»  LNE

Archivo: enero, 2008

Por admin

Pobre Oviedo

enero 30, 2008

Hay que recuperar las viejas tradiciones: al agente ese de la Unesco que se opone a la construcción del Tridente de Calatrava y quiere que Oviedo sea un poblachón magrebí, hay que remojarlo a fondo en el cañu del Fontán, darle la carrera del señoritu y, después, visita guiada a la Fuentona.

El tal agente ha dicho cosas que ni Moratinos en suahili las podría mejorar.

Considera, por ejemplo, que Oviedo, con los tres rascacielos, se acercará más a Benidorm que a Nueva York. Pero, hombre, Oviedo ni se parece ni se parecerá jamás a Nueva York ni a Benidorm, que, por cierto, es una ciudad envidiable, la tercera de Europa tras Londres y París en alojamientos, ¿un infierno según el agente?, ¿el personal acude a Benidorm como a ninguna otra ciudad porque es una calamidad?

Afirma, asimismo, el agente que en Europa no abundan los rascacielos -¿de qué Europa habla?- y que hay «un modelo único». ¿Será posible tanto disparate?, ¿en qué se parecen Jaén, Salónica, Barcelona, Dublín o Berlín? ¿qué es eso de modelo de ciudad europea?

Vivimos tiempos disparatados:

1) Los herederos ideológicos, ya que militan en el mismo partido, de aquellos que volaron la Cámara Santa con un camión de dinamita y alcanzaron la Catedral con 144 obuses de artillería, se muestran ahora indignados por el impacto visual que sobre el primer templo astur puedan tener tres torres.

2) Quienes siempre han condenado aquella agresión a la Catedral deciden ahora crear una comisión para cambiar los nombres de las calles de Oviedo y de entrada quitan los nombres de las calles de los golpistas del 36, pero mantienen los nombres de los golpistas del 34 que, por cierto, bombardearon y destruyeron la ciudad en 1934 y en 1936.

Remate final: el Tridente de Calatrava se construirá en la calle Indalecio Prieto, jefe de los golpistas del 34 -volaron la Catedral y arrasaron la ciudad-, que seguirá en el callejero sin duda con la bendición de la Unesco.

Por admin

Nalingi botondi

enero 29, 2008

Moratinos se va al Congo y larga un discurso en lingala: «Nalingi botondi…». No es un chiste, ocurrió ayer mismo.

Como tampoco es un chiste que Zapatero haya decidido quitarnos el dinero con la mano izquierda y devolver un poco con la derecha diciendo que nos lo regala. Sólo a los ricos, claro, o a los que hacen la declaración del IRPF, que en comparación con los que no tienen que realizarla se defienden mejor. Vamos, que a los más pobres ni agua, pero al resto, incluidos Botín y Ruth Porta, venga pasta, 400 euros por barba, que el voto socialista es barato.

No es un chiste ni mucho menos que acaben de detener a un morito en Marruecos a instancias del juez Del Olmo acusándolo de ser autor del 11-M, y es que cuatro años después sólo tienen a dos pelanas de Leganés y a un esquizofrénico de Avilés -eso sí, condenados a más de 30.000 años de cárcel per cápita-, y como es de carcajada siniestra ahora, en vísperas electorales, algo hay que jalear.

Suena a chiste, pero no lo es que pretendan ilegalizar a ANV y al PCTV después de decir por activa y por pasiva que eran legales y, ojo, dejando a 433 concejales en sus sillones para que cobren de los impuestos de todos y destinen tales dineros a los pistoleros.

Es de carcajada helada que ZP y sus ministros más destacados hayan declarado públicamente veinte veces -están contadas: veinte veces- que tras el atentado mortal de Barajas no negociaron con la ETA y ZP acabe de reconocer que siguió negociando. Y no dimita. Y hasta se presente de nuevo a las elecciones.

Hay más historias como éstas que son para morirse de risa -por ejemplo, han reaparecido los GRAPO-, si no fuera porque dan pena, rabia, indignación y vergüenza.

Pero así están las cosas, compañeru, si no te gustan, corre al exilio «nalingi botondi…».

