»  LNE
30 d+00:00 septiembre, 2007

Horas

Por admin

Un mar de exclamaciones extrañadas ha seguido, como tsunami a maremoto, al anuncio independentista de Ibarreche. Pero ¿no era evidente desde hace un montón de tiempo? Es más, ¿quién se opone? Un ejemplo: con la unanimidad de los rebaños todo el mundo escribe lehendakari y así docenas de términos perfectamente traducibles. Si se concede, por adelantado, mucho más que la autonomía, ¿qué tiene de extraño que exijan la independencia?

El otro día se publicó que en estos últimos años se ha exiliado del País Vasco más gente que del conjunto de España como resultado de la guerra civil. Una estadística impresionante. ¡Qué efectivos son los tiros en la nuca!

Deberían llover al respecto tesis doctorales, congresos científicos y sesudos libros, amén de miles de titulares e informaciones en los medios. Pero nada o apenas nada. Han ganado la partida hace mucho tiempo, ahora simplemente pasan por caja para cobrar las letras.

Incluso con datos a la vista, tan claros como escandalosos, el personal niega la realidad.

Queman fotos del Rey, multan a los que rotulan sólo en español, no hay forma de recibir enseñanza en castellano… y encima les llueven inversiones con un 36 por ciento de aumento.

Allí suben los dineros y aquí las mentiras como las recién desveladas sobre las inversiones del Estado que jamás llegarán.

Sin embargo, no ocurre nada. La población sigue con el síndrome del nuevo rico -«¡otra de gambas!»-, aunque el lobo de la crisis económica haya ya asomado las orejas, el hocico, las patas y medio cuerpo, y el PP astur, a sestear, que nada como roncar en la oposición con buen sueldo, cero problemas y escasísimo trabajo.

Mañana tenemos aquí al Rey, ¿dirá siquiera algo? Los cortesanos recomendarán lo de siempre: no, no es el momento.

Nunca es el momento hasta que se cumple el tiempo y entonces, ay, ¿quién mirará al reloj?

11 comentarios

  1. Juan Valdepares dice:

    El anticatalanismo que profesa una buena parte de la derecha de nuestro país es, en verdad, muy poco patriótico. Considera sistemáticamente a los catalanes como “los otros”, e incurre por esta vía en burdas distorsiones y generalizaciones. Como botón de muestra, el artículo de Javier Neira de hoy: “Queman fotos del rey (…) y encima les llueven inversiones con un 36 por ciento de aumento”.
    Afirmaciones de este tipo son finalmente una irresponsable incitación al independentismo.

  2. Ruperto dice:

    No entiendo esto de Juan Valdepares, quemar la bandera o las fotos citadas, es anticatalanismo, o que ye lo muy poco patriótico?.
    Si no es verdad lo que dice la columna , muestralo , pero acusar de incitación al independentismo, tienes que explicarmelo mejor.-

  3. Liberal dice:

    Lo que no vamos a dejar de hacer muchos españoles, señor Valdepares, es dejar de denunciar las políticas contrarias al interés general de los españoles praticadas por el Gobierno de ZP a favoreciur que de los separatismos que hay en España. Decir que denunciar eso es fomentar el separatismo, es como decirle a la víctima de un delito que con su denuncia excita el ánimo del delincuente.

  4. Juan Valdepares dice:

    Permítanme, don Liberal y don Ruperto, que intente explicárselo. La frase que cito de Javier Neira contiene un insidiosa figura retórica. En su sentido literal tendría un doble sentido: diría o bien que un grupo de 400 exaltados independentistas quema fotos del rey y luego se hace multimillonario, o bien que el gobierno catalán, o los catalanes en su conjunto, se han puesto de acuerdo en quemar tales fotos y luego han sido premiados por el gobierno de Zapatero. Como ambas interpretaciones son descabelladas, el lector, naturalmente, no contempla la frase en su literalidad, y reconoce ahí una metonimia, con la que Neira afirma que, en el fondo, no hay gran disimilitud entre aquellos pocos enardecidos nacionalistas y los restantes beneficiarios en Cataluna de la generosidad de Zapatero. No cabe contemplar esta grosera generalización como un fútil desliz. Figuras retóricas análogas son cultivadas cada día por los columnistas del ABC y La Razón. La actitud implícita en ello es paradójica: esos gacetilleros insisten a toda costa en ver a los catalanes como algo ajeno y diferente (Endesa, mejor alemana que catalana), para a continuación montar en cólera porque quieran ser diferentes. Lo grave es que así, en rigor, apremian a los catalanistas moderados a la radicalización.

