»  LNE
26 d+00:00 septiembre, 2007

Ni tanto ni tan poco

Por admin

No sé si el artilugio emblemático es el péndulo o la veleta. Me refiero, claro, a la España de nuestros días. La verdad es que los cambios son tremendos. Por ejemplo, entre aquella foto de Aznar con los pies encima de la mesa de Bush y la instantánea de ayer de Zapatero haciéndose el encontradizo -después de tres años y medio ninguneado- para al final decirle a Bush apenas un brevísimo «bien» y punto hay tal abismo que invita a sustituir el escudo de España por otro donde luzcan el péndulo y la veleta y quizá también algún que otro tinglado más en la línea de la variabilidad absoluta, por sorpresa, de forma aleatoria, discrecional y hasta caótica.

Los gustos, como las alegrías, van por barrios. A mí la escena de los dos pies encima de la mesa me pareció incluso menguada, aunque no se me escapa que para mucha gente resultó sencillamente escandalosa. La postura era lo de menos, lo importante es que subrayaba una confianza, una camaradería, una coincidencia de estilos y, lo que es aún más acusado, de políticas entre entre Aznar y Bush que para la progresía patria todopoderosa resultaba insoportable.

Aun así ¿no es mejor que la imagen de un Zapatero mendicante de saludos al vuelo de Bush?

Ni tanto ni tan poco dirán los ecuánimes. Pero me temo que en estas cosas no hay términos medios. O nuestro socio principal es EE UU o es Francia.

Llevábamos tres siglos en la órbita franca cuando Aznar dio uno de los volantazos más espectaculares de nuestra historia para ponernos en rotación yanqui. Pero Zapatero dio otro no menos radical contravolantazo para situarnos donde siempre y ahí estamos, en la orientación gabacha después de salirnos de la línea americana por la que apenas llegamos a transitar ocho años.

Ojo, que Francia se acaba de pasar a la vía de EE UU; así que España queda sola en el vagón de cola después de tantos y tales cambios.

8 comentarios

  1. Helios Pandiella dice:

    Así es, Neira, ni EE UU ni Francia. En la órbita de Cataluña.

    Y, después de Montilla, a saber.

  2. Chiesi dice:

    Si España quedase sola en el vagón de cola, no se preocupe, ya verá como pronto se nos llena el vagón de marras porque, de momento, no nos va mal ¿no?

    Y… otra cosa, señores de la derecha, rememorando una célebre frase, mas vale honra sin aliados que aliados sin honra. Por ahora nos hemos evitado la vergüenza de participar, aunque fuese como comparsas, en una carnicería de más de trescientos mil muertos e incontables heridos y afectados

  3. Liberal dice:

    Ya Chiesi, para carnicerías la dela primera guerra del golfo a la que fuimos con soldados de reemplazo. Para carnicería la del socialista Solaba bombardeando Belgrado. Para carnicería la de la antigua Yugoslavia donde también tuvimos tropas enviadas por los socialistas. Como todas esas son guerra sen las que participamos gracias a los gobiernos socialistas, ni se mentan.

    A España en política internacional le va muy mal porque tenemos al primer Presidente del Gobierno en democracia que no es capaz de tener una mísera reunión con el Presidente del país más importante del mundo, y con el que guste o no a algunos progres, es aliado de España. Ese es sólo un ejemplo de la incapacidad de la diplomacia española dirigida por ZP. Sin embargo con el islamista turco, y los dictadores venezolano y cubano, tenemos reuniones a diario. Ah bueno, y con el Presidente de Irán. Sí hombre, ese señor tan admirado por los progres españoles que dice cosas como que ” en Irán no hay homosexuales como en EEUU”.

  4. Helios Pandiella dice:

    Y es que la Paz no es neutral.

    Es lo que tiene 30 años de progresía boba.

    Vivimos el periodo político de los herederos ideológicos de los pacifistas que en 1939 también se oponían la intervención militar para acabar con el estado nazi. En la tribuna pública sólo tienen cabida los que contemporizan con los sátrapas, los colaboradores, por omisión, de las dictaduras sanguinarias y de los regímenes teocráticos.

  5. Mariano Contreras dice:

    Pensé que no lo decías. Francia ha resicitado y ha sabido ponerse en la esfera de o que le convienen. Simplificando, en este mundo no caben más de dos alternativas. O estás con occidente, con la libertad, la democracia, la defensa de los derchos humanos (que está fundamentada en la filosofía cristina), o estás con los extremistas religiosos intolerantes, anticuados (occidente ya pasó por eso y lo superó), dictatoriales y asesinos (que están fundamentada en el islamismo). Las medias tintas, el querer complacer a unos y otros solo conduce a quedar aislado. Pero ese es el camino de los fatuos y de los débiles… de los zetapés.

