»  LNE

Archivo: diciembre, 2007

Por admin

Doble suerte

diciembre 23, 2007

El dios de la suerte decidió ayer brindar con sidra mientras sonreía a toda España y es que aquí ha tocado más, pero el resto afirma que existimos como nación, con el gordo distribuido por once provincias insulares y peninsulares, incluidos los territorios donde no permiten ni enseñar a sumar en español.

La suerte llevaba varios días de ronda aunque la semana había arrancado mal, con la Fundación Príncipe amagando irse, al menos de Oviedo, y con la indiferencia por respuesta: si se quieren marchar, que se vayan.

Pero según avanzaban los días, coagularon los rumores sobre la propuesta de Calatrava y el jueves ¡zas! el tridente, 3×39 pisos para el Vasco, arruinando el masoquismo paralizante que parte de «La Regenta», aunque ya entonces no se correspondía con la realidad y si no que se repare en el Campoamor, casi del tiempo de Ozores, a ver qué tiene de provinciano, levítico y casposo.

El tridente rompe el discurso urbanístico: la izquierda no rechista porque está a la defensiva y la derecha apenas pía desde el encefalograma plano que la caracteriza de un siglo acá.

Lo cierto es que Oviedo no es una capital de provincia sino una ciudad internacional -siempre lo ha sido, baste mirar su arquitectura: Del Busto, De la Guardia, Casa Blanca, el Termómetro, las facultades de Castelao, Vaquero…- y de ésta afianza su primado en Asturias, reafirma las grandes edificaciones en curso, sobre todo el Palacio de Congresos -ese genial saltamontes albino- preludia el teatro de la Ópera, en el centro del eje formado por el tridente y el saltamontes albino, y lo que se pueda hacer en los terrenos liberados en Buenavista -a mi juicio, un parque ferial- y en la Vega donde, supongo, tentarán una torre que duplique al tridente.

Que corra la sidra, que las autoridades no resten a impuestos lo que da la suerte y a invertir bien la generosidad del gordo: el tridente acaba de nacer con un gigantesco pan bajo el brazo.

Por admin

Oviedo como Neptuno

diciembre 21, 2007

Santiago Calatrava no ha defraudado, Oviedo tendrá un tridente de plata que envidiaría incluso el dios Neptuno.

Qué interesante es la pugna, más o menos velada, que se desarrolla en Asturias con dos arquitectos como referencia. Me refiero, claro, a Calatrava y Niemeyer.

A Calatrava lo critica la izquierda si no abiertamente al menos a través de subterfugios, retruécanos y aliteraciones varias porque a fin de cuentas es el autor del Palacio de Congresos -ese insecto tan gigantesco como maravilloso que cambiará la ciudad y a Asturias entera-, obra de la iniciativa privada y a punto de remate.

A Niemeyer no lo critica nadie -bueno, salvo uno que yo me sé-, de forma que mientras los progres lo ponen por las nubes, los conservadores, como siempre, se suman tontamente a las alabanzas o callan miedosos aunque el proyecto para la Villa del Adelantado no esté ni siquiera licitado y, encima, sea de iniciativa pública, vamos, que se pagará con dineros de todos.

La verdad es que Calatrava es uno de los mejores arquitectos del mundo y Niemeyer, ya lo escribí el otro día, uno de los peores junto a los autores anónimos de las ciudades secretas que Stalin construyó en Siberia.

Por eso el debate es luminoso: deja a las claras el dogmatismo progre y la cobardía conservadora, dos parámetros capitales para entender lo que ha ocurrido -y ocurre- en Asturias desde siempre.

Pero los hechos están ahí. La derecha, en la vanguardia; la izquierda, en la retaguardia. O si se quiere, Oviedo apuesta por el futuro y lo está ganando a pasos agigantados, mientras que otras ciudades asturianas, hasta que se libren de los mandarines progre-paleolíticos, estarán perdidas y hasta pueden verse rematadas por algún melifluo centrista que proponga hacer en La Miranda un recontracentro cultural Calatrameyer.

Solsticio de gloria para Oviedo, tocado de tridente. Qué quieren que les diga: ¡viva el capitalismo!

Por admin

Remates de otoño

diciembre 20, 2007

Menudos remates de otoño. El arquitecto Santiago Calatrava presentará hoy su proyecto para el solar de Víctor Chávarri. Espero fervientemente que proponga construir una torre de 72 pisos -exactamente cuatro veces más que la Jirafa, a los cincuenta años de la Jirafa y considerando que en este medio siglo la renta per cápita se ha multiplicado por cuatro- y aun podría ser más. Oviedo es un santuario de la sociedad civil, los poderes públicos deben limitarse a no frenarla.

Hoy también se va a poner la primera piedra de la ampliación del Museo de Bellas Artes de Asturias, un acto de signo contrario, porque si bien la iniciativa de Calatrava mira al futuro, la propuesta del presidente Areces es jibarizante.

