Foto de Alicia &Acute;lvarez

Menú

Últimas noticias

OBVIEDADES Y EVIDENCIAS

Por Alicia Álvarez (19 de febrero, 2010)

Evidentemente, reseñar lo que es obvio puede resultar impertinente. Más si los ojos que ven la evidencia, es decir, lo que se encuentra o pone delante de ellos, son totalmente conscientes de lo que miran. De ahí que sea algo extraño encontrar tan simples afirmaciones recogidas en la prensa. Pero haberlas, haylas. Por ejemplo, la semana pasada el «Financial Times», diario muy crítico con la política económica del Gobierno español, titulaba su editorial tras el encuentro que mantuvieron sus responsables con la vicepresidenta Elena Salgado: «España no es Grecia». Una evidencia y también, claro está, una obviedad muy similar a la que unos días después recogían los medios asturianos. Esta vez se trataba de declaraciones de la consejera de Cultura del Principado de Asturias, Mercedes Álvarez, tratando de explicar la ausencia del presidente Areces a la inauguración oficial del año Xacobeo en Roncesvalles. Y lo hizo con la perla que publicó este diario el 12 de febrero y que paso a citar «El Presidente no puede estar en dos sitios a la vez». La frase hacía referencia a que Areces se encontraba en esa fecha en Bruselas defendiendo los fondos del comité de regiones, lo que a juicio de la Consejera explicaba (evidentemente) por qué no estaba junto a los otros siete presidentes de las comunidades por donde discurre la ruta jubilar en esta apertura oficial.
Pues bien, decía que la obviedad no es frecuente en la prensa, porque no sé a ustedes, pero a mí hay días que leer las declaraciones políticas me resulta casi más complicado que resolver un sudoku. Y lo malo es que en muchos casos ése suele ser el objetivo final. Una práctica fruto de esa «telecracia», en la que las palabras de los mandatarios son cuidadosamente confeccionadas por equipos de asesores para que éstas logren tener eco en la prensa. Una labor complicada, más si tenemos en cuenta que han de competir con las declaraciones de otros muchos representantes políticos que igualmente asesorados buscan la frase que abra la página del diario al día siguiente.
De ahí que declaraciones tan simplonas, tan obvias como que «España no es Grecia» o que Areces no tiene el don de la omnipresencia, acaben llamando más la atención que esas composiciones gramaticales en las que, además, se utiliza sin ton ni son la terminología de otros gremios como el de la salud mental. Pero Mercedes Álvarez, espontánea en su declaración, escogió al igual que el «Financial Times» la obviedad como explicación. Una justificación, presumiblemente menos preparada que la que ofreció la misma Consejera en la Junta General para aclarar la destitución de Pepe el Ferreiro, y que de nuevo se apoyó en el argumento con el que inicialmente explicó Cultura por qué lo retiraban del puesto. Es decir, por su «gestión burocrática anárquica», tal que yo me imaginaba al ex director del Museo de Grandas de Salime tirando papeles al aire, pegando chicles en las facturas y ordenando por algún método aleatorio los dossieres y memorias del museo. Y es que eso es lo que tiene no ser testigo directo de la realidad. Que por mucho que te lo cuenten no termina de ser una obviedad.

Categoría: ARTÍCULOS EN LNE | Comentarios(0) | febrero 2010 |

Escribir comentario