»  LNE
14 d+00:00 octubre, 2007

OPN

Por admin

En apenas unos meses, «Oscar» de Hollywood, premio «Príncipe de Asturias» de Cooperación y Premio Nobel de la Paz -Oscar, «Príncipe» y Nobel: OPN- para Al Gore, el tipo más importante del planeta a juzgar por los apoyos. Si alguien lo duda, que recuerde la sentencia de Revel: la mentira mueve el mundo.

Y es que cualquier persona ilustrada sabe que las tesis de Gore son insostenibles y encima semejante apóstol consume veinte veces más energía que el ciudadano medio norteamericano, es propietario de una mina hipercontaminante, cobra 40 millones de pesetas por conferencia y bombardeó una fábrica de aspirinas en Sudán alegando que era una temible base secreta.

Un hat trick así indica que estamos ante el gran santón de nuestro tiempo. ¿Por qué? Porque el ecologismo es la ideología dominante ya que es la única eficaz contra el capitalismo.

Veamos. El ecologismo ha cogido el relevo del socialismo que reinó durante siglo y medio -del «Manifiesto comunista» a la caída de Muro- y se hundió porque era falso: a más capitalismo, mejor vive el género humano.

Como recambio fletaron el ecologismo. La contradicción, ahora, se establece entre el capitalismo y la Naturaleza, de forma que el capitalismo lleva a la ruina a Gea y, de paso, al género humano.

En el frente ecologista -que es puro anticapitalismo- militan los monopolistas, los sindicatos, los post-socialistas -por cierto, sólo hay ya socialismo en los países católicos: un hecho de tal gravedad pide con urgencia un concilio Vaticano III-, la mayoría de las confesiones religiosas, los nacionalismos identitarios… Gore OPN y los suyos van a por todas, tachan a los críticos de negacionistas -el término que se emplea para los neonazis- y preparan leyes a fin de silenciar a quienes no se rindan a su credo totalitario.

Lo de siempre, un fantasma recorre Europa… ¡liberticidas del mundo, uníos!

7 comentarios

  1. Fredi Cru dice:

    Hay que darle la madreña de oro -la de plata ni la coge porque vale poco- y una millonada que está muy caro el pollo

  2. Rony dice:

    vaya, ahora resulta que la academia sueca debe ser progre-etarra y zapaterista.
    En Libertad Digital no van a parar hasta que le de el Nobel a Pío Moa, para compensar.

  3. Pablo dice:

    Con independencia de si el ecologismo es importante o no, ¿es normal negarle el Premio Nobel de la Paz a Juan Pablo II, por ejemplo, y dárselo a Al Gore? ¿Ya no recordáis la lamentable invasión de Somalia por parte de las tropas estadounidenses que ordenaba Al Gore? -Al margen de lo que nos cuenta el Sr. Neira-. Mira que no hay personas para darles el Nobel de la Paz… los monjes budistas birmanos, las ONG que se mantienen en Irak haciendo labores humanitarias (estas sí que hacen labores humanitarias, no las tropas españolas en Afganistán)… y no a este individuo.

  4. Victor dice:

    Puede discutirse si los efectos del cambio climático serán más o menos virulentos o en un sentido o en el otro, pero no discutir el mismo. Espero con ganas ver a qué nuevo “liberticida le dan el “Príncipe de Asturias” por desempeñar su labor con excelencia en el campo por el que se le prema.

  5. pocoyo dice:

    Discrepo.Hay mucho que discutir acerca de la existencia del cambio climático. Además es caso de que consideremos que si existe un cambio climático pasaríamos a discutir si éste ha sido causado o acelerado por la intervención humana.

  6. Victor dice:

    Estoy completamente de acuerdo contigo en que es otra de las cuestiones más apasionantes relativas al cambio climático; la influencia humana en un proceso natural como causa única o como catalizador. Demasiadas cuestiones que se pueden discutir como para que sea una invención de sectores con intereses definidos. No te parece?
    No obstante se están produciendo cambios en el clima que afectan a la situación de las vides (se plantan más al norte para evitar una maduración muy temprana) o al ciclo vital de los osos (duermen menos durante el invierno).
    Por cierto, me hace muchísima gracia Pocoyó. Es un dibujo animado divertidísimo.

  7. Filo de Espada dice:

    Es maravilloso el capitalismo, la industrialización sin control, liberalmente, da progreso a todos los ciudadanos y habiendo puestos de trabajo, aunque sean míseros y explotadores, dan progreso al que no tiene nada. De qué se quejarán los ecologistas y los chequistas con lo bien que viven los pobres en países tan liberales como Estados Unidos en donde Bush quita beneficios sanitarios a los niños para facilitar que no sean una carga para los padres. Entre el cerco a Oviedo, los frentes chequistas, los liberticidas, los nocivos sindicatos y los que no piensan como usted nos estamos cargando el mundo, sin olvidarnos, claro, de que se volaron unos trenes bajo órdenes de Zapatero y el contubernio Judeo Masónico para que no ganara el partido de la libertad, el de las banderas de plástico. Podría recomendarle a un psiquiatra pero no creo que usted y su camarilla tengan cura.

Escribir comentario