Echen cuentas si no. La Laboral se ha llevado ya -y para no se sabe qué- 17.000 millones de pesetas, y el Centro Niemeyer, ni siquiera licitado, cuenta con 5.000 millones de pesetas. Sin embargo, el Museo de Bellas Artes de Asturias, que es magnífico, después de ocho años en blanco por parte de las autoridades socialistas, recibirá apenas una propina de 3.000 millones. Un día triste para la capital -víctima del cerco de Oviedo-, que sólo las alegrías de Calatrava compensarán.

Peor aún, piensan cerrar el museo unos meses por obras y llevarse los cuadros a donde no han dicho aún. Sospecho que a la vacía Laboral, así que amplían un poco el museo ¡para aligerarlo!, porque irán y no volverán. Los carbayones acabarán formando una cadena humana en torno al museo para evitar expolios.

Como prólogo, ayer se reunieron Areces y Gabino de Lorenzo a fin de iniciar negociaciones sobre los 300.000 metros a liberar en Buenavista. Una operación de al menos 120.000 millones. Insisto, de entrada deben salir de ahí los dineros para construir un nuevo teatro de la Ópera donde diga Gabino de Lorenzo y ya. De lo contrario, un gran parque y adiós comedia.

Por admin

La dignidad de Oviedo

diciembre 18, 2007

Rectores de la Fundación Príncipe de Asturias amagan retirar la institución de Oviedo siquiera parcialmente tras la misiva enviada por el Ayuntamiento recordándoles que deben desalojar «Villa Magdalena».

Tales amagos son cómicos. Recuerdan trucos de hace cuarenta años que ya para entonces eran viejos y apenas desataban sonrisas. Salvo que a Gabino de Lorenzo le dé un ataque de pánico, a estas horas debe de estar partiéndose de risa.

Y es que, señores, sólo los débiles amenazan: si están dispuestos a irse, siquiera parcialmente, que se dejen de anuncios retóricos y lo hagan. Y si es totalmente, lo mismo: que se lleven la sede a León, a Madrid o a Caracas con Chávez. Oviedo tiene a sus espaldas demasiada historia, dignidad y calidad de paisaje y paisanaje como para echarse a temblar por las bravatas de unos gestores temporales de la Fundación. Esas amenazas sólo producen hilaridad, o, si me apuran, ánimos para que los carbayones digan: «¡De acuerdo, váyanse de una vez!».

La Fundación hace un año que tenía que haber desalojado «Villa Magdalena», según convenio por escrito, ¡y encima se quejan! Por cierto, alegar que allí reciben embajadores y tal es para desternillarse. Así pueden camelar a los patanes, pero no a los ovetenses.

Ítem más. Las hostilidades las abrió la Fundación en frío, desde cero y porque sí -sospecho que seducida o empujada por los capitanes del cerco de Oviedo- al anunciar que iba a instalar su museo en otra ciudad. Ahí arrancó todo; los ofensores no pueden ahora disfrazarse de ofendidos y gritar «que viene el lobo, que viene el lobo», cuando tienen los colmillos tan afilados.
Conclusión: se impone una pax. Sospecho que sólo la podrá lograr el próximo presidente de la Fundación Príncipe de Asturias, que, sin duda, llegará con ideas muy claras y con un propósito muy firme: jamás militar en la oscura banda del cerco de Oviedo.

Por admin

Avilés -3 y +3

diciembre 17, 2007

Natalio Grueso, padre y madre del nonato centro Niemeyer de Avilés, es campeón de pronombres, así que su proyecto arranca de la mejor manera. Dar consejos a un triunfador es poco prudente, pero ahí van seis, en dos grupos.

Debería evitar:

1) El nombre Niemeyer. Es uno de los seis peores arquitectos del siglo XX. En Brasilia sencillamente no se puede vivir. Los otros cinco, de los que no se tiene ni la filiación, son los autores de las ciudades secretas de Stalin en Siberia, denominadas: NK-161, NR-22-35, A-998-34, F-8-TT y LM-42. En el mundo libre Niemeyer sólo provoca sonrisas y en una generación las carcajadas resonarán incluso en el Tercer Mundo. Un paréntesis a propósito de arquitectos y edificios: ayer Jesús Arango, en un excelente artículo publicado en estas páginas, indicaba que somos cuatro veces más ricos que hace cincuenta años. Digo yo: si entonces se construyó la Jirafa con 18 pisos, ahora la torre Calatrava, con 72.

2) La guerra con Oviedo. En Asturias todos quieren crecer a costa de Oviedo, restando a la capital. En este caso, serían jirones de la Fundación Príncipe. Pues lo dicho, ni por lo más remoto.

3) La disputa con el cluster de la Laboral. A tinglados absurdos, inútiles, camelísticos y carísimos no les va a ganar. Y el resultado ahí está: una ópera microfónica por el verano y una pista de hielo por el invierno.

