbo de “amenaza involucionista” que se perciba en el horizonte constitucional. Así, cuando el peligro acecha, nada más tienen que pronunciar la palabra «Aznar» para, de inmediato, aplazar sus pugnas por el poder y cerrar filas en torno al sagrado espacio de las libertades conquistadas. Hasta pueden llegar a establecer, si hiciera falta, un «cordón sanitario» que las preserve.

    Pero la puta realidad es que el mercado cerrado, arancelario, de hace más de treinta años es ya sólo un recuerdo lejano y la transición política permitió modernizar la estructura capitalista del régimen dictatorial. Y que no se pueden entender las libertades democráticas que tanto dicen defender la “gauche divine” sin el mercado capitalista que vivimos.

    Por eso es preferible un político como Pizarro que se empezó a enriquecer en la Bolsa, que un personaje como Zapatero que acude al mismo lugar a presentar su Informe Económico. El primero, es preferible por creíble y coherente, aunque sea para enfrentarse a él; el segundo, heredero ideológico de “aquellos que volaron la Cámara Santa”, como bien dice Neira, no es más que un despreciable lacayo del Gran Capital.

  6. Dice dice:

    Es evidente que no se mataron suficientes curas ni se quemaron suficientes iglesias.

  7. agrowoman dice:

    Lo de Neira sólo puede ser un experimento genético fracasado, sino no se entiende.

  8. Don Neocon dice:

    Lo de que la libertad de mercado trae las libertades habrá que preguntárselo a los chinos, a ver qué te dicen.O a los yankis, donde su presidente se pasó por el forro de los cojones el habeas corpus, ya no es necesario orden judicial para que entren a tu casa, o se puede torturar a diestro y siniestro, por no hablar de las escuchas telefónicas.En Méjico también se respira mucha libertad mientras intentan salir del país.Y podríamos dar un repaso a Rusia y otras muchas democracias capitalistas.El mundo no termina en Fukuyama querido Xuan.
    Por otro lado, se trata de opinar sobre las barbaridades del imitador de provincias de Fede, cosa que usted por lo que veo no hace.Insultar sí.

  9. torre trilliza dice:

    Esti, depués de ponese a dieta perdió hasta masa encefálica.

  10. Clarón dice:

    Uno de los recreos solitarios de don Javier consistía en subir a las alturas. Era montaraz, y por instinto buscaba las cumbres de los montes, los campanarios de las iglesias y las más altas torres, fueran gemelas o trillizas. En todos los países que había visitado había subido a la montaña más alta, y si no las había, a la más soberbia torre. No se daba por enterado de cosa que no viese a vista de pájaro, abarcándola por completo y desde arriba. Cuando iba a las aldeas acompañando al Obispo y a Gabino en su visita, siempre había de emprender, a pie o a caballo, como se pudiera, una excursión a lo más empingorotado. En la provincia, cuya capital era Vetusta, abundaban por todas partes montes de los que se pierden entre nubes; pues a los más arduos y elevados ascendía Neira, dejando atrás al más robusto andarín, al más experto montañés. Cuanto más subía más ansiaba subir; en vez de fatiga sentía fiebre que les daba vigor de acero a las piernas, le hacía perder grasas, y daba aliento de fragua a los pulmones. Llegar a lo más alto era un triunfo voluptuoso para d. Javier. Ver muchas leguas de tierra, columbrar el mar lejano, con sus gambas nadando, contemplar a sus pies los pueblos como si fueran juguetes, imaginarse a los hombres como infusorios progres, ver pasar un águila o un milano, según los parajes, debajo de sus ojos, enseñándole el dorso dorado cara al sol, mirar las nubes desde arriba, las manifestaciones de los Peones, eran intensos placeres de su espíritu altanero, que d. Javier se procuraba siempre que podía. Entonces sí que en sus mejillas había fuego y en sus ojos dardos. En Vetusta no podía saciar esta pasión; tenía que contentarse con subir algunas veces a la torre de la catedral, si no le dejaban subir a una de las torres Trillizas o al ciclópeo Grillo. Solía hacerlo a la hora del coro, por la mañana o por la tarde, según le convenía. Noriega que en alguna ocasión, aprovechando un descuido, había mirado por el anteojo de Alonso, sabía que era de poderosa atracción; desde los segundos corredores, mucho más altos que el campanario, había él visto perfectamente a la Regenta, una guapísima señora, yendo a comprar al centro comercial de las enormes Trillizas, bastante lejos de la torre, no como aseguraban los de la Unesco, sí, señor, la había visto como si pudiera tocarla con la mano, y eso que su palacio estaba en la rinconada de la Plaza Nueva ¿Qué más? Con aquel anteojo se veía un poco del billar del casino, que estaba junto a la iglesia de Santa María; y él, Noriega, había visto pasar las bolas de marfil rodando por la mesa. Y sin el anteojo ¡quiá! en cuanto se veía el balcón como un ventanillo de una grillera. Mientras el acólito hablaba así, en voz baja, a Greciet que se había atrevido a acercarse, seguro de que no había peligro, d. Neira, olvidado de los meapilas, paseaba lentamente sus miradas por la ciudad escudriñando sus rincones, levantando con la imaginación los techos, aplicando su espíritu a aquella inspección minuciosa, como el naturalista estudia con poderoso microscopio las pequeñeces de los cuerpos. No miraba a los campos, no contemplaba la lontananza de montes y nubes -las torres calatraveñas no se lo permitirían, de todas formas-; sus miradas no salían de la ciudad.
    Vetusta era su pasión y su presa. Mientras los demás le tenían por sabio teólogo, filósofo, poeta, periodista y jurisconsulto, él estimaba sobre todas su ciencia de Vetusta. La conocía palmo a palmo, bar a bar, por dentro y por fuera, por el alma y por el cuerpo, había escudriñado los rincones de las conciencias y los rincones de las casas. Lo que sentía en presencia de la heroica ciudad era gula; hacía su anatomía, no como el fisiólogo que sólo quiere estudiar, sino como el gastrónomo que busca los bocados apetitosos en crustáceos y carnes; no aplicaba el escalpelo sino el trinchante.

  11. Victor dice:

    Que razón tienes Neira ¡¡ cómo les duele leer la verdad, lo que hicieron sus ídolos de la revolución de octubre, quemar la catedral,la universidad, asaltar el banco de españa y demás actos de pillaje. Acaso es mentira? tanto os duele la verdad? mejor dejais de leer a Neira y escuchais a sor iñaki hablar de paz y de lo buenos que son los etarras. Solo hay que fijarse en lo que aqui escriben algunos de estos democratas: no se mataron bastantes curas y monjas. Seguro que el abuelo de este descerebrao violó a mas de una monja y mató a mas de un cura, y después le contó al nietin que franco era un asesino.
    SARKOZY VENTE A ESPAÑA POR FAVOR

  12. Mariano dice:

    Yo preferiría violar a más de un cura pero eso va en gustos…

  13. PRISITAS dice:

    Yo siempre consideré a la Nueva España, como un buen periódico. Pero había algo que no me encajaba, esto eran las cartas al director; esta sección se parecía a lo que en su día fué La Nueva, prensa del Movimiento Nacional. Ahora ya lo comprendo, el que selecciona las cartas debe de ser el elemento este.

  14. Don Neocon dice:

    Hoy N. nos regala otra joya peridística de incalculable valor.
    La perspectiva A simplemente da asco, no puso los pies sobre la mesa, los puso sobre cadáveres.
    La perspectiva B es propio de campaña electoral, lógico que se reuna con la derecha Europea.
    Lo de los socios de Galicia lo deconocía.Pero no se inquiete Sr N., fíjese que hoy día todavía hay gente que le cuesta condenar el franquismo.Increible pero cierto.
    Que sí, que ETA es terrible, pero no mató nunca menos que ahora.Y como os jode a la derechona más rancia. Lo peor de que desapareciese ETA es que los de su calaña se quedarían sin tema para acusar al gobierno, tendrían que inventarse uno nuevo. No hay problema,me imagino que esas tareas se incluyen en el sueldo de cualquier periodista de bien.
    Vaya por Dios, qué diablos pinta Venezuela en este discurso .Si es que está ya como la Sra de Aznar, mezclando peras con manzanas.
    Usted escribe para encender a la gente.Mezcla 4 conceptos que no tienen nada que ver los unos con los otros para encender el ánimo del personal derechoso y que se vaya al trabajo con ganas de dar una paliza a alguien.Lo dicho, versión provincias de la COPE, nada nuevo en tu parte de España (la de charanga y pandereta, cerrado y sacristía..), todo como siempre. Me voy a leer a Argüelles, al menos sabe escribir.

  15. PRISITAS dice:

    Muy bien Neocom

  16. Lacra dice:

    Mucho progre se ve por aquí, no turben el reposo intelectual de Neira, digno de Ramsés.

  17. Lacra dice:

    Curiosas conclusiones lógicas saca este pollo:

    Pero es que -y van tres peros- en España existe el único grupo racista y asesino de Europa, circunstancia tan intolerable que, como se está viendo, o desaparece la ETA o España deja de formar parte de la Europa libre. Así se entiende que no se nos convoque a las principales cumbres europeas o que determinados gobernantes no condenen el Holocausto o que se mienta masivamente.

    Cada día se molesta menos, como ve que en LNE tragan con todo…
    Igual cuando ETA mataba a 50 personas al año -en la época de Ansar- formábamos más parte de la Europa y América libre. A ver si nos explica d. Javier cómo desaparecería ETA, si Aznar, con todas sus dotes, no lo logró.

  18. Hans dice:

    Mi querer escribir en Nueva Spanien. ¿Mi poder? ¿Qué hacer falta?

  19. Lacra dice:

    Estimado Hans, no hace falta nada, y a las pruebas neirianas me remito. Incluso le diría que cuanto más tonto y anal-fabeto, mejor.

  20. Marianico el corto dice:

    http://www.elpais.com/vineta/?d_date=20080131&autor=Forges&anchor=elpporopivin&xref=20080131elpepivin_1&type=Tes&k=Forges

  21. enemigo dice:

    ¡Alucinante!

    Se me hace difícil que consigas superarte, pero estoy dispuesto a admitirlo. ¿Aún no eres consciente del cachondeo y regodeo que puede disfrutar un seminario de primer curso universitario con tus escritos?
    No sientas mucha prisa con los de secundaria, que en primaria son muy crueles.

  22. Rony dice:

    Mec, mec… error de documentación (otro) del señor Neira.
    Aznar nunca puso los pies encima de la mesa de George Bush en el despacho oval (al menos que sepamos), sino que la “simpática” anécdota fue en una reunión del G8 en Canadá.

    No acierta una ni queriendo, y eso refiriéndose a su idolatrado Aznar. Como para fiarse de lo que escribe “a mala hostia”.

  23. Rony dice:

    Por cierto, todavía espero su columna en la que acuse al Gobierno de la cancelación del programa “Aquí hay tomate” como maniobra para distraer a los españoles de no se que escándalo político. Espero ansioso.

  24. J.L R. ZAPATERO dice:

    Lo de “Aquí hay tomate” (un programa que ven algunos millones de personas, para nuestra mayor gloria) ha sido culpa de Aznar, Yo ,Zapatero, sólo pedí que incluyeran a Karmele en “supervivientes” para distraer a los de la nación de naciones de algunos “problemitas” que me han surgido a última hora. Pero no preocuparos, algo repartiré para que no os aburrais

  25. J.L R. ZAPATERO dice:

    Si gano las elecciones, además del cheque Baby, la subvención para el alquiler, el regalo para las mujeres sólo por el hecho de serlo, los 400 € y demás dádivas, voy a mandar regresar las tropas del líbano y Afganistán, además de las de Kósovo, a los de ANV les voy a regalar un piso y meterles a trabajar en ENDESA, invitaré al Rey de Marruecos y a Hugo Chavez a la moncloa… les regalaré la adopción a los homosexuales y….

  26. Lacra dice:

    mañana don Javier nos dará obispos y fe y martirio y negociaciones con ETA a tutiplén.
    qué bueno nos son los hermanos neiranos, qué buenos son que nos llevan de excursión, y luego a votar
    ¿Z no fue el que mató a Manolete o ese fue el señor padre de Neira?

  27. Kalíkrates, constuctor de Trillizas dice:

    Qué cansino el NEIRA, unos de la Unesco y otros de la Unasco

  28. agrowoman dice:

    Creo que se equivoca, don Neocon, a Neira sólo lo leemos cuatro (contados con los dedos). Bueno, confieso que yo no siempre, ¿para qué, si se repite continuamente?

  29. El avispo dice:

    Hablamos como pastores de la Iglesia que tienen la obligación y el derecho de orientar el discernimiento moral que es necesario hacer cuando se toman decisiones que han de contribuir al pleno reconocimiento de los derechos fundamentales de todos y a la promoción del bien común.

    Si bien es verdad que los católicos pueden apoyar partidos diferentes y militar en ellos, también es cierto que no todos los programas son igualmente compatibles con la fe y las exigencias de la vida cristiana, ni son tampoco igualmente cercanos y proporcionados a los objetivos y valores que los cristianos deben promover en la vida pública (n. 50).

    No se debe confundir la condición de aconfesionalidad o laicidad del Estado con la desvinculación moral y la exención de obligaciones morales objetivas. Al decir esto no pretendemos que los gobernantes se sometan a los criterios de la moral católica. Pero sí que se atengan al denominador común de la moral fundada en la recta razón y en la experiencia histórica de cada pueblo.

    “Es preciso afrontar – señala el Papa – con determinación y claridad de propósitos, el peligro de opciones políticas y legislativas que contradicen valores fundamentales y principios antropológicos y éticos arraigados en la naturaleza del ser humano, en particular con respecto a la defensa de la vida humana en todas sus etapas, desde la concepción hasta la muerte natural, y a la promoción de la familia fundada en el matrimonio, evitando introducir en el ordenamiento público otras formas de unión que contribuirían a desestabilizarla, oscureciendo su carácter peculiar y su insustituible función social” (n. 56). La legislación debe proteger al matrimonio, empezando por reconocerlo en su ser propio y específico (n. 41).

    No es justo tratar de construir artificialmente una sociedad sin referencias religiosas, exclusivamente terrena, sin culto a Dios ni aspiración ninguna a la vida eterna (n. 13). En ese sentido parece que apuntan, entre otras cosas, las dificultades crecientes para incorporar el estudio libre de la religión católica en los currículos de la escuela pública, así como el programa de la nueva asignatura, de carácter obligatorio, denominada “Educación para la ciudadanía” (n.18), que lesiona el derecho de los padres – y de la escuela en colaboración con ellos – a formar a sus hijos de acuerdo con sus convicciones religiosas y morales. Es necesario promover un gran pacto de Estado sobre la base de la libertad de enseñanza y la educación de calidad para todos.

    El terrorismo es una práctica intrínsecamente perversa, del todo incompatible con una visión moral de la vida justa y razonable. No sólo vulnera gravemente el derecho a la vida y a la libertad, sino que es muestra de la más dura intolerancia y totalitarismo (n. 65). Una sociedad que quiera ser libre y justa no puede reconocer explícita ni implícitamente a una organización terrorista como representante político de ningún sector de la población, ni puede tenerla como interlocutor político (n. 68).

  30. neuratico dice:

    http://www.apostasia.es/

  31. Rony dice:

    Telecinco no ha tenido problema en acabar con programas de telebasura, a pesar del éxito de audiencia.
    Desde aquí animo a Isidro a que elimine de su periódico el periodismobasura, por mucha gente que lo lea. Y es que hay basuras que son irreciclables. Mantengamos limpia Asturias.

  32. victor dice:

    A MARIANO: ya se que te gustan los tios, pero tranquilo, que si sigue gobernando risitas seguro que legalizará la violación y así podras estar a gusto. El problema va a ser que a la extrema derecha no le va a gustar nada y me temo que volveran a dar las mismas ostias que en el 36 y hala, tos pa los pirineos, andando, con frio, nieve y escaldaos. Ya verá en francia que bien lo vas a pasar tu y todos los invertidos de este pais. Digo invertidos porque no soy ingles y lo de homosexual da la sensacion que hablamos del mono.

  33. victor dice:

    Espero me disculpen el post anterior es que soy tonto del culo y no sé lo que me digo.

  34. victor dice:

    Con semejante elemento fíjense si no es como para compadecerse de Satanás.

    http://www.elmundo.es/elmundo/2008/01/31/internacional/1201798153.html

  35. victor dice:

    http://www.elmundo.es/debates/

    Al que no le parezca bien que renuncie por escrito en la declaración. Yo prefiero que el dinero retorne a mi bolsillo que no que se lo regalen a las eléctricas, como hizo Aznar, por ejemplo.

  36. victor dice:

    http://www.elmundo.es/debate/2008/01/1054/prevotaciones1054.html

  37. victor dice:

    ¡Hala, a votar!

    http://www.caminoalamoncloa.com/

  38. Neira dice:

    Camaradas Xuan, victor/Pablo, les agradezco encarecidamente que hayan salido en mi defensa ante las hordas marxistas que han puesto cerco a este blog. Les ruego que sigan así e incluso, les pediría que se prodiguen más y con más mordacidad si cabe. Sabré recompensarles.Hago un llamamiento a los carbayones de bien para que vengan a pelear a esta trinchera. Es mucho lo que nos jugamos el 9-M, y para qué vamos a engañarnos, lo tenemos muy jodido con este púgil tan bobalicón que nos ha tocado en suerte.
    De igual modo cuento con todos ustedes, pardales, para echar al pilón de Foncalada al señorito de la UNESCO para que se enteren, de una vez por todas, cómo nos las gastamos los aldeanos de la capital.
    He dicho.

  39. Lunático dice:

    VIVA NEIRA
    VIVAN LOS OBISPOS
    MUERA LA UNESCO

  40. Don Neocon dice:

    El vallenato de Rajoy.Vaya tela.
    http://es.youtube.com/watch?v=pw1EPGigaxc

  41. Lacra dice:

    D. Javier, deje de llamar Terminator a esa señora que todavía se va a mosquear. No sea grosero, hombre.

  42. Suelbes dice:

    A Pizarrín se le ve el plumero:

    http://www2.elplural.com/politica/detail.php?id=17351

  43. Exiliado en Madrid. dice:

    No esperaba otra cosa de Pizarro. Un empresario lo entiende todo como una empresa. Si alguien asiste a conferencias de estos triunfadores le acaban casi convenciendo.
    En los discursos de esta gente orientado a jóvenes futuros empleados o a ya empleados, dicen que de todo lo malo se aprende, te cuentan siempre eso de que todo son oportunidades, y todo ello envuelto en ese lenguaje empresarial vacío y confuso, pero a la vez alentador, y sales con ganas de comerte el mundo, hasta que te pones a pensar en el contenido de lo que has oído y dices: coime! si me está diciendo que todo lo que me han explotado y escatimado hasta ahora es una oportunidad. Hay que ser hijoputa!. Y lo malo es que quieren crear escuelas de hijoputas que se comporten como ellos. “Cómo convencer a la gente de que empujar a una vieja en un semáforo es bueno”, podría ser el título de una ponencia.
    Por suerte para conocerlos y por desgracia para mi concepto de la Humanidad, coincido a diario con gente así al salir del trabajo en mi exilio de Madrid. Desprecian y se burlan de los demás cuando hablan entre ellos. Están hechos de otra pasta, estoy convencido. Son sencillamente unos hijos de puta. Es la única generalización con la que se puede acertar.

  44. Xuan dice:

    Para que el dinero no esté en manos de “hijos de puta”, como dice el señor exiliado, lo mejor es que lo tengan los progres.

    Porque como muy bien escribió Arcadi Espada, la manera más cómoda y segura de blindar el dinero es siendo de izquierda:

    “El dinero crecerá y, lo que es más importante, no manchará”.

  45. Exiliado en Madrid dice:

    Ellos siempre tendrán el dinero y nosotros los escrúpulos.

  46. Lacra-dos dice:

    Que conste que ha sido NEIRA el que ha comparado al Caballero de la Dudosa Gracia con unos autócratas miusulmanes

  47. Lacra-dos dice:

    XUAN, QUE TE DEN

  48. Captain Blood dice:

    no te cansas de lamerle el culo a gabino?

  49. Rony dice:

    ¿Para cuando unas líneas dedicadas a la gloria de ese cura pederasta que se acaba de morir en Houston, del que probablemente eres un gran admirador, como Angel Acebes y Ana Botella?

  50. Captain Blood dice:

    Estamos trabajando en ellooouuu

  51. Ronco dice:

    No hay curas pederastas sino pobres pecadores que sucumben a la tentación del Maligno con forma de impúber

  52. Ronco dice:

    Yo mismo, sin ir más lejos… Se me ha metido una motita de recordada lujuria en el ojo

  53. Ronco Valela dice:

    Raxoi -apellido de arzobispo compostelano-.
    Lo dice Cunqueiro.

  54. G. de L. dice:

    No.2 Vals del Caballero de Gracia
    (Caballero y coro)

    Cab.
    Caballero de Gracia me llaman,
    y efectivamente soy así,
    pués sabido es que a mí me conoce
    por mis amoríos todo Madrid.
    Es verdad que estoy un poco antiguo,
    pero que en poniéndome mi frac,
    soy un tipo gentil
    de carácter jovial
    a quién mima la sociedad.

    Calles.
    De este silbante la abuela murió.

    Cab.
    Yo soy el caballero
    que con más finura,
    baila en los salones comm’il faut.

    Calles.
    ¡Siendo tan cursi querer presumir!

    Cab.
    Y las niñas se dislocan
    por quererme hacer tilín.
    To sé cantar la Norma,
    yo canto hasta el Ruy Blas,
    canto el Ave-María
    que ya no cabe más.

    Calles.
    ¡Qué necio es
    esté señor!
    ¡qué baladí!,
    ¡qué farfantón!
    Ciento como él
    hay en Madrid
    que no se alaban así,
    ¡Que majadero
    es el tál señor!

  55. Alusiones del periódico hermano dice:

    El irascible mortera
    El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Oviedo es de un sectarismo insoportable.

    02/02/2008 Ruiz de la Peña

    Vamos a suponer cosas. Supongamos que usted, querido lector mío, se ha pasado un montón de años estudiando geografía, historia y urbanismo en una universidad europea. Supongamos que por sus conocimientos una institución de prestigio le encarga hacer informes para la Unesco. Supongamos que un ayuntamiento le llama a usted para que opine (no la opinión de un tertuliano de la radio o de la tele sobre lo divino o lo humano, sobre la crisis del Barcelona o la vida sentimental de Nicolás), una opinión que se le pide a usted porque se ha pasado un montón de años estudiando geografía, historia y urbanismo en una universidad europea, una opinión que demuestra que estamos en un país de democracia avanzada, en el que los títulos tienen un valor y la capacidad intelectual tiene un respeto, porque si no seríamos un país como cualquiera de los que salen en la tele para demostrar al mundo que el mundo, la vida y la historia, no avanzan, que estamos todavía pintando bisontes en los abrigos del Cantábrico.

    Bueno, pues sigamos suponiendo que usted llega a la ciudad cuyo ayuntamiento le ha pedido su opinión (no la de un tertuliano de la radio que destila memeces a troche y moche), llega a esa ciudad, sale a pasear de noche o de día por el casco antiguo, para hacerse una idea de cómo es la estructura urbana de ese rincón de la ciudad, el rincón de la ciudad que le da personalidad a la ciudad, el que hace que la ciudad de Oviedo, en este caso, se diferencie de la ciudad de Munich o de la ciudad de Tánger o de la ciudad de Palermo, que Oviedo sea como es porque sus vecinos han querido que fuera así desde la época de su primera expansión comiéndose los prados y caserías circundantes.

    BUENO, pues ya está usted en la ciudad, ya ha visto sus calles únicas de ciudad norteña, ya se ha dejado fascinar por la torre delicadísima de su misteriosa -casi mágica- catedral; ya ha visto los pequeños comercios que le dan tono personal, que no es el tono personal que puede darnos Cádiz o Vigo o Tarragona, que se ha demorado en sus plazas provincianas, que ha certificado que la arquitectura de los pasado siglos era infinitamente superior a la de los tiempos presentes.

    Usted ya ha visto todo eso y tiene la ciudad en su retina de geógrafo, de historiador y de urbanista.

    SUPONGAMOSque al día siguiente tiene usted una reunión con el responsable de urbanismo del ayuntamiento de la ciudad que usted ha recordado la víspera (y la ha recordado porque vivió en ella cuando era joven), que en la reunión le presentan a los portavoces de los distintos grupos municipales, que charlan amigablemente sobre el proyecto de un arquitecto que se apellida Calatrava para levantar tres torres gemelas en la antigua estación del Vasco, que sale del despacho del señor concejal bien impresionado por la acogida institucional y porque ha podido decir educadamente que el proyecto de ese arquitecto no le parece una buena idea, porque “ninguna ciudad europea autorizaría tres rascacielos a 200 metros de su catedral”, y porque ese triple artefacto no acerca a Oviedo a Nueva York sino a Benidorm, por todo lo cual teme que Oviedo “pueda entrar en la lista de patrimonio amenazado”, y lo dice no como una amenaza sino como una razonable advertencia.

    Bien. Supongamos que al día siguiente (cuando el representante de Icomos se dispone a coger el avión después de decir educadamente lo que pensaba sobre las jodidas torres), lee los periódicos.

    LEE LOS periódicos y se queda a cuadros, o sea que le parece vivir en un mundo irreal, porque el concejal de urbanismo, señor Mortera (en asturiano mortera significa depósito de huesos, o también huesera ), que había sido su anfitrión el día anterior, se despacha con unas declaraciones en las que, entre otras impertinencias, asegura que para opinar sobre la belleza o fealdad de una ciudad “hay que presentarse a unas elecciones y ganarlas”.

    Así que ya lo saben: todos los que no son concejal de urbanismo del Ayuntamiento de Oviedo no tienen derecho a opinar sobre su ciudad, es decir, unos doscientos y pico mil habitantes de Oviedo.

    Ay mi madre. Señor, cuándo nos llevarás. Bendito San Antolín, que por la orilla paseaba.

    Este Mortera (a partir de hoy le quito el tratamiento, porque no se sabe comportar como una persona civilizada) es de un sectarismo insoportable. Y como para opinar hay que ganar elecciones, él, que estaba harto de perderlas con el PSOE (qué cosas decía entonces de Gabino), se apuntó al PP para opinar en exclusiva sobre el urbanismo ovetense. Nada hombre. La próxima vez que venga ese extranjero de Sevilla, ese ignorante “frívolo” e “irrespetuoso”, a decir lo que opina sobre las trillizas, le ponemos un capirote, lo metemos en una jaula, le tiramos cacahueses y lo llevamos en procesión hasta el cañu del Fontán, para que incline la cerviz y se humille, como estos días atrás proponía nuestro particular Cesar Vidal en una de sus liberales columnas.

    *Profesor de la Universidad de Oviedo

  56. Neira dice:

    Tengo teorías para todo, no se apuren

  57. "Admiradores" del C. de Gracia dice:

    ¡Qué necio es
    esté señor!
    ¡qué baladí!,
    ¡qué farfantón!
    Ciento como él
    hay en Madrid
    que no se alaban así,
    ¡Que majadero
    es el tál señor!

  58. Dice dice:

    ¿si pierde las elecciones la Iglesia, qué religión será la dominante en España? Mira que si Zapatero se une en la campaña electoral a los judíos, gana, y nos obliga a hacernos la circuncisión a todos.

  59. Sacavera dice:

    Bien traído el artículo de Ruiz de la Peña que deja meridianamente claro en garras de qué fauna oportunista de las morteras está el urbanismo de la ciudad.