Por admin

Vuelta al 98

enero 23, 2008

Gabino de Lorenzo se lanzó al ring de cabeza, sin encomendarse ni a Dios ni al diablo, y se hizo con el santo y la seña en un parpadeo.

Quien da primero da dos veces, pero después siempre viene la contra. Donde las dan, las toman. Y la contra se desató mientras todo el mundo estaba atento al hundimiento de las bolsas. ¿La contra? Sí, hombre, el aparato del PP asturiano, que reaccionó con fuerza. Es para lo único que tiene energía, para salvar sus poltronas.

El caso es que la candidatura que se autoadjudicó Gabino de Lorenzo nace lastrada porque no va en segundo lugar Pilar Fernández Pardo como había exigido el Alcalde.

¿Es importate? Es simbólico. El empate está cantado, cuatro escaños para el PP y cuatro para el PSOE, lo que cuenta es dejar claro quién manda. Gabino de Lorenzo manda mucho, pero el aparato acaba de mostrar que es capaz de segarle la hierba bajo los pies.

A mi juicio, el aparato se equivoca, mal aconsejado desde Madrid y sospecho que no precisamente por Acebes. No pudieron parar a Gabino en lo importante y ahora esta jugada de postergar a Pilar Fernández Pardo sólo sirve como banderillas de fuego para la guerra total que se desatará en la mismísima noche electoral, el 9 de marzo, a las diez de la noche, sea cual sea el resultado general o el parcial astur.

Hasta entonces, el aparato va a hacer lo posible por restarle votos a Gabino de Lorenzo. Veremos de todo, megafonías que no llegan a los mítines, autobuses que se encargan y no aparecen, propaganda que se imprime incluso con erratas… y el 9 de marzo, a las diez de la noche, guerra total, con un Gabino de Lorenzo tan musculoso como traicionado y humillado y en alianza estrechísima con Pilar Fernández Pardo, que es sencillamente Terminator.

Vuelta al 98: ya está en marcha un ataque al tándem Gabino-Terminator, como aquel, feroz, que desataron contra Marqués y, como ahora, fraguado en invierno.

Por admin

Vendaval

enero 16, 2008

El Ibex cayó ayer un 3,37 por ciento, perdiendo los 14.000 puntos. Y es que el Citigroup, el primer banco del mundo, ha registrado las mayores pérdidas anuales de su historia, especialmente concentradas en el último trimestre, en que se evaporaron 10.000 millones de dólares. Para completar el cuadro, no sobra decir que el Citigroup alertó hace unos días de la delicada situación de varias cajas de ahorros españolas, preferentemente situadas en el sur y sureste de la Península. En fin, una consideración más: el catedrático de Economía Roberto Centeno decía el pasado lunes que estamos ya de lleno en una crisis económica que, a su juicio -y no sólo a su juicio-, es la mayor de los últimos cincuenta años. Y del ladrillo, para qué hablar, las pérdidas de las grandes firmas españolas del sector son de verdadero mareo y aún siguen cayendo sus cotizaciones en Bolsa.

¿Qué hacer?

Por ejemplo, quitar al burócrata Solbes y poner al empresario Pizarro.

Pero ese cambio llegará, si llega, demasiado tarde.

Lo peor de esta crisis es que no se reconoce aún en todo su calado. Quizá porque el calado es inmenso. Quizá porque se manifiesta en escalones diferenciados: la crisis económica mundial, la crisis económica española y la crisis política española, porque encima, aquí, ya no se sabe si somos una nación o dos o tres o cuatro o una colonia francesa o un satélite de misteriosas instancias internacionales, como ha reconocido ZP sin presentar inmediatamente la dimisión.

¿Qué hacer? Ajustarnos antes de que nos ajusten y poner buena cara al mal tiempo, porque el capitalismo global tiene tal fuerza que sería muy extraño que no superase el trance en poco tiempo.

Lo que no se puede en ningún caso es estar, como estamos, en manos de gente como Pepiño, que ayer, para criticar a Pizarro, dijo «por fin el tiburón del capitalismo sale de su madriguera». Con un personal así al mando, jamás saldremos de la crisis. Ahí está el tristísimo y endémico ejemplo de Argentina.