Debería tentar:

1) Ya que enlaza con la Fundación María Cristina Masaveu, podría lograr que la familia Masaveu cuelgue sus cuadros en el centro: sólo con eso tendría uno de los mejores museos de España.

2) Lisardo Lombardía, factótum del mundo atlántico tradicional, puede ayudar a que Avilés tenga el centro planetario de cultura celta.

3) ¡La Florida, hombre!

(Para la terapia de esta semana se recomienda vivamente el villancico de Lope: «Caído se le ha un Clavel / hoy a la Aurora del seno: / ¡qué glorioso que está el heno, / porque ha caído sobre él!». No se puede escribir mejor).

Por admin

A rezar

diciembre 10, 2007

Santa Eulalia bendita -hoy es su fiesta-, patrona de los carbayones, ayúdanos, que falta hace. Y es que para el próximo día 19 está prevista una reunión a dos o tres bandas -o las que sean- para tratar sobre los 300.000 metros cuadrados a liberar en Buenavista.

El negocio ha arrancado fatal porque el presidente del Principado, socialista y gijonés, denomina el Cristo a esa zona. Y ya se sabe que las batallas se dan sobre todo en los términos: quien gana en el lenguaje asegura la victoria final. El Alcalde, popular y ovetense, debería empezar por ahí, por imponer Buenavista, que es el nombre verdadero. Si pierde en el lenguaje, ya se puede dar por perdido en lo demás.

Y lo demás es de mareo. Menudo pelotazo. Bueno, aclaro que pelotazo quiere decir incremento muy fuerte del valor de algo, del suelo mayormente. Ojo, porque a la concejala popular Isabel Pérez Espinosa por algo semejante Areces le puso una querella criminal. Así que explico el término -otra vez la batalla del lenguaje- porque no quiero ir a parar al penal de Burgos con Federico Jiménez Losantos, Alberto Recarte, Jesús Cacho, César Alonso de los Ríos et alii. Menuda célula.

Esos 300.000 metros, con un aprovechamiento razonable -vaya palabreja: otra vez el lenguaje-, valen 120.000 millones de pesetas. Pero si Gabino de Lorenzo se planta, un parque y punto.

Así que para llegar a un acuerdo, de los 120.000 millones hay que sacar para construir el nuevo teatro de la Ópera. Es lo mínimo para empezar a hablar.

Si en Gijón tienen la Laboral on ice y en Avilés el Oscar Mayer -ambos pagados por todos los asturianos-, qué menos que un teatro de la Ópera en Oviedo, que saldría de la recalificación del suelo de la ciudad.

Y aún sobraría muchísimo dinero. Y encima la deuda histórica, nunca inferior a 15.000 millones. Vamos, Alcalde, rece a Santa Eulalia y que no le engañen.

(Para la terapia de esta semana se recomienda vivamente «Fresco», de Stockhausen).

Por admin

Test

diciembre 2, 2007

Todos con el Gobierno, apoyo total al presidente Zapatero en su lucha contra el terrorismo etarra en estas horas tan difíciles. Pero ¿se va a dejar ayudar?

El test es inequívoco, inmediato y elemental:

Mañana mismo: ilegalización del PCTV, ilegalización de ANV, retirada del apoyo de las Cortes a la negociación con la ETA, retirada del apoyo del Parlamento europeo a la negociación con la ETA, a la cárcel el conjunto de la cúpula de Batasuna, no sólo una parte, actuación radical y sostenida de los fiscales contra las ruedas de prensa y manifestaciones de los proetarras, publicación de las actas de las negociaciones de los enviados del Gobierno con la ETA, retirada de la querella criminal que círculos parasocialistas han puesto a Francisco José Alcaraz, presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, y durísima sanción al diputado socialista asturiano Álvaro Cuesta, que aún el pasado viernes se burlaba de Alcaraz, insultándolo y llamándolo lenguaraz, cuando en su asociación hay decenas de familias de guardias civiles asesinados por la ETA como el que ayer caía fulminado por las balas de los criminales separatistas.

Para qué seguir. Como programa mínimo e inmediato, creo que es suficiente.

¿Lo va a cumplir Zapatero? Por lo menos ayer habló de crimen y no de accidente. Algo es algo. Pero aún está a años luz de una actuación fulminante, propia de un presidente de Gobierno de la octava potencia del planeta, de una democracia seria, de un país que lleva mal arrodillarse ante cobardes de la peor especie. ¿Hará siquiera algo contundente en los próximos días?
Quizá de ésta ZP caiga del caballo o de la burra y dé el giro de 180 grados que ayer proponía y casi pronosticaba en estas líneas.
O no. O sí. La disyuntiva es en cualquier caso indiscutible: o se refuerza España con una reforma constitucional o desaparece como quieren los asesinos.