    De nuestro César Vidal -disculpen el pleonasmo peyorativo- nada que no se haya dicho ya: que bien servida está Vetusta con el Paletón del Fontán y el Platón de la graciosa fabada .

    Afortunadamente, D. Joaquín Manzanares está a salvo de disgustos ¿Se imaginan su reacción ante tamaño dislate?

    Una opinión digna de tener en cuenta es la del catedrático don Juan Ignacio Ruiz de la Peña – que fue propuesto por el PP como sucesor de don Joaquín y que tiene la honestidad de manifestarse en contra del que uno denominaría “proyecto calatrágala”

    “¿Y cuál es su opinión personal sobre las torres que Calatrava proyecta para Oviedo?

    –Es de absoluta oposición a una operación puramente especulativa. Es un sinsentido absoluto que sólo se justifica por razones económicas. No hay motivos estéticos ni urbanísticos que expliquen eso. Oviedo es una ciudad histórica con 1.200 años, presidida por la Catedral. No es Manhattan. Que no me vengan con argumentos estéticos. La razón es que el metro cuadrado es muy caro y da mucho dinero. Entre Santullano, una de las grandes iglesias del siglo IX, y la torre de la Catedral, una maravilla gótica, estarán las tres torrecitas de Calatrava, por un capricho que vamos a pagar todos. Es una vergüenza para Oviedo y frente a ello tendría que reaccionar la sociedad. Oviedo está sufriendo más con la especulación inmobiliaria de los últimos años, que en el 34 y el 36.”
    http://www.lavozdeasturias.es/noticias/noticia.asp?pkid=395753

  60. Mariano dice:

    Señoras y señores, como a mi equipo no se le ocurre nada, esperamos anhelantes sus sugerencias; por ejemplo, si nos piden subida del salario mínimo, nosotros ya haremos lo que nos salga de nuestras opiniones.

    http://es.youtube.com/watch?v=bTW_G2En0U8&feature=user

  61. lacra dice:

    «Cualquier cura que sepa actuar» -escribía Sciascia- «manipula entre trescientos y setecientos votos». Está por ver cuántos votos manipulan en España los obispos por medio de sus corresponsalías parroquiales (no todas fieles al mando) y de la cadena Cope. Y tampoco está muy claro que le vayan a sacar más dinero al PP del que ya les concedió el PSOE.

    Artículo “Los curas y la política”

  62. lacra dice:

    Tecleen en Google “miserable” y verán qué alegre personajillo aparece

  63. Sacavera dice:

    Por San Blas a la cigüeña verás, dice el refrán. Aquí, en Asturias, lo que vemos es al grajo de siempre, con la verborrea intoxicadora de siempre.
    Es la segunda vez que leo a Neira con la cantinela de que el BNG no condena el Holocausto; hecho éste que me hizo enarcar la ceja y buscar fuentes más solventes que la de nuestro anfitrión. Sabía que el PP -y en particular algunos de sus inefables miembros- siempre han sido reacios a condenar la dictadura franquista por ser ésta el referente ideológico de la derechona que se acoje a dichas siglas y porque ministro franquista fue su fundador Fraga. Lo que me causaba extrañeza es que un partido nacionalista al que los liberaloides tildan de extrema izquierda pudiese simpatizar con Hitler y coincidir con la nauseabunda extremidad de los que niegan el genocidio llevado a cabo por el Tercer Reich.
    Pues a lo que iba, que buceando por ahí me encontré con la carta que el portavoz del BNG dirige al diario El Mundo y con cuyo contenido se podrá discrepar, pero deja bastante claro que condenan el Holocausto y que es su grupo el que hizo la propuesta de condena en los términos que indican:
    http://www.wikio.es/webinfo?id=43648438

    Neira sigue sin defraudarnos, es más, se crece ante la adversidad de los sondeos electorales y miente más que Pío Moa -que ya es decir- el revisionista que no dudaría en manifestar que la siguiente portada de Arriba está trucada por el contubernio judeo-masónico.
    http://www.generalisimofranco.com/historia/hendaya/arriba.jpg

  64. Sacavera dice:

    Por San Blas a la cigüeña verás, dice el refrán. Aquí, en Asturias, lo que vemos es al grajo de siempre, con la verborrea intoxicadora de siempre.
    Es la segunda vez que leo a Neira con la cantinela de que el BNG no condena el Holocausto; hecho éste que me hizo enarcar la ceja y buscar fuentes más solventes que la de nuestro anfitrión. Sabía que el PP -y en particular algunos de sus inefables miembros- siempre han sido reacios a condenar la dictadura franquista por ser ésta el referente ideológico de la derechona que se acoje a dichas siglas y porque ministro franquista fue su fundador Fraga. Lo que me causaba extrañeza es que un partido nacionalista al que los liberaloides tildan de extrema izquierda pudiese simpatizar con Hitler y coincidir con la nauseabunda extremidad de los que niegan el genocidio llevado a cabo por el Tercer Reich.
    Pues a lo que iba, que buceando por ahí me encontré con la carta que el portavoz del BNG dirige al diario El Mundo y con cuyo contenido se podrá discrepar, pero deja bastante claro que condenan el Holocausto y que es su grupo el que hizo la propuesta de condena en los términos que indican:
    http://www.wikio.es/webinfo?id=43648438

  65. Sacavera dice:

    Neira sigue sin defraudarnos, es más, se crece ante la adversidad de los sondeos electorales y miente más que Pío Moa -que ya es decir- el revisionista que no dudaría en manifestar que la siguiente portada de Arriba está trucada por el contubernio judeo-masónico.
    http://www.generalisimofranco.com/historia/hendaya/arriba.jpg

  66. Del otro periódico astur dice:

    Obispos del bicentenario

    03/02/2008 LUIS Ordóñez

    Pues claro que la Iglesia, o los obispos en convención, tienen derecho a opinar y a mostrar sus preferencias en la discusión política. Faltaría más. Otra cosa es que, una vez metidos en harina, se escandalicen porque ellos reciban críticas; “Nos sentimos vapuleados” dice el prelado de Sigüenza. La libertad de expresión es lo que tiene, que no es unidireccional, y sólo se puede calificar de infantil este mesar de los cabellos clericales.

    Que cada palo aguante su cirio. Los obispos han redescubierto en esta legislatura el divorcio y el aborto, como novedad sólo aportan que se oponen al matrimonio entre personas del mismo sexo. También condenan la negociación con terroristas, ellos que fueron negociadores. Pocas instituciones han sido tan tibias con ETA como la iglesia vasca.

    Claro que también dicen que lo suyo son orientaciones para su rebaño y, entonces en qué quedamos? Los divorcios lo son de matrimonios civiles (las anulaciones suyas son de pago), igual que lo son las uniones entre homosexuales. Se engañan a sí mismos, a su grey o pretenden engañarnos a todos a la vez cuando la jerarquía católica habla de orientaciones.

    No, pretenden que la moral de su fe rija para todos, creyentes o no, con la fuerza de la ley. No comprenden los elementos básicos de un Estado aconfesional. Para los actos de celebración del bicentenario del 2 del mayo podrían llevarse al pleno de la Conferencia Episcopal a lucir de extras entre majos y soldados con casacas, pero a ellos no les hace falta disfraz, no han cambiado en 200 años.

  67. Buhobispo de Tenerife dice:

    Dios aprueba nuestras intenciones. Dejad que los niños se acerquen a mí.

  68. Francisco Alamán castro dice:

    Por San Blas
    Anímese señor Neira estamos empezando, ya llegáramos a donde quieren los del otro periódico.
    Van cuatro pinceladas.
    Queman 600 edificios religiosos en España. 12-5-31, El Socialista.- “La reacción ha visto ya que el pueblo está dispuesto a no tolerar. Han ardido los conventos: ésa es la respuesta de la demagogia popular a la demagogia derechista”.
    30-11-31.La fobia anticatólica sigue. Las procesiones y romerías quedan prohibidas, abolidos los signos religiosos.
    Las JJSS de Jaén acuerda: “no pedir relaciones a ninguna señorita de las que alardean de religiosidad llevando prendido al pecho un Santo Cristo”. Se suspende la enseñanza del catecismo en las parroquias.
    En Ávila suprimen el nombre de Santa Teresa a una plaza. El Sol 30-11-31.
    Se multa a mujeres por llevar el crucifijo colgado del cuello. Se multa a numerosos predicadores por hacer alusiones de carácter monárquico: Habían hablado de Cristo Rey.
    24-3-32. En Sevilla durante la Semana santa el Cristo de las Aguas fue apedreado y la Virgen de la Estrella le tiraron dos petardos. Poco después (8-4-32) en el barrio de la Macarena fue incendiada la histórica iglesia de San Julián. Era una basílica anterior a 1350, el retablo del altar mayor era de Felipe de Ribas, se quemó la Virgen de Hiniesta, patrona del Ayuntamiento de la ciudad, imagen gótica del siglo XIV, hay contados ejemplares de su época, tirotearon una procesión con 1 muerto y varios heridos en Sevilla
    En Salamanca (28-10-32) se prohíbe dar más de 12 campanadas, Zamora lo mismo, en Ávila se crea un impuesto municipal sobre campanas, en Almería sobre los entierros católicos.
    El diario Ahora, 80-10-32 decía: “Contra la acción de los salvajes incendiarios es menester reaccionar. Lo exige el decoro de la República…es necesario acabar con los innumerables conflictos promovidos por las autoridades, sobre todo por las rurales, a cuenta de procesiones, entierros y viáticos; autoridades que interpretan el laicismo de la Constitución como persecución a los sentimientos religiosos”. Cómo estos
    En Granada tirotearon una procesión con 1 muerto y varios heridos.
    En Salamanca (28-10-32) se prohíbe dar más de 12 campanadas, Zamora lo mismo, en Ávila se crea un impuesto municipal sobre campanas, en Almería sobre los entierros católicos. El republicano diario Ahora decías: “Contra la acción de los salvajes incendiarios es menester reaccionar. Lo exige el decoro de la República…es necesario acabar con los innumerables conflictos promovidos por las autoridades, sobre todo por las rurales, a cuenta de procesiones, entierros y viáticos; autoridades que interpretan el laicismo de la Constitución como persecución a los sentimientos religiosos.
    15 y 16-4-36. Hay un debate en las Cortes:142 iglesias incendiadas… “en medio del abandono cuando no de la protección cómplice del poder” (un diputado: “¡Para la falta que hacían!”). Libro de actas.
    18-5-36. “en Carcagente han quemado tres conventos, varias iglesias, han arrastrado momias de unas monjas, han arrasado naranjales… Asaltos y quemas en Vigo. En fin, muy bien”. Carta de Azaña a Rivas Cherif Retrato de un desconocido, p.684.
    16-6-36. Las Cortes: “, desde las elecciones de febrero… se habían quemado 160 iglesias… Asaltos de templos, incendios sofocados, destrozos, intentos de asalto, 251”. Diario de sesiones de las Cortes españolas. H. Thomas, La guerra civil española, p.26.
    Veremos si lo mejoran. Interés están poniendo.

  69. Historiador dice:

    “La Iglesia, cuando beatifica, oculta su parte de verdugo”.

    Julián Casanova, historiador. Es uno de los mayores especialistas en la Guerra Civil. Ha estudiado las complicidades de poder entre la Iglesia y el franquismo.

    MIGUEL ÁNGEL MARFULL/Público.es/ – Madrid – 18/10/2007 19:46

    Los libros se apilan en su pequeño despacho de la universidad, que es proporcionalmente inverso al tamaño de su trabajo. Julián Casanova, historiador y catedrático de la Universidad de Zaragoza, acaba de recibir a la revista Time. La memoria interesa en Estados Unidos, donde imparte clase seis meses al año. Descansa leyendo a Faulkner y a Marsé. Ha publicado recientemente República y Guerra Civil, editado por Crítica. Es autor de otro manual de referencia, La Iglesia de Franco, portal necesario para adentrarse con criterio en la nostalgia de una Iglesia que beatificará el próximo 28 de octubre en el Vaticano a 498 “mártires” de la Guerra Civil.

    ¿Qué significado tiene esa ceremonia?

    Lo que hace la Iglesia cada vez que beatifica es humillar más a los vencidos. Hay un desequilibrio básico entre una ceremonia en el Vaticano y la gente que está buscando a sus muertos en fosas, sin ni siquiera saber dónde están. Es el gran desequilibrio de la memoria que nos queda de la guerra civil.

    ¿Hubo una Iglesia perseguida?

    La Iglesia fue muy perseguida durante la Guerra Civil, no así durante la República, aunque ellos unen República y Guerra Civil. 6.800 eclesiásticos muertos son muchos, aunque nada de eso habría ocurrido sin la sublevación militar, que quitó los mecanismos de orden del Estado, y si la Iglesia no hubiera tenido una actitud frontal contra la República. La hecatombe anticlerical se paró en diciembre de 1936. A partir de ese momento no se mata al clero y sin embargo, en la otra zona, la Iglesia nunca levantó una voz para detener los miles de asesinatos que se produjeron hasta el último momento en que Franco ganó la guerra. La Iglesia nunca levantó una voz para decir algo sobre los 50.000 asesinados que hubo en la posguerra.

    ¿Qué término se ajusta al papel de la Iglesia en la Guerra Civil, instigadora o sumisa?

    Las primeras proclamas de los sublevados no nombraban a la religión. La Iglesia se ofreció desde el principio. Abrió las puertas de las catedrales a los golpistas, y los sublevados se dieron cuenta del papel fundamental que podía desempeñar la Iglesia como máscara para el exterminio que estaban emprendiendo. La Iglesia practica una triple estrategia. En primer lugar, convierte una guerra en cruzada. Es decir, reverdece el mito medieval por el cual era posible matar en nombre de Dios. En segundo lugar, trata de convencer de que la causa de Franco es la causa de la civilización cristiana y, en tercer lugar, nunca quiso que la guerra acabara con una rendición pactada. Esto es muy importante, porque el Vaticano, a la altura del 37, dio muestras de querer negociar una paz y la Iglesia española defendió la rendición incondicional, humillando y derrotando al vencido.

    El cardenal primado, Isidro Gomá pidió explicaciones a Franco por el asesinato de 16 religiosos en el País Vasco y los asesinatos se frenaron. ¿La Iglesia podría haber detenido la violencia?

    Son casos excepcionales. Lo curioso es que el cardenal Gomá pida audiencia a Franco para pedirle que no se vuelva a repetir, pero que no fuera capaz nunca de pedirle a Franco que frenara la masacre que estaba cometiendo en nombre de Dios. La Iglesia se implica sangrientamente y mantiene silencio. De ahí que, cuando beatifica, lo que hace es ocultar la parte de verdugo que tuvo la Iglesia. No lo reconocen, pero hay pruebas de todo tipo del silencio de la Iglesia.

    Hay silencios y delaciones. Una Iglesia que persigue también, después de ser perseguida.

    Por supuesto. Después de la Guerra Civil, la implicación de la Iglesia viene con la Ley de Responsabilidades Políticas que, con efectos retroactivos, investiga a toda la gente que había estado afiliada a partidos del llamado Frente Popular. Se abren más de medio millón de expedientes de depuración, es una ley de expolio, y se monta una tríada de poder representada por el comandante del puesto de la Guardia Civil, el alcalde o jefe de Falange y el cura. Y los sacerdotes se implican y que lo que dicen, en vez de ir a misa, va al cementerio. Hay también una doble moral, porque hay veces que salvan a gente que les hace aportaciones económicas. Esa implicación es indudable y no pueden silenciarla. El argumento que utilizan, que viene a decir que la Iglesia se implicó en la sublevación porque la perseguían y no tuvo otro remedio, no es cierto. Las cartas que escribe Gomá al Vaticano son muy claras, nos van a salvar, nos van a devolver los privilegios, decía.

    ¿Qué obtuvo la Iglesia con la victoria del bando sublevado?

    Recuperó todos los beneficios que había tenido históricamente antes de la República y posiblemente los agrandó. Financiación, monopolio de la enseñanza y monopolio en los temas morales, que son los tres temas que la Iglesia negocia a la salida del franquismo, durante la transición, que trató muy bien a la Iglesia católica.

    La Iglesia dice que podría haber 2000 beatificaciones más…

    Piden hasta 10.000. Son beatificaciones de seglares que consideran que murieron por la fe, cuando en realidad eran afiliados a Acción Católica o a partidos de derecha. Están metiendo a civiles en vez de a eclesiásticos en un saco que evidentemente no les corresponde, con lo que creo que la causa de los santos está abriendo una diferencia clarísima entre la memoria de los vencidos y la memoria de los vencedores. Desde ese punto de vista y con la vista puesta en la Ley de la Memoria Histórica y la retirada de símbolos franquistas, distinguiría entre el nombre de calle, que cambiaría sin ningún problema y dejaría las placas en las iglesias. Nadie les dijo que escribieran José Antonio y lo hicieron, que aparecieran junto a los mártires de la cruzada todos los mártires falangistas. Creo que es una enseñanza para el futuro. Como historiador, no soy demasiado partidario de borrar los restos que ilustran sobre la unión entre religión y política, explicándolos. Igual que nunca sería partidario de deshacer el Valle de los Caídos, porque creo que eso queda para posteridad. Una cosa es una estatua de Franco, que hay que quitarla, y otra cosa es todo lo relacionado con la política y la religión. No estaría mal dejar esas huellas del pasado, explicadas, a las generaciones futuras.

    ¿Qué opinión le merece la Ley de la Memoria Histórica?

    Estamos en un desequilibrio tan profundo, que la Ley de la Memoria Histórica era necesaria. Creo además que es útil, que lo único que hace es una reparación jurídica y política a todas las víctimas que nunca fueron reparadas. La ley no persigue a nadie. La ley no reabre heridas, porque no reabre, y creo que está bien, el tema de los verdugos, algo que se hace en Chile y en Argentina. La ley, además, ha incorporado otras memorias, reconoce que el clero fue asesinado, que en el bando republicano hubo asesinatos. Ha incorporado la diversidad de memorias de España y hace justicia a los vencidos que nunca tuvieron la posibilidad de reclamar a sus propias víctimas.

    ¿Por qué se tardan 30 años en comenzar la reparación? ¿Sigue habiendo dos Españas?

    No hay dos Españas, hay muchas más. Hay muchas memorias, y no sólo dos. El gran problema que tiene la sociedad española es que tiene un partido de derecha y una herencia sociológica del franquismo que no quiere reconocer que después de una guerra, que empieza por un golpe de Estado, hubo una dictadura que duró mucho más de lo que duran normalmente las dictaduras que emergen de las guerras, que pasó a cuchillo a los vencidos, que humilló, que atrasó a la sociedad española.

    ¿El legado del franquismo sobrevive en el PP y en la Iglesia?

    Mucha gente que vota en democracia sería incapaz de reconocer que el franquismo fue una dictadura criminal. Sin querer entrar en el tema de los historiadores neofranquistas, ésa es la base social los que compran sus libros. Se sienten reconfortados. Yo puedo recordar a los dinosaurios, o a Carlos V, pero que nadie me toque el franquismo, eso es pasado. Es un tema en el que la sociedad española tiene problemas, igual que el asunto de la bandera o del himno, en la sociedad del siglo XXI, es un tema resuelto. No tiene ningún sentido crear una letra para un himno nacional porque se nos pasó. Esa es o nuestra desgracia o nuestra ventaja, pero no tiene ningún sentido.

  70. Exiliado en Madrid dice:

    La última respuesta de Marfull me recuerda a un tipo que conozco. Va siempre con algún libro de estos pseudohistoriadores que intentan justificar el franquismo. Lo peor es que cualquier discusión la zanja con unos supuestos datos que están en el libro que viene abrazando, aunque sea de Pío Moa. El primer día que hace fresco desde hace meses y suelta: “Y luego dicen que hay cambio climático”.
    Con gente así es mejor hablar de futbol. O mejor no, que igual es ultrasur y me pega un cabezazo.

  71. lacra dice:

    A ver, d. Javier ¿no habíamos quedado en que Sarko y los franceses eran cojonudos? ¿Ya volvemos a las andadas?

  72. Luis dice:

    Pero Javi, ¿sigues sin hacerme caso? Mira que te dije hace meses que pusieras un registro con DNI para escribir en el blog…

    Sí, no me cuentes otra vez que es que así hay libertad plena en el blog, no como en los blogs progres donde hay censura, registros y moderaciones. No me digas tampoco que te sirve para estudiar la burricie, o que en realidad escriben 4 tipos con 3 nicks distintos.

    ¿Hablan algo de las entradas tuyas en el blog? ¿Y de lo que escribes en el periódico? Ni palabra. Pero seguro que se pasarán el día asustados de que con Zapatero el paro haya subido en 200.000 personas en 4 años, ¿verdad? ¿Y dicen algo de que con Zapatero el IPC está un punto por encima ahora que en 2004? Pero seguro que se pasarán el día protestando por la cantidad de gente que tiene que vender sus pisos porque no pueden hacer frente a sus hipotecas, ¿eh? ¿Dijeron algo de que España el año pasado haya sido el primer vendedor de armas a África? ¿Y que según Amnistía Internacional en la España de Zapatero se violen los Derechos Humanos? Algo habrán hablado entonces de la caída en picado de la venta de coches en 2008, o del hundimiento de la bolsa, que ya está peor que hace 4 años.

    ¿Se habrán dedicado a los temas de Asturias? ¿Se pasan el día hablando del tramo Unquera-Llanes que sigue sin hacerse? ¿Acaso no callan con el bestial sobrecoste del Musel que pagaremos todos? ¿Y qué se cuentan de que el AVE no llegue a Asturias? ¿Y que seamos la región líder del paro en España?

    Ahhh, claro, se dedican a hablar del aborto y de la Iglesia, claro, los problemas principales de España, lo que preocupa de verdad a los ciudadanos…

    Hazme caso, un buen registro para publicar en tu blog, porque ya se han ido hasta los progres que discutían con razonamiento sus posturas. Casi todos escriben por la valentía que da el ser anónimo, ya verás como los mensajes aumentan de calidad con el registro.

    Un abrazo.

    Luis.

  73. Don Neocon dice:

    Sr Luis,me pregunto por qué no empieza usted a opinar.

    Comentar los despropósitos de su amigo se comentan.Pero todo tiene un límite, y la risa no tarda en salir a flote.A veces se ponen videos como muestra de la derecha tan liberal que tenemos en España, enlaces a páginas web, poemillas,misas,etc.Vamos, para pasar un buen rato.

    Por si le consuela, personalmente el PSOE me parece un partido de derechas, moderado, pero de derechas.O no sé que será pero de izquierdas desde luego no.Y lo he criticado aquí más de una vez.
    En fin, me voy a leer a Argüelles.

  74. Rony dice:

    Creí que la columna de hoy hablaba sobre “Leonardo di Caprio”, pero creo que lo entendí mal :).

    Señor Luis, como ejemplo de blog progre con censura tiene usted Libertad Digital, donde con tres años de retraso han descubierto que se pueden poner comentarios a las noticias, previo registro con SMS de pago. Viva la libertad de expresión.

