»  LNE
23 d+00:00 septiembre, 2007

División letal

Por admin

La izquierda es una o no es. Quiero decir que no sólo la fuerza sino la misma existencia depende de su condición holística. Gustavo Bueno lo explicó en su día: la crisis irreversible de la izquierda se inició con el maoísmo que dividió lo indivisible.

En España suenan las trompetas de una guerra fratricida progre no entre los partidos, que son meramente instrumentales o los sindicatos, pura antigualla, sino en el universo mediático, que es lo que de verdad cuenta a estas alturas de la historia.

Nada más apasionante que la guerra de televisiones en curso ya que, encima, circula a través de retransmisiones deportivas y cantidades astronómicas de dinero que se ingresan o vuelan. No es muy edificante, pero sí divertido y, sobre todo, luminoso si de saber lo que ocurre se trata.

Hace poco más de un año las cámaras ahora enfrentadas tenían los derechos de la selección de fútbol y como los negocios son los negocios lanzaron una campaña voluntarista de tal potencia que en sólo dos semanas convencieron al personal de que ahora sí, ahora la selección española iba a ganar el Mundial. La gente se echó a la calle. En la plaza de Colón de Madrid miles de ciudadanos seguían por pantallas gigantes los partidos mientras agitaban enardecidos centenares de banderas españolas. En un parpadeo, la rojigualda de los fachas y trasnochados, según el pensamiento políticamente correcto, se transfiguró en sagrada enseña nacional. Claro, la selección era tan mala como de costumbre y al poco quedó eliminada. Fue el mayor ejercicio de poder mediático que conozco, equivalente a la mítica retransmisión radiofónica de «La guerra de los mundos» a cargo de Welles.

A lo que iba, ni lo que pueda aun salir del 11-M, ni la crisis económica internacional, ni el terrorismo, ni el sudoku de los presupuestos puede ser tan letal para ZP como la división -mediática, claro- de la izquierda. Rajoy, venga ese puro.

3 comentarios

  1. Liberal dice:

    En los últimos días El País no deja de dar somantas de palos diarias al señor ZP, lo cual puede ser muy dañino para el PSOE. No obstante, no olvidemos que Aznar ganó con mayoría absoluta las elecciones de 2000, con PRISA en contra: sin darles una sola entrevista. También es verdad que luego premió a don Jesús Polanco, con el monopolio de la televisión digital. Quiero decir con esto que a veces hay medios que son menos influyentes de lo que se piensa. Desde luego, lo más influyente de todo es la televisión, que es un medio realmente masivo. Y ahí, el PSOE lo tiene todo a su favor. No sólo los telediarios, sino también el discurso retroprogre que inunda otros muuchos programas.

  2. ElSalmantino dice:

    Hombre, Javier. Me alegra comprobar que tus “Cien Líneas” han adquirido formato de blog en la edición digital.

    Un abrazo y al toro, como siempre.

  3. pepe dice:

    El poeta Filipides decia de la demagogia cronica que Estratocles dispensaba al dictador Demetrio: “Estaria loco, si no estuviera loco” (Plutarco, Vidas paralelas)
    Logicamente, Filipides fue desterrado de Atenas

    Nota: Estratocles hizo que “un año valiera un mes” para que Demetrio pudiera pasar en un mes los 3 estadios de los misterios de Eleusis (a la diosa Demeter), que, obligatoriamente, tenian que espaciarse 1 año como minimo.
    ¿No suena esto? (399=400)
    Historia magistra vitae

Escribir comentario