»  LNE
29 d+00:00 septiembre, 2007

Noval

Por admin

Un año más, en esta ocasión a los ciento veinte de su nacimiento, Asturias rindió ayer homenaje a don Luis Noval y Ferrao, el cabo Noval, que falleció heroicamente en Marruecos en acción de guerra. Ahora dirían que en misión de paz.

El homenaje se celebró en la calle ovetense que lleva su nombre, muy cerca de Santa Susana, donde había nacido.

Noval era ebanista, se alistó en marzo y falleció en septiembre, y es que, capturado por el enemigo, intentaron utilizarlo como trampa para cruzar las filas españolas, pero el soldado carbayón gritó «¡Fuego! ¡Viva España!», salvando a los suyos y perdiendo la vida.

Bonitas palabras para morir: Fuego y viva España. Sobre todo, seguidas, y es que el amor a la patria no es cosa de estatuas o avestruces, sino de personas activas y encendidas, salvo que se tomen los afectos más profundos por paripé y cuento.

El homenaje fue sencillo y sentido. Presidió el delegado del Gobierno, Antonio Trevín, que canta «La muerte no es el final», el himno de la Guardia Civil, el himno de Infantería, el de Artillería y lo que sea necesario, como corresponde a un auténtico político profesional. Deberían tomar ejemplo otros.

Emociona ver desfilar a unos chavales que han jurado -prometido, jurado, prometido, jurado…- dar sus vidas por la libertad de todos. Y que las dan. Lo acabamos de ver hace unos días. Que entregan lo mejor que tienen por la libertad de todos los españoles y de otros ciudadanos que viven a miles de kilómetros, acosados por criminales de la peor especie. Emociona, y de ahí que emocione la bandera que simboliza esos ideales y la correspondiente entrega. «No quisieron servir a otra bandera», cantaban ayer, pero, como Bono censuró un párrafo, no pudieron completar el verso con el clásico «no supieron morir de otra manera».

Por cierto, hoy es el día de San Rafael, el que cura; San Gabriel, el que anuncia, y San Miguel, el que combate, el que acabó con aquella legión de demonios que, ciegos de soberbia, se revelaron contra Dios. Ustedes ya me entienden.

6 comentarios

  1. Antonio Cuestas dice:

    Patria, no olvides nunca a los que por ti mueren.

    Me ha gustado mucho la exposición del asunto. Por cierto que en Madrid, por las cercanías de la Pza. de Oriente, si no me falla la memoria se erigió un monumento en su honor.
    Fue realizado por Mariano Benlliure con los fondos de una suscripción abierta por una asociación de mujeres. En el pedestal, aparece grabada la siguiente inscripción: «Iniciado por mujeres españolas, se eleva este monumento a la gloria del soldado Luis Noval. Patria, no olvides nunca a los que por ti mueren».

  2. Liberal dice:

    Los Luis Novales de ayer, como las Reginas Otaolas de hoy, son los españoles ejemplares que nos hacen recordar que existe una nación, España, por cuya supervivencia hay que luchar, porque nos jugamos nuestra paz, nuestra libertad y nuestra democracia.

  3. Liberal dice:

    Los Novales de ayer, como las Reginas Otaolas de hoy, son los españoles ejemplares que nos hacen recordar que existe una nación, España, por cuya supervivencia hay que luchar, porque nos jugamos nuestra paz, nuestra libertad y nuestra democracia.

  4. Pandiella dice:

    Algunos, pocos, la verdad, que venimos de la izquierda que nos gobierna, la abandonamos porque quedamos hartos de su indeterminación respecto a España y de la connivencia suicida con los nacionalistas, auténticos reaccionarios que anhelan volver al Antiguo Régimen. Ahora, resulta que también somos fachas.

    Parece que el partido de Rosa Díez, una mujer lúcida, valiente, apunta modos interesantes pero, a estas alturas, ese empeño en reinventar la chorrada federalista…, en fin.

    Así que defender sin complejos España como única Nación Política sí es revolucionario.

    Y poner la bandera de España en el balcón un acto de rebeldía.

  5. Liberal dice:

    Pandiella, el partido de Rosa Díez es muy interesante, sobre todo para los españoles de izquierdas que no piden perdón por ser españoles. Ahora bien, hay que ser prácticos. Ante una situación de verdadera emergencia nacional como consecuencia de la debilidad del actual Gobierno ante el separatismo ( con el que no ha dudado en pactar las veces que ha sido necesario), ante tanto sectarismo, la alternativa es el PP. En circunscripciones como Madrid UPD puede sacar un diputado, pero en otras como Asturias, es imposible. Aquí tendrán representación PP y PSOE. Es triste, pero votar UPD aquí, en la práctica, es como no votar.

  6. Pandiella dice:

    Sí, de acuerdo, Liberal, la alternativa es el PP pero, reconociendo que este partido tiene en su haber el mejor presidente que nuestra reciente democracia ha tenido, entendiéndolo de manera funcional.

Escribir comentario