  75. Francisco Alamán castro dice:

    El “Historiador dice” (3-2-8) nos cuenta una serie de cosas muy curiosas de Moa y Casanova.
    Le remito la muy sensata propuesta de don Pío, qué se explica bastante bien, para que me diga en que no está de acuerdo:
    “Hace poco el historiador (pero no buen historiador) Julián Casanova arremetía en El País contra algunos investigadores que, según él, contamos “mentiras convincentes” sobre la guerra civil. De que son convincentes no hay duda, basta ver las tiradas de nuestros libros y su efecto social. Que sean mentiras él tendría que demostrarlo, y, desde luego, ni lo intenta. Quizá más adelante se ponga a ello, y desde aquí quiero animarle, pues termina su artículo llamando a los suyos a emprender de una vez la crítica de nuestras “mentiras”. Ya iba siendo hora, la verdad, pero más vale tarde que nunca. Le sugiero el método siguiente, el más adecuado desde el talante democrático y la honestidad intelectual: un debate en El País, en igualdad de condiciones, que supere de una vez la censura inquisitorial practicada por ese periódico contra investigaciones como las mías, y nos permita creer en la honradez y capacidad de rectificación de sus directores. Pero si lo que pretende el señor Casanova es el abuso de los medios de masas para divulgar sus tesis sin permitir derecho de réplica, me permito señalarle que esa táctica, mantenida durante seis años, ya no funciona: ha desacreditado a sus empleadores y no ha logrado silenciar nuestras “mentiras”.
    Casanova se contenta con acusarnos a algunos de mentir, sin demostrarlo. Yo en cambio, creo poder mostrar en su artículo algunas tretas, vaguedades y desvirtuaciones que no le dejan en buen lugar. Dice, por ejemplo: “Durante las dos primeras décadas de la transición, desempolvar ese duro pasado fue tarea casi exclusiva de un variado grupo de historiadores que revelaron nuevas fuentes, discutieron sobre las diferentes formas de interpretarlo y abrieron el debate a la comparación con lo que había ocurrido en otras sociedades”. Un buen historiador concretaría más: el eje de ese “variado trabajo” consistió en la herencia intelectual del estalinista Tuñón de Lara e interpretaciones también en clave marxista como las de Jackson, Preston y otros, muy reverenciados también por la derecha cutre. Hasta hace pocos años los historiadores e intelectuales marxistas marcaban con su estilo todas las universidades y medios de masas españolas. Tras la caída del muro de Berlín se han vuelto más discretos, pero no han sometido a crítica sus ideas. El propio Casanova habla de “El pueblo en armas” para describir la entrega de armamento a los sindicatos y, no pocas veces, a delincuentes comunes.
    Debemos recordar que el marxismo español siempre fue un poco de pandereta, de nulo rigor crítico e incapaz de aportar nada a su propia doctrina. Y la historiografía, desde luego, no constituyó una excepción. La interpretación marxista o marxistoide predominante, incluso ahora mismo –al menos en el aparato burocrático de la universidad y en diversos medios de masas– tiene dos rasgos: es radicalmente antidemocrática, y no menos radicalmente falsa. No voy a extenderme ahora en estos puntos, que he examinado en otras ocasiones, porque cualquiera puede verlo aplicando el “criterio de la práctica histórica”. Y por esa razón casi todo ese trabajo ingente de varias décadas encomiado por Casanova, un trabajo más burocrático que científico (el marxismo siempre se presentó como “científico”), con sus miles de publicaciones, congresos, simposios, con su enorme gasto de dinero público y proyección en los medios de masas, sólo puede ser útil hoy como material de desguace.
    Dentro de la típica manipulación marxistoide, continúa Casanova: “Desde la segunda mitad de los años noventa salieron a la luz hechos y datos novedosos y contundentes sobre las víctimas de la Guerra Civil y de la violencia franquista (…) Descendientes de esas decenas de miles de asesinados se preguntaron qué había pasado, por qué esa historia de muerte y humillación se había ocultado, quiénes habían sido los verdugos…” Aquí Casanova opera como el clásico propagandista que atribuye los crímenes al “pueblo”. No fueron, o no principalmente, los descendientes de las víctimas quienes “se preguntaban”, sino determinados partidos, historiadores y asociaciones, a menudo subvencionados con dinero público, quienes organizaron una incesante campaña, no para restablecer la realidad histórica sino los rencores del pasado, y arrinconar al PP. El mensaje implícito, pero clarísimo, era: “ustedes, derechistas, provienen de los asesinos de la democracia y los demócratas en España. Aunque hayan cambiado algo, su deuda no está del todo pagada, y tenemos derecho a pensar que en cualquier momento pueden volver por sus viejos instintos”. Si le queda alguna duda al mal historiador Casanova, sólo tiene que recordar las recientes campañas electorales con llamamientos al “no pasarán”, a no votar “a los asesinos de García Lorca”, a la reiterada caracterización del PP como “asesinos”, “nazis”, etc., y la violencia correspondiente. Truco de propagandista, no método de historiador, exhibe aquí el señor Casanova.
    ¡Y la pretensión de que la democracia fue defendida en España por una amalgama de estalinistas, marxistas revolucionarios, anarquistas y jacobinos golpistas…! Todos ellos, además, saboteándose, torturándose y matándose entre sí, como sabemos por sus propios testimonios… Y todos ellos bajo la dirección, no simple ayuda, de Stalin, ese demócrata sin par. Que esta patraña gigantesca haya funcionado durante décadas y siga presente en la universidad, sólo revela lo muy bajo que ésta ha caído bajo la hegemonía de aquel “variado grupo de historiadores”.
    Con absoluta cara de cemento nos aclara el señor Casanova: “el registro del desafuero cometido por los militares sublevados y por el franquismo hizo también reaccionar, por otro lado, a conocidos periodistas, propagandistas de la derecha y aficionados a la historia, que han retomado la vieja cantinela de la manipulación franquista (…) Todas las complejas y bien trabadas explicaciones de los historiadores profesionales quedan de esa forma reducidas a dos cuestiones: quién causó la guerra y quién mató más y con mayor alevosía. La propaganda sustituye de nuevo al análisis histórico. (…) con sus habituales tópicos sobre octubre de 1934, el terror rojo, el anticlericalismo, Paracuellos, las Brigadas Internacionales, las checas y el dominio soviético”.
    Mire usted, señor Casanovas, llamar “tópicos” o “cantinelas” a esos hechos plenamente demostrados ya le retrata a usted a la perfección, y no precisamente como historiador serio, por decirlo con mucha suavidad. El origen de la guerra no es una cuestión propagandística, sino justamente la cuestión clave para entender lo ocurrido. Y no se exceda usted en hipocresía: dar vueltas a quién mató más y con mayor alevosía es precisamente lo que han venido haciendo ustedes de modo incesante desde hace años. Peor todavía: de creerles a ustedes, la derecha fue casi la única que mató, y en todo caso la verdadera criminal, porque las víctimas derechistas habrían perecido a manos del “pueblo”… Y ya se sabe que ese “pueblo” de ustedes siempre tiene razón.
    Y termino, de momento: por mi parte no he recuperado ninguna propaganda franquista, como usted asegura. Mentira comprobable por cualquier lector de mis libros, y no olvide usted que tengo muchos. Contra sus afirmaciones, mis principales fuentes no son secundarias ni franquistas, sino primarias, bastante más que las que suelen utilizar ustedes, y proceden en su abrumadora mayoría de la documentación izquierdista. ¿Por qué insisten ustedes en esas supercherías? ¿No ven que les desacreditan a ustedes, desacreditan a la universidad y sólo convencerán a unos cuantos incautos o fanáticos sin remedio? Tampoco soy nostálgico de la dictadura, como usted vuelve a mentir. En cambio usted sí recupera los tópicos y métodos del Frente Popular, y eso indica que de demócrata tiene usted poco.
    En fin, le reitero mi invitación: un debate libre en el periódico El País: ahí, y no en excusas palabreras podría comprobar todo el mundo si tienen ustedes intención de aclarar la realidad histórica o de seguir embarullándola.
    Pío Moa.
    Lo tiene muy fácil nuestro Historiador: Don Pío siempre cita las fuentes.
    Le invito a rebatir un ejemplo de lo que le cuenta, otro día si quiere le pongo otros mil:
    Vísperas de elecciones. (noviembre del 33)
    8-11-33. Largo: “Ha llegado el momento de hablar con claridad… La Monarquía cayó… (España) se desembarazaba de los obstáculos pacíficamente… este movimiento pacífico, que entonces nos pareció digno de alabanza, fue el peor error de la revolución española… si la historia se repite y es preciso volver de nuevo a un movimiento revolucionario, este no será pacífico… El PSOE fue al Gobierno provisional en minoría… aceptamos… que se convoquen unas Cortes… Ese fue el segundo error… Fuimos a las Cortes Prematuramente antes de hacer la revolución, para que luego se hubiera sancionado en el Parlamento. La candidatura que forma el frente antimarxista está compuesta por fascistas, monárquicos, republicanos radicales y conservadores. ¿Qué diferencia hay -pregunto- entre los unos y los otros? Ninguna… Se dirá: ¡Ah esa es la dictadura del proletariado! Pero ¿es que vivimos en una democracia? Pues ¿qué hay hoy, más que una dictadura de burgueses? Se nos ataca porque vamos contra la propiedad. Efectivamente. Vamos a echar abajo el régimen de propiedad privada. No ocultamos que vamos a la revolución social. ¿Cómo? (Una voz en el público: `Como en Rusia´). No nos asusta eso. Vamos, repito, hacía la revolución social… la burguesía no aceptará una expropiación legal. Habrá que expropiarla por la violencia (Ovación)… mucho dudo que se pueda conseguir el triunfo dentro de la legalidad. Y en tal caso, camaradas habrá que obtenerlo por la violencia… nosotros respondemos: vamos legalmente hacia la revolución de la sociedad. Pero si no queréis, haremos la revolución violentamente (Gran ovación). Eso dirán los enemigos, es excitar a la guerra civil… Pongámonos en la realidad. Hay una guerra civil… No nos ceguemos camaradas. Lo que pasa es que esta guerra no ha tomado aun los caracteres cruentos que, por fortuna o desgracia, tendrá inexorablemente que tomar. El 19 vamos a las urnas… Más no olvidéis que los hechos nos llevarán a actos en que hemos de necesitar más energía y más decisión que para ir a las urnas. ¿Excitación al motín? No. simplemente decirle a la clase obrera que debe preparase… Tenemos que luchar, como sea, hasta que en la torres y en los edificios oficiales ondee no la bandera tricolor de una República burguesa, sino la bandera roja de la Revolución Socialista”. El Socialista, 9-11-33.
    Elecciones (19-11-33):
    Izquierda, 95 diputados
    Derecha, 375
    En las elecciones la derecha tuvo 7 muertos por la izquierda, ésta ninguno.
    Reacciona el Socialista (23-11-33): “No somos un partido exclusivamente parlamentario… cada votante socialista es un soldado de la revolución, un combatiente… ¿Son asimismo fuerzas combatientes las que están detrás de las derechas?”. Para disgusto de nuestro Historiador lo eran, lo que pasa que eran muy pacientes y lo aguantaban todo. Pero hasta JOB se le hinchaban los, digamos, narices.
    25-11-33, habían pasado 6 días. Se reúnen las Ejecutivas del UGT y PSOE. Largo: “que la posición a adoptar debe de ser la de impedir una cosa tipo fascista y luego ya se vería cuál era la conducta a seguir… al producirse el hecho previsto de que Lerroux ocupe la cartera de Guerra… debe de considerarse como el momento preciso para realizar el movimiento”. Wenceslao Carrillo recuerda que los socialistas no debían hablar ni de implantar el socialismo, lo que le quitaría bastantes ayudas, ni de la defensa de la democracia por si con ello se enfriaba el entusiasmo de sus seguidores. “Debe hablarse sólo de antifascismo, en el que puede resumirse todo”. Dice Prieto: “cuanto más tiempo pase será mucho más difícil realizar la acción y confiar en el triunfo”. F. Largo Caballero, Escritos de la República, Editorial Pablo Iglesias, Madrid, 1985, p.44, 60-1,79.
    El Socialista, 28-11-33, habían pasado 9 días Decía Largo en Madrid (cine Europa): “no es incompatible luchar el día 3 en las urnas y luchar, por ejemplo, el 10 en las calles. No habrá más remedio que echarse a la calle, sin respetar lo que se respetó la primera vez.
    31-12-33, no habían pasado 2 meses, ante el pleno del Comité Nacional de la UGT, avisaba Largo: “la República social en España y el Estado totalitario socialista… era absurdo, imposible… un camino de locuras”. Saborit decía: se trata “de la dictadura del proletariado y la toma integra del Poder”, según “lo ha definido el Presidente del Partido” (Prieto). A. del Rosal, 1934, El movimiento revolucionario de octubre, p.122.
    El 4 y 5-1-34, Reunión de ejecutivas: “inmediata y urgente organización de un movimiento de carácter nacional revolucionario para conquistar el poder íntegramente para la clase obrera”. Seguidamente hubo una entrevista entre Prieto y Besteiro. Este alegó: “Vais a llegar al Poder, si llegáis, empapados y tintos en sangre… Prieto desplegó “el espléndido panorama de los recursos guerreros que poseían, y recitó una relación de generales jefes y oficiales comprometidos a lanzarse al movimiento”, G. Mario de Coca, Anti-Caballero, p.147.
    Lo tiene fácil: Busca usted los periódicos, los libros, las citas de Largo Caballero, Besteiro, Trifón, Saborit, Amaro del Rosal, Prieto, Wenceslao Carrillo y Mario de Coca, todos famosos socialistas y me temo que nada próximos a don Pío.
    Y si no lo han dicho, don Pío es un farsante. Pero si lo han hecho los farsantes son ustedes.

  76. Rony dice:

    http://www.lapaginadefinitiva.com/dbmassmedia/periodistas/30

    Pío Moa es uno de los referentes intelectuales de este país, puesto que conjuga en una sola persona casi todas las facetas imaginables que pudieran achacársele a un Hombre del Renacimiento: historiador revolucionario, periodista de calidad, teórico social de postín, y significado miembro de una banda terrorista cuyo ideario, objetivos y metodología son la envidia de los participantes en las manifestaciones de apoyo a la Revolución Cubana.

    Hay una poderosa corriente de opinión en España que asume que los terroristas lo son para siempre, y les niegan en la práctica la posibilidad del arrepentimiento y la reinserción. Alguien tan vil, tan intrínsecamente malvado como para buscar la imposición de sus ideas a base de la violencia más descarnada, e incluso del asesinato, no merece el perdón de la sociedad.

    Dicha corriente de opinión, que niega la posibilidad de la reducción de penas, que contempla con dolor e ira la reinserción, y no digamos la salida de la cárcel, antes de lo previsto, de los terroristas culpables de delitos de sangre, se ubica generalmente en el entorno ideológico de la derecha española, y como es obvio, tiene mucha más fuerza en el ámbito de la extrema derecha, partidaria de la cadena perpetua para terroristas e incluso de la pena de muerte. Cabría suponer que un siniestro terrorista del Grapo como Pío Moa no sería visto con buenos ojos, por mucho que hubiera evolucionado (y vaya si ha evolucionado) en su posicionamiento ideológico, por esta corriente de opinión. Nada más lejos de la realidad: en una de las acrobacias argumentales más espectaculares que tenemos el privilegio de contemplar en la actualidad, Pío Moa no sólo ha sido perdonado por la derecha española, sino que ejerce su “ámbito posterrorista de decisión” en publicaciones de ultraderecha, que son las que lo han acogido, han dado difusión a sus delirantes panfletos pseudohistóricos y lo han convertido, visto el páramo intelectual en el que por lo visto se mueven, en su referente máximo y maximalista.

    La carrera, eminentemente interdisciplinar, de Moa comenzó allá por el año 1975, cuando un grupo de amiguitos deseosos de luchar contra el franquismo se unieron en los Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre en pos de arraigar por fin la Libertad en España. Y lo hicieron con el método tradicional en España: mediante la violencia, esto es, asesinando, extorsionando y secuestrando a sus enemigos políticos, políticos del Régimen de Franco como Antonio María de Oriol, acendrados militares franquistas como el teniente general Emilio Villaescusa, o siniestros sicarios de la dictadura como Casimiro Sánchez (guardia civil, primer asesinado por los Grapo, en Agosto de 1975, aunque el peculiar nombre de la organización, “Primero de Octubre”, proviene del asesinato de cuatro malvados policías que vigilaban sucursales bancarias, siniestros centros del Kapitalismo internacional, el día 1 de Octubre de 1975).

    Es conveniente señalar que aunque nosotros, partidistas como somos en el uso de los adjetivos, podamos calificar estos asesinatos y secuestros (casi todos los cuales ocurren con posterioridad a la muerte de Franco) de “acciones terroristas”, el propio Pío Moa ha considerado su participación en las actividades de los Grapo como “acciones de resistencia antifranquista”. Acciones que, no vayan Ustedes a pensarse, no se limitaron a iluminar a los sicarios que ejecutaban los actos terroristas desde una torre de marfil teórico-integrista de los zumbaos de extrema izquierda que componían los Grapo. Bien al contrario, Moa, a causa de la clara constatación de que sólo asesinando impunemente a los más eximios representantes de la Opresión (policías, guardias civiles, ya pueden Ustedes imaginarse, las fuerzas vivas de la burguesía opresora en estado puro) podía precipitarse la caída del régimen, se puso manos a la obra con la firmeza en él característica, y en los ya mencionados asesinatos del 1 de Octubre de 1975 participó activamente en una de las ejecuciones (llamémoslo así, que asesinato suena como muy fuerte, y al fin y al cabo hablamos de cómo un héroe –Moa- decretó la por desgracia necesaria muerte de un siniestro instrumento de tortura de la dictadura, un policía de a pie); de hecho, se sospecha que Moa remató a la víctima a martillazos en el suelo, valientemente, pero él se defiende:

    “En caso de que la pistola de Cerdán fallase y él –el policía- quisiera sacar la suya, pensaba destrozarle la mano de un martillazo. Era un hombre joven, de facciones agradables, que al notar nuestra proximidad se levantó en actitud amable, creyendo, según indicaba su expresión, que íbamos a preguntarle algo. En ese momento Cerdán le disparó, no recuerdo si una o más veces. Los estampidos sonaron poco fuertes, y una bala debió de acertarle en el corazón. La sangre, saltando a chorros, le empapó inmediatamente la camisa y llegó a la guerrera. La expresión de su cara apenas tuvo tiempo de cambiarse en mueca de horror. El hombre cayó, despacio al principio, derrumbándose sobre su costado derecho. La escena era espantosa. Cerdán dijo: «Venga, vámonos», y salió. El cuerpo del policía, quizá ya cadáver, tapaba la funda de su pistola. Me incliné sobre él, lo volteé ligeramente para poner la funda al descubierto, y, procurando emplear los nudillos y no las yemas de los dedos, para no dejar huellas dactilares, la abrí y extraje el arma (…) No hubo, por tanto, martillazo, aunque algunos testigos, viendo desde atrás que me inclinaba sobre el cuerpo con un martillo en la mano, pudieron imaginar otra cosa”. (Las referencias de esta acción revolucionaria provienen del libro de Moa “Los crímenes de la guerra civil”. Como no tengo por costumbre utilizar mi dinero para financiar a quienes son, a los efectos del ámbito en el que se mueven, terroristas, esta y las siguientes citas están extraídas de aquí).

    Qué malpensaos, los testigos, hay que ver. Y aunque fuera así, aunque Moa hubiera rematado a su víctima, “La cuestión, en todo caso, es secundaria, y un poco hipócrita darle vueltas. ¿Qué habría pasado si el arma de Cerdán hubiese fallado? No es difícil imaginarlo. Por otra parte, quienes estábamos en la dirección de un partido así éramos responsables de todos sus actos.”. No lo olvidemos, dicha víctima era culpable en tanto instrumento de la represión, y por tanto merecía morir, y si se le ejecuta haciendo uso de la simbología revolucionaria en movimiento, tanto mejor: “La lucha traía inevitablemente acciones como aquella, en las que caían personas individualmente inocentes, pero cuya función práctica apuntalaba al régimen e imponía el temor a las masas. Nuestra tarea consistía en despertar a éstas y llevarlas a la victoria, así fuera a largo plazo. Por ello, pese al espanto de tales golpes, estábamos persuadidos de su necesidad.”. Y ya se sabe, a las masas se les despierta a hostias, no hay otra manera.

    Sin embargo, y a pesar del rutilante éxito de las acciones revolucionarias de Moa y sus amiguitos (las cifras cantan: 87 asesinatos desde la fundación de los Grapo, 87 víctimas que Moa, el eximio historiador y periodista, puede apuntarse en su cuenta intelectual como antológico luchador antifranquista), Pío Moa abandonaría pronto los Grapo, en el año 1977. Pero no crean que por motivos morales, en sí poco viriles e impropios de un hombre como él. El motivo era que no veía cómo los secuestros y asesinatos conseguían que el Estado, siempre opresor (en 1977, año de las elecciones falsamente democráticas organizadas por un Gobierno, como es sabido, ultrafascista), se doblegara a las justas demandas de Moa y sus Kamaradas. Alguien podría decir que esto ubica a Moa en la misérrima condición moral que su acción política a martillazos podría otorgarle (al fin y al cabo, no abandona por principios, sino por un pensamiento eminentemente pragmático: “asesinando no voy a mandar”, con lo cual, y en consecuencia, si pudiera mandar a base de asesinatos, ¿qué podríamos concluir?), pero aunque nosotros creemos que es en cualquier caso positivo que los terroristas, por muy siniestros y deleznables que hayan sido sus actos, evolucionen hacia actividades más civilizadas, dado que ni siquiera sus nuevos Kamaradas de la ultraderecha española coinciden en estos seráficos pensamientos, será preciso llegar a la conclusión de que si era misérrimo en los años setenta, lo sigue siendo en la actualidad.

    Bien es cierto que Moa ya no ejerce el terrorismo, perdón, la lucha armada. Después de abandonar su empeño por derribar el Sistema, decidió emprender su batalla contra el nuevo Poder omnímodo en el que se había transmutado el franquismo de siempre: el felipismo que nos gobernó a partir de 1982. A partir de ese momento, cuando está muy claro que la lucha de los Kamaradas es insuficiente y sobre todo está mal enfocada, Moa decide intentar el derribo del Neofranquismo “desde dentro”, desde su posición privilegiada en el mismo meollo del Sistema, como bibliotecario del Ateneo de Madrid. Es fácil de imaginar que en ese puesto de trabajo Moa no hacía nada de nada (ni siquiera les soltaba un martillazo, o les cortaba los huevos con una hoz revolucionaria, a los que se retrasaran en la devolución de los libros, fíjense si el hombre se civilizó con rapidez), y precisamente por ello comienza a desplegar una actividad frenética en el plano del más reputado periodismo de investigación, que en este país, como es sabido, consiste en mezclar unos cuantos chascarrillos de tertulia de bar que se presentan en plan “descubrimiento del Mediterráneo” con directas invenciones de periodismo-ficción “gran Conspiranson”. El mérito de Moa estribaría, desde esta perspectiva, en haber aplicado la tradicional metodología del periodismo de investigación a un campo hasta entonces poco explorado, la Historia, en concreto la Historia de España y sobre todo la Guerra Civil.

    En un contexto de asesinatos y violencia en el que Moa se mueve como pez en el agua, el hombre ha adquirido gran notoriedad aplicando lo que podríamos llamar doctrina de la “historia preventiva”, a su vez compendio de las experiencias vitales de Moa (la acción terrorista y el periodismo de investigación de denominación de origen reciamente española), que podría resumirse en la siguiente aserción: la culpa de la Guerra Civil, y de todos los demás males de España, es de la izquierda, por provocar. Se supone, o así lo dicen los apologetas del individuo, que el mérito de Moa está en que “descubre la culpabilidad de la izquierda a través de sus propios documentos”, lo cual a su vez parece resumirse en: a) la izquierda española perpetró la revolución de Asturias de 1934 (increíble descubrimiento de Moa, yo siempre pensé que los culpables eran los extraterrestres); b) con esta acción, la izquierda española rompió el orden constitucional y, por tanto, la democracia (lo mismito que, por ejemplo, el Golpe de Estado del 23F, que concluyó, al igual que la Revolución de Asturias, en un esplendoroso fracaso, pero eso no importa, la cuestión es que si se toca la democracia, esta desaparece, asín son las cosas); c) parte sustancial de la izquierda, en particular los anarquistas, los comunistas y la sección que lideraba Largo Caballero (el Pío Moa de 1936) en el PSOE, tenía un fermento antidemocrático que les llevaba a buscar la Revolución Social como objetivo de máximos (yo también me enteré de esto gracias a Moa, pues siempre había pensado que los asesinatos anarquistas, que desde el siglo XIX se llevaron por delante a miles de personas en España, no eran acciones terroristas de corte totalitario, sino lucha armada de héroes democráticos como el propio Moa); d) puesto que en España no había democracia, las elecciones de 1936 que ganó (por estrecho margen de votos, mucho más amplio en escaños) el Frente Popular no tenían valor alguno (es lo mismo, de nuevo, que las elecciones de Marzo de 2004, que como todos Ustedes saben ganó Bin Laden, y mira que me jode que no podamos pedir por catálogo unos cuantos tanques para salvar la democracia, hostias); y, finalmente, e) en una situación antidemocrática dominada por el orgiástico fervor revolucionario de la izquierda (ya saben, Martínez Barrio, Azaña, esos putos descamisados terroristas que eran, respectivamente, presidentes del Gobierno y de la República) no hubo más remedio que alzarse, por las armas si es necesario (como los martillazos o “democracia a tortas” de Moa de 1975), para salvar España y la democracia.

    Es sabido que el Caudillo, una vez finalizado el conflicto (al que se había visto arrastrado contra su voluntad por la intolerancia de la izquierda, en particular el PCE, ese partido de masas que sacó la increíble cifra de 150.000 votos en 1936, incluso más que España2000 en 2004), se apresuró a poner el poder de nuevo en manos del buen pueblo español, montando la democracia orgánica más de puta madre de que jamás ha gozado esta o cualquier otra tierra que nos podamos imaginar. A partir de ahí podría reescribirse la historia personal de Moa, como de hecho él se ha afanado en hacer, dado que, si el franquismo era una democracia de puta madre, ¿por qué Moa, un demócrata pata negra, se rebela contra el sistema democrático? Él, al igual que la izquierda, estaba equivocado, menos mal que, con la fe del converso, ha abrazado la Verdad.

    La doctrina de la Historia Preventiva de Moa, si me permiten utilizar el tecnicismo, es un modelo de investigación histórica extremadamente útil, dado que aunque parezca que justifica acontecimientos en sí reprochables (como un Golpe de Estado frente al orden constitucional de una república democrática), como primero define democracia y constitución para así llegar a la profecía autocumplida, los acontecimientos no sólo no son reprobables, sino que, rizando el rizo, ¡salvan aquello que en principio se supone que destruyen!

    Para entendernos, la cuestión es que, si mi vecino es un tipo antipático que me mira mal, y yo un buen día le descerrajo un par de tiros en la nuca, la culpa es de mi vecino, dado que el muy cabrón a buen seguro acabaría asesinándome, así que ¿por qué no tomarle la delantera? Para mentes simples y antidemocráticas el argumento puede parecer algo capcioso, pero torres más altas han caído.

    A pesar de que las revolucionarias tesis de Moa no son, en realidad, novedosas en absoluto (dado que se limitan a reproducir, en plan refrito, la propaganda historiográfica del franquismo, ya saben Ustedes, aquello de que el 18 de Julio había surgido “para contener la Revolución comunista”), el característico carácter iletrado de la sociedad española, y en particular de los Grandes Periodistas de nuestro tiempo, les ha llevado a convertir a Pío Moa, con un papanatismo que está también en la base de la profundidad de análisis y opinión que los define, en el apóstol de la Revelación, el desfacedor de entuertos, el peazo historiador riguroso “que no veas” que ha desvelado, por fin, la impostura que la izquierda española ha intentado mantener durante décadas respecto de la Guerra Civil (porque la Guerra Civil, a ver si nos enteramos, no es una rebelión totalitaria frente a una República democrática, eso no tiene ninguna importancia, ni siquiera es un enfrentamiento “en plano de igualdad” izquierdas-derechas, no, los culpables son las instituciones democráticas que Moa asocia a “la izquierda”, con dos cojones, esa izquierda que buscó apoyos inútilmente en dos acreditados países bolcheviques como Francia y Gran Bretaña, mientras los adalides de la democracia se asociaban a la Alemania nazi, reproducción contemporánea de los principios de Solón de Atenas y el Ágora de Pericles), y es preciso decir que el hecho de que los apoyos mediáticos de Moa sean también apoyos, no del Partido Popular, sino de la sección “dura” del PP, que consideran a gentes como Piqué o el propio Mariano Rajoy Hefestiones ambiguos vendidos a Moscú (bueno, a doquiera que esté escondido Bin Laden), no tiene absolutamente nada que ver con la defensa firme de las espectaculares revelaciones de Pío Moa, que actualmente, como representante del periodismo de calidad bien entendido que es, sigue desplegándose, además de en los rigurosos estudios históricos que se venden en los más acreditados foros culturales (quioscos y pilas de best sellers de El Corte Inglés), en dos publicaciones de similar calado y orientación ideológica: Libertad Digital y el Boletín de la Fundación Francisco Franco, adalides, como su nombre indica en ambos casos, de la Libertad en su sentido más puro y auténtico (y más le vale que esté de acuerdo con esto, porque si no le hincharé a hostias y luego le tiraré por un precipicio para evitar que Usted, como indicaría su masónico desacuerdo, haga lo propio conmigo).

  77. Don Neocon dice:

    Francisco Espinosa Maestre:El fenómeno revisionista o los fantasmas del la derecha española.Ediciones los libros del oeste.
    Querido Francisco, en el libro citado encontrará algunas respuestas.Saludos.

  78. Don Neocon dice:

    Francisco Espinosa Maestre:El fenómeno revisionista o los fantasmas de la derecha española.Ediciones los libros del oeste.
    Querido Francisco, en el libro citado encontrará algunas respuestas.Saludos.

  79. Francisco Alamán castro dice:

    Donde digo: “31-12-33, no habían pasado 2 meses, ante el pleno del Comité Nacional de la UGT, avisaba Largo”
    Quiero decir Besteiro.

  80. Francisco Alamán castro dice:

    Don Neocon
    Muchas gracias,
    Por favor contesteme usted primero mis preguntas.
    Es fácil

  81. Jose maría dice:

    Es un poco largo pero viene al hilo del artículo de hoy sobre Bernardo de Carpio. Es parte de una poesía que leíamos los niños en el colegio. La leí a los 8 años en el Colegio de La Milagrosa, con Sor Julia, venía en la Enciclopedia Alvarez. Los niños de los años 60 éramos un poco fachas porque nos emocionábamos con unos versos ripiosos que exaltaba a España.
    Después de leer lo que viene a continuación repetíamos a gritos ¡Mala la hubístéis franceses!
    Cuéntame una historia, abuela.
    – Siglos ha que con gran saña,
    por esa negra montaña
    asomó un emperador.
    Era francés y el vestido
    formaba un hermoso juego:
    capa de color de fuego
    y plumas de azul color.
    – ¿Y qué pedía?
    – La corona de León.

    Bernardo, el del Carpio, un día
    con la gente que traía,
    “¡Ven por ella!”, le gritó.
    De entonces suena en los valles
    y dicen los montañeses:
    – ¡Mala la hubisteis, franceses,
    en esa de Roncesvalles!