  6. Chiesi dice:

    Jo, ¡qué nivel!: “Francia ha resucitado”… “vivimos el periodo político de los herederos ideológicos de los pacifistas…”
    Menos lobos, caperu, que decía el clásico. Ahora toca contarle a la pobre gente de Irak la peli de que todo ha sido por su bien.
    Mientras tanto, el trío de la bencina (Bush, Blair y “Ánsar”) a lo suyo, a hacer sus negocios, a dar sus charletas y a que les escriban sus memorias.
    Y queda para los palanganeros del PP y el puñado de opinadores y tertulianos que dijeron en su día (¡qué terrible invento el de las hemerotecas!) que “Ánsar” habia sido el mejor presidente de la democracia, que se traguen el sapo o que sigan con el patético ejercicio de “sostenella y no enmendalla”.

  7. Helios Pandiella dice:

    La izquierda divina pos-franquista siempre se ha movido con soltura, reivindicándose libre, «ante todo demócrata», en el orden occidental liderado por Estados Unidos y al abrigo de la OTAN, en cuya órbita gravitan imbuidos de esencialismo pacifista.

    Tras años de dura lucha política, sus coches, segundas viviendas de fin de semana y demás bienes de consumo, que tanto contribuyen al desarrollo sostenible del planeta, les sirven como acicate para «tomar conciencia» de la realidad explotadora en la que viven. Por eso apoyan políticas de regulación masiva de emigrantes, solidarizándose con la mano de obra barata que crea la riqueza y recaudación necesaria para mantener su nivel de vida.

    «La izquierda está en contra de cualquier tipo de violencia», se les ha oído. ¿Sufriremos algún tipo de amnesia o enajenación mental los que hemos estudiado que una de las seña de identidad de las izquierdas, hasta hace poco, a la vuelta de la esquina de la historia, ha sido promover y organizar revoluciones, algunas armadas y cruentas?

    Efectivamente, Liberal, ¿qué decir de la todavía humeante participación logística en los bombardeos de Iraq de 1991, cuando el PSOE de Felipe González gobernaba? ¡Ah!, aquellos soldados de reemplazo enviados al Golfo Pérsico animados por Marta Sánchez. ¿Y el apoyo a los bombardeos de Yugoslavia, pocos años después?

    Con la inanidad ética del pacifismo, que encubre el acomodo encantadoramente burgués que disfrutan, preferirían al sátrapa Sadam, bajo cuya tiranía también murieron miles y miles de personas:

    100.000 y 180.00 kurdos desaparecieron entre febrero y septiembre de 1988; 3.000 y 5.000 civiles murieron gaseados en la aldea kurda de Halabja en un sólo día, el 16 de marzo de 1998, al más puro estilo nazi; brutal represión del levantamiento chií posterior a la Guerra del Golfo de 1991 que ocasionó 300.000 muertes, en su mayoría civiles, etc.

    Europeísta, la «gauche divine» se sienten más cerca de Francia —beneficiaria de la nueva «nación de naciones» española que tanto les entusiasma—, que del Imperio Yanqui —que es quien les hace el trabajo sucio—, la Francia que apoyó a ultranza a Sadam durante 30 años, intercambiando petróleo iraquí por misiles, cazas y tecnología nuclear franceses.

    La realidad no cabe en los esquemas ideológicos de mentes tan preclaras.

    La realidad debe ser fascista, entonces.

  8. Héctor Acebo Bello dice:

    ¿Le resulta “menguada” la imagen de haber participado, en contra de la opinión (nada más y nada menos que un 90%) del pueblo, en una masacre de millones de muertos?

    “La postura era lo de menos, lo importante es que subrayaba una confianza, una camaradería (…)” O sea, que las muertes son lo de menos… Supongo que se referirá a la masacre en la que se intervino sin el visto bueno de la ONU… Y encima mentiras. Todos estos años diciendo que habían intervenido gracias a la resolución de Naciones Unidas. Y el otro día, cuando a Rajoy no le quedó más remedio que admitir la verdadera realidad, que venía advirtiendo el PSOE tiempo atrás, muchos “neos” decían: “tiene que ser una equivocación de Rajoy, supongo que se referirá a que hacía falta ‘una segunda’ resolución…”

    Increíble. Si se justifican matanzas, ¿qué será lo próximo? Menos mal que nos queda la memoria, el método más eficaz a la hora de impedir que se vuelvan a repetir semejantes errores. La Historia los juzgará.

Escribir comentario