  5. Pandiella dice:

    Un ejemplo del método paranoico-crítico Daliniano. “Sistematizar la confusión (en este caso lingüística) para desacreditar la realidad”.

    A ver, “no hay gran disimilitud entre aquellos pocos enardecidos nacionalistas y los restantes beneficiarios en Cataluña de la generosidad de Zapatero”, pero un grupo de 400 exaltados independentistas queman fotos del rey porque son comprendidos, cuando no consentidos, incluso alentados desde las propias instituciones catalanas, por los nacionalistas (ERC mismamente) que gobiernan en coalición con el PSC, partido que prefiere mirar para otro lado y colaborar activamente en el apoyo de medidas inconstitucionales que afectan a toda la sociedad catalana como, por ejemplo, la limpieza lingüística que se está llevando a cabo contra padres, comercios y medios públicos (¿serán catalanistas moderados?).

    Respecto a la “disimilitud entre los enardecidos nacionalistas y restantes beneficiarios en Cataluña”, efectivamente, hay que matizado, es entre “los enardecidos nacionalistas y restantes beneficiarios, la clase dirigente política y económica de Cataluña”. Ahora no hay tanta “disimilitud”.

    Y a estas alturas del curso, con el estatuto de marras empezando a funcionar, el que los catalanistas moderados se radicalicen (puestos a ello ¿por qué no se radicalizan hacia el lado “españolista”?), a muchos nos pasa lo que Savater respecto España, “nos la sopla”. Es a los catalanes que se sienten españoles a los que hay que defender, o sea, a las víctimas de los catalanes radicales y de los catalanistas moderados (los restantes beneficiarios).

    Y menos más que no se utilizó el termino “pueblo” para referirse a los catalanes porque entonces la confusión adquiriría tintes surrealistas delirantes, si recordamos que sólo el 36% respaldó el estatuto del referéndum, en el que apenas votó el 50% de la población, en una comunidad donde más de la mitad tiene el español como lengua materna pero es despreciada por la administración, cuya web oficial ofrece el 86% de la información en lengua catalana y la de máximo interés para el ciudadano exclusivamente en esta lengua.

  6. Juan García dice:

    El señor Valdepares se ajusta a razón con soltura y claridad. No así el señor Pandiella que a pesar de su reconocido acrisolado izquierdismo, de tanta vehemencia le queda la cosa tontamente Neira. Algo, sin embargo, sí es muy interesante: 36% de respaldo, más 50% de apenas, igual a 86% de máximo interés.

  7. Pandiella dice:

    Aterrizo en el blog de Neira de nuevo y me encuentro con la incisiva entrada del señor Juan García.

    No hay duda, tanto usted, don Juan García, como don Valdepares saben cómo ordenar las palabras una detrás de otra. No así en mi caso, que releyéndome encuentro defectos notables, aunque, creo, se me entiende meridianamente bien. Pero, perdóneme el atrevimiento, don Juan García, además de sumar de manera inverosímil, advierto en su estilo un ejercicio de vacuidad digna de un aplicado Zetapirulo.

    No sé, pero se me antoja que usted y el que me precedió en mi anterior comentario son un vivo ejemplo de la fauna que pulula desnortada por nuestra tierra, auténticos tontos útiles del nacionalismo, a los que no les hace falta recurrir a ningún fármaco como el recomendado hace meses por el ministro Bermejo para digerir sus productos adulterados, les basta la argumentación depurativa de la parabellum.

  8. Diego dice:

    Panda esnobs!.

  9. José González dice:

    También son ganas de discutir sobre lo que quiere decir Neira si no lo sabe ni él, saca sus teorías de algún chigre que frecuenta. Eso sí, está haciendo méritos para que lo contrate la FAES.

  10. Julio dice:

    ¡viva Aznar, arriba España!

  11. geoprobe dice:

    Las próximas elecciones pondrán a cada uno en su lugar (quiero decir que Rajoy no va a sacar ni pa pipas…)

Escribir comentario