  82. lacra dice:

    Al sr. Alamán Astro le haría una pregunta: ¿tienen algo que ver esas opiniones y sucesos que nos cuenta con lo que sucede hoy en España, y con las posturas de los partidos políticos? Porque yo no veo que sea así, salvo en el caso de algunos exaltados, que yo diría que abundan más en la parte “nacional” y también bajo los palios. Eso sí, usted pasa la tarde buscando esos interesantes documentos, que es de lo que se trata. Móntese un blog, hombre, que es lo que hacen todos sus amigos, como el añorado d. Pablo.
    En cuanto al tal Moa -lo de sr. lo dejaremos en suspenso- me parece vergonzoso que un partido como el PP, que se dice defensor de las víctimas del terrorismo y que se quiere apropiar de la lucha contra éste, lo tenga en palmitas. El fin justifica los medios, a lo que se ve. Escrupulosos no son. Usted tampoco, por lo que se ve.

  83. Informes privados dice:

    Viril defensa de d. Neira, por Alamán:

    EL SEÑOR NEIRA Y EL QUE NO LO MAMÓ
    por Francisco Alamán Castro el 26 Octubre, 2005 – 21:48 España

    Leo a don José Antonio Fernández Martínez en La Nueva España (25.10.05), sin duda una persona culta y educada.

    Nos explica detenidamente que lee al señor Neira. Que leerlo “tiene su virtualidad”.

    Agradeceríamos, lo menos cultos, que nos explicase que es eso, toda vez que VIRTUAL en la RAE es: “Que tiene virtud para producir un efecto, aunque no lo produce de presente, frecuentemente en oposición a efectivo o real. Implícito, tácito. Que tiene existencia aparente y no real”. ¿Resumiendo usted lee a don Javier o no lo lee? Por favor aclárelo.

    Como también dice que la lectura “tiene sus inconvenientes” es de suponer, que sin saber muy bien lo que escribe, cuando nos habla de virtualidad se está refiriendo a VIRTUD: “Disposición constante a hacer el bien.

    Como primera pincelada de su talante no está nada mal.

    Nos dice de revoltura, nauseas… A ver si el señor Neira mezcla entre sus cien líneas caramelos envenenados, como hacían los frailes para atosigar hijos de obreros, ya sabe usted como somos la derechona, nada de fiar. Yo me andaría con cuidado.

    Nos habla de la “derechona”, es muy de agradecer su cariño para la mitad de los españoles y, sobre todo, su buena educación.

    ¿El villano del señor Neira ha escrito alguna vez “izquierdona”? Lo de los caramelos a lo mejor, pero esto puedo asegurar que no, llevo mucho tiempo leyéndolo todos los días, es lo mejor del periódico. ¡Miento! Lo mejor, más culto y más educado, es la carta de don José Antonio, e inmediatamente después Neira. ¿Quien usted cree que es más educado? Cierto que esas cosas se maman o ya de mayor es más difícil.

    Pone usted junto al señor Neira a: Gracia Noriega, Greciet, Lantero, el parroco de San Nicolás de Bari, etc. y a Jiménez Losantos, etc.

    ¿Ha pensado alguna vez en rebatirles lo que dicen? Ya sabemos que todo es mentira y por tanto muy fácil de hacerlo. ¿Por qué no lo prueba en vez de descalificar sin dar razón alguna?

    Nos confiesa que lo lee por un acto de militancia que le impone el partido. Como Stalin imponía, Lenín imponía y el comandante Castro impone y naturalmente a usted le encanta.

    Ve la diferencia entre usted y un liberal, a nosotros, al menos a mí, ningún partido me impone nada y leo lo que me da la gana, a usted le leo porque me divierte, pero si me lo impusiesen estese seguro de que no lo haría.

    Sé que hay gente le gusta uncirse al yugo, pero para eso hay que valer. Lamentablemente no valemos, pero tiene que ser cómodo, siempre vas acompañado y así no tienes miedo..

    En cuanto a la paga con el oro de Moscú si podían, era mucho. El 25-10-36, salían de Cartagena 4 cargueros soviéticos -“Kursk”, “Nevá”, “Kim” y “Volgoles”- con 7.800 cajas que contenían 510.079 toneladas de oro propiedad del Banco de España. Más luego lo que afanaron por otros sitios, yo creo que sí, que podrían pagarle bien.

    Lo de Castro y Chávez lo veo más crudo, ya sabe como van, como han ido y como irán todas las economías de izquierdas.

    Le llama plumilla, sigue la buena educación, esto de no haberlo mamado es grave, se nota a cada momento.

    Nos dice que no pudo ir, por estar enfermo, a homenajear a las dos figuras mundiales de la democracia, con elecciones libres cada seis meses, como es el caso de Cuba, en las que por sus meritos liberales ganan siempre Fidel y su hermano, ¡y que no se entere don José Antonio que no es así! Sus esencias democráticas podrían sufrir. Pena que no tengan cinco hermanos más de la misma cuerda, seguro que ganaban también las elecciones y podían hacer mucho por la libertad en la isla, más o menos como en Corea del Norte, otra brillante cuna de libertades y familiares con la que soñará de seguro todas las noches, bueno las noches que le dejen dormir las revolturas de estómago. ¿Serán los caramelos?

    Invita a don Javier a que investigue en su vida, la de don José Antonio, me temo que no se le va a lograr, investigar esas cosas las hacen las gentes que la militancia en sus partidos le impone esas obligaciones tan feas. Es previsible que a don Javier no le preocupe demasiado su “pasado, presente y futuro”.

    Le riñe por que a veces se racanea alguna línea de las 100. Es que la gente libre cuando dice 100, dice más o menos. Ya sabemos que los fieles militantes de su partido, si les dicen cien, son cien, ni una más ni una menos y si es preciso, al indisciplinado, se le hace un buen lavado de cerebro en cualquier Gulag que venga a mano.

    Le informo, a nuestro disciplinado militante, que los USA no bloquean a nadie, simplemente se niegan a comerciar con cualquier país, que ha despojado de forma ilícita de sus bienes a un ciudadano norteamericano, que es el caso. En cuanto el Comandante pague a los despojados súbditos USA lo que les debe, al día siguiente le venden lo que quiera don Fidel. Pero que se ande con cuidado si no paga.

    Y menos mal que el “Katrina” le dio una maja alegría a don José Antonio, pues sino, con la racha que llevaba desde la caída del muro, no sé que iba a ser de él.

    También nos habla del Chile de Pinochet, como no, veamos las fuerzas que tenían por aquella época don Fidel y el general:

    Cuba

    Habitantes 10.712.200. FAS 180.000 Paramilitares (policía, milicias, etc.) 1.500.000.

    Chile

    Habitantes 13.124.000. FAS 91.800. Paramilitares (policía, milicias, etc.) 27.000.

    La fuente es el “Balance Militar del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos de Londres” año 1991-92.

    Si se fija: con más habitantes el general tenía un individuo armado por catorce del comandante

    Sin comentarios.

    Y ya, por si se nos había olvidado la mala educación de don José Antonio, termina llamando a nuestro paciente Neira “plumilla que dice memeces”.

    ¡Esto de no haberlo mamado, como se nota! Pena da, espero que sus hijos mejoren.

    Francisco Alamán Castro.

  84. Rony dice:

    Un poco largo, pero merece la pena.

    —————————————————–

    http://192muertos192mentiras.blogspot.com/

    El PP ha mostrado durante esta legislatura cuáles eran sus principales preocupaciones: la España que se rompe, la rendición del estado a ETA, la entrega de Navarra. Esas han sido sus principales líneas argumentales por las que ha salido a la calle a manifestarse en numerosas ocasiones.

    Muchas de las críticas que ha venido realizando la derecha política y mediática de este país me han recordado las palabras gruesas que la ultraderecha dedicó a Adolfo Suárez cuando presidía el gobierno de España.

    Uso partidista de las víctimas del terrorismo y de la lucha antiterrorista
    Si por algo se ha caracterizado la labor de oposición del PP durante la actual legislatura ha sido por el uso partidista que ha hecho de las víctimas del terrorismo. Lo que el PP llama “apoyo” a dichas víctimas se ha convertido en un pim pam pum contra el gobierno. Pero este uso de las víctimas de ETA no es nuevo, ya estaba inventado:

    EL PAÍS, 20.12.1977

    Gala de Fuerza Nueva por los familiares de víctimas del terrorismo
    En 155.000 pesetas fue subastada la corbata del presidente de Fuerza Nueva, Blas Piñar, en el festival celebrado en Madrid el pasado domingo «a beneficio de las viudas y huérfanos de los miembros de las fuerzas de Orden Público víctimas del terrorismo». La recaudación total del acto, que se celebró en el teatro Monumental, ascendió a cerca de dos millones de pesetas, según fuentes de FN, organizadora de la gala humanitaria y no política según los organizadores.

    EL PAÍS, 07.11.1978

    Un grupo de miembros de Fuerza Nueva, encabezados por el presidente de la junta de Madrid del partido, intentó ayer entrevistarse con el ministro del Interior, Rodolfo Martín Villa, para entregarle una carta en la que piden su dimisión del Gobierno, así como 155 esquelas con los muertos por el terrorismo, como las que se exhibieron en la manifestación ultraderechista del pasado viernes.

    EL PAÍS, 17.10.1978

    (Blas Piñar) criticó duramente al Gobierno, del que dijo que «pronuncia frases de condena al terrorismo, pero se niega a condenar a los terroristas».

    EL PAIS, 23.01.2008

    Aznar aprovecha el congreso de víctimas para pedir el voto
    Comenzó su intervención subrayando que no estaba allí como político -“yo tengo el título de víctima de terrorismo”, dijo-, pero dedicó toda su intervención a atacar al presidente del Gobierno por no haber acudido ayer al IV Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo.

    Libertad Digital, 26.05.2006

    Aguirre: “Zapatero es el primer presidente de la historia de España que no condena un atentado”

    DEIA, 17.05.2005

    Ángel Acebes, dijo ayer que la política antiterrorista del Gobierno español «pone en manos de ETA» el futuro y «da esperanzas al terrorismo» y consideró una «vergüenza» que el jefe del Ejecutivo no condenara el domingo la explosión de cuatro artefactos en el País Vasco.

    ABC, 04.06-.006

    Acebes acusa a Zapatero de entregar a ETA las llaves del Estado de Derecho
    Durante su intervención inaugural de la reunión intermunicipal del PP, que tiene lugar en Marbella, Acebes acusó al Ejecutivo de haber «entregado las llaves del Estado de Derecho a Batasuna, que es tanto como dárselas a los terroristas».

    La “preocupación” por Navarra
    EL PAÍS, 14.02.1978

    Blas Piñar: «Si a Navarra le hacen falta refuerzos, llamadnos, que vendremos».

    EL PAÍS, 24.05.1980

    Blas Piñar ha presentado una interpelación al Gobierno para que explique el empleo del término vascuence «Araba», en lugar de Alava, y por qué se incluye el escudo de Navarra en el servicio de industria de la provincia de Alava, cuando aquélla no forma parte de la comunidad autónoma vasca.

    Diario de Noticias 20.05.2007

    Mariano Rajoy: “Navarra está en juego, Zapatero sigue hablando con ETA y además habla de Navarra. Lo sabemos todos y él lo niega”. “Navarra se encuentra hoy en una encrucijada de caminos. Es un momento muy importante. Los navarros quieren que Navarra siga siendo Navarra, pero hay otros que quieren que sea una pieza más de ese fantasmagórico proyecto llamado Euskal Herria”. “Y lo peor de todo es que a Rodríguez Zapatero le da igual, con tal de salirse con la suya”

    La “defensa” de España y “la libertad”
    EL PAÍS, 08.06.1980

    Blas Piñar: «En este momento, la situación es similar o peor a la de 1936. Hay que salvar a España, porque ser español es una de las pocas cosas serias que se pueden ser en el mundo».

    EL PAIS, 07.02.1978

    Fuerza Nueva quiere despertar al pueblo español para que se rebele con santa ira contra la traición y contra la entrega de la Patria. «No estamos dispuestos -dijo (Blas Piñar)- a liquidar la época de Franco, la unidad, la grandeza y la libertad de la Patria.

    EL PAÍS, 24.01.1978

    El señor Piñar, que habló ante unas 2.000 personas, se opuso al actual proceso autonómico, considerándolo disgregador de la Patria, y criticó en varias ocasiones la labor del actual Gobierno y de su presidente Suárez. El líder derechista manifestó, refiriéndose a la actual situación, que «está en peligro la vida, la hacienda, la paz y la libertad de los españoles»

    EL MUNDO, 11.03.2007

    Rajoy llama a ‘defender España’ ante cientos de miles de personas en Madrid
    En su discurso, Rajoy convocó “solemnemente” a los ciudadanos a “defender la nación española” frente a la “claudicación” ante ETA por parte del Gobierno y a “recuperar la España que no se rendía ante los terroristas” ni les pagaba “peaje” para buscar con ellos un “trato delirante”

    Norte de Castilla, 13.10.07

    Rajoy avisa de que el PP defenderá España y la bandera aunque “pongan el grito en el cielo”
    Rajoy: “Debemos estar muy orgullosos de ser España, y tenemos derecho a decir que estamos muy orgullosos y muy contentos de ser españoles”

    Informativos Telecinco, 19.03.2007

    Ángel Acebes: “Ha sido una de las convocatorias más grandes de la historia de Navarra y un aldabonazo más en defensa de España y la libertad frente a la política de Zapatero”

    La “destrucción” de España
    EL PAIS, 14.02.1978

    Blas Piñar: “Lo único que se defiende desde el Gobierno es la destrucción de España”.

    Diario de Mallorca, 19.10.2007

    Tras repasar las “tres treguas-trampa” desde entonces, (Jaime Mayor Oreja) dirigió duras críticas al presidente del Gobierno, de quien dijo que “no es el autor ideológico del proyecto de destrucción de España, pero sí su ejecutor”.

    La “esencia” de España
    EL PAIS, 17.10.1978

    El presidente de Fuerza Nueva, Blas Piñar, presidió el pasado domingo un mitin de su partido en Sevilla, en el que reafirmó el «no» ultraderechista a la Constitución, «porque hiere de muerte a la esencia de España, a esa trilogía: Dios, Patria y Justicia, que es lo que está enjuego»

    ABC, 29.12.2004

    El presidente del PP pidió al Gobierno que pacte con ellos lo que quiera, pero que «no juegue» con los temas constitucionales y los que afectan a la unidad nacional, «a la esencia de España y a lo que nos hemos dado entre todos y tanto trabajo nos costó conseguir.

    La bandera
    En noviembre de 1978 se aprobó la ley para impedir el uso partidista de la bandera nacional, ley que el PP de Rajoy se ha pasado por el arco del triunfo en no pocas ocasiones durante esta legislatura.

    EL PAÍS, 26.11.1978

    En vigor la prohibición de uso partidista de la bandera nacional
    El decreto que aprobó el viernes el Consejo de Ministros para prohibir la utilización partidista de la bandera nacional y asegurar «la máxima dignidad de su carácter» fue publicado ayer mismo por el Boletín Oficial del Estado y ha entrado en vigor.
    El presidente de Fuerza Nueva, Blas Piñar, afirmó ayer en Palma de Mallorca, donde ha intervenido en un mitin para pedir el «no» a la Constitución, que «la prohibición del uso de la bandera nacional para actos políticos decretada por el Gobierno me parece un absurdo, porque en vez de prohibir su uso se debiera obligar, a los partidos políticos a usarla».

    EL PAIS, 11.03.2007

    Periodista Digital, 05.02.07

    Ángel Acebes: “¿Qué problema tiene ZP con que se utilice la bandera y el himno de España?”

    La familia, como Dios manda
    EL PAÍS, 04.12.1980

    Sobre la manifestación convocada para el próximo viernes, día 5, por la Agrupación de Juventudes Tradicionalistas, bajo el lema «Familia, sí; divorcio, no», el consejo político acordó su adhesión y la intervención del diputado de Unión Nacional, Blas Piñar.

    EL PAÍS, 13.06.2005

    El PP apoyará la manifestación del sábado contra los matrimonios homosexuales
    El secretario general del PP ha insistido en que es una marcha “a favor del modelo tradicional de familia y en contra del modelo elegido por el Gobierno para convertir a las parejas homosexuales en matrimonios”

    En contra del laicismo
    EL PAIS, 01.08.1978

    Blas Piñar ataca la Constitución por “laica”
    El presidente de Fuerza Nueva acusó a la Constitución de «laica», «irreligiosa» e «ignorante de Dios». Se refirió a los sucesos de Rentería y acusó al ministro del Interior de silenciar la realidad. Repasó, asimismo, varios aspectos de la política española contemporánea y fue interrumpido por aplausos en varias ocasiones.

    ABC, 13.11.2004

    Rajoy apela a Zapatero para que no caiga en «tonterías» de sus socios como el laicismo
    El líder del PP, Mariano Rajoy, volvió a dejar de manifiesto ayer que la plataforma por el laicismo constituida en el Congreso no es del agrado de su fuerza política y arremetió con sorna e ironía contra los ya denominados «bautizos civiles» celebrados, de momento, en algunos ayuntamientos de Cataluña.

    Conclusión
    ¿Alguna duda respecto a quién ha sido el padre dialéctico del discurso opositor del PP de Mariano Rajoy durante estos 4 años?

  85. Informes privados dice:

    Hay que precisarle a d. Alamán, en esa encendida defensa que hizo en tiempos de d. Javier el Liberal, que los votantes de esa vilipendiada “derechona” no son el 50% de los españoles, ya quisieran usted y Neira y Mariano.

  86. Historiador dice:

    Señor Alamán, aunque Pío Moa escriba una docena de libelos al año y Planeta se los venda a lectores de su pelaje, eso no le va a otorgar nunca la autoridad académica de la que carece. Pío Moa no es un historiador, es un mal chiste. Sí, ya sé que Paynes y De la Cierva (los “Historiadores Oficiales del Movimiento”) le han lanzado piropos, pocas gracias.

    Lean, lean el amenísimo artículo del catedrático de historia Alberto Reig Tapia.

    Quosque tandem Pío Moa?
    Cuidadano (o súbdito) Pío Moa a tan elevado altar historiográfico se accede trabajando intensamente y con talento, haciendo sin prisa pero sin pausa una obra sólida […] Es un problema de dignidad y también de autoestima. Cuando de verdad se está en lo alto no hace falta ladrar ni hacer cabriolas para llamar la atención.
    Alberto Reig Tapia (Ruedo Ibérico – Kaos. Memoria histórica) [15.11.2005 01:01] – 3621 lecturas – 30 comentarios

    Pío Moa sepa que cuando de verdad se está en lo alto no hace falta ladrar ni hacer cabriolas para llamar la atención.

    Llevo tiempo asistiendo atónito a los denodados esfuerzos de semejante escribidor, digno discípulo del inefable don Ricardo de la Cierva (últimamente muy decaído), por encaramarse a base de codazos, pisotones y reclamaciones varias, al más elevado sitial de la historiografía nacional. Hombre, don Pío, no sea usted desvergonzado. Cosas veredes, Mío Cid, yendo la cosa de mitos…

    A tan elevado altar historiográfico se accede trabajando intensamente y con talento, haciendo sin prisa pero sin pausa una obra sólida (que no es lo mismo que “al peso”, como con infantil manera pretendía su antecesor Ricardo de la Cierva numerando sus sucesivos e inconsistentes mamotretos). El único camino que conduce a semejante sitial no es otro que elaborar una obra que resista el paso del tiempo, sin necesidad de recursos demagógicos o de hacerse acompañar de voceros, de coristas o de simples charlatanes y propagandistas de medio pelo. Son muy pocos los que de la más natural de las maneras (talento innato y esfuerzo continuado) acceden a tan elevado rango ¿Ejemplos? Pues don Miguel Artola, sin ir muy lejos, por citar a un instalado entre la generación de los seniors que sería, como si dijéramos, el contramodelo del susodicho. O el último Premio Nacional de Historia, don José Álvarez Junco, de la siguiente generación que, muy a pesar suyo (tempus fugit), se instalará también, o don Enrique Moradiellos de la siguiente, no sé si ya de los juniors que, con el tiempo, también acabará por subirse a tan docta tarima y que, además, no se hurta valientemente, supongo que por joven, a la polémica suscitada a propósito del último libro de Moa. Sea dicho esto por citar los primeros nombres de profesionales de la historia que me acuden a la memoria, investigadores rigurosos dedicados enteramente a su oficio con independencia de las filias o las fobias particulares de cada uno, que de todo hay en la viña del Señor. ¿Se imaginan ustedes a don Miguel Artola protestando públicamente a través de Internet de las hipotéticas críticas que se le pudieran hacer o lamentándose de que se le “ninguneara” en algún medio de comunicación? Digamos que hay una relación directa de causa-efecto entre la protesta y el reconocimiento. A mayor protesta y reclamación menor reconocimiento. Es un problema de dignidad y también de autoestima. Cuando de verdad se está en lo alto no hace falta ladrar ni hacer cabriolas para llamar la atención. Véase el caso don Pío como mejor prueba. El hombre sabio se instala en su sitial de una manera natural y no necesita coros ni tiralevitas como los grandes mediocres que alumbra el cielo cada día.

    Los ejemplos son obscenos, pues es como comparar el jamón de jabugo con el jambon de Bayonne o, por si se enfadan mis amigos franceses (que cada vez es más difícil abrir la boca en este mundo sin ofender a muchos), el foie d’oie con el paté de “La Piara”. Al final dicen que todo(?) es cuestión de gustos. Hay quien, con independencia de las hipotéticas discrepancias que sus escritos puedan suscitar, se merece el respeto cuando no la admiración del gremio por su trabajo profesional y, por el contrario, don Pío suscita sentimientos abiertamente opuestos y generalizados en el mismo gremio. ¿Por qué será? ¿Serán, seremos, todos tontos? El prestigio es como el dinero o la belleza, no pueden ocultarse, saltan a la vista o caen por su propio peso más pronto o más tarde. Sin embargo los arribistas ambiciosos y sin talento han de estirar el cuello hasta el límite para poder sobresalir un poco de la inmundicia que ellos mismos generan.

    Uno ya va echando años y le cansan un poco las polémicas inútiles. Inútiles porque semejante personal reclama un pretendido debate historiográfico(¡?) cuando en realidad lo que quieren es que se hable de ellos, aunque sea mal, para vender lo más posible su rancia mercancía ideológica, ya bastante apestosa para qué engañarse. Debería, pues, seguir el consejo de los más sabios que yo y mantenerme completamente al margen. Si los propios aludidos no pierden su tiempo en contestar, sabiendo que es precisamente lo que se pretende, ¿por qué tendría yo que tomarme la molestia? Creo que sólo por una razón. Pues porque si me atacara a mí semejante recua he de confesar que me gustaría que otros compañeros les replicaran por mí pues no es precisamente el aludido quien por razones de simple ética personal debe de contestar en estos casos. El decoro debe mantenernos alejados de polémicas en las que nosotros mismos estemos implicados. Tampoco vamos a dejarnos insultar ya que nadie parece dispuesto a poner la cara por asuntos ajenos a sus intereses más contingentes.

    Estas palabras (letras) mías son las primeras sobre este asunto o personaje y serán, o deberían ser, las últimas. ¿Merece la pena tomarse la molestia? ¿Sabré o podré callar si alguno de estos esforzados escribidores, como el citado, me honran con su respuesta? “Lo dudo…, lo dudo…” (por seguir con boleros después de los corridos matutinos). El esfuerzo mío, en cualquier caso, es liviano, apenas un entretenimiento, desde luego. Les daré gusto a “los marchosos”, pues respuestas más serias y documentadas desde la historiografía profesional ya las ha habido y más que suficientes, como las del citado Enrique Moradiellos sin ir más lejos que se ha tomado la molestia, admirable, de contestar desde la racionalidad y el conocimiento a las vacuas andanadas del mentado don Pío. Con mis palabras sé que me ganaré el insulto y la descalificación inmediata de tales escribidores y sus secuaces. Qué le vamos a hacer. Será un honor. Gajes del oficio. Me limitaré a decir apenas cuatro obviedades en el absoluto convencimiento de que es como echar margaritas a los cerdos… “¡Uy, lo que ha dicho!” (Millán de “Martes y 13”). A mí me gusta citar mis fuentes. Lo haré, pues, muy brevemente para no cansar al personal y en atención sobre todo a tantos jóvenes con vocación de historiadores que no salen de su asombro ni acaban de entender que no se ataje contundentemente a esta banda de libelistas de los que Pío Moa se ha convertido en abanderado y que pretenden demoler la labor seria, callada y rigurosa de la historiografía profesional. Creo que se merecen una atención que pueda de alguna manera satisfacer su perplejidad y el silencio de los llamados gurús. Aunque sea apenas un guiño, un recorte, un insustancial divertimento.

    La mayoría de los profesionales serios, por no decir que la totalidad, responden a personajes tales como don Pío, con el silencio. Silence it’s golden dice la vieja canción y “quien calla otorga” se dice también. Hay excepciones. Cuando los tiempos boyantes de don Ricardo de la Cierva, sin ir más lejos, me dejaron sólo en la plaza colegas y compañeros. Algunos se reían mucho privadamente con la polémica pero ninguno entraba al trapo. Ninguno se dignaba descender a la arena y fajarse cara a cara con “el enemigo” o “el indocumentado” de turno. No se lo reprocho. ¡Hay tantos libros interesantes por leer y por escribir y es la vida tan corta! ¿Para qué perder el tiempo con de la Cierva ayer o con Moa hoy? Ya he dicho que tienen razón los absentistas. Pero yo no me resigno a dejarles libre y despejado el camino a semejantes personajes que controlan el campo político de los media y que sus manipulaciones historiográficas pasen poco menos que como verdades incontrovertibles para la mayoría del común como demuestran sus cifras de venta. Podría decir y de hecho me digo: “Que talle otro”. Ahora el profesor Moradiellos, profesional riguroso, ha tomado la alternativa y ha respondido de forma contundente, seria y sobrada. No quisiera yo que experimentara la misma soledad que yo sentí en su día así que me permito acompañarle en la refriega solidariamente añadiendo apenas unas guindas para endulzar un poco el guiso.

    Ya he dicho que los más sensatos dicen con toda la razón que no merece la pena perder ni un minuto con tales escribidores. Pero el corazón tiene razones que la razón no comprende. Y uno nunca dejará de ser un sentimental. El verano además es propicio para lecturas y escrituras algo más ligeras que a las que uno se ve obligado profesionalmente. Confieso, además, que aún hoy, todo lo que es y significa ir contra Franco, es decir, contra el fascismo clerical, contra la autocracia apestosa y sus herederos, hermanos, primos y sobrinos me parece no ya una tarea placentera sino un deber cívico ineludible. Muchos, el profesor Javier Tusell por ejemplo, consideran un sinsentido manifestarse hoy como anti-franquista dado que el general y su régimen son ya historia. Aunque el argumento tenga su lógica yo tengo también la mía. El régimen franquista ha sido definido sobre todo por sus negaciones: anti-liberal, anti-demócrata, anti-parlamentario, anti-masón, anti-marxista, anti-socialista, anti-comunista, etcétera. Así que considero que manifestarse como “anti-franquista” en la medida que tal ismo (el Franquismo) sea un modelo, un arquetipo, una ideología, una mentalidad… (hay para todos los gustos), que ha marcado toda una época y a varias generaciones de españoles; a algunos más de lo que incluso ellos mismos sospechan, es tremendamente positivo y de alto valor cívico arremeter contra él con firmeza y decisión siempre que la situación sea propicia por cuanto significa el rechazo más absoluto a la autocracia, a la prepotencia, a la represión, a la intolerancia, a la ignorancia y, en definitiva, a todo lo que al régimen político y su fundador e indiscutible protagonista tan espléndidamente significaron. Es, sobre todo, una reafirmación positiva, constante, permanente de los valores democráticos que el Franquismo se dedicó a escarnecer de manera continuada y perversa hasta el fin de sus días. Jamás deberíamos ceder ni un milímetro en esa reafirmación.

