Foto de Alicia &Acute;lvarez

Menú

Últimas noticias

SALTA

Por Alicia Álvarez (26 de mayo, 2015)

Salta! ¡Saaaaaaalta! ¡Qué saltes, te digo, guaja! ¿Es que no ves la cola? ¿No ves que están todos esperando?”. Y claro que los veía, ¡cómo no hacerlo si yo estaba en lo alto de un trampolín! Los veía a ellos, ordenadamente empapados, con les patuques juntes a la altura de las rodillas en claro signo de “me estoy meando” y con los bañadores goteando tanto que, más que mojados, parecían muertos de pena. Pero sobre todo, veía sus pequeñas caras de cabreo. Esas expresiones endiabladas que el gorro de baño mal puesto (demasiado arriba si se sale el pelo, demasiado abajo si se tapan las cejas) puede realzar hasta límites insospechados. ¡Vamos! que la dialéctica en esos momentos no era una opción viable, no digamos ya el intento de escaqueo.

Ahí solo había una elección Leer el resto de la entrada »

Categoría: ARTÍCULOS EN LNE | Comentarios(0) | mayo 2015 |

ASÍ GUSTARÁ MÁS

Por Alicia Álvarez (17 de mayo, 2015)

Lo que pasa es que la estás mirando sin mirar. Aunque estés a un palmo. Aunque esté tan cerca que te vaya a comer. Pero así es. Tú no la ves. Ni tampoco la escuchas, claro. Sí, llevas, no sé, quizás cinco, quizás siete minutos mirando fijamente la televisión pero obviando por completo la emisión. Y eso aunque haya paz en el hogar. Aunque los retoños (acune mediante, cuentos y chantajes varios) duerman ya hace un buen rato en su cuarto y en teoría, ese sea tu momento del día para entregarte a la evasión a través de la programación televisiva.

Aunque quizás sea eso, el relax de más, lo que ha hecho que hoy lleves mirando, no sé, quizás siete minutos -quizás más- el televisor sin reparar en que Leer el resto de la entrada »

Categoría: ARTÍCULOS EN LNE | Comentarios(0) | mayo 2015 |

ESTOS QUIEREN ALGO

Por Alicia Álvarez (24 de mayo, 2014)

Algo así. Sí, como cuando los actores hacen que abandonan un instante la escena que están interpretando y se dirigen cómplices a la audiencia, mirando directamente a cámara o al patio de butacas y rompiendo así la cuarta pared que protege y distancia al público de los intérpretes, y viceversa. Es, claro, una pared imaginaria porque, en el fondo, todos sabemos que lo que allí está pasando, en la escena, es una ficción consentida y consensuada. Aun así, cuando los personajes rompen ese pacto tácito y de repente te hablan, hay algo que se desordena.

Sí, te hablan directamente a ti, público-audiencia que repanchingado en tu sofá o semihundido en la butaca de la sala de cine, llevabas ya tiempo abandonado a la inactividad que produce la observación distante. Entonces, sorprendido, casi cazado, vas y ante su reclamo de atención, te pones medio recto y hasta piensas si tendrás en orden todo lo que tiene que estar en orden cuando eres interpelado: el pelo en su sitio, las gafas rectas, la bragueta abrochada… Leer el resto de la entrada »

Categoría: ARTÍCULOS EN LNE | Comentarios(0) | mayo 2014 |