Por admin

Tortas y migas

enero 11, 2008

Apenas había terminado la intervención parlamentaria de la vicepresidenta De la Vega, insistiendo en las críticas a los obispos por el acto en apoyo a la familia del pasado 30 de diciembre, cuando el Comité Ejecutivo del Episcopado -compuesto por seis prelados, entre ellos nuestro arzobispo, Carlos Osoro- emitió una nota reafirmando el respaldo a esa multitudinaria concentración.

Está visto que se acabó el tiempo del miedo disfrazado de prudencia o de la prudencia aquejada de pasividad.

Lo dicho: a los cinco minutos de salir De la Vega exigiendo a la jerarquía de la Iglesia española «que no falte a la verdad», la jerarquía respondía haciendo «una valoración muy positiva del acto» celebrado en la madrileña plaza de Colón.

Tal es el clima general en esta vieja piel de toro.

Razón de más para que el alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, encabece la lista del PP asturiano para las elecciones generales de marzo. Si el PSOE prefiere insistir en la línea burocrática, reponiendo a Álvaro Cuesta -martillo de obispos, oficio que lleva camino de ser de alto riesgo-, al menos el PP debería sortear esa vía muerta ya que aún está a tiempo.

Según las encuestas, el 9 de marzo, el triunfo -y el fracaso- se decidirá por un pelo. El PP sólo puede mejorar escaños en Asturias con De Lorenzo, es de cajón que encabece la lista.
Y más frente a un Gobierno que insiste en sacudirle a la Iglesia porque cree que eso le da votos por la izquierda y también porque así distrae al personal de la crisis económica en curso. Cómo estará la cosa que el vicepresidente Solbes, ayer, incluso invitó al personal a darse una vuelta «por los bares de Madrid» para comprobar que no hay crisis. Espero que no terminemos todos como en tiempos del dómine Cabra, «más triste que no poder sacudir las migas de un mantel» porque, claro, de tanta pobreza no había ni migas.
Ojo, como la apuesta salga bien, ya veo a De Lorenzo de ministro de Fomento o de Industria.

Por admin

Vuelta a 1996

enero 4, 2008

Arranca enero con un temporal de nieve, viento y frío: ¡el cambio climático es ya sencillamente insoportable!

Y qué decir de otros cambios -ésos sí, muy reales- y que cursan todos en la peor dirección.

Repasemos: En España, en 2007, el IPC se ha disparado hasta un 4,3 por ciento, la mayor subida de la Europa de los 15 y el mayor incremento aquí en doce años -como a usted, amigo lector, no le suben el sueldo un 4,3 por ciento es ahora más pobre o menos rico que hace un año- con parciales espectaculares, ya que el aceite trepó un 34 por ciento; la leche, un 25 por ciento; el pollo, un 16 por ciento, y ahora viene lo ya apuntado sobre el gas, la electricidad y tal y tal y tal; el paro se ha incrementado en los últimos doce meses en 106.000 personas, el Ibex acaba de perder los 15.000 puntos, las hipotecas suben de nuevo, y todo en un contexto nefasto, con el petróleo a 100 dólares el barril y a la espera del caucus de Iowa, que, como gane Hilaria Clinton, prepárense que se lanza sobre la Casa Blanca una radical y encima con mal carácter.

Lo dijo ayer un portavoz del PP: volvemos a 1996. Una afirmación exacta. Entonces ni los más optimistas apostaban por la posibilidad de que España pudiese cumplir con los criterios de Maastricht porque la economía estaba hecha unos zorros y la Seguridad Social, a punto de quiebra.

En 1996, conviene recordarlo, trabajaban en España 12 millones de personas, exactamente la misma cifra que en 1976 y eso que encima la población había crecido lo suyo. Ocho años después -o sea, tras ocho años de Gobierno de Aznar- trabajaban 17 millones. Y ahora, con tres años de Gobierno de Zapatero, 20 millones. Un crecimiento superespectacular, pero las cifras generales de la economía han vuelto a ser las de 1996 o al menos a parecerse o, si se quiere, otra vez se asoman al abismo. Agotado aquel impulso del PP, el PSOE vuelve por donde solía.

Lo dicho, regresa 1996 y en un mes, Carnaval.