    Bien. Confieso abiertamente que, dadas las “excelentes” críticas que recibían los libros precedentes de don Pío sobre la II República de mano de los profesionales de la historia, no me había tomado ni la molestia de hojearlos brevemente. El tiempo -dicho queda- es oro. ¿Para que perderlo tontamente, si es un bien siempre escaso, con semejante literatura habiendo tanta interesante e importante por leer? Al fin y al cabo la crítica supone una imprescindible labor orientativa para el hipotético lector.

    Sin embargo, confieso de nuevo: “Padre, he pecado gravemente. He sido incoherente con mis propios principios y he incurrido en un perverso ejercicio de masoquismo “intelectual”(¿?) impropio de un buen cristiano”. Un amigo (es un decir), me regaló el último mamotreto de don Pío que me apresuré a apilar directamente en mi biblioteca sin ni siquiera leer el prólogo. ¡Hay tanto por leer! Pero como se me había invitado a dar una conferencia en un seminario en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad Complutense, precisamente sobre los mitos de la Guerra Civil, probablemente porque yo mismo había escrito sobre el asunto[1], me creí en la obligación moral de echar al menos un vistazo al libro de don Pío sobre el particular que acababa de publicar y estaba convirtiéndose en un auténtico fenómeno editorial[2], no fuera a ser que algún alumno aventajado o nostálgico, vía familiar, de la España de Franco me inquiriera maliciosamente por semejante joya bibliográfica y tuviera que reconocer públicamente mi absoluta ignorancia al respecto. Era un peligro, pues soy poco dado a hojear libros y, a la que me descuido, me encuentro leyéndomelos de cabo a rabo rotulador en ristre. Siempre pienso en lo que decía Cervantes, citando a Plinio el Joven creo recordar, en el sentido de que no hay libro tan malo del que no pueda extraerse algún provecho.

    Hice pues de tripas corazón y me puse manos a la obra. Me quedé literalmente estupefacto nada más iniciar su lectura. ¡Había nacido una nueva estrella! Don Ricardo de la Cierva, quedaba “definitivamente” reducido a la condición de simple pardillo. Todo lo que se diga es poco. Señoras y señores: ¡Estamos ante un nuevo titán de la historietografía neofranquista! Repiquen las campanas del universo mundo y dispónganse los nostálgicos de por el Imperio hacia Dios para gozar de nuevo con la “caña al rojo” hasta que la “endiñe” y las loas azules al nuevo amanecer español. Los admiradores del general patas cortas, de cerillito, pueden respirar tranquilos pues don Pío, cual nuevo Cid Campeador, va a restituirles él solito toda la apestosa mitología franquista con que el sádico régimen del general castigó inmisericorde las indefensas meninges de sus súbditos durante cuarenta años interminables…

    Un inciso. (Me encanta ser políticamente incorrecto cuando de dictadorzuelos se trata y si se alborotan por ello algunas mentes seráficas que consideran que “la forma” determina “el contenido”, y me reducen así a la condición de mero polemista, pues muy bien. No seré yo ni quien se adorne con plumas ajenas ni quien ose ponérselas a nadie, pero los aficionados a hacerlo que no se descuiden no sea que el plumón que llevan en la retaguardia acabe por hacerles cosquillas en salva sea la parte).

    A expresiones como las que anteceden (pardillo, cerillito, etc) los exquisitos las llaman comentarios ad hominem de los que debe de huir el profesional de la Historia. Es cierto. O sí pero no. Tienen razón y no la tienen. Pero tampoco seamos hipócritas y falseemos nuestro pensamiento hasta el punto de no reconocernos ni nosotros mismos. Equivocados puede, o muchas veces, pero falsos, nunca. Yo siento el mayor de los respetos por todos los colegas y compañeros y sólo entro excepcionalmente en polémicas cuando alguien empieza por no respetarse así mismo o por razones de principio y más si percibo algún tipo de agresión improcedente. En cualquier caso nunca disparo primero y desde luego no soy dado a poner “cristianamente” la otra mejilla. intentando en el envite ser lo más respetuoso que puedo. Pero no todos son colegas ni compañeros ni se ajustan a unas reglas deontológicas mínimas. Además en estas cuestiones hay mucho intrusismo. Siempre me acuerdo de Santiago Casares Quiroga, quien fuera Jefe de Gobierno de la II República española, cuando dijo que él, contra el fascismo, era “beligerante”. Se lo criticaron mucho. Por lo visto no es políticamente correcto ser beligerante ni contra el fascismo. Pues niego la mayor. Como, hoy por hoy, no tenemos fascismo en España, no caben semejantes declaraciones de beligerancia. Cierto, pero contra la estupidez mental, resulta inevitable acabar alistándose pues conviene no olvidar que los tontos no descansan nunca. ¿Y si ganan la batalla? No se olvide que, a partir de Adán, los tontos están en mayoría y, ¿no es la democracia el imperio de las mayorías? “Atentos”, como dice el siempre lúcido Miguel Angel Aguilar.

    Lo que de verdad es imperdonable es escribir aburriendo. Además los combates, al menos entre caballeros, han de librarse con las mismas armas y en igualdad de condiciones. Escribir “profesionalmente” para contrarrestar en el campo mediático a personajes como Pío Moa es “echar margaritas a los cerdos”. Hay una cosa que se llama adjetivos calificativos que están para ser usados y que como su propio nombre indica sirven para calificar adecuadamente al sustantivo al que acompañan y he de confesarles que, a mi juicio, quizás equivocado (?), dichos adjetivos si acompañan adecuadamente a sus correspondientes sustantivos resultan de lo más expresivos y le ahorran a uno muchos circunloquios.

    Vayamos al grano. Los planteamientos revisionistas de don Pío a propósito de la II República y, la Guerra Civil española y el Franquismo, están débilmente montados sobre una pobrísima documentación, nunca de primera mano, y han sido sistemáticamente demolidos por la crítica especializada no obstante lo cual, se le ha presentado por los voceros del Franquismo sociológico como un autor de referencia inexcusable, lo que le ha permitido vender holgadamente sus libros sobre dicho período histórico. Francamente no sé muy bien a quién ha podido hacerlo pues no profeso Sociología de la Literatura, especialidad en pasquines, panfletos y demás libelos ni Subcultura de Masas, especialidad intoxicaciones, demagogias y otras hierbas. Pero es la última de sus entregas librescas citada, completamente ayuna de investigación novedosa y de propuestas teóricas renovadoras, la que está consiguiendo el raro prodigio de multiplicar sus ediciones ad infinitum, aunque son conocidas las manipulaciones a este respecto en que incurren algunas editoriales a efectos de marketing, no cabe dejar de lamentar el éxito editorial de semejante inanidad bibliográfica que me niego rotundamente a calificar de historiográfica, pues estamos ante un nuevo propagandística de Franco y su régimen.

    Según parece es un fenómeno fundamentalmente senil (nostálgicos del Franquismo) o juvenil (adolescentes dispuestos como siempre a “matar al padre”). Como la generación de los padres es demócrata, y por tanto retrospectivamente anti-franquista y pro-republicana, sus hijos y nietos contestatarios, tan encantados de ir siempre a la contra, compran -no sé si leen- a “ese” señor que les “da cera” a sus progenitores donde más les duele: los valores que tanto les costó reconstruir después de los años de sangre y de plomo y tanto les cuesta transmitir a sus consentidos retoños. “¡Venga papá, no me des ya más la vara con tus monsergas!”

    Lo verdaderamente grave e incomprensible de este asunto para mí es que, respetados historiadores en su tiempo, que tanto nos ayudaron a empezar a desentrañar algunas de nuestras claves históricas contemporáneas, con importantes aportaciones historiográficas que tanto contribuyeron a demoler la propaganda franquista, se apunten ahora a dar cobertura “científica”(¿?) al más significativo de los neo-propagandistas franquistas del momento. Algo que tampoco puede sorprender cuando semejante actitud había empezado ya pretendiendo otorgar carta de honorabilidad historiográfica a ilustres predecesores como Ricardo de la Cierva.

    En cualquier caso se presenta el libro citado sobre la guerra de Pío Moa como novedad historiográfica (sic) cuando se trata de meros apuntes de lectura (desde luego escasas y, probablemente, meras consultas) desvergonzadamente presentadas como un sólido trabajo de investigación que, sin embargo, no resiste el análisis intelectual más templado a no ser que ahora se llame “investigación” al simple comentario bibliográfico y a la “refritanga” más obscena trufada de opiniología. Se trata de una nueva reedición de todos y cada uno de los añejos tópicos franquistas, reivindicando autores que han sido literalmente triturados por la Academia, e ignorando en cada uno de los temas que aborda a los verdaderos especialistas que han hecho aportaciones de mérito.

    No deja de ser paradójico que quien otrora fuera natural enemigo público del Franquismo, en tanto que militante de la organización terrorista de extrema izquierda GRAPO (Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre), así llamados porque en esa fecha de 1975, cuando se dieron sangrientamente a conocer, fueron asesinados a sangre fría cuatro policías que ejercían labores de vigilancia, haya sido finalmente incorporado -Deo gratias- a la “Buena Causa” anti-republicana y pro-franquista hasta el punto de haberse convertido en uno de sus propagandistas más eficaces. Hay que enfatizar que de sabios es cambiar de opinión, sobre todo cuando ahora, al menos la versión impresa de semejantes planteamientos ideológicos, no hace correr ríos de sangre invocando redenciones, expiaciones o revoluciones de uno u otro signo (extremo) sino apenas ríos de tinta inútil al servicio -como siempre- de la Gran Causa de “la Verdad” (“revelada”, nunca indagada).

    Es el caso que Pío Moa, no aporta absolutamente nada al conocimiento histórico[3]. Como todo buen converso, va aún más allá de los viejos planteamientos franquistas más propagandísticos y deformantes en su afán de legitimar ese “espíritu del 18 de julio”, ávido de sangre, que tan traumáticamente fracturó España en el pasado siglo y que, según puede apreciarse por la obra de referencia, tristemente aún colea. ¿Qué querrá hacerse perdonar tan extraviado terrorista, ayer, y tan “eximio” escribidor, hoy? ¿Se vende más como “rojo” arrepentido pasándose al “enemigo” con armas y bagajes o es que, en realidad no nos hemos movido nunca de donde hemos estado siempre? Sabido es que el GRAPO fue sucesivamente infiltrado por agentes de la policía franquista. ¿Fue acaso una mera creación policial de la peor extrema derecha española? De hecho, cuando en los ya lejanos tiempos de la transición a la democracia fueron liberados el teniente general Emilio Villaescusa Quilis, Presidente del Consejo Supremo de Justicia Militar y Antonio María de Oriol y Urquijo, Presidente del Consejo de Estado, los feroces terroristas secuestradores del GRAPO franquearon la puerta muy amablemente a los policías liberadores completamente desarmados (suponemos que siguiendo instrucciones del manual del perfecto terrorista) que muy educadamente habían tocado el timbre como avisando de su inesperada llegada. Operación policial de guante blanco. A veces no es que los extremos (policías y ladrones, terroristas y contraterroristas) se junten o se toquen, es que pueden llegar a ser perfectamente intercambiables. Decía Bertold Brecht en su Loa a la dialéctica que después de hablar los que dominan habrían de hablar los dominados. ¿Y si son siempre los mismos? Lo que no es normal es que la Historia en este país pretendan escribírnosla siempre los sacerdotes (fray Justo Pérez de Urbel, primero) los policías (Eduardo Comín Colomer, a continuación), los censores (Ricardo de la Cierva, posteriormente) o los terroristas (Pío Moa, ahora). Todos, al parecer, muy aficionados a la Historia después de…

    No cabe excluir la posibilidad de que, ante el resurgir de la memoria democrática, puesta de manifiesto mediante numerosas publicaciones, y con el tema de las exhumaciones de cadáveres de “paseados” por los vencedores de la Guerra Civil española en los medios de comunicación, el franquismo sociológico, sus herederos ideológicos, se hayan visto en la necesidad de desempolvar sus vetustos clichés a modo de reafirmación personal. Que se estén tranquilos. Nadie pretendió nunca tras la muerte de Franco y menos va a pretender ahora reabrir tribunal de inquisición alguna. La historiografía mal que les pese seguirá su curso, proseguirá su labor sine ira et studio. Hay tanta “ira” por parte de los profesionales de la Historia sobre estos asuntos como “estudio” por parte de estos nuevos propagandistas. Es decir, ninguna; nulo. Pero lo que no vamos a hacer es callarnos y dejarles el camino expedito.

    ¿Cómo se puede tener la desvergüenza de pretender haber escrito un libro de Historia ayuno de investigación, sin haber pisado un archivo, sin desempolvar ninguna fuente primaria, sin ni siquiera un mínimo de referencias bibliográficas, solventes o no, reproduciendo todos y cada uno de los tópicos propagandísticos puestos en circulación por Joaquín Arrarás, el gran propagandista de la santa cruzada de liberación nacional del generalísimo Franco en la inmediata postguerra, absolutamente superados por la publicística al uso? ¿Cómo se puede pretender haber escrito un libro sobre los mitos de la guerra sin detenerse mínimamente a explicarnos qué es lo que él entiende por tal limitándose a transcribir la definición del diccionario para, a continuación ponerse a escribir sobre lo divino y lo humano de la Guerra Civil ignorando por completo toda la investigación puntera sobre todos y cada uno de los temas (todos) que con singular desparpajo aborda? ¿Cómo se puede afirmar que el general golpista Francisco Franco fue más respetuoso con la Constitución que el mismísimo Manuel Azaña que fuera sucesivamente ministro, jefe de Gobierno y presidente de la República? ¿Cómo puede sostenerse a estas alturas del curso que el tema de la represión quedó completamente zanjado por el general Ramón Salas Larrazábal cuyos trabajos sobre el particular fueron inmediatamente cuestionados por numerosos investigadores que los rechazaron de plano y cuyo cálculo cuantitativo erró en prácticamente el 100% como han demostrado fehacientemente todas y cada una de las investigaciones de campo que le siguieron?

    Francamente, no irrita tanto el desconocimiento absoluto que de semejantes comentarios cabe inferir como la firme sospecha por no decir la absoluta convicción de la expresa voluntad de manipular la Historia con evidentes fines propagandísticos. ¿Al servicio de qué? ¿Cómo puede ignorarse la ingente masa de tesis doctorales, de trabajos y estudios monográficos e investigaciones locales y territoriales que desde 1977, fecha de publicación del famoso libro de Ramón Salas, hasta hoy han proliferado por todo el territorio nacional desde el Cabo de Creus hasta Ayamonte y desde el Cabo de Gata hasta Finisterre y que, literalmente, han triturado y despiezado todos y cada uno de los planteamientos metodológicos así como las cifras aportadas por tan ilustre militar?

    Al despiece metodológico de las pretensiones “científicas” del estudio del general Ramón Salas, absolutamente convencido de la inanidad e inconsistencia de reputados especialistas extranjeros, como Hugh Thomas o Gabriel Jackson, a los que se refería con maneras más propias del general franquista que era que del historiador que pretendía ser, hay que añadir todo el cúmulo de aportaciones al respecto que son ya legión. Han llovido multitud de investigaciones, de estudios empíricos concretos, que han corroborado nuestros planteamientos y han dejado el estudio de Ramón Salas, que al menos intentó introducir algo de racionalidad en el asunto frente a sus propios propagandistas, completamente obsoleto[4].

    ¿Cómo se puede sostener a la altura del 2003 que había una conspiración comunista previa al golpe militar del 18 de julio que, así, habría justificado éste como medida preventiva cuando tal montaje (se aportaron como prueba documentos falsos) fue contundentemente desmenuzado por Southworth hace la friolera de 40 años?[5] ¿Cómo puede escribirse un capitulito sobre una figura de la importancia de Juan Negrín ignorando por completo a Juan Marichal, al mismo Herbert R. Southworth, a Manuel Tuñón de Lara o a Ricardo Miralles (quien por cierto ya tiene en prensa su esperada monografía sobre Negrín)[6], cuando dichos autores son prácticamente los únicos que han prestado alguna atención a tan singular como relevante personalidad. Ahora, gracias a trabajos de investigación sólidos, como el citado de Miralles, frente a la inanidad demagógica de los articulitos de combate de los Moas o los Jiménez Losantos de turno, podemos conocer mejor la fascinante y compleja trayectoria política del doctor Negrín en el decenio de los treinta. Moa, Losantos, lo ignoran todo sobre Negrín, no han hecho investigación específica sobre su figura y, sin embargo, pretenden sentar cátedra sobre el asunto…

    Sinceramente, que a 28 años de la muerte de Franco y con toda la bibliografía seria y rigurosa existente sobre la II República, la Guerra Civil y el Franquismo, el señor Moa esté rompiendo todos los techos de venta imaginables es algo -repito- que escapa por completo a mi capacidad de entender el mundo en el que vivo salvo la obvia constatación de que el consumo de tinto “Don Simón” es y será siempre notablemente superior al “Vega Sicilia” de cualquier añada. Con una importante diferencia: el “Vega Sicilia” sólo se lo pueden permitir los pudientes, mientras que por el mismo precio, ventajas de la cultura, pueden comprarse simples libelos u obras sólidas de investigación. Eso sí, antes de comprar cualquier cosa, hay que informarse un poco para no equivocarse de producto y llevarse uno ya caducado desde su mismo origen que, aunque no siempre, papá tiene algunas veces razón, y sabe más el diablo por viejo que por diablo. ¡Ah!, y si ante casos como este (fenómeno Moa) alguien se atreve a cuestionar la cultura política de este país que según la ortodoxia imperante es similar a la del resto de países europeos (¿Francia, Reino Unido, Alemania, Suecia, Noruega, Dinamarca…?) te acusan enseguida de estar en la luna de Valencia y de no enterarte nada.

    No deja de ser penoso desde el punto de vista de la cultura política de un país, que es el que por razones obvias más me interesa, que un simple propagandista incapaz siquiera de renovar tal repertorio venda más que el conjunto de los especialistas en la materia a los que manipula e ignora con singular desparpajo manipulando sus investigaciones y, al mismo tiempo, se indigne por la crítica demoledora que reciben sus libelos. ¿Qué puede esperar?

    Lo asombroso de todo este asunto es que historiadores otrora respetables, como el citado Stanley G. Payne, pretendan ahora presentarnos a un don Pío injustamente perseguido o ninguneado por todo el conjunto de la historiografía española[7]. Hubo un tiempo en que Payne tenía mucho que decir, entre otras razones porque él podía decirlo y, aquí, en España no podía decirse ni escribirse nada que contradijera la “ortodoxia franquista” imperante a cuyo cuidado estaba nada menos que Ricardo de la Cierva por mandato del entonces ministro de Información y Turismo Manuel Fraga Iribarne. Quizás ahora podamos entender porque ambos (Payne y de la Cierva) se jaleaban mutuamente con tanta devoción. Hoy, cuando en España ya no son imprescindibles los Payne de entonces, sencillamente porque hay libertad, nos sale el profesor de Wisconsin-Madison en defensa de la “obra” del libelista Pío Moa, diciendo a propósito de las tesis doctorales sobre la guerra que se hacen en España, que: “Se trata casi siempre de estudios predecibles y penosamente estrechos y formulistas, y raramente se plantean preguntas nuevas e interesantes. Los historiadores profesionales no son, a decir verdad, mucho mejores. Casi siempre evitan suscitar preguntas nuevas y fundamentales sobre el conflicto, bien ignorándolas, bien actuando como si casi todos los grandes temas ya se hubieran resuelto”. Qué audacia. Qué prepotencia. Ahí queda eso. (Y… entonces llegó Fidel): “Dentro de ese vacío parcial de debate histórico surgió repentinamente hace cuatro años la pluma previamente poco conocida de Pío Moa…” Efectivamente, era sólo conocido por su “pipa” (pistola). Ahora, como en el verso de Vicente Aleixandre, pretende hacer de las espadas asesinas dulces labios. Pero no engaña a nadie, salvo a Payne pues, en verdad, hay labios como espadas. ¡Acabáramos! A libro por año…, ya digo, estamos ante un nuevo titán de la historiografía, según Payne (¿o quiso decir “historietografía”?). Este nuevo oráculo de Delfos sentencia sobre los escritos de Moa sin que el rubor se le suba a las mejillas: “Considerados en su conjunto constituyen el empeño más importante llevado a cabo durante las dos últimas décadas por ningún historiador, en cualquier idioma, para reinterpretar la historia de la República y la Guerra Civil”. “¡Toma nísperos!” Como dice el gracioso oficial del reino, la más ingeniosa pajarita de la banda que, aún senil, no deja de segregar su baba viscosa de viejo fascista en su columna diaria de ABC. Yo, si fuera directivo o miembro de cualquiera de las Asociaciones de historiadores de este país presentaría una demanda contra el señor Payne por menoscabo del honor profesional del gremio en su conjunto.

    “Y al séptimo día descansó”. Pero aún hay más. El profesor norteamericano dice con convicción: “Cada una de las tesis de Moa aparece defendida seriamente en términos de las pruebas disponibles y se basa en la investigación directa o, [Inciso] (Aquí se da cuenta de que se está “pasando” y “matiza”…) más habitualmente, en una cuidadosa relectura de las fuentes y la historiografía disponibles”.

    Ni seriamente, ni pruebas de ningún tipo, ni investigación directa, ni cuidadosa relectura de fuentes… ni nada que se le parezca. Payne, hemos de decir, sin el menor énfasis, miente. Miente con descaro. No puede tergiversarse la realidad de forma tan manifiesta. Necesariamente hemos de sentirnos ofendidos sus lectores y replicarle con firmeza. Me resulta penoso el uso de semejante adjetivo con el profesor norteamericano, pero no he encontrado otro más preciso y no veo razón de ser políticamente correcto con un simple y elemental mentiroso que demuestra con semejante afirmación que ni siquiera ha hojeado el libro que pretende reseñar. No pretenda estafar a sus incautos lectores. El profesor Payne, a estas alturas, hace “crítica” ideológica, apriorística, no científica. Como de lo que se trata es de arremeter contra la izquierda en cualquier tiempo y lugar, como el objetivo primordial no es hacer (más modestamente escribir) historia sino ir, por sistema, contra las interpretaciones constitucionalistas y democráticas de la España de los años 30 (él mete a todos los críticos -rojos- en el mismo saco), cualquiera vale. En este caso Pío Moa que “pasaba por allí…” Dice Payne de quienes osan descalificar al nuevo titán: “Los críticos adoptan una actitud hierática de custodios del fuego sagrado de los dogmas de una suerte de religión política que deben aceptarse puramente con la fe y que son inmunes a la más mínima pesquisa o crítica. Esta actitud puede reflejar un sólido dogma religioso pero, una vez más, no tiene nada que ver con la historiografía científica”. ¿Fuego sagrado? ¿Dogmas? ¿Religión? ¿Fe? Pero, ¿de qué está hablando sino del bando franquista?

    Eso es justamente lo que hace Moa y quienes le jalean como es su caso. Payne ha perdido el norte y demuestra desconocer por completo el estado de la cuestión de la historiografía española contemporánea o, por mejor decir, como sus resultados contradicen sus prejuicios ideológicos, no ya contra la izquierda sino contra simples liberales y demócratas (en su ignorancia o sectarismo debe de pensar que a Franco sólo se le opusieron izquierdistas revolucionarios), se agarra al primer propagandista que pasa para aferrarse a un muy hispánico “sostenella y no enmendalla”. Albricias, cuando tantos españoles empiezan a desprenderse del pelo de la dehesa, hete aquí que don Stanley se nos hace cada vez más ibérico, más reacio a la racionalidad, al sentido común y a los mismos fundamentos empíricos, que son la base de la ciencia que dice cultivar. Clama por una “historiografía científica” y nos pone como “modelo” a un vulgar propagandista. Y aún hay más, la Revista de libros le concede el honor de presentar su escrito como artículo destacado. Se han equivocado. Naturalmente hacen bien en acoger las opiniones de Payne o de cualquier otro que sea capaz de fundamentar las suyas con un mínimo de competencia. Pero no es ahora el caso. Hubo un tiempo en que Payne lo hacía con solvencia pero, definitivamente, se le ha parado el reloj. Como mejor prueba, el mentado número de la revista acoge al final de sus páginas en letra menuda una carta del profesor Moradiellos sencillamente demoledora de las pretensiones historiográficas del señor Moa, limitándose por razones de espacio a un único tema: la intervención extranjera. La revista debería haber invertido los formatos de Payne y Moradiellos puesto que lo del primero es insustancial y lo del segundo verdaderamente sustantivo. Compare el lector los contundentes argumentos de Moradiellos tomando un caso concreto y las divagaciones tramposas del profesor norteamericano. Esperamos la respuesta de Payne y de Moa con auténtica ansiedad… ¡No nos defrauden!

    Qué puede esperarse ya del profesor Payne cuando para seguir elogiando a Moa apela a referencias de autoridad como la siguiente: “Uno de los más distinguidos contemporaneístas de la actual historiografía española, Carlos Seco Serrano (conocido por su objetividad y ausencia de partidismo), ha tildado las conclusiones en uno de los libros de Moa de >”. Pues no puede esperarse ya nada. Se trata de un caso perdido. Carlos Seco Serrano es ese distinguido contemporaneísta que se obceca en presentarnos a un Alfonso XIII como irreprochable rey constitucional en contra de toda la investigación puntera al respecto. Tan objetivo historiador hace máximo responsable de la destrucción de la República a Manuel Azaña. Ese historiador objetivo y complaciente con la España de Franco, como mejor prueba de su objetividad puesto que Franco fusiló a su padre por mantenerse fiel a sus juramentos militares a la bandera, es el mismo que tuvo la desvergüenza (de nuevo el adjetivo cumple su función adecuadamente calificativa) de copiar en uno de sus libros sobre la España contemporánea la bibliografía del famoso libro de Hugh Thomas como para dotar a su pretendido estudio de una supuesta información y erudición de la que carecía de modo absoluto. También intenta imponernos su visión de que la CEDA era un partido de orientación demócrata cristiana contra toda evidencia empírica. Pero, por lo visto, su palabra es la ley…, por mucha tesis doctoral atiborrada de documentación que pueda esgrimirse en contra de semejantes planteamientos ideológicos que no historiográficos. Por si fuera poco nos “teoriza” de continuo sobre el “centrismo” como la gran panacea de la política confundiendo categorías y conceptos exclusivos de la geografía y de la geometría con los propios de la Ciencia Política o de la Historia de la que es académico… En fin. Payne también nos presenta al prolífico César Vidal (otro genio), capaz de escribir un libro sobre el sexo de los Angeles en unos meses y, a los pocos siguientes de hacerlo, ofrecernos -según Payne- otro de ellos como “el más completo estudio de las Brigadas internacionales en ningún idioma”. ¡Milagro! De nuevo, ¡ahí queda eso! Hay talentos verdaderamente espectaculares y padrinos y patrocinadores sin el menor sentido del ridículo. Afortunadamente el campo del hispanismo sigue siendo fértil y, si un día, hombres como Payne, nos resultaban absolutamente imprescindibles, la mejor prueba de la buena salud y del auge de la historiografía española es constatar que hoy, Payne, resulta absolutamente prescindible.

    Visión bien distinta de la obra de Moa es la que nos ofrece la profesora Helen Graham una de nuestras más competentes hispanistas actuales, especialista en la España contemporánea y, particularmente en la Guerra Civil española. Graham si se ha tomado la molestia de leer a Moa y ha dedicado a su libro una amplia reseña en el prestigioso Times Literary Supplement. Lo que ha hecho Moa: “is not an unravelling of myths into the complicated and contradictory stuff of history, but rather a crude repackaging of Francoist myths”. Sí, efectivamente, Moa, en modo alguno acomete una desmitificación sobre la base del complejo y contradictorio análisis de los hechos históricos sino apenas “un grosero envoltorio de mitos franquistas”. El pretendido debate de Moa con la historiografía española, según Payne, no es tal de acuerdo con Graham, “because he simple does not accept the basic rules of evidence that underpin profesional historiography, separating it from propaganda and mythmaking”. Efectivamente, una cosa es pretender hacer historia y otra bien distinta hacerla efectivamente. Simplemente Moa “no acepta las reglas básicas de la evidencia que sostiene la historiografía profesional, separando de ella la propaganda y la mitificación”. A Pío Moa con su obra y con la alta estima que tiene de sí mismo le pasa aquello que tan sagazmente expresaba Ortega y Gasset cuando decía que, la diferencia entre querer ser y creer que ya se es, es la que va de lo trágico a lo cómico. Un auténtico despropósito de la razón. Como dice Helen Graham: “Moa, in spite of some bombastic claims, presents no news evidence himself. He also refuses to accept, without interrogation, the huge volume of archival evidence -Spanish, Italian, German and, latterly, Russian- that underpins the past quarter century of historical scholarship o­n the civil war”. Ni más ni menos. Moa, a pesar de sus demagógicas reclamaciones, no presenta la menor prueba por sí mismo. También rechaza aceptar la enorme evidencia que ofrecen los voluminosos archivos españoles, italianos, alemanes y, últimamente, rusos existentes durante el último cuarto de siglo para el estudio académico de la guerra civil. “In ignoring the empirical evidence painstakingly gathered and published in Spain over the past decade and a half, Pío Moa places himself epistemologically and ethically in the category of Holocaust deniers”. Efectivamente. Ignorando la evidencia empírica que con el mayor detalle se ha recogido y publicado en España durante los últimos quince años, Pío Moa se sitúa él mismo epistemológica y éticamente en la misma categoría que quienes niegan el Holocausto.

    Ciertamente, después de lo dicho, no merece la pena perder ya ni un minuto más con semejante bluff.

    A pesar de los pesares, a pesar de Ricardo de la Cierva ayer o de Pío Moa, hoy, y de los jaleadores a lo Payne que les sirven de claque, la historiografía seria y rigurosa de la Guerra Civil, los profesionales de la misma, los que hacen historiografía, no los meros propagandistas que apenas reproducen mecánicamente los añejos mitos impuestos por la propaganda de guerra franquista, seguirá firme su camino. Sin prisa pero sin pausa. Créanme este wishfull thinking: Pío Moa no pasará a la historia de la historiografía de la Guerra Civil o, mejor dicho, habrá que buscarle en las referencias bibliográficas dedicadas al estudio de la propaganda y las justificaciones ideológicas franquistas y posfranquistas después de otros historietógrafos “relevantes” como Ricardo de la Cierva, como Angel Palomino o como Fernando Vizcaíno Casas, así como en el de otros destacados escribidores metidos también a historietógrafos cuando tocan a rebato o se trata de echarse un buen puñado de euros al bolsillo. Como Federico Jiménez Losantos, premio “Espejo de España 1994” de ensayo con un libro sobre Azaña[8] “fusilado” deprisa y corriendo del de Cipriano de Rivas Cherif[9], para llegar a tiempo de cobrar el premio previamente prometido. Este “modélico” e “incorruptible” personaje cometió la bajeza -ya tantas y todo un honor proviniendo de él- de incorporarme a lo que semejante mequetrefe ha llamado la “cofradía de la checa”, que sería la encargada de suministrar “basura ideológica”[10] a José Luis Rodríguez Zapatero (y yo sin enterarme). O un tal José María Marco, profesor de francés primero, azañólogo después, pretendido historiador y destacado secuaz del precedente, que me tildó de “estalinista” (¡?) apenas por criticar, con todo fundamento y abundante documentación, a su jefe copión y boquirroto[11]. Esta gente tilda de chequista y estalinista al discrepante, al crítico (mordaz y cáustico, desde luego) que se limita a dejarles con las vergüenzas al aire. Lo que no tiene especial mérito puesto que carecen de cualquier tipo de vergüenza de modo absoluto. Semejante “chequista” ni siquiera hizo de meritorio en el partido comunista en sus años mozos, como sí hiciera -¡qué cosas!- el mozo Jiménez Losantos militante izquierdoso en el PCE (de Bandera Roja, creo recordar). Quizás, por haber sido él mismo uno de ellos, no sólo ve en sus alucinaciones “rojos” hasta en la sopa boba que debe tomar a diario sino chequistas hasta debajo de las piedras. Encima va dando clases por esos mundos de Dios de liberalismo y democracia. “¡Manda güevos!” que diría nuestro ilustre Federico Trillo-Figueroa. Yo propondría a cualquier doctorando en Ciencia Política, o Historia, o Sociología, o Psicología, o Psiquiatría (¿por qué no?) el siguiente tema de investigación con vistas a su obtención del grado de doctor: “Liberalismo y democracia en la “obra” de Federico Jiménez Losantos. Para una hermenéutica del lenguaje liberal: los diarios ABC y EL MUNDO como nuevos paradigmas del columnismo de qualité”. Y ¿qué tribunal solvente podría constituirse para tal? ¿Pedro Jota? ¿Luis María Anson? ¿Pío Moa? ¿el sr. Marco? ¿Angel Palomino..? ¡Imposible!, ninguno de ellos es ni siquiera doctor…, lo que no les impide pretender adoctrinar a todo bicho viviente sobre lo divino y lo humano día sí, día no, y el de en medio también. Qué jeta.

    En fin. No incurriré yo en el despropósito de llamarle a él, a su fiel escudero o a cualquier otro de sus ilustres secuaces “fascistas”. Estos personajes citados no son tales. Son, simplemente, indocumentados charlatanes, demagogos de a céntimo el 1/4 kg., que necesitan llenar sus columnas de prensa diarias con perversas manipulaciones del impenitente y contumaz rojerío, sensacionales descubrimientos tipo mar Mediterráneo y fatuos fuegos de artificio para que se fijen un poco en ellos y les sigan renovando el contrato. Son políticamente el equivalente de esos programas basura de la televisión. Son la salsa rosa de la politiquilla y la historietografía. El periodismo amarillo nunca había tenido en nómina, jamás antes había dispuesto de tan destacados mercenarios de la pluma, como ahora. ¡Y con ínfulas de intelectuales y escritores! No te lo pierdas. Lo dicho: degradan cuanto tocan. Seguro que el gracioso oficial de ABC en realidad se inspira, aparte de en él mismo, en tan brillantes compañeros cuando escribe sus romances de tonto aunque naturalmente apunte únicamente a los “rogelios”, como siempre. Este “príncipe de los ingenios” parece olvidar las sabias palabras de Jules Renard: “El ingenio es a la verdadera inteligencia lo que el vinagre al vino fuerte y de buena añada: un brebaje para cerebros estériles y estómagos enfermizos”.

    Llegados a este punto, que ya demasiado tiempo hemos perdido de la manera menos provechosa, semejantes personajes si que se merecen por nuestra parte al menos una frase estalinista por más que, paradójicamente, la pronunciara uno de los más fervientes enemigos del estalinismo aunque en el momento de pronunciarla era uno de los bolcheviques más aguerridos. Ahora nos viene al pelo visto lo visto. Nos la han servido en bandeja.

    Trotski, en el famoso congreso de los soviets que tuvo lugar el 7 de noviembre de 1917, le dijo a Martov, líder de los mencheviques: “¡Sois gentes aisladas y tristes; habéis fracasado; vuestro papel ha terminado! ¡Id donde pertenecéis: al basurero de la historia!” Trotski no tenía razón entonces. La tuvo después; estos epígonos, tampoco: ni ahora, ni antes, ni nunca como cualquier otro extraviado que se ha apartado de la razón.

    Sí, el cubo de la basura, es su sitio natural. Lo dicho. Quosque tandem… abutare patientia nostra!

    En el ruedo ibérico a 29 de julio de 2003.

  87. xareu dice:

    lo de Bernardo de Carpio es de nota. Ahora se mete a historiador. ¿Por qué no lee la magnífica La Monarquía Asturiana, que editó la propia Nueva España, donde se desmona por antihistórico este mito?. Neira, como los pseudohistoriadores Moenses y Vidalianos, manipula los hechos para ajustarse a las teorías (en este caso sus delirios españoloides), en vez de lo contrario. Por cierto, que en el mito Bernardo se alía con los moros para luchar contra Carlomagno (europeo, cristiano y seguramente capitalista como diría Neira). Al final su héroe yera como el Zapatero.

  88. Boletín de Flora y Fauna Asturiana dice:

    Descubierta una nueva especie de simio: el Cercopiteco Ovetensis

  89. Informes privados dice:

    Esto es lo que dice de Pío un señor liberal:
    Pio Moa destacó por su lucha antifranquista.
    Vaya con los liberales.
    http://andorraliberal.blogspot.com/2007/02/desde-mi-trinchera-liberal-alberto-reig.html

  90. Bernardo dice:

    http://www.youtube.com/watch?v=E66lcErZfd4

  91. lacra dice:

    Pio Moa destacó por su lucha antifranquista.
    Pío Moa no condena el franquismo y lo considera un buen escarmiento para los rojeras.
    A ver si nos aclaramos con el historiador de cabecera.

  92. Sacavera dice:

    Sr/a lacra, si lee lo que nos trae el sr. Rony comprobará que, efectivamente, Pío Moa fue un destacado en la lucha antifranquista cuando el dictador estaba agonizando o ya había muerto. Me ha estremecido en particular esta gesta que narra con su propio verbo:

    “En caso de que la pistola de Cerdán fallase y él –el policía- quisiera sacar la suya, pensaba destrozarle la mano de un martillazo. Era un hombre joven, de facciones agradables, que al notar nuestra proximidad se levantó en actitud amable, creyendo, según indicaba su expresión, que íbamos a preguntarle algo. En ese momento Cerdán le disparó, no recuerdo si una o más veces. Los estampidos sonaron poco fuertes, y una bala debió de acertarle en el corazón. La sangre, saltando a chorros, le empapó inmediatamente la camisa y llegó a la guerrera. La expresión de su cara apenas tuvo tiempo de cambiarse en mueca de horror. El hombre cayó, despacio al principio, derrumbándose sobre su costado derecho. La escena era espantosa. Cerdán dijo: «Venga, vámonos», y salió. El cuerpo del policía, quizá ya cadáver, tapaba la funda de su pistola. Me incliné sobre él, lo volteé ligeramente para poner la funda al descubierto, y, procurando emplear los nudillos y no las yemas de los dedos, para no dejar huellas dactilares, la abrí y extraje el arma (…) No hubo, por tanto, martillazo, aunque algunos testigos, viendo desde atrás que me inclinaba sobre el cuerpo con un martillo en la mano, pudieron imaginar otra cosa”. (Las referencias de esta acción revolucionaria provienen del libro de Moa “Los crímenes de la guerra civil”. Como no tengo por costumbre utilizar mi dinero para financiar a quienes son, a los efectos del ámbito en el que se mueven, terroristas, esta y las siguientes citas están extraídas de aquí).

  93. Sacavera dice:

    ¿Qué pensarán de este individuo los familiares de las víctimas?

  94. Sacavera dice:

    Qué higiene la suya, Luisín, su propuesta profiláctica parece que ha caído en saco roto y que “Javi” no le hace mucho caso. Quizá se haya dado cuenta -tan tonto no es- de que si implanta la censura previa se tendrá que enviar él mismo los comentarios, como seguramente hará usted si dispone de bloff.

  95. Francisco Alamán castro dice:

    Leo a “Informes privados”, Febrero 4, 2008, 17:17, el único argumento que exhibe para rebatirme es “vilipendiada derechona”. Parece pobre.
    Yo podría decir que él es un cabestro. No lo diré nunca porque me parece igual de pobre argumento que “vilipendiada derechona” e insultar por insultar me parece una memez.
    Leo a “Historiador”, Febrero 4, 2008, 17:43, El argumento de éste contra mis teorías es mi “pelaje”. Pobre argumento, tampoco le voy a llamar cabestro, por las mismas razones que al anterior.
    He leído con gran entusiasmo el plomizo ladrillo o como dice el que no le gusta mi pelaje “amenísimo artículo del catedrático de historia Alberto Reig Tapia”. Ya he penado otras veces a don Alberto, no se preocupe soy muy sufrido.
    Leído con gran entusiasmo y exquisita atención, no veo que le rebata nada de lo escrito por don Pío. Dice lo del libro común que han repartido a todos.
    No me lo explico, pues con las tonterías que el señor Moa escribe, tiene que ser muy fácil.
    ¡Animo y a ello!
    Tenía la progresía, señor Reig y tropa, montado un magnifico chiringuito, no daba trabajo, si dinero y prestigio Su historia era perfecta, bonita, clara, fácil de entender (eran muy buenos, ellos y muy malísimos, los otros). Había que ocultar unos hechos y falsear otros, nadie se daría cuenta. ¡Pelillos a la mar!
    El problema fue que Moa, basándose en textos de Largo, Azaña y otros, sin citar a ninguno de los hagiógrafos del franquismo, nos hace llegar, a ellos y a nosotros, a las mismas conclusiones a las que antes llegábamos leyendo a aquellos autores.
    Vino el metepatas de Moa, dio una patada al tenderete, ¡nadie se lo creía! Pero el chiriguito ¡se cae! Tiene que ser muy malo para el negocio.
    Por sí se le olvida, le ponía un ejemplo de lo mucho escrito por don Pío, que usted no me ha contestado si es verdad o mentira.
    Lo repito por sí lo ha perdido. ¡Una caridad! ¡Contésteme! Olvídese de mi pelaje:
    Vísperas de elecciones. (noviembre del 33)
    8-11-33. Largo: “Ha llegado el momento de hablar con claridad… La Monarquía cayó… (España) se desembarazaba de los obstáculos pacíficamente… este movimiento pacífico, que entonces nos pareció digno de alabanza, fue el peor error de la revolución española… si la historia se repite y es preciso volver de nuevo a un movimiento revolucionario, este no será pacífico… El PSOE fue al Gobierno provisional en minoría… aceptamos… que se convoquen unas Cortes… Ese fue el segundo error… Fuimos a las Cortes Prematuramente antes de hacer la revolución, para que luego se hubiera sancionado en el Parlamento. La candidatura que forma el frente antimarxista está compuesta por fascistas, monárquicos, republicanos radicales y conservadores. ¿Qué diferencia hay -pregunto- entre los unos y los otros? Ninguna… Se dirá: ¡Ah esa es la dictadura del proletariado! Pero ¿es que vivimos en una democracia? Pues ¿qué hay hoy, más que una dictadura de burgueses? Se nos ataca porque vamos contra la propiedad. Efectivamente. Vamos a echar abajo el régimen de propiedad privada. No ocultamos que vamos a la revolución social. ¿Cómo? (Una voz en el público: `Como en Rusia´). No nos asusta eso. Vamos, repito, hacía la revolución social… la burguesía no aceptará una expropiación legal. Habrá que expropiarla por la violencia (Ovación)… mucho dudo que se pueda conseguir el triunfo dentro de la legalidad. Y en tal caso, camaradas habrá que obtenerlo por la violencia… nosotros respondemos: vamos legalmente hacia la revolución de la sociedad. Pero si no queréis, haremos la revolución violentamente (Gran ovación). Eso dirán los enemigos, es excitar a la guerra civil… Pongámonos en la realidad. Hay una guerra civil… No nos ceguemos camaradas. Lo que pasa es que esta guerra no ha tomado aun los caracteres cruentos que, por fortuna o desgracia, tendrá inexorablemente que tomar. El 19 vamos a las urnas… Más no olvidéis que los hechos nos llevarán a actos en que hemos de necesitar más energía y más decisión que para ir a las urnas. ¿Excitación al motín? No. simplemente decirle a la clase obrera que debe preparase… Tenemos que luchar, como sea, hasta que en la torres y en los edificios oficiales ondee no la bandera tricolor de una República burguesa, sino la bandera roja de la Revolución Socialista”. El Socialista, 9-11-33.
    Elecciones (19-11-33):
    Izquierda, 95 diputados
    Derecha, 375
    En las elecciones la derecha tuvo 7 muertos por la izquierda, ésta ninguno.
    Reacciona el Socialista (23-11-33): “No somos un partido exclusivamente parlamentario… cada votante socialista es un soldado de la revolución, un combatiente… ¿Son asimismo fuerzas combatientes las que están detrás de las derechas?”. Para disgusto de nuestro Historiador lo eran, lo que pasa que eran muy pacientes y lo aguantaban todo. Pero hasta JOB se le hinchaban los, digamos, narices.
    25-11-33, habían pasado 6 días. Se reúnen las Ejecutivas del UGT y PSOE. Largo: “que la posición a adoptar debe de ser la de impedir una cosa tipo fascista y luego ya se vería cuál era la conducta a seguir… al producirse el hecho previsto de que Lerroux ocupe la cartera de Guerra… debe de considerarse como el momento preciso para realizar el movimiento”. Wenceslao Carrillo recuerda que los socialistas no debían hablar ni de implantar el socialismo, lo que le quitaría bastantes ayudas, ni de la defensa de la democracia por si con ello se enfriaba el entusiasmo de sus seguidores. “Debe hablarse sólo de antifascismo, en el que puede resumirse todo”. Dice Prieto: “cuanto más tiempo pase será mucho más difícil realizar la acción y confiar en el triunfo”. F. Largo Caballero, Escritos de la República, Editorial Pablo Iglesias, Madrid, 1985, p.44, 60-1,79.
    El Socialista, 28-11-33, habían pasado 9 días Decía Largo en Madrid (cine Europa): “no es incompatible luchar el día 3 en las urnas y luchar, por ejemplo, el 10 en las calles. No habrá más remedio que echarse a la calle, sin respetar lo que se respetó la primera vez.
    31-12-33, no habían pasado 2 meses, ante el pleno del Comité Nacional de la UGT, avisaba Besteiro: “la República social en España y el Estado totalitario socialista… era absurdo, imposible… un camino de locuras”. Saborit decía: se trata “de la dictadura del proletariado y la toma integra del Poder”, según “lo ha definido el Presidente del Partido” (Prieto). A. del Rosal, 1934, El movimiento revolucionario de octubre, p.122.
    El 4 y 5-1-34, Reunión de ejecutivas: “inmediata y urgente organización de un movimiento de carácter nacional revolucionario para conquistar el poder íntegramente para la clase obrera”. Seguidamente hubo una entrevista entre Prieto y Besteiro. Este alegó: “Vais a llegar al Poder, si llegáis, empapados y tintos en sangre… Prieto desplegó “el espléndido panorama de los recursos guerreros que poseían, y recitó una relación de generales jefes y oficiales comprometidos a lanzarse al movimiento”, G. Mario de Coca, Anti-Caballero, p.147.
    Lo tiene fácil: Busca usted los periódicos, los libros, las citas de Largo Caballero, Besteiro, Trifón, Saborit, Amaro del Rosal, Prieto, Wenceslao Carrillo y Mario de Coca, todos famosos socialistas y me temo que nada próximos a don Pío.
    Si se fija bien ninguna referencia a la Fundación Francisco Franco. Todos PSOE pata negra, unos admirables y otros no
    Y si no lo han dicho, don Pío es un farsante. Pero si lo han hecho los farsantes son ustedes.
    Estoy loco por saber quienes son los farsantes.
    ¡Una caridad! ¡Por favor!
    Muchas gracias por adelantado.
    Otro día le pondré otra tarea más difícil.

  96. Informes privados dice:

    Sr. Alamán, lo de “derechona” lo ha dicho usted, yo me he limitado a copiar su encendida defensa de d. Neira.
    Si cree usted que copiar esos rollos que nos mete es argumentar, anda usted muy descaminado. Yo tampoco le voy a llamar cabestro por ello, no se preocupe.
    En cuanto a los crímenes de la Guerra Civil y años posteriores, me parecen tan repugnantes los de unos como los de otros. A usted me da la impresión de que no le pasa le mismo, mire usté.

  97. Dice dice:

    ¿Al señor Alamán no le dejan hablar en casa?

  98. Franco dice:

    Impasible el alamán

  99. Roberto Carlos dice:

    El cato blepas triste y azul

  100. C. V. dice:

    Francisco Alamán castro (sic), Licenciado en Horrores Rojos por la Fundación Gustavo Bueno.
    Doctorado horroris causa con la tesis “La endemicidad de la plaga del rojo hispánico. Cómo librarse de ella cuarenta años”, prólogo y martillo de Pío Moa, epílogo de Mayor Oreja.

  101. Arias Navarro, conteniendo a duras penas la emoción, dice:

    Alamanes, Franco ha muerto

  102. neuratico dice:

    D. Saca: ¿ha visto las nuevas torres de Babel? Hay que pagar Villa Magdalena como sea.

  103. la burra de Balaam dice:

    Se ve que d. Javier no anda muy seguro del resultado de las elecciones y hoy nos saca la sorprendente teoría (total, son gratis y ayudan a rellenar columna) de que a Z le van a votar los de derechas, que quieren tener a ese incapaz como presidente otros cuatro años para que cargue con la crisis. Qué moral tiene Neira, no deja que la realidad se le interponga.
    Atentos a la teoría de marras, que siguiendo el sistema que ya usó con el juicio del 11-M con aquello de absolución malo-condena peor, será recurrente de aquí a marzo.
    La duda es si será propia o copiada, como todo, de Lozantoz.

  104. Admirador dice:

    Siga así, d. Javier, con un par… de neuronas

  105. Aires porteños dice:

    Ché, Alamán, qué apellido más bárbaro

  106. la burra de Balaam dice:

    Los maestros y mentores de Neira en asuntos de manipulación de la realidad:

    En Libertad Digital, tamaño grande:
    Bono, citado a declarar ante Grande-Marlaska sobre el Yak-42 el próximo 18 de febrero

    Tamaño pequeño:
    Trillo lo hará por escrito

    Si lo lee un alma cándida tal parece que han imputado de algo a Bono, y si hay algún imputado -que no lo habrá, el asunto lo lleva Marlaska- sería más bien d. Fede.

  107. la burra de Balaam dice:

    Cuanta razón tiene Greciet: Abajo el clero.

  108. Patriot dice:

    Votemos a Z, patriotas, para que hunda el país y echarle la culpa. País no habremos, mas culpable sí.

  109. Patriot dice:

    Vivan Neira…………………………….y sus princeeeeeesaaaaaaaaaaaaas

  110. Patriot dice:

    las Trillizas

  111. Grupo de Alamanistas (no pensar mal) dice:

    Ante la próxima irrupción del insigne Alamán en este espacio, nos adelantamos, como buenos discípulos, y ya os copiamos una de sus sustanciosas investigaciones, publicada antes en otra parte, qué más da, el genio es de todos:

    Bueno pues veamos que pasó sin provocación alguna por parte de la Iglesia. Y veamos como lo contaron nuestras siempre tan demócratas izquierdas.
    10-5-31. Empieza en Madrid la quema de iglesias y edificios religiosos, repito sin provocación alguna.
    Azaña escribe del asunto: “unos miles de personas, en su inmensa mayoría curiosos, que gritaban, aplaudían, etc. unas cuantas docenas de alborotadores y exaltados mantenían la agitación… la multitud apaleaba a algunos supuestos derechistas, y a uno ya caído en el suelo se le acercó un sujeto y le descerrajó un tiro. El agresor se retiró tranquilamente”. Azaña, Memorias políticas y de guerra, p.374-5.
    Estaba el Gobierno reunido (11-5-31), Les llega la noticia que estaban quemando el convento en la calle e la Flor, les habían prevenido que iba suceder.
    Azaña había comentad que si lo hacían sería un caso de “justicia inmanente”. Vidarte, importantísimo socialista, dice haber conocido el plan. Lo disculpa: era “una de las formas de desahogo popular” y a continuación sugiere que los de derechas y los religiosos promovían los incendios (esto lo dijeron durante toda la República, nunca se presentó una sola prueba). Maura, Así cayó Alfonso XIII, p.249. Vidarte, Las Cortes Constituyentes de 1931-1933, p.34.
    Maura quiso sacar la Guardia Civil o todos los conventos arderían. “Eso no -exclamó Azaña- Todos los conventos de Madrid no valen la vida de un republicano… He dicho que me opongo a ello decididamente y no continuaré un minuto en el Gobierno si hay un solo herido en Madrid por esa estupidez”. Hubo votación, Azaña la ganó y Maura dimitió, El jefe de los incendiarios era Rada, que fue recibido ese día por el Consejo de Ministros. Maura, Así cayó… p.250-1. Martínez Barrio (ministro de Comunicaciones), Memorias, p.37.
    El cuñado de Azaña, Rivas Cherif, le cuenta alborozado que había participado en la quema del convento de la Flor. “Aduciendo… a la matanza de frailes del año 1834 so pretexto de haber envenenado las aguas, decía que él (Azaña) no lo creía así; pero que si el pueblo lo aseguraba, era desde ese momento una verdad histórica irrebatible”. Rivas Cherif, Retrato de un desconocido, p.191.
    Se quiso hacer de los jesuitas el chivo expiatorio. “El Consejo llegó a acordar la expulsión y la demoró unos días para que, practicándose algunas averiguaciones, se encontrase algún hecho demostrativo de sus injerencias en política. Pasaron algunos días y ni la información llegaba ni hablaba nadie de la expulsión” M. Azaña, Memorias Políticas, p.66.
    La oleada de incendios se extendió sobre todo en Andalucía y Levante. El general Gómez Caminero (masón amigo de Azaña) Gobernador militar de Málaga envió un telegrama a su ministro (Azaña): “Ha comenzado el incendio de iglesias. Mañana continuará”. Mandó retirarse a la fuerza pública y bomberos.
    Ardieron más de cien iglesias y edificios religiosos, entre ellos la escuela de Artes y Oficios (jesuitas, Madrid), donde habían obtenido el título de peritos… innumerables hijos de obreros, dotada de material docente y técnico de primera calidad o el colegio de la Doctrina Cristiana de Cuatro Caminos, donde se habían formado miles de hijos de gente humilde, etc. (estas escuelas sociales fueron, durante toda la República, las más atacadas por los socialistas, eran las que más odiaban los sindicatos por la influencia que ejercían en los obreros y sus hijos que descubrían las patrañas sindicales, reacuérdese en el 34 los Salesianos de Turón).
    Se perdieron bibliotecas como la de los jesuitas de la Flor, la segunda religiosa del mundo después de la del Vaticano y la segunda de España, después de la Nacional, con 80.000 volúmenes, entre ellos ediciones príncipe de Lope de Vega, Quevedo o Calderón de la Barca, incunables, etc. La de del Instituto Católico de Artes e Industrias, con 20.000 volúmenes y obras únicas en España.
    La destrucción de obras de arte fue terrible. Cuadros y esculturas de Zurbaran, Valdés Leal, Pacheco, Van Dyk, Coello, Mena, Montañés, Alonso Cano, etc., artesonados, sillerías de coro, portadas y fachadas, de gran antigüedad y belleza… un crimen cultural sin precedentes.
    Todo ello acompañado de vejaciones y profanaciones sumamente ofensivas para los creyentes. Hubo tres muertos, ninguno entre los incendiarios. S. Payne, La primera democracia española, p.404.
    Así reaccionaba el muy democrático Gobierno:
    Dictaba un bando el alcalde de Madrid Pedro Rico (socialista): “El pueblo madrileño, que siempre dio pruebas de la más noble elevación espiritual… no puede olvidar en estos momentos que junto a los edificios que pretende destruir hay casas donde habitan millares de convecinos… ancianos, mujeres, niños y tal vez enfermos, a los que las llamas, en su inconsciencia devoradora, no podrían distinguir ni respetar. Por eso si la indignación prendió el fuego, apáguenlo los corazones generosos de los madrileños” y aconsejaba “meditéis un instante si la nobleza ingenua de vuestra exaltación… no podrá producir gran regocijo a los elementos partidarios del extinguido régimen monárquico “, Heraldo de Madrid, 13-5-31.
    Los periódicos de derecha fueron cerrados.
    Decían los de izquierda: El Liberal, 13-5-31.- “indudable progreso en la moral, la sensibilidad y humanismo del pueblo… no han matado frailes, no han cometido asesinatos”, era mentira.
    Crisol se felicitaba, 14-5-31: “Los incendiarios prestaron el día 11 un bien muy estimable a los que mañana hayan de gestionar la renovación del Concordato”. No les recuerda mucho a Pepiño y Llamazares al día siguiente del 30D.
    El Socialista aseguraba, 14-5-31.- “los religiosos disparaban contra los obreros… las violencias del pueblo… han respondido siempre al fuego que se les dirigía desde el interior de las fortalezas conventuales (con evidente mala puntería, pues no hirieron a ningún incendiario)… Los conventos… eran arsenales y polvorines, había fusiles, bombas de mano y ametralladoras, como se comprobó ayer”.
    La Asociación al servicio de la República decía: “Quemar conventos e iglesias no demuestra ni verdadero celo republicano ni espíritu de avanzada, sino más bien un fetichismo primitivo o criminal”. Lo firmaban Ortega, Marañón y Pérez de Ayala (llamados los Padres de la República, que tanto habían hecho por traerla).

  112. Del otro periódico (no caigamos en la tentación de aplicar lo que dice a d. Gustavo y camarilla) dice:

    Católicos pero ateos
    El pacto PP-Iglesia recuerda la alianza del clero y los reaccionarios franceses del XIX.

    05/02/2008 REYES

    Los obispos españoles han vuelto a hablar, en vísperas de unas elecciones generales, para orientar el voto católico con consideraciones morales. Es, desde luego, un derecho legítimo que ellos invocan, reconociendo, al mismo tiempo, la legitimidad de otros criterios. Saben que el voto de la grey católica anda disperso. Ahora bien, como no todos los partidos siguen por igual los criterios de los pastores de la Iglesia, conviene llamar al católico a capítulo para que sea consecuente. Nada que objetar a estos considerandos de la nota de la comisión permanente de la Conferencia Episcopal.

    Por qué, entonces, esta conmoción que provoca ataques y defensas, pero ningún entusiasmo, ni siquiera en la COPE? No porque los obispos concreten sus criterios morales en críticas a asuntos políticos que están a la orden del día –tales como el aborto, los matrimonios gais, Educación para la Ciudadanía, el terrorismo etarra o los nacionalismos (los problemas sociales se los quitan de encima con una faena de aliño, al final)–, sino porque en cada formulación crítica hay un guiño al PP, que hace del documento un manifiesto político partidario.

    NO SE CRITICAel aborto, sin más; a lo que se apunta, según la declaración reciente, es a la tentación de ampliarlo. No les preocupa que vivan juntos, en pecado, parejas gais, sino que se llame a esa unión matrimonio. No están en contra de la Educación para la Ciudadanía, y esto conviene aclararlo. Esta asignatura coincide en lo fundamental con la moral cívica que, en tiempos del PSOE y del PP, hasta que llegó Pilar del Castillo, se enseñaba en los cursos de ética. No había entonces problema porque esta era una alternativa a la religión, algo así como una ética para paganos. El problema vino cuando la ministra Del Castillo convirtió la religión en asignatura equiparable a las matemáticas. Eso fue lo que derogó Zapatero con la LOE. Lo que los obispos no pueden tolerar es que la antigua cenicienta, la ética para paganos, sea ahora obligatoria y la religión confesional siga de optativa.

    Aznar pagó aquel precio, al que se había negado la democracia hasta ahora, para que el Papa, en su visita a España, no hablara de la guerra de Irak, como así hizo. Otro tanto ocurre a propósito de la condena de la “interlocución política” con ETA. El término está bien escogido, a medio camino entre el diálogo y la negociación. Cuando el portavoz socialista en el Congreso ha denunciado la hipocresía que supone condenar ahora lo que también hizo Aznar, le ha faltado tiempo a Esperanza Aguirre para aclarar que Aznar solamente dialogó, mientras que Zapatero negoció. Naturalmente, el portavoz de los obispos se ha adherido a la explicación. Lo inmoral de la nota episcopal es ese medido equívoco entre lo dicho y lo significado. Se pronuncian palabras que en abstracto son respetables, pero camuflando una intencionalidad política partidista que todo el mundo ha reconocido.

    Hay una frase perdida en el documento que debería ser titular: “No es justo”, dice, “construir una sociedad sin referencia religiosa”. Ese sí es un tema mayor. Esta Europa de la que nos enorgullecemos es impensable sin Pablo de Tarso, sin Agustín de Hipona, sin Lutero; tampoco sin Maimónides ni Averroes. La pregunta entonces es: por qué se empeñan tanto los obispos españoles en acabar con esa referencia? Nadie ha hecho tanto por la secularización acelerada de España como la experiencia nacionalcatólica; y nada ha avivado tanto el anticlericalismo como los recelos episcopales a la democracia. En esta escalada al absurdo ahora nos encontramos con un nuevo experimento: la identificación partidaria de la Iglesia con la derecha más reaccionaria.

    Este experimento ya tuvo un antecedente en la Francia del Segundo Imperio. Para protegerse de las sacudidas revolucionarias, viejos volterianos se aliaron con católicos en lo que Victor Hugo llamaba “la sensibilidad católica de los ateos”. Prototipo del experimento era el reaccionario Charles Maurras, que se decía “católico, pero ateo”. Este acercamiento de los volterianos conservadores a los católicos ultramontanos no estaba movido por ideales morales, sino por intereses materiales. Adolph Thiers, antiguo comecuras y luego jefe del Gobierno que masacró la Comuna, decía que había que desterrar “a esos detestables pequeños profesores laicos”, santo y seña del republicanismo francés, y sustituirlos por religiosos de las escuelas cristianas, que saben enseñar al obrero “que está aquí para sufrir y no para disfrutar”.

    Estos políticos ponían alfombra roja a la Iglesia para que predicara lo que ellos querían oír, a saber, que “tenía que haber hombres que trabajaran sin rechistar”. A la Iglesia le fue bien mientras quisieron sus aliados. Pero la sociedad no olvidó y, por eso, cuando tuvo la ocasión, en 1905, la Iglesia fue recluida en la sacristía y remitida a sus propios medios de financiación. Entonces se produjo la estricta separación de la Iglesia y el Estado. Los tiempos son otros. El PP pide que le ayuden a ganar, por eso está intranquilo con la nota de los obispos. Es tan torpe que puede producir el efecto contrario. “La extrema izquierda”, como dice la COPE, podría desperezarse e ir a votar. Mal negocio. Mejor sería que la Iglesia fuera libre y crítica en nombre de sus creencias. Eso no le garantiza una vida fácil, pero la permitiría tener un 1905 menos traumático del previsible.

    *Filósofo e investigador del CSIC.

  113. Sacavera dice:

    D. neuratico, no sé qué diantres le ha hecho la heroica ciudad al tránsfuga Mortera para que éste le desee tanto mal. ¿Es progresismo interruptus lo que le aqueja? ¿Acaso alberga un odio secular hacia la aldea en su genoma?¿O será que un modelo de gestión urbanística compatible con la declaración de la UNESCO no deja mucho margen para trincar?
    ¿Qué opinará Gracia Noriega- que tanto se desvivía años ha contra la piqueta- del sinsentido Mortera? No me conteste que le veo venir con el “Platón de la fabada”.
    Observo que a la petición de refuerzos que hizo don Javier acudió un coronel que no tiene quien le escriba. Ojito, que estos héroes están hechos de una pasta especial y son capaces de enfrentarse, solos y con la intendencia que proporciona el chusco y una pensión, a toda una división de historiadores. Lo que les sobra es tiempo.
    Por cierto, cualquier día veremos a Greciet y a otros legionarios de Cristo tirarse a la calle. Dios permita tan hilarante espectáculo. Qué risión.

  114. Cazatalentos dice:

    La COPE ya está realizando gestiones para fichar a este fenómeno:

    http://www.cadenaser.com/espana/articulo/exigen-expulsion-profesor-sevilla-poner/csrcsrpor/20080205csrcsrnac_3/Tes

  115. Escarbando en el obispero dice:

    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/difusion/libro/Pagola/Jesus/alarma/obispos/elpepusoc/20080205elpepisoc_3/Tes

  116. lacra dice:

    Poca pinta de legionario tiene Greciet, eso sí, la risa iba a estar asegurada, mejor con faldita y lanza

  117. lamprea dice:

    D. Saca: será por el grado por lo que se le permite escribir en el Catoblepas -¿o quizá alguna aportación a la Fundación?-, porque estudios dice él que no ha:
    Para empezar aclaro que no soy historiador, ni tampoco filósofo, sí he leído algo sobre el asunto y, sobre todo, lo más interesante, soy viejo.
    http://www.nodulo.org/ec/2004/n033p13.htm

    Se ve que para escribir en el Cato hay que ser coronel y/o viejo (y facha, dirían algunos maledicentes). Tampoco hay que leer mucho. Neira tiene enchufe y se salta algunos requisitos.

    Al coro también le va lo de los “moritos”:
    http://www.nodulo.org/ec/2005/n043p18.htm

    ¿qué hace usted entrevistando a un terrorista confeso?
    http://www.segundarepublica.com/index.php?id=1&opcion=12

    En fin, dejaremos en paz a los del Inistón, que bastante tienen con los achaques de la senectud.

  118. lamprea dice:

    D. Sacavera, se ve que para escribir en el Catoblepas hay que ser militar y/o viejo, o eso se desprende de lo que diz el del Inistón:
    http://www.nodulo.org/ec/2004/n033p13.htm
    Hay quien dice que hay que ser también facha, pero eso son habladurías.

  119. Francisco Alamán castro dice:

    Me cuenta “Informes privados”: esos rollos que nos mete no es argumentar. Gracias por perdonarme lo de cabestro.
    Lo de argumentar debe de ser cosa de la LOGSE, a sus víctimas cada día les resulta más difícil coger los argumentos. Yo, gracias a Dios y al general, no la pasé.
    Veo que a usted tampoco le gusta mi pelaje, y así, con impertinente mala educación, asegura usted que le da la impresión que a mi no me resultan repugnantes todos los crímenes de la guerra.
    Pienso que es una gilipoyez, con perdón. Si usted consigue demostrarme eso le quedaría muy agradecido, pues tendría ocasión para pedir perdón por esa barbaridad que conscientemente ni he pensado, ni he escrito nunca.
    Ve, yo de usted, no pienso eso y si lo sospechase nunca diría nada parecido, sería un canallada, si no lo pudiese demostrar.
    Nunca esperé de usted que comprendiese mis argumentos.
    Solo le pido que verifique si es cierto o falso lo que escribo. Cómo si fuese una persona noble, que seguro lo es.
    Verbigracia, cuando copio de Largo Caballero en el cine Madrid: “es preciso… un movimiento revolucionario, este no será pacífico… Se dirá: ¡Ah esa es la dictadura del proletariado!… No ocultamos que vamos a la revolución social. ¿Cómo? (Una voz en el público: `Como en Rusia). No nos asusta eso… mucho dudo que se pueda conseguir el triunfo dentro de la legalidad… habrá que obtenerlo por la violencia… haremos la revolución violentamente (Gran ovación). Eso dirán los enemigos, es excitar a la guerra civil… esta guerra no ha tomado aun los caracteres cruentos que, por fortuna o desgracia, tendrá inexorablemente que tomar (*). El 19 vamos a las urnas… los hechos nos llevarán a actos en que hemos de necesitar más energía y más decisión que para ir a las urnas… decirle a la clase obrera que debe preparase… Tenemos que luchar, como sea, hasta que en la torres y en los edificios oficiales ondee no la bandera tricolor de una República burguesa, sino la bandera roja de la Revolución Socialista”. El Socialista, 9-11-33. (*) Perdió las elecciones, menos de un año después organizaba un excelente guerra civil con 1.392 muertos, solo en Asturias.
    Si solo era una broma, lo dicho el 8-11-33, estará conmigo que era un pelín pesada, cómo para no fiarse en la siguiente. Le digo esto porque en febrero del 36 se harto de decirlo.
    Ya se que lo dicho por don Francisco es muy difícil de entender para algunos. A mí me parece que se refería a los Sanfermines.
    Solo le pido fervorosamente que me diga si es cierto que lo dijo o no.
    Pues a lo mejor, si es cierto, hay otro más capaz que nosotros que lo entienda y nos lo explique. Aunque ya le digo si es víctima de la LOGSE lo vamos a tener crudo.
    El señor “Dice” me pregunta: ¿Al señor Alamán no le dejan hablar en casa?
    ¡Pues no! ¿Cómo lo sabe?
    Estoy casado con una mujer de izquierda y ya sabe lo sectarios que son esa gente. O eres de ellos o eres un fascista asqueroso que no tiene derecho ni a agua, mucho menos a hablar y escribir ¡ni se te ocurra!
    Arias Navarro: Alamanes, “Franco ha muerto”. Contestan los Alamanes.- ¡En la cama!
    Aires porteños: “Ché, Alamán, qué apellido más bárbaro”. Pues miren nuestro fano y descangayado, dicho sea como gracieta y con todo respeto, el bonaerense tiene razón.
    Los alamanos eran un pueblo bárbaro a las orillas del Danubio, la palabra se podía traducir por ”todos los hombres”. En el 213 los romanos les calentaron a traición. Desde entonces no dejaron tranquila a Roma. En el 253, llegaron hasta Milán donde los frenaron. En el 270 volvieron a invadir Italia conquistando Milán. Y así anduvieron, de arriba a abajo, hasta que se amigaron.
    Como vera eran cabezones, me temo que salí a ellos.

  120. Rony dice:

    Cuidado con la ortografía, don Francisco, no sea que se le cuele otra “gilipoyez” por la gracia de Dios y del general, que me parece que usted ya estaba jubilado cuando se implantó la LOGSE así que no puede echarle la culpa de sus carencias intelectuales.

  121. Informes privados dice:

    Mire, d. Alamán, mi educación con respecto a niños, ancianos y animales me impediría responderle de mala manera, así que le diré solamente que sus copiosas fuentes guerracivilistas me la traen al pairo (modismo juvenil), aunque no dudo de que le serán de mucho interés a usted, que es de lo que se trata. Si usted llama argumentar a copiar trocillos selectos de periódicos añejos pues para usted la perra gorda. Si pretende aplicar esos datos a la actualidad, me parece que anda usted un poco trasnochado, no solo de ideología (lo que atribuyo a la nociva, para la meninge, vida militar). Si lo que pretende es solamente que le demos la razón, yo se la doy encantado, si es usted feliz así. Ya ve, mi buena obra del día. Me lo imagino a usted con sus soldaditos de plomo y sus mapas en relieve, recreando la batalla de Teruel, y es que me enternezco.
    Le diré, para que vea que soy noble (de los González de toda la vida), de dónde saco la idea de su distinción en víctimas de 1ª: http://86.109.104.68/~asturlib/node/1056
    y de 2ª http://86.109.104.68/~asturlib/node/1053
    donde llega hasta proponernos una rebaja en el número de muertos, ni que los hubiera apiolado usted. Ya sabemos todos que el ejército franquista era un club de caballeros. Yo tenía familiares y algún conocido que militaron en él por suerte (geográfica) y que me han contado muchas anécdotas que lo prueban. Y ya del régimen en todo su esplendor, ni le comento.
    Esto para que vea que en respeto a su ancianidad hasta que me dignado leer algunas de sus reiterativas y poco edificantes publicaciones, aunque creo que con ir a misa a Avilés el 20-N ya me llegaría para comprender su ideario.
    En fin, que como le decían por ahí, Franco ya se murió, y no muy a gusto, creo, aunque me parece que no anda tirado por una cuneta, no remueva usted el pasado, que diría Mariano.
    Debería usted saber que gilipollas es con ll, mi coronel. Tiene que ponerse al día. No todos somos de la Logse. Por cierto que esa famosa (y perniciosa, por lo que le leo) ley se aprobó en 1990, estando en el gobierno el ínclito Jose Mari.
    Con Dios.

  122. Informes privados dice:

    Mire, d. Alamán, mi educación con respecto a niños, ancianos y animales me impediría
    responderle de mala manera, así que le diré solamente que sus copiosas fuentes
    guerracivilistas me la traen al pairo (modismo juvenil), aunque no dudo de que
    le serán de mucho interés a usted, que es de lo que se trata. Si usted llama argumentar
    a copiar trocillos selectos de periódicos añejos pues para usted la perra gorda.
    Si pretende aplicar esos datos a la actualidad, me parece que anda usted un poco
    trasnochado, no solo de ideología (lo que atribuyo a la nociva, para la meninge,
    vida militar). Si lo que pretende es solamente que le demos la razón, yo se la doy
    encantado, si es usted feliz así. Ya ve, mi buena obra del día. Me lo imagino a usted
    con sus soldaditos de plomo y sus mapas en relieve, recreando la batalla de Teruel,
    y es que me enternezco.
    Le diré, para que vea que soy noble (de los González de toda la vida), de dónde
    saco la idea de su distinción en víctimas de 1ª: http://86.109.104.68/~asturlib/node/1056
    y de 2ª misma dirección node 1053
    donde llega hasta proponernos una rebaja en el número de muertos, ni que
    los hubiera apiolado usted. Ya sabemos todos que el ejército franquista
    era un club de caballeros. Yo tenía familiares y algún conocido que
    militaron en él por suerte (geográfica) y que me han contado muchas
    anécdotas que lo prueban. Y ya del régimen en todo su esplendor, ni le comento.
    Esto para que vea que en respeto a su ancianidad hasta que me dignado leer
    algunas de sus reiterativas y poco edificantes publicaciones, aunque creo que
    con ir a misa a Avilés el 20-N ya me llegaría para comprender su ideario.
    En fin, que como le decían por ahí, Franco ya se murió, y no muy a gusto, creo,
    aunque me parece que no anda tirado por una cuneta, no remueva usted el pasado,
    que diría Mariano.
    Debería usted saber que gilipollas es con ll, mi coronel. Tiene que ponerse al día.
    No todos somos de la Logse. Por cierto que esa famosa (y perniciosa, por lo que le leo)
    ley se aprobó en 1990, estando en el gobierno el ínclito Jose Mari.
    Con Dios.

  123. Dr. Froid dice:

    Dejen al vejete, que les van a acusar de gerontofilia, pervertidos

  124. Francisco Alamán castro dice:

    “Rony” me cuenta de mi “gilipoyez”. Muchas gracias por el aviso. Ya sabe usted, a la mejor y más lista puta se le escapa un pedo y no por eso deja de ser lista, ni puta.
    “Informes privados” me relata, pleno de respeto por mis canas “anciano y animal”, “que sus copiosas fuentes guerracivilistas me la traen al pairo”. Eso le pasa a mi perro, tampoco le importan las fuentes por ciertas que fueren. A él solo le importa su hueso aunque sea de plástico, parece de izquierda cómo nuestro amigo.
    Todo esto empezó cuando él o uno de los suyos decía que Pío Moa no contaba más que tonterías sobre la guerra civil. Ahora me dice: “Si pretende aplicar esos datos a la actualidad, me parece que anda usted un poco trasnochado”.
    Le aclaro con documentos el asunto y ahora me cuenta que se “la traen al pairo”, aunque sean ciertos. Curioso crítico.
    ¿No estaban ustedes hablando de la guerra civil?
    En su muy buena educación, esto de la educación hay que mamarlo luego cuesta mucho más esfuerzo, pero lo puede intentar, me dice de mi profesión: “(lo que atribuyo a la nociva, para la meninge (*), vida militar). Espero que no le parezca mal que le agradezca el elogio, viniendo de persona tan correcta cómo usted es un halago, no puede ser de otra manera. Pobrecito ¿Será envidia? (*)¿Sabe bien lo que son las meninges y su función?
    Sigue, me había acusado vilmente de no importarme los asesinatos hechos por los nacionales.
    Ahora lo explica: “de dónde saco la idea de su distinción en víctimas de 1ª: http://86.109.104.68/~asturlib/node/1056.
    Copio lo que decía en aquel escrito: “FUSILADOS EN EL 36, EN CANGAS DEL NARCEA
    por Francisco Alamán Castro el 7 Septiembre, 2004 – 15:55 Historia
    Leo en la prensa de Oviedo y oigo en la radio, que, en Vega de Rengos (Cangas del Narcea), el día 9, van a descubrir una lápida por los fusilados en el 36.
    Es una muy piadosa decisión a la que me adhiero desde ahora.
    Quiero colaborar en toda la verdad con la iniciativa, por tanto me permito remitirles algunos nombres que no creo pero, a lo mejor, se les han olvidado:
    ”El día 2-10-36, en un ataque realizado por la fuerzas marxistas contra una posición nacional en el puerto de Somiedo… fueron hechas prisioneras las enfermeras del Ejército Nacional doña Olga Pérez Núñez, doña Octavia Iglesias Blanco y doña Pilar Gullón Iturriaga (18 años), vecinas las dos primeras de Astorga y la tercera de Madrid; el comandante Genaro Arias Herrero, alias “el Patas, jefe del sector, las condenó a muerte, sin formación de procedimiento alguno… diciendo a los milicianos que aquella noche podían quedarse con las enfermeras y hacer con ellas lo que mejor les pareciera; en la misma noche fueron violadas, por los milicianos en una casa del pueblo; para evitar que sus gritos se oyeran desde el exterior, estuvieron toda la noche paseando por los alrededores de la casa una carreta del país con cuyo chirrido de ruedas ahogaron sus gritos; al día siguiente, de madrugada, fueron asesinadas a tiros por unas mujeres voluntarias”. Informe del Aux. Letrado de la Causa General de Oviedo, Archivo Histórico Nacional, leg.1.338 (2). Ángel David Martín Rubio, Paz, piedad, perdón y verdad, Fenix, 1.997, p. 332.
    Pido encarecidamente a la asociación que, en el caso de que involuntariamente, naturalmente, se hayan olvidado de ponerlas, lo hagan.
    Pues las enfermeras, es notorio que eran fascistas y se lo merecían por ello, también fueron fusiladas en el 36 en la misma zona.
    En la seguridad de que seré atendido, saludo atentamente a la asociación y me pongo a su disposición por si necesitan más información.
    Francisco Alamán Castro”.
    Ruego a quien vea alguna falta de respeto a los muertos me lo diga para presentar mis disculpas más sinceras por un acto involuntario.
    “No será que a “Informes privados” le parezca muy bien lo que hicieron sus conmilitones con las enfermeras, eran fascistas tampoco es para ponerse así, y no quiere rendirles el mismo homenaje.
    Le veo muy preocupado por mi ancianidad, no se preocupe es cuestión de años, y suerte, hay que llegar.
    Si usted llega le deseo una cómo la mía, una mujer que le quiera, un hijo de quince años que le de la lata y una hija con un muy alto cargo en la Administración de Estado.
    No va por usted, evidentemente: Pero es mejor ser viejo feliz y listo que joven, tonto y mal educado.
    Favor por favor. Debería usted saber que la palabra “guerracivilistas” es una falta de ortografía. Tiene que ponerse al día.
    Muchas gracias por lo de mi coronel, tengo una Gran Cruz, la próxima vez Ilustrísimo señor coronel, por favor.
    L.O.G.S.E.. Ley 1/1990 de 3 de Octubre (B.O.E. de 4 de Octubre de 1.990). De nada.
    A mi admirado Aznar le faltaban 6 años para firmar leyes. Entonces estaban los del GAL, fondos reservados y demás lindezas, los suyos., ¡honrados cómo siempre!
    Pobrete ínclito Aznar, con lo majo que era, cómo iba a firmar aquel bodrio.
    Quedaba una joya el “Dr. Froid”: “Dejen al vejete”. No se preocupe ya llegará si tiene suerte.

  125. Mariano dice:

    -Pizarro, cúbrame del fuego amigo de “los píos” a ver si puedo fajarme con Zapatero

    Rajoy se declara patriota, “le aseguro que mi prioridad será ocuparme del futuro y no del pasado de España”. ¿Qué ocurre, que el pasado no vale ni tiene que ver con el futuro? ¿Que su patriotismo consiste en romper con el pasado o sepultarlo en el olvido? ¿Que la patria gira en torno a su visión del futuro, como creía Azaña? Dice también que tiene un objetivo claro y la seguridad de alcanzarlo. ¿Cuál será ese objetivo, cuál será? ¡Que todos los niños hablen inglés! Debe de ser un patriota useño.“Hubo una época en la vida española en la que mucha gente no tenía la oportunidad de aprender inglés”. ¿Se figuran ustedes horror semejante? ¡No tenían la oportunidad! Rajoy mismo no la tuvo y, claro, así se ha quedado el pobre. Asegura, en fin, que es una persona fiable y seria.

    Bien, esta es la alternativa a Zapo y estos políticos tenemos, no me extraña que Albiac los ponga a caer de un burro. ¡Menuda tropa! (Pío Moa)

  126. Pío Moa dice:

    Yo soy un historiador forjado en la universidad más abyecta: el terrorismo. De ahí viene mi carácter un tanto hosco, lo reconozco, pero cortés y elegante porque la educación no entiende de izquierdas ni de derechas.

    Para muestra, vean cómo derramo lisura en mi patio de monipodio

    – Curiosa época en que lesbianas y putas se presentan, no como lo que son, que ello tendría algún mérito, sino como representantes de “la mujer” y defensoras de sus intereses.

    – Una politicorra del PSOE ha dicho que la sociedad española es “muy madura” y por eso se siente irritada porque los obispos hablen de política. Esta señora inmadura se expresa como Hitler ante la carta encícilica Mit brennender Sorge. Ignorante de que en democracia los obispos, como los demás ciudadanos, tienen el mismo derecho a expresar sus opiniones políticas que ella misma o los jefecillos de partidos o sindicatos, cree que la política debe dejarse a los políticos. Los cuales, en España, con demasiada frecuencia y particularmente en su partido, tienen bastante que ver con los chorizos, aunque alimenten poco, salvo a los suyos.

    – Los chivatos de la ETA y sus protectores.

    Carmen Chacó, miembra destacada del partido más corrupto de la historia de España y aliado con otros del mismo estilo quiere una “Cataluña libre del PP”. Una Cataluña monipodiesca, excluyente de quienes no compartan la “ética” de esas bandas. Porque del PP se pueden decir muchas cosas, pero su grado de corrupción es muy inferior al de estos fulanos. De paso, una Cataluña “libre” de democracia.

    Otra de esas menganas, ministra de Educación, afirma que la inmersión lingüística en Cataluña, radicalmente antidemocrática y anticonstitucional, que condena al fracaso escolar a un porcentaje elevadísimo de castellanohablantes, es “un pilar sólido de convivencia”. El lenguaje orwelliano de Monipodio: La guerra es la paz. La esclavitud es la libertad. La ignorancia es la fuerza.

