»  LNE
7 d+00:00 septiembre, 2007

Ópera

Por admin

La muerte de Pavarotti -un gigantón, idéntico a aquel Goliat que junto al capitán Trueno y Crispín hicieron las delicias de generaciones de críos- pone sobre la mesa datos que iluminan la más rabiosa actualidad asturiana.

Quiero decir que el gran tenor italiano desarrolló en los años setenta lo mejor de su carrera y que precisamente en esa década participó en siete funciones de ópera en el teatro Campoamor de Oviedo. Por algo Oviedo tiene el récord español de actuaciones del genio de Módena.

Datos luminosos. Oviedo estaba y sigue en la primera fila mundial de la ópera, ya que, así como Pavarotti, desfilaron y desfilan por aquí los mejores. Y como todo es de ida y vuelta, de aquí han salido también profesionales incluso del más alto nivel mundial, como el director de escena Emilio Sagi.

Por eso los promotores del cerco de Oviedo tienen especial inquina a la ópera del Campoamor.

En Asturias sólo hay una actividad en la primera fila planetaria: la ópera. La del Campoamor porque no sobra recordar que Pavarotti también actuó en los noventa en el Palacio de Deportes de Gijón pero cantando con micrófono, que es como si Indurain subiese el Tourmalet en moto.

Sólo la ópera. También cuento el entorno de música clásica, por eso aquí tenemos dos magníficos directores de orquesta internacionales, Max Valdés y Friedrich Haider, y se ha sabido acoger a un grupo de excelentes músicos rusos que tanto contribuyen a la calidad musical del Principado.

Si las autoridades nacionales tuviesen un mínimo de sentido y las regionales un gramo de cariño a Oviedo mimarían la ópera del Campoamor -que, ojo, es de toda Asturias- como una excepcional industria cultural. Sin embargo, ni agua.

Quizás en la permanente lucha contra las dificultades, zancadillas, boicoteos y golpes bajos resida el secreto de la vitalidad de la ópera de Oviedo acogida siempre en el Campoamor, que es ya pequeño, incómodo y antifuncional. ¿Para cuándo un nuevo teatro de ópera?

12 comentarios

  1. Javier Neira dice:

    Ohhhhhhh

  2. Epidemia dice:

    Los demás no tenemos la culpa de sus obsesiones así que deje de dar la lata

  3. Javier Neira dice:

    Todos somos esclavos de nuestras obsesiones, compañeru, o de lo contrario lo seremos de las de los demás. Tu eliges.

  4. Leire M dice:

    Para obsesion tonta la ópera donde pasas cuatro horas para tres gorgoritos y a precio de escandalo. Al que le interese que la pague de su bolsillo que a mi nadie me paga las vacaciones

  5. Somion dice:

    Asturias tienen un magnifico teatro de opera o dos incluso. En julio se vio con la estupenda opera Tosca que vimos en el patio de la LABoral y todavia mejor para la tempoirada de invierno es el teatro que se inaugurura enseguida. Hay que acercar la opera a los ciudadanos y no tenerla centralizada en Oviedo para cuatro señoritos

  6. ALICIA W. dice:

    LOS SEÑORITOS NUNCA HAN IDO A LA OPERA.AHORA EMPIEZAN Y POR ESO SE ABURREN Y NO LA SUBVENCIONAN.NADA MAS REVOLUCIONARIO QUE LA OPERA.SINI MICROFONOS,CLARO.