  127. Mariano dice:

    El repaso que le da Bermejo a Astarloa:

    http://www.cadenaser.com/espana/audios/bermejo-astarloa-debaten-hoy-hoy/csrcsrpor/20080205csrcsrnac_1/Aes/

  128. Rosa de Lugones dice:

    Completo lo escrito por Alamán de las enfermeras de Somiedo.
    Lo copió de un artículo del conocido historiador mierense Artemio Mortera Pérez, el mayor experto en el armamento de la guerra civil y especialista en la campaña asturiana. Que decía
    “LA DISPUTA DEL PUERTO DE SOMIEDO
    La columna de León ocupaba El Puerto estableciendo en la misma divisoria la Comandancia, al amparo de las posiciones avanzadas de la Peña Cuérrabos y el Pico del Diente.
    Al pié de la Comandancia se estableció un hospital militar que dirigía el médico civil don Luis Viñuela Herreros de León, de veinticuatro años de edad.
    A poco de producirse el Alzamiento, la Cruz Roja de Astorga había organizado unos cursillos de enfermeras (Damas Auxiliares Voluntarias) entre las cuales se pidieron voluntarias para el hospital de sangre de Somiedo, presentándose la totalidad de las presentes, por lo que se decidió establecer un régimen de turnos, quedando constituido el primero de los cuales por las tres enfermeras, Hijas de María, Octavia Iglesias Blanco, de 41 años de edad, Olga P. Monteserín Núñez, de 18 años, nacida en Francia de padres españoles, y Pilar Gullón Iturriaga, de 25 años, residente en Madrid y sorprendida circunstancialmente en Astorga por el inicio de la guerra.
    En la noche del 26 al 27 de octubre dichas fuerzas traspusieron la cordillera, infiltrándose por algunos de los muchos puntos desguarnecidos y rodearon al destacamento nacional establecido en El Puerto que se vio sorprendido sin tener apenas lugar a defenderse. La Comandancia y el Hospital fueron ocupados por las fuerzas de José García, que hicieron prisioneros a los soldados ilesos, en tanto que remataban a los heridos del hospital, cuyos cadáveres –catorce, según el Diario de Operaciones de la 8ª División- fueron enterrados en una fosa abierta precipitadamente a la salida del pueblo, donde la carretera inicia su descenso hacia la vertiente asturiana. Veintiún hombres consiguieron huir, acogiéndose al destacamento de Vega de los Viejos.
    Fueron hechos prisioneros todos los mandos –el comandante, herido, el capitán, dos alféreces, el capellán y dos sargentos- y cerca de setenta hombres de tropa, además del medico y las tres enfermeras, que se habían negado a intentar la huida para no dejar abandonados a los heridos. En esta primera parte de la operación las bajas entre las fuerzas del Frente Popular debieron ser mínimas; de hecho, sólo ha quedado en el recuerdo la muerte de un miliciano apodado el “Menazas”.
    LA SUERTE DE LOS PRISIONEROS
    Tuvieron éstos la mala fortuna de que su custodia fuera confiada al Comité de Guerra de Pola de Somiedo en el que ejercía como dueño y señor de vidas y haciendas, desde julio de 1936 un sujeto de nombre Genaro Arias Herrero (a) “El Pata” (De acuerdo con los testimonios de los testigos que mejor le conocían, era este su apodo, aunque en otros documentos figura como “El Patas” o también “Pata Seca”, siendo el origen del mismo su cojera que provenía de la falta del pié derecho).
    Era este individuo natural de Santa Olaja de la Varga (Cistierna) y vecino de Villaseca, donde había ostentado la presidencia de la Casa del Pueblo y del Sindicato Minero de la U.G.T.
    El el 10 de agosto, cuando la presencia de tropas nacionales procedentes de la capital leonesa provocó la dispersión y desbandada de los dirigentes frentepopulistas, que aún tuvieron tiempo de llevarse a Asturias obligadas a las mujeres de los guardias civiles de Villaseca, Caboalles, Villablino y Murias de Paredes.
    Genaro Arias, en compañía de su amigo y correligionario Moisés Álvarez Nieto, igualmente vecino de Villaseca, robaron y asesinaron a mucha gente de la comarca , entre otros al guardia civil retirado don Emilio García Rodríguez, que ejercía de Juez Municipal de Pola de Somiedo, y a don José Cabezas Arias, secretario del Juzgado Municipal.
    Ordenó a José Sánchez Ortega, capitán de la 1ª compañía del batallón “José Guerra”, el fusilamiento inmediato de los mandos, aplazando para el día siguiente el de las enfermeras quienes, entretanto, quedaban aquella noche a disposición de los milicianos para que “hicieran con ellas lo que mejor les pareciera”.
    A poco, se presentó ante Genaro Arias una tal Milagros, de Villablino, clamando venganza por la muerte durante el combate de su compañero el “Menazas”, autorizando el “Pata”, para satisfacerla, que matara a quien mejor le pareciera de entre los militares. Eligió ésta al comandante Berrocal sobre el cual descargó la pistola que le prestara el capitán Sánchez. A continuación se procedió a fusilar en el prado llamado de la Cuerda, a los restantes mandos: el capitán don Lucinio Pérez Martínez, los alféreces don Isidro Bosch Sánchez y don Ambrosio Fernández Llamazares y los sargentos don Valentín Porras González y don Eduardo Fierro Prieto.
    El “Pata” ordenó que fueran quemados los cadáveres de éstos dos últimos, prohibiendo que se recogieran los restos, para que “sirvieran de escarmiento”.
    Las enfermeras fueron entregadas a los milicianos que las vejaron y violaron durante la noche. Se trató de encubrir los gritos que proferían con el característico chirrido de un “carro del país” al que se hizo circular en torno a la casa (En los “carros del país” asturianos, la madera de las ruedas gira directamente sobre la del eje, sin ningún tipo de lubricación, produciendo un sonido intenso y peculiar. Popularmente, se dice que “cantan”., carro éste que transportaba el cadáver del capellán). Al día siguiente, fueron llevadas a las afueras del pueblo y fusiladas en sus proximidades, en un prado entre la carretera y el río propiedad de Manuel Marrón, frente al palacio de Flórez Estrada, en la zona llamada “fincas de Juan”, en unión de los dos falangistas – don José Fernández Marvá y don Salvador González- a los que previamente se había obligado a cavar la fosa. Las tres enfermeras fueron ejecutadas por unas milicianas que se ofrecieron voluntarias para ello, a la vista de “El Pata”, que contemplaba la escena desde la carretera (16). Se señala como autoras de los disparos a Evangelina Arienza (Secretaria del Comité Femenino), Dolores Sierra, y Emilia Gómez (Genaro Arias, en su declaración hace figurar además en el grupo de milicianas, que sometió a las enfermeras a toda clase de ultrajes, a Felisa Fresnadillo, Josefa Santos, María Sánchez, María Soto, Consuelo Vázquez “y otras cuyos nombres no recuerda”, entre las cuales se repartieron las prendas de las asesinadas, haciendo después escarnio de sus cadáveres). Algunas fuentes (18) dan como fecha de la muerte de las enfermeras el 29 de octubre, pero los hechos reconstruidos de acuerdo con el sumario que se instruyó a Genaro Arias la sitúan el día 28, coincidiendo con la fecha señalada en el correspondiente expediente de la Causa General, de Oviedo (19).
    Genaro Arias fue hecho prisionero por los nacionales el 1 de octubre en el Valle de Rapiña, en León fue juzgado y ejecutado a garrote el 25 de octubre”.

  129. Rosa de Lugones dice:

    El otro articulo que cita “Informes privados” (¿Felicísimo?),en el que no parece claro que Alamán desprecie a los asesinados por los nacionales es el que sigue:
    “LOS MUERTOS DE VALDEDIOS Y EL BUEN FELICÍSIMO
    por Francisco Alamán Castro el 30 Agosto, 2004 – 17:11 Historia
    Leo en La Nueva España (28-8-04) una carta de Felicísimo Gómez Villota, rezumando odio contra todo y contra todos que no sean los de él.

    Pone como disculpa que es huérfano inocente, es muy lamentable, pero somos muchos los huérfanos inocentes, sobre todo a ciertas edades, que le voy a contar de los que ya pasamos de los sesenta y cinco, los hay a montones. ¿No cree mi buen Felicísimo que 67 años son muchos años para ese rencor tan intenso? Si eso me pasase a mi o a alguien de mi familia estaría preocupado ¿por qué no va a un psicólogo? Que conste, es un consejo de un inocente huérfano desinteresado.

    El asunto viene porque Felicísimo escribió una insultante carta en La Nueva España de Oviedo, culpando a los requetés de los asesinatos de Valdedios (Asturias) en nuestra guerra civil, para lo que no tiene demasiadas pruebas.

    La contestó, muy educadamente y sin un solo insulto, don Luis Infante de Amorín, defendiendo a los requetés de la IV de Navarra, contra la acusación del asesinato de Valdedios.

    Pone verde e insulta gravemente al señor Infante de Amorín, que había escrito su carta, con el máximo respeto.

    Nos cuenta el moderado Felicísimo que, después de un banquete, fueron violadas, arrastradas, golpeadas y asesinadas 31 personas, ¿violadas, todas las personas o solo las mujeres? Y nos miente, presuntamente, cuando nos dice que sus restos fueron sacados hace un año. Yo tengo mala memoria, pero creo recordar que La Nueva España de la época decía que se sacaron unos diez cadáveres, que ya es bastante barbaridad, aunque al buen Felicísimo le hubiese gustado que hubiesen sido por lo menos quinientos o doce mil como en Paracuellos, bastantes con muchos huérfanos inocentes.

    Nos asegura que él tiene pruebas escritas de un militar franquista que protestó, con lo que nos demuestra que algún facha y además militar, que son aun peores, había decente, por lo que le quedo inmensamente agradecido, pues a mi ya me habían convencido que no había ninguno. No sabe usted lo que me ha levantado la moral.

    Nos dice que nos puede dar las pruebas escritas si le damos nuestra dirección. Pero cualquiera le da a usted una dirección con el genio que se gasta, mejor que cite el libro con pagina o el archivo donde se guarda su famoso documento y lo vayamos a ver, después de tomar las precauciones debidas ¡claro! ¿O le escribió a usted personalmente?

    Parécele mal al buen Felicísimo que el señor Infante de Amorín tenga apellidos sonoros Perdónele ¡hombre! Él no tiene la culpa, fue cosa de su padre que se apellidaba así.

    Nos asegura con toda seriedad ¡por mi madre que lo asegura! Qué aun persiste el hambre y el terror clerical-franquista. Ya me avisará para ir a verlo, no sabe como me prestan esas cosas. ¿.Puedo llevar amigos?

    También nos asegura que Mola mandó asesinar en nombre de Cristo Rey. La verdad, si usted no me cita documento fiable que lo atestigüe, me temo que no podré creérmelo, y no sabe lo que siento dudar de su palabra.

    Me consta que Mola, como tantos, dijo otras muchas barbaridades, pero esa no. ¿Se lo contó el militar franquista amigo suyo? ¿O será otra cosa como lo de las violaciones?

    Creo que ningún periódico y menos La Nueva España debería publicar cartas en las que a un ciudadano normal, respetuoso y que no ha faltado a nadie, se le pueda insultar gravemente sin aportar ninguna prueba: “cobarde, indigno, cínico (2 veces), mezquino, inhumano y varios más menos concretos”, no está mal para una corta carta. Todo a los sesenta y siete (67) años del asunto y más teniendo en cuenta que no consta, que el señor Infante de Amorín participase en las violaciones, en todo lo demás y ni siquiera en la cena.

    Ahora vamos a ver cosas que no encajan: Nos dice que la IV de Navarra asesinó a los desgraciados de Valdedios. Otros de su misma cuerda nos aseguran, con cierta frecuencia, que fue el batallón Arapiles.

    La IV no tenía ningún batallón Arapiles. Sí lo tenía la VI (Arapiles IV) y la II (Arapiles I), pero ninguna de las dos estuvieron en la zona. Ver Orden de Operaciones del Ejército del Norte, JM: Martínez Bande, Servicio Histórico Militar, El final del Frente Norte, p. 170.
    En Valdedios no estuvo la IV, que tomó Villaviciosa y salió directamente para Gijón por Arroes sin parar en la villa, en apoyo de la Quinta Columna y unos pocos guardias de Asalto, que se habían apoderado de la ciudad, ante la heroica y acelerada fuga del Gobiernín, y lo estaba pasando mal.

    En la zona estuvo la I, tenía su Plana Mayor en Amandi, y no tenía ningún Arapiles.
    Es evidente que asesinatos hubo, allí están los cadáveres para certificarlo, ahora afirmar que fueron los requetés, la IV o un Arapiles, eso ya es menos evidente. ¿Y porque no gente de la zona que se vengaba?

    Otrosí , los dos Arapiles que actuaron en Asturias, aunque su base estaba en Pamplona, no eran de requetés sino de reclutamiento normal.

    Para satisfacción de mi buen Feliciano le diré que los fachas no salieron de rositas, pues los suyos no lo hicieron mal. En Villaviciosa y su concejo, donde no había habido ningún alzamiento, ni siquiera la menor lucha; mucho antes que llegara la IV el 19 de octubre del 37, ya, en el verano del 36, había habido 42 asesinados, de ellos 25 falangistas, se salvo uno que no estaba en la villa el día del festejo frentepopulista. Ver esquela publicada en La Nueva España (12-12-37). Empieza por don Juan José Valdés Rodríguez y termina por don Senén Fresno. En total falangistas, 25, aunque para disgusto del buen Felicísimo se les escapó uno; curas, 5; generales retirados, 1; periodistas, 1 (de Región), claro que se lo merecía pues era un periódico de derecha; y otros, 11.

    No tengo noticia de que algún militar o civil rojo, protestara por del asunto, como hizo el buen franquista que conoce nuestro Felicísimo.

    Así que ya sabe en la zona de Villaviciosa hubo un tristísimo empate, más o menos, en salvajadas, bueno unos hicieron algunas más pero eso es lo de menos. Claro que, como casi siempre, los del buen Felicísimo empezaron primero, no es que sea una disculpa. ¡Pero!
    También hay huérfanos inocentes de aquella gente, pero no tan tenaces en el odio como nuestro Felicísimo, ¿pobres no? Y desde luego infinitamente menos insultones.

    Esperemos que nuestro Felicísimo se vaya serenando y cuando hayan pasado 100 años se lo tome con más calma. ¡Ojalá todos lo veamos!”
    “Informes privados” Serénese por favor, no espere 100 años.

  130. Don Neocon dice:

    Los últimos comentarios son más de lo mismo, demasiado para tan repetitivo mensaje.

    Ya han pasado muchos años para darse cuenta que cada cual se coloca en una trinchera, y aquí paz y después gloria. Argumentos puedes encontrarlos de todos los colores, y libros hay para dar, tomar,regalar y algunos para mejor ni leer.

    Personalmente lo de la guerra me queda muy lejos, nací en democracia. Por suerte, no me cruzé con el libertador Franco.

    A la Sra Rosa y al Sr Francisco, decirles que hay más temas que tratar, y que estaría bien que se quedasen por aquí para comentarlos.En la variedad está el gusto, dicen, y se hace más divertido.

  131. Informes privados dice:

    Tiene usted razón, d. Neocon, a uno, nacido en el 61, estas disquisiciones se la traen al pairo, como queda dicho por ahí atrás.
    ¿Ha visto usted la obsesión que tiene N. por las torres? Va a ser verdad eso del complejo freudiano.

  132. Calatraveño dice:

    Tenga usted cuidado por donde pasea, d. Javier

    La fiscalía de Venecia investiga la estabilidad del puente de Calatrava

    Crecen las polémicas por las obras del arquitecto valenciano en Venecia, Bilbao y Viena

  133. Ag dice:

    Mariano te llama

    ¿Eso será acoso sexual?

  134. Sacavera dice:

    Vamos a ver, Saruman de poco pelo, nos da lo mismo si el promotor es SEDES o El Pocero, lo que importa es que la administración competente -el Ayuntamiento de Oviedo por boca de Mortera- da el visto bueno sin condiciones; oir la palabra torre y hacérsele el culo agua es todo uno:
    (Alberto Mortera señaló además que «cualquier obra o proyecto tendrá que pasar por el Ayuntamiento para que se apruebe el estudio de detalle, y adelantó desde este momento que daremos el visto bueno, porque los dos edificios serán un hito residencial y la modernidad para Oviedo»)lne 05-02-2008.
    A Mariano ya se le acabó el presupuesto de llamadas. ¿Cómo puede pulirse 30.000 € en tres días? Esto me huele a líneas calientes.

  135. haiku dice:

    Coronel Tapioca,
    en las cunetas yacen
    cuerpos sin nombre

  136. Sacavera dice:

    D. neuratico, no deje de degustar este huevo de serpiente:

    http://www.lne.es/secciones/noticia.jsp?pRef=1903_52_604225__Opinion-gambas-otra-obispos

  137. Rosa de Lugones dice:

    Haiku: Que me va a contar, en una de Madrid está mi abuelo asesinado con ochenta años en la checa del notorio socialista García Atadel, seguramente tendrá encima a un rojo asesinado por otro animal azul.
    Ya sabe, las cunetas buenas para asesinar azules, eran también buenas para asesinar rojos.

    Voy a hacer caso al prudente Don Neocon. Termino:
    Pero antes me gustaría despedirme de mi amigo Felicísimo Gómez Villota, alías “Informes privados”, ¿aun no se le ha pasado el rencor? A qué espera.
    ¿Por qué no firma con su nombre? ¿Se avergüenza de él?
    ¡Que suerte habernos encontrado otra vez! ¡Que poca nobleza que usted no se identificara!
    Veo que sigue usted insultando y mintiendo, lo mismo que hace cuatro años. Y con argumentos tan flojos como aquellos.
    Así dice de mí que desprecio a los asesinados por los nacionales, por favor subráyeme el párrafo, o usted miente.
    Decía usted que en Valdedios habían asesinado a treinta y una personas los requetés. Y aseguraba que sus restos habían sido sacados.
    Solo se encontraron 17 esqueletos, que ya es bastante salvajada, pero como le hubiese gustado a usted que hubiesen sido más, 31 ó 100, o mejor, más que en Paracuellos. Usted mentía.
    Nunca por allí pasaron lo requetés. Usted mentía.
    No se sacaron restos de 31 personas. Usted mentía.
    También aseguraba que ”Mola mandó asesinar en nombre de Cristo Rey”. O me enseña algún documento que lo acredita o. Usted mentía.
    Todos sus argumentos son que unos amigos suyos rojos se lo contaron.
    Si le contase yo a usted lo que me han contado amigos míos nacionales, ¡se iba asustar! Por eso solo cito lo que puedo contrastar documentalmente.
    Verbigracia: D. Abad de Santillán, ya sabe uno de los anarquistas más famosos de nuestra guerra, “Porque perdimos la guerra”, Buenos Aires, 1940, p. 285: “Un buen día se recibe en las brigadas pertenecientes al XXIII Cuerpo de Ejército (de mando comunista) una orden de éste para que cada Brigada mandase un pelotón o escuadra de gente probada como antifascista. Así se hace y se le dan instrucciones completas para que marchen a Turón, pueblecito de la Alpujarra granadina. Se les dice que hay que eliminar a fascistas para el bien de la causa. Llegan a Turón los designados y matan a 80 personas, entre las cuales la mayoría no tenían absolutamente por qué sufrir esa pena, pues no era desafecta y mucho menos peligrosa, dándose el caso de que los elementos de la CNT, del partido socialista y de otros sectores mataron a compañeros de sus propias organizaciones, ignorando que eran tales y creyendo que obraban en justicia, como les habían indicado sus superiores. También hay casos de violación de las hijas (que se ofrecían) para evitar que sus padres fuesen asesinados. Y lo más repugnante fue la forma de llevar a cabo dichos actos, en pleno día y ante todo el mundo, pasando una ola de terror trágico por toda aquella comarca”. Esto lo hacían con los suyos, piense don Felicísimo que harían con los otros. Observemos que el autor del informe veía normal asesinar a los fascistas y violar a sus hijas. Lo que rechazaba era que los suyos sufriesen la misma suerte.
    Ya sé, usted lo ha asegurado, no le importa que los documentos sean ciertos o no. Es el modelo de sectario ideal, solo los suyos tienen razón, aunque, a veces, no lo parezca, ante eso ¿para qué datos?
    Pobrete.
    Con cariño, ¡adiós!
    Paco.

  138. Dr. Freud dice:

    ¿Ven lo que han conseguido con sus manejos? Que el vejete se vuelva travesti.

  139. Español dice:

    D. Francisco, un hombre de su dignidad no debería tratar con estos rojeras escarbafosas, gente indocumentada y de medio pelo que piensa que la Laureada es un plato gallego. Gente que no ha hecho el servicio militar y desconocen el significado de las palabras Honor, Sacrificio y Lealtad, y que por no saber no saben ni quien gobernaba España -ese nombre que les atemoriza- en el año 90.
    Gente, en fin, que llevarán a nuestro país a la ruina hasta que surja, como siempre ha sucedido en estos trances, el Hombre Provindencial.
    Un saludo, d. Francisco.
    ¡Arriba España!

  140. neuratico dice:

    Grandes alimentos me recomienda usted, d. Saca, que Dios le perdone, menuda tortilla se haría con ese huevo más allá de la razón, menos mal que el paisano ye profesor de Filosofía.
    Este Mariano y su afición al telefonino, que dicen los italianos. Menudas ganancias en la línea gay.
    Eso del Saruman me ha calado muy hondo, que lo sepa. ¿Le asediarán la torre los pepiños?
    Atienda al correo, descuidado de siglos, el correo, digo.

  141. voet dice:

    tres torres, tres: una para gabino, otra para el conceja de urbanismo y la tercera para javier. teniendo en cuenta que cada una mide 130 metros y el intestino humano mide de media unos 9, no les va a faltar placer y diversión para rato.

  142. Keik dice:

    Neira…. cambia de siquiatra por favor, este te hace mucho mal.

  143. Pelayo dice:

    Estoy totalmente de acuerdo con Javier Neira en este tema hay que mirar al progreso y construir rascacielos , eso sí racionalmente y de calidad. De otra forma seguiremos siendo una civilización de segunda viviendo en chozas o palafitos .

  144. agrowoman dice:

    Pelayo, cielo, ¿tu dónde vives?

  145. Yepaminondas dice:

    qué bonita égloga la de hoy, con los pavos contra natura, primaveras salidas (como los pavos) de no se sabe dónde, las flores japónicas y el infierno hasta los botes
    me voy que ha dado pujo

  146. Yepaminondas dice:

    Este Gabino es un cachondo: presenta la campaña con la música de Curro Jiménez. No se puede decir que no avise.

  147. Mariano dice:

    Estoy con los artistas que se levantan a las siete de la mañana para ir a trabajar

    Pues no es chiste, que lo he dicho de verdad

  148. adrián vega gonzález dice:

    en realidad, soy de oviedo pero vivo en el berrón (siero). me gustaría que las torres del vasco como proyectaba santiago calatrava, que sean de altas como el quería. donde me gustaría que las pusierais, es donde el viejo hospital cuando sea derribado. donde van a trasladarlo todo abajo en la cadellada

    un abrazo:

  149. adrián vega gonzález dice:

    oviedo hoy en día es una ciudad moderma por sus cosas, que tiene pero no quita de que sea antigua y vieja. yo como ovetense y berronín (poleso). lo de la playa me niego, pero quiero como yo y todos los asturianos. si queremos ir a la playa ya tenemos gijón. el aquapark, se podía hacer dentro de la ciudad de oviedo o a las afueras. el spa, como ya lo están haciendo en muchos sitios, solo quería, que para la movida en oviedo haya todas éstas instalaciones. pero los ovetenses y a están pagando mucho para mantener limpia la ciudad. por eso solo pido que la playa, si esque se logra hacer, sea nudista, pero no de verdad porque la natural está en gijón.
    ya tenemos los monumentos prerrománicos, playas en otros sitios, que falta más para oviedo, etc… ya tenemos de todo.

    un abrazo:

  150. Porfirio dice:

    jeromín: aunque te vistas de seda se te conoce igual, tontorrón
    un abrazo:

  151. adrián vega gonzález dice:

    hola:queridos ovetenses. antes en la página de pobre oviedo me negaba a que se hiciera una playa. en la página google. pero ahora quiero , que el alcalde y los ovetenses, suelten dinero para hacer una playa nudista artificial. cómo se que mucha gente no la quiere al final tendrá que votar que sí. sea por las buenas o por las malas. todos tendrán que votar si a gabino o al ayuntamiento sí. porque los ovetenses no vamos a estar dispuestos, a meternos en bares en cafeterías, etc… tenemos derecho como en otras ciudades de interior ir a la playa, porque en oviedo nos estamos dispuestos a dar un par de vueltas y luego marchar para casa. y además oviedo tiene derecho tener una playa sin necesidad de ir a gijón. podrían hacer en oviedo un acuario, playas, aquapark, spa, un jardín botánico, etc…. además las torrres del vasco en el viejo hospital, un recinto ferial viviendas chalets de lujo casas, pisos, etc… y una spo, en oviedo.
    y más cosas, etc… una isla artificial, un lago un puente con un río artificial, etc… y más cosas.

    un abrazo: a todos los ovetenses:

  152. adrián vega gonzález dice:

    oviedo: el ayuntamiento que dé dinero para hacer un parque de atracciones, con un recinto ferial para albergar más atracciones. más tiendas, más centros comerciales, y que el alcalde de oviedo haga por desaparecer el oviedo astur. que dé todo el dinero al real oviedo. el ayuntamiento la gente, etc… y que el real oviedo vuelva a estar en primera. que salga de una vez por todas de ese agujero, y que se solucione muy pronto todos éssos problemas.

  153. adrián vega gonzález dice:

    y que el alcalde de oviedo vaya más a los partidos del real oviedo, o para siempre cuándo el le apetezca. si no va ir nunca más será por algo.

  154. adrián vega gonzález dice:

    el hipercor centro comercial salesas, (oviedo) que cierren sus puertas y lo lleven todo al espacio buenavista. palacio de calatrava. y se hagan oficinas, empresas,etc…

  155. ¡CUÁNTA ALGARABÍA! dice:

    Me encanta cómo D. Javier revuelve el patio de colegio-LOGSE de imbéciles subnormalizados que se pican mucho cuando se les recuerda que los amigos del Hombre, los próceres de la democracia y los agraciados por una superioridad moral sin límites ya antes de Roldán y otros ladrones de los tiempos modernos, asesinaban y se entregaban directamente a la más asquerosa violencia, sucio pillaje y brutal destrucción por la destrucción en nombre de la revolución (de ideas, eso sí, muy solidarias, igualitarias y empáticas… con sus bolsillos). Siga así, D. Javier. Aunque sólo sea por la pupa que hace a según qué energúmenos, sus artículos merecen la pena.

  156. Azul dice:

    Dice, Dice: “””Es evidente que no se mataron suficientes curas ni se quemaron suficientes iglesias”

    De lo que hicieron tus ancestros hay muestras suficientes. Yo creo que a ti te falta valor. Los curas no tienen escota. ¡Venga hombre, háznos una demostración! A ver si te vemos en los medios……. Charrán……

  157. Escort Oviedo dice:

    http://www.oviedorelax.com tu pagina de escort para Oviedo

  158. mdrahman dice:

    Hello
    Thank you for your nice article.
    Thanks

  159. Psicologo Oviedo dice:

    Este es un tema muy interesante me ha sabido a poco pero ya sabeis si lo bueno es breve es dos veces bueno. Animino y seguir con este blog tan interesante.

Escribir comentario