  7. Abrete Sesamo dice:

    ¿Que tienen que ver el culo con las témporas? Los señoritos son una invención de los señoritos y los microfonos son estupendos para la opera sobre todo para los tenorees malos. En un teatro caben 1.500 espectadores y en un campo de futbol 50.000 asi que gracias a los microfonoss se abarata la cosa muchisimo. El problema es que no hay 50.000 señoriutos sino millonees y entonces ¿donde los metemos? Lo mejor son los discos que ahora llaman CD y aun mejor los videos que ahora llaman DVD. Que nadie se engañe la opera para los operarios, el futbol para los aburridos y lo demas para los señoritos que son mayoria aplastante

  8. Javier Neira dice:

    El surrealismo siempre es divertido pero ¿por que Alciia W dice que no hay nada mas revolucionario que la opera? Verdi era un revolucionario pero no precisamente en cuestiones musicales y en cuanto a su revolucion politica me parece que deja bastante que desear. Por ese camino acabaremos proclamando ¡la ópera para el que la trabaja! y la verdad tampoco es eso.

  9. Turbion dice:

    A mi la operta me importa un bledo. Por eso me indigna que se convierta en el problema de Asturias. O que algunos listillos pretendan eso. ¿Al servicio de quien? Venga, que se os ve el plumero. Hay muchas necesidades y muchas cosas que arreglar y no gastar millones para que cuatro con abrigo de visón presuman en medio del hambre del mundo.

  10. Zósimo dice:

    A mi me importa, a mi no me importa y al de mas allá lo que sea. Menuda forma de argumentar. Solo importa el bien comun, los individuos no existen o simplemente son sombras del grupo, del colectivo, de la sociedad, de la clase social, de la humanidad. A ver si os enterais de una vez

  11. alacrán dice:

    La ópera es una maravilla y su urdimbre cultural está hechacon el afecto del pueblo mas llano: el primero que supo apreciar las historias cantadas y escenificadas para “que todos las entendiesen”,el público que se reía y se emocionaba con las tramas sencillas y caraicaturescas,donde las voces mas puras y emocionadas competían en su corazón. La historia de este arte completo y cantado no puede borrar los orígenes glriosos,tan incómodos para muchos de sus adoradores actuales.
    Los años la han ido alejando de las multitudes emocionadas y directas y se ha enclaustrado en los teatros del mármol y de la afectación: tal parece que la representación esté al otro lado del foso; este hecho no es un tópico de tinte clasista ,es lo que ha devenido ; el porqué no se me alcanza, pero las consecuencias han sido nefastas para los que alumbramos a entender la emoción oculta y nos maravillamos con esas voces de otro mundo.
    ¿Quién son los melómanos?, ¿Cuánto tienen de adquirido en las plateas? ¿Donde están la emoción y el fervor popular?.Difícil va a ser convencer a nadie cuando se discuten
    subvenciones,micrófonos,escenarios,ampliaciones y extensiones,..cada entendido en su cascarón aldeano y capitalino ,excluyente y sectario…y los políticos montando el pollo entre el clasismo,en rancismo y el marxismo-pavarotismo.
    ¿Es un intelectual mas arquitecto por ser melómano o es la arquitectura mas melómana por ser
    de Oviedo?
    ¿Se alcanza la inmortalidad debatiendo sobre un tempi o es que el ego no crece si no debatimos del tiempo que hace que no nos vemos?
    ¿Queda algo para los que debemos guardar cola ?..o ¡que nos den un vídeo!
    Pavarotti que estás en los cielos..danos paciencia para soportar este trance,ahora que ,con tu muerte, se va a recrudecer la batalla de las máscaras y de los mascarones..tú que disfrutaste ,de verdad, de la popularidad..admirado por todos, también por los ignorantes que lloraban y cantaban tus arias verdianas, sin saber de Verdi.

  12. Unodetantos dice:

    Con el insufrible dolor de quien no se lo espera y anegados entre un refulgente océano de luz sobre tanta ceguera cerebral, a no mucho tardar verán en Oviedo un nuevo Teatro de la Ópera como se merecen Asturias y su impresionante capital (muy a pesar de los camaradas-señoritospatanegra).

    Un saludo cordial y ánimo, D. Javier.

    PD: Para esta semana se recomienda vivamente “A mi burro, a mi burro le duele la cabeza”